eldiario.es

9

Verónica Pérez

Es Secretaria general del PSOE de Sevilla, diputada en el Parlamento Andaluz y miembro de la mesa parlamentaria como secretaria primera.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 142

Buen viaje Joselín

Nunca imaginé que llegaría el momento de despedir para siempre a José porque él era en sí mismo pura vida, esa vida que consumía intensamente en cada una de las caladas de sus interminables cigarros.

Ha querido el destino que su marcha coincidiera con el 134 aniversario del nacimiento de Blas Infante, padre de la patria andaluza, y este hecho no deja de tener simbolismo en sí mismo. El 5 de julio es un día marcado en el calendario de la historia de nuestra tierra y es también un día de cita inexcusable en el Parlamento de Andalucía para honrar la memoria de quien tanto marcó nuestra autonomía en un acto institucional tan solemne como sencillo. Desde este año, ese día también será un día de recuerdo para quien convirtió el Parlamento andaluz no sólo en su casa, sino en su vida, durante 18 años como fue José Muñoz.

Seguir leyendo »

Carta abierta a Ana Oramas

Estimada señora Oramas,

La política en España y también fuera de nuestras fronteras soporta desde hace tiempo el descrédito de una sociedad que ha sufrido en sus carnes las duras consecuencias de la crisis y que, a menudo, no ha encontrado en la política una solución a sus problemas. Los ciudadanos están cansados de confrontación, están cansados de que algunos representantes públicos, incapaces a veces de resolver sus demandas, les utilicen e, incluso, les ofendan con el único objetivo de sacar algún rédito político.

Seguir leyendo »

La pesadilla aún no ha acabado

"Contadlo, por favor, contad lo que aquí pasa". Ese era el mensaje en el que reiteradamente nos insistía Julio, un español de un pueblecito de Guadalajara, cocinero profesional que, una vez jubilado, decidió irse hasta Lesbos para ayudar a los que no tienen nada. Allí ha fundado la asociación Acción Directa Sierra Norte, que cada día le da de comer a unos 200 refugiados del campo de Karatepe. Atiende a los más vulnerables, sobre todo menores y familias con necesidades nutricionales específicas porque la comida que él proporciona es sustancialmente de mayor calidad y más nutritiva que las que distribuyen las autoridades griegas.

Lo sé porque lo comprobé el lunes por la noche, cuando fuimos a la sede de su entidad a celebrar la alegría de saber que se había hecho justicia con Quique, Julio y Manolo. Allí cenamos la comida que Julio había cocinado ese día para los refugiados porque hasta la celebración fue un baño de realidad. Una ensalada con taboulé, pollo y huevo que estaba francamente buena. Para poder comprobar la diferencia entre una comida y otra también probamos las raciones que se les da al resto de refugiados, tanto de Karatepe como de Moira. Incomestible, sólo soportable cuando el hambre agudiza. 

Seguir leyendo »

#Cuéntalo

Confieso que no encuentro las palabras exactas que me permitan describir las emociones y sentimientos que se me agolpan desde que conocí la sentencia de La Manada. Asco, dolor, rabia, indignación, ira, vergüenza..... Y es que todas ellas se me antojan insuficientes e incompletas. 

Normalmente me resulta casi imposible digerir aquello que no entiendo. Y prometo que no lo entiendo. No entiendo cómo alguien, que en este caso es el responsable de administrar justicia, puede argumentar que no fue una violación. No entiendo que sea la actitud o el comportamiento de la víctima, y no la acción de los agresores, la que determine el tipo de delito. No lo entiendo. 

Seguir leyendo »

Una sonrisa eterna

Confieso que no tengo palabras para expresar el dolor que nos ha provocado tu pérdida, Carme. Confieso que aún no me hago a la idea de no tenerte.

No has sido una mujer cualquiera, has sido una mujer excepcional y eso hace que también sea excepcional el sentimiento de vacío que nos dejas porque nos dejas huérfanos de tu sonrisa, esa sonrisa que ya es eterna...

Seguir leyendo »

Una deuda con las mujeres

Ser mujer no se elige, pero serlo te obliga a ser fuerte. Fuerte para soportar continuos desprecios y humillaciones a los que cada día hacemos frente en forma de "micromachismos". Fuerte para asimilar que siempre se nos exige más, porque las varas de medir que se nos aplican nunca son las mismas.

Fuerte para soportar ser observadas permanentemente y que se someta a juicio público cada una de nuestras decisiones. Fuerte para poder escapar de los roles que la sociedad nos tiene asignados de forma premeditada y decidir con libertad sobre nuestra propia vida. Fuerte, en definitiva, para sobrevivir en un mundo que nos niega ser iguales.

Seguir leyendo »

Una política sin odio

En el último mes he escuchado, leído e incluso sufrido más insultos de los que había conocido en mis 38 años de vida. Si toda la energía, el tiempo y el talento que muchos invierten en insultar en el estercolero que algunos pretenden convertir las redes sociales lo emplearan en hacer algo productivo, estoy convencida de que a este país le iría mucho mejor. Y es que parece que en los últimos tiempos la legítima discrepancia política y el enriquecedor debate ideológico se ha reducido al simplismo intelectual que, lejos de argumentos, se pervierte desde la descalificación y la zafiedad.

Recurrir al insulto es el más claro síntoma de no disponer de argumentos ni capacidad dialéctica suficiente para mantener un debate riguroso y sereno, propio de una democracia sana y saludable como debería ser la nuestra. La banalidad y la simpleza que algunos han hecho suya empiezan a abrirse paso para instalarse en nuestras conciencias aunque ofrezcamos resistencia.

Seguir leyendo »

La buena política

Creo en la POLÍTICA… en la buena política, en esa política que es un instrumento útil al servicio de la ciudadanía, la que busca soluciones a los problemas reales. Creo en esa política que es una magnífica herramienta para transformar la realidad y cambiar la vida de la gente. Creo en esa política útil que mira las dificultades para afrontarlas y superarlas, en esa política de los argumentos, de los razonamientos y de la ideología. Creo en la buena política y reivindico su utilidad como condición necesaria e imprescindible a su razón de ser.

No hay nada más útil que servir a lo público defendiendo siempre el interés general frente al particular. No hay nada más útil que la aspiración legítima y honesta de la política de mejorar la existencia de aquellos a los que debe servir.

Seguir leyendo »

Se llamaba Aylan Kurdi: recuérdenlo siempre

Se llamaba Aylan Kurdi y con tan sólo 3 años perdió la vida mientras viajaba con su familia huyendo del miedo y la barbarie que supone la guerra. Su madre y su hermano le acompañaron en ese viaje sin retorno al que un mar enfurecido los condujo frustrando su búsqueda de la paz. No era la paz de la muerte la que buscaban cuando decidieron emprender la aventura de escapar de su país para encontrar un futuro mejor.

A estas alturas todos conocemos hasta el más mínimo detalle de la trágica historia de Aylan y su familia, pero por mucho que sepamos hoy de esta historia la olvidaremos pronto. Olvidaremos cómo se llamaba, olvidaremos su edad, olvidaremos la fecha en la que ocurrió e incluso la playa que fue testigo del atroz desenlace. Olvidaremos, sin duda, olvidaremos…olvidaremos porque olvidar es la mejor cura del alma ante el sufrimiento.

Seguir leyendo »