eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

María Galán

Es presidenta de la Asociación de Traductores, Correctores e Intérpretes. Tras pasar por las vocalías de Formación y de Prácticas Universitarias, es la actual presidenta de Asetrad. Además, es representante de Asetrad ante la Federación Internacional de Traductores (FIT) y la Red Vértice.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 4

El intérprete, el gran olvidado en zonas bélicas

Del mismo modo que el periodista es el altavoz de historias, pequeñas o grandes, el notario de los hechos que ocurren a nuestro alrededor, el intérprete es la voz de los demás, sus ojos, su visión. Es el puente entre dos culturas, dos mundos tan diferentes como, en muchas ocasiones, opuestos y contrarios. Es quien da forma a las ideas y a los deseos de quien habla. Pilar de Luna y Jiménez de Parga, que fue magistrada del Juzgado de lo Penal número 29 de Madrid, definió en una ponencia al intérprete judicial como una «especie de actor que ha de interpretar el papel de una persona que puede ser privada de libertad durante muchos años». Y añadió que «de ahí la importancia que tiene conocer el verdadero significado de una cosa o equivocarlo», «interpretar correctamente un gesto o desfigurarlo, trasmitir o cambiar su sentido, y saber dar o no el correcto significado a las palabras, actitudes y gestos del acusado». Concluyó diciendo que «traducir palabras es traducir culturas»ۘ.

Pero no siempre la importancia del intérprete es entendida de la misma manera. Y si no que se lo digan a los cientos, por no decir miles, de intérpretes en zonas de conflicto, en guerras, donde no solo tienen que «traducir palabras» o culturas, sino que tienen que evitar ser identificados políticamente. En esas zonas, y desde muchos frentes, se olvida que el intérprete no es parte interesada, no pertenece a ninguno de los bandos en conflicto. Es un trabajador que desempeña una labor profesional, incluso se le podría considerar como un cooperante en ciertas situaciones.

Seguir leyendo »