eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Pedro Pozas Terrados

Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio. Naturalista, investigador, ecologista y animalista, escritor.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 77

¿Maltrato animal en el Zoo Aquarium de Madrid?

Proyecto Gran Simio ha tenido conocimiento de la Operación 404, una investigación enfocada en la cautividad de animales a través de la que la organización internacional Sea Shepherd Conservation Society ha investigado delfinarios en muchos lugares del mundo. Entre ellos el Zoo Aquarium de Madrid, donde descubrieron que dos delfinas, Lala y Guarina, presentan lesiones cutáneas y el resto sufre graves problemas oculares. Sea Shepherd ha aportado pruebas fotográficas y de vídeo de todo ello. Lala tiene úlceras dermatológicas en forma de cráter y Guarina, una gran úlcera en la boca, con pérdida de piel en el extremo superior de ambas mandíbulas. Los otros siete delfines del Zoo Aquarium de Madrid permanecen con los ojos medio cerrados, posiblemente por reacción al cloro e incluso por conjuntivitis.

Todo ello ha sido explicado por el veterinario malagueño Agustín González tras estudiar las pruebas presentadas por Sea Shepherd. Su informe se ha incorporado a la denuncia que Proyecto Gran Simio ha interpuesto frente al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), al considerar que se está cometiendo un presunto delito de maltrato animal, recogido en el artículo 337 del Código Penal, y se está incumpliendo la Ley 31/2003 sobre conservación silvestre en los parques zoológicos. En el informe veterinario se señala también que, a pesar de sufrir las patologías mencionadas, se obliga a los delfines a seguir trabajando en cada espectáculo, sin tener la opción de ser ubicados en una zona tranquila y limpia hasta su recuperación.

Seguir leyendo »

Los tapanuli: los últimos homínidos

En 1997, una expedición descubrió una población aislada de orangutanes en la región de Batang-Toru, en el distrito Tapanuli Central, Norte y Sur de la isla de Sumatra (Indonesia). Esta población se encontraba aislada en un pequeño número de fragmentos selváticos que suman un total de alrededor de 100.000 hectáreas. En los primeros estudios realizados por esa fecha, se constató que se trataba de una población especial e incluso algunos investigadores proponían calificarla como subespecie de la población existente al norte de Sumatra Pongo abelli. En 2013 se estudió un orangután muerto recientemente en la zona y se comprobó que su cráneo tenía diferencias palpables al resto de los existentes en Sumatra y Borneo, además de ser más pequeño, esbelto, diferencias en sus dientes y con más pelo en todo el cuerpo.

Hasta el momento eran solo dos especies de orangutanes que habitaban  en Indonesia y Malasia, los del Norte de Sumatra y Pongo pygmaeus de la isla de Borneo. Pero para asegurarse de que estos orangutanes encontrados en una zona aislada de Sumatra separada por al lago Toba de sus compañeros del Norte eran diferentes al resto de las dos especies existentes en Indonesia, había que estudiar su genoma.

Seguir leyendo »

El Cabildo de Tenerife contra los grandes simios

Una vez más, la política ha sentenciado la vida animal, ignorando el verdadero sentir de la población, ignorando los apoyos de los hombres y mujeres de ciencia, sin empatía, que por desgracia se está perdiendo en nuestros cargos electos como si ello fuera el sello de sus asientos de poder. Una vez más, se llevan a cabo unas votaciones por intereses de partido, sin tener el más mínimo conocimiento de lo que han votado ni para qué lo hacen, solo una o dos palabras que rigen el destino de sus decisiones y el orgullo de sentirse poderosos y por encima de la ciudadanía.

Podemos presentó el pasado 19 de octubre una moción para instar al Gobierno central a la aprobación de una Ley de Grandes Simios que, ya en el 2008, hace una década, fue aprobada en el Congreso de los Diputados y automáticamente guardada en el cajón de la Moncloa (que, por cierto, debe de estar a rebosar).

Seguir leyendo »

El CITES en España, bajo sospecha

El Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre, más conocido como Convenio CITES, busca preservar la conservación de las especies amenazadas de fauna y flora silvestres mediante el control de su comercio. Fue firmado en Washington el 3 de marzo de 1973 por 21 países, entrando en vigor en 1975. En la actualidad se han adherido 183 Partes, es decir, casi todos los países del mundo. La adhesión de España al Convenio CITES se efectuó el 16 de mayo de 1986.

La Secretaría de Estado de Comercio, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, explica que el “Convenio CITES establece una red mundial de controles del comercio internacional de especies silvestres amenazadas y de sus productos, exigiendo la utilización de permisos oficiales para autorizar su comercio. Por tanto, la protección se extiende a los animales y plantas, vivos o muertos, sus partes, derivados o productos que los contengan; es decir, también se protegen las pieles, marfiles, caparazones, instrumentos musicales, semillas, extractos para perfumería, etc. elaborados a partir de especímenes de especies incluidas en el Convenio”.

Seguir leyendo »

En defensa de la Tierra

Hace cuatro décadas, en numerosos países del mundo se crearon organizaciones medioambientalistas y animalistas con la intención de paliar y reducir lo que la sociedad humana estaba originando a gran velocidad: la destrucción de nuestro medio natural y la extinción de especies.

Por aquel entonces, esos grupos que levantaron su voz en defensa de la biodiversidad de nuestros ecosistemas y por la protección animal, fueron tildados por los gobiernos y una gran parte de la sociedad de movimientos hippies que querían destruir el progreso alcanzado por la humanidad. Los tachaban de antisociales, de radicales, de comunistas, de querer ir contra el bienestar de los ciudadanos, de exigir la vuelta a las cavernas. Eran críticas infundadas que correspondían a una campaña organizada por los Estados de medio mundo, quienes consideraban las acciones activistas de protesta pacífica un estorbo para sus políticas destructivas contra el medio ambiente, llegando incluso a acusarlas a estas organizaciones de ecoterroristas.

Seguir leyendo »

La gorila Koko me hizo llorar

"Si bien existe una diferencia abismal entre el hombre y los demás animales, podría decirse que ese abismo no es más profundo que el que separa a unos hombres de otros". Galileo, 1630.

Seguir leyendo »

La realidad del planeta de los simios

Una vez más, El planeta de los simios, en su tercera entrega moderna (La guerra del planeta de los simios), nos adentra en un mundo violento donde tanto los primates como los humanos primates se lían a tiros para conquistar la verdad de cada cual, y muestra todo lo malo que el ser humano lleva en la sangre: el horror y la guerra contra todo homínido que no caiga rendido bajo los pies del Homo sapiens.

Seguir leyendo »

Un genocidio anunciado: los grandes simios se extinguen a causa de la destrucción humana de sus hábitats

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) solo ha puesto en la lista roja de especies en peligro crítico de extinción al orangután de indonesia (las dos subespecies) y a dos subespecies de gorila (la oriental y occidental). Sin embargo, el gorila de montaña, que tiene un censo aproximado de 800 individuos y, peor aún, la subespecies de gorila del Río Cross, que habita en Camerún, con solo 200 individuos repartidos en nueve poblaciones asiladas entre sí, no han sido catalogados como en peligro crítico, al igual que los chimpancés y bonobos.

Para Proyecto Gran Simio, todas las poblaciones de Grandes Simios (bonobos, orangutanes, chimpancés y gorilas) se encuentran en inminente peligro de extinción. Sus poblaciones están siendo diezmadas por numerosas causas; entre otras y la principal, por la deforestación masiva de las selvas tropicales donde habitan. Esta destrucción, sin precedentes en la historia de nuestro planeta, está provocando además que aumenten de forma alarmante el cambio climático y la emisión de CO2, al desaparecer los grandes reservorios de este gas que son retenidos por los bosques tropicales.

Seguir leyendo »

La Unesco debe declarar a los grandes simios 'Patrimonio Vivo de la Humanidad'

Los grandes simios (bonobos, orangutanes, chimpancés y gorilas) se encuentran en inminente peligro de extinción. Sus poblaciones están siendo diezmadas por numerosas causas. Entre otras, y la más principal, por la deforestación masiva de las selvas tropicales donde ellos habitan. Esta destrucción, sin precedentes en la historia de nuestro planeta, está haciendo además que aumente de forma alarmante el cambio climático y la emisión de CO2, al desaparecer las grandes reservas de este gas que son retenidos por los bosques tropicales.

Además de esta gran pérdida de ecosistemas, fundamentales para la vida de la Tierra, los grandes simios están incluidos dentro de la familia de los homínidos y comparten con los seres humanos, además de un mismo ancestro común, numerosas capacidades cognitivas iguales a las nuestras.

Seguir leyendo »