eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

José Tono Martínez

José Tono Martínez es un escritor español nacido en Guatemala en 1959, de padre vasco, exiliado, y de madre panameña, declamadora profesional. Hizo estudios de antropología social y cultural (UCM-Madrid, 1982) y se doctoró en filosofía (UAM, 1997). Fue miembro fundador de la revista La Luna de Madrid y director de la misma entre 1985 y 1987. Como comisario y gestor cultural ha dirigido fundaciones, centros culturales, museos, ongs y programas culturales y exposiciones en España y en otros países. Sus poemarios, libros de creación y de ensayo recrean, en parte, sus periplos, en ocasiones andando, y sus experiencias iniciáticas en España, Egipto, Marruecos, las Américas, La India, Grecia o China. Los últimos publicados son El rey de Ramnagar. Un viaje a India, publicado en 2017 en Ed. Polibea, y El Camino de Adriano (Un verano inglés), publicado en 2018 en Ed. Evohe-Didaska. Es un sensible conocedor de la cultura contemporánea española e iberoamericana, donde estuvo destinado diez años, en Estados Unidos y en Argentina (ICI-AECID). En la actualidad, acaba de presentar la obra de Leila Alaoui Los marroquíes, en Casa Árabe-PhotoEspaña 2019; y, por encargo del Consejo Jacobeo-MCyD, está dirigiendo el programa Historietas Jacobeas, 14 dibujantes recontando y renovando la imagen del Camino de Santiago de cara al X21.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 6

Floc, el perro de los Gallimard, tercera y olvidada víctima en la muerte de Albert Camus

Con motivo del 60 aniversario en 2017 de la concesión del Premio Nobel de Literatura al escritor Albert Camus, llevamos dos o tres años evocando, con numerosos artículos y ensayos, su muerte, producida a los 47 años tras el fatal accidente de automóvil del 4 de enero de 1960, en Sens, cerca de Villeblevin, en la Borgoña francesa, a unos 100 kilómetros al sur de París. A bordo y al volante del vehículo siniestrado iba Michel Gallimard, director de colección La Pléiade; de copiloto iba el todavía reciente Premio Nobel del 57, Camus; y en los asientos traseros viajaban otros dos miembros de la familia Gallimard: Janine, esposa del editor y sobrina de Gaston Gallimard, el dueño de la editorial, y Anne, la hija de ambos, Anushka para Camus. Pero en el auto había otro ocupante, que aquí nos interesa mucho, olvidado por las crónicas literarias y mundanas.

Los cinco ocupantes viajaban en un exclusivo modelo Facel-Vega Excellence, vehículo de lujo de cuatro puertas, de más de cinco metros de largo y con motor de ocho cilindros Chrysler, del cual solo se harían poco más de 150 vehículos, dado su alto precio. Se trataba de una auténtica berlina de la época, que debía impresionar por las carreteras regionales de Francia. Aquel día de enero, en el que regresaban de las vacaciones de Navidad que habían pasado en la Provenza, en la casa que había adquirido Camus, debía viajar con ellos el poeta René Char, que al final decidió regresar en tren. Dicen que su envergadura le salvó, ya que, al ser tal alto, era difícil su acomodo junto al resto de la partida de amigos. También regresaban en tren los dos hijos de Camus y su mujer.

Seguir leyendo »