eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Silvia Melero

Periodista freelance. Colabora con varios medios y coordina los proyectos Luto en Colores, Desinstrumentados y Cómo lo Cuento. Es autora de los cuentos La vida de Sira y Desinstrumenatdos (la magia de los instrumentos insólitos).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 50

Los hijos del poliamor crecen: "La otra pareja de mi madre forma parte de mi familia"

Amalia y Jaime se casaron y formaron una familia en los años 70. Tuvieron hijos y también otra pareja cada uno: otras dos relaciones estables que mantienen hoy en sus vidas desde hace casi cuatro décadas. Cuenta la historia su hija Muriel. “Cuando yo tenía ocho años notaba cosas, uno se iba un fin de semana y nos quedábamos con el otro y al revés. Ellos querían hablar conmigo, yo sabía sobre qué pero no les dejaba”. Finalmente, cuando tenía nueve años, le explicaron que cada uno tenía otra pareja. “Nunca lo han ocultado. Todo el mundo lo ha sabido siempre y han logrado un respeto y aceptación tremendos en la familia y los amigos”. 

Para Muriel no fue fácil, era una niña en los años 80. “Yo era pequeña, no tenía otros referentes, como mucho en el colegio empezaba a haber algún caso de padres divorciados pero nada similar a lo de mis padres. Sentía que mi familia era muy rara. Hasta los 17 años nunca se lo conté a nadie, no quería que pensaran mal”. Lo vivió muy sola y con bastante cacao mental. “Lo cierto es que mis padres se han querido siempre mucho y, además, querían cada uno a otra persona. Esto es así”. A día de hoy, con casi 70 años de edad, Amalia y Jaime siguen con sus respectivas parejas. “De hecho la otra pareja de mi madre es padrino de mi hermana, forma parte de mi familia desde siempre, hay comidas en las que estamos todos. Hacen cada uno sus viajes de vacaciones con cada relación, se organizan. No son sus amantes, son sus parejas”. 

Seguir leyendo »

Hola Cristina Cifuentes, ¿nos pagas tú la rehabilitación privada de mi abuela?

Quizá a Cristina Cifuentes no le interese lo que sucede en los hospitales públicos de la región que ella gobierna, pero se lo voy a contar. Mi abuela acaba de cumplir 96 años, vive en Madrid pero nació en un pueblo de Segovia. Es de esas mujeres campesinas que se rompieron el lomo labrando la tierra, segando, recolectando. Pertenece a ese ejército de mujeres que alimentaron al mundo y que hoy lo siguen haciendo. Atesora, además, el conocimiento y el saber que solo puede tener quien casi ha vivido un siglo. ¿No le parece rentable, Cristina Cifuentes?

Mi abuela siempre ha estado muy bien de salud. La verdad es que no ha hecho mucho gasto sanitario, eso le gustará a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Pero, mira por dónde, ahora sí hace gasto. ¿Por gusto? No, porque lo necesita. A mi abuela le dio un ictus cerebral hace un mes. Le cuento, Cifuentes, algunas pinceladas. 

Seguir leyendo »