eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Víctor David López

Periodista, editor y traductor. Colaborador para eldiario.es en Suramérica. Colaborador de Radio Nacional de España. Autor de los libros "Marcelo, el último lateral izquierdo" (Al Poste, 2017), el poemario "¿Yo soy tu madre o tú eres la mía?" (La Vida Rima, 2016), "Maracanã, territorio sagrado" (Ediciones Ambulantes, 2014), y coautor en las obras colectivas "Brasil salta a la cancha" (Ediciones Ambulantes, 2016) y "Brasil, Golpe de 2016" (Ediciones Ambulantes, 2016). Traductor de clásicos de la literatura brasileña como "El alma encantadora de las calles", de João do Rio (2011) o "El cementerio de los vivos", de Lima Barreto (2014).
  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 736

Trump recibe a Bolsonaro: Venezuela y acuerdos militares sobre la mesa

Washington y Brasilia, Trump y Bolsonaro, un encuentro por el que nadie habría apostado hace tres años pero que es la realidad de los nuevos tiempos. En noviembre de 2016, Trump llegaba al poder en Estados Unidos mientras al sur del continente, Brasil dejaba atrás los Juegos Olímpicos entrando de lleno en la era Temer. El que fuera vicepresidente de Dilma Rousseff, apartada de su cargo, gobernaría el país dos años más hasta agotar la legislatura. En ese momento pasó casi desapercibido, pero el entonces diputado federal Jair Bolsonaro felicitó a Trump por su victoria y aprovechó para lanzar una profecía: "Ha vencido aquel que ha luchado contra todo y contra todos. En 2018, Brasil por el mismo camino".

Ser comparado constantemente con el presidente de EEUU era algo que halagaba a Bolsonaro durante la precampaña y la campaña electoral de 2018. Perseguía a conciencia el símil, aunque al principio alguno de sus contrincantes en los comicios le colocó frente a otro espejo: "Proyecto de pequeño Hitler tropical", le llamaba el candidato Ciro Gomes, que acabó sintetizándolo en "nazi hijo de puta". Ya era tarde. La velocidad crucero que alcanzó Bolsonaro en septiembre del año pasado le ha llevado a la cita soñada, en la Casa Blanca. Allí estarán frente a frente por primera vez los dos líderes.

Seguir leyendo »

Armas para profesores, la apuesta de Bolsonaro para acabar con la violencia tras el tiroteo en una escuela de São Paulo

La primera idea que ha planteado el bolsonarismo tras la masacre de la escuela Raul Brasil, en Suzano (São Paulo) es la de armar a los profesores y al resto de empleados de los centros educativos. Si hubiese armas en las aulas, según el senador Sérgio Olímpio (Partido Social Liberal, la agrupación del presidente Jair Bolsonaro), se habría "minimizado el efecto de la tragedia" que hoy llora todo el país. Olímpio, un policía militar, sugiere aplicar violencia contra la violencia, una tesis repetida sin cesar el pasado año en un país cuya agresividad está fuera de control desde hace tiempo. Los últimos diez cuerpos encontrados sin  vida se unen a una lista de más de medio millón de asesinatos en lo que va de década.

Más allá de la motivación del tiroteo, aún en investigación en base a los precedentes de los criminales Guilherme Taucci Monteiro (17 años) y Luiz Henrique de Castro (25 años) y sus experiencias de vida –se está evaluando la influencia del acoso escolar–, llama la atención la manera en la que la clase política ligada a la extrema derecha echa más leña al fuego y aviva una espiral de violencia ya prácticamente inabordable en Brasil. El mismo senador Olímpio, antes de enterarse de las edades de los autores del crimen, también aprovechó la oportunidad para exigir otra vieja proclamación: que los adolescentes puedan ser juzgados como adultos porque "los delincuentes no tienen edad".

Seguir leyendo »

El feminismo brasileño tropieza con la ultraderecha y el evangelismo del gobierno de Bolsonaro

Con un presidente condenado a indemnizar a una diputada por decirle que no la violaría "porque no se lo merece" y con una ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos que declara que a las feministas no les gustan los hombres "porque son feas" y "porque ninguno se ha querido casar con ellas", es nítida la cuesta arriba que el movimiento feminista va a tener que afrontar en Brasil durante los próximos cuatro años.

Jair Bolsonaro y Damares Alves son las dos figuras políticas que resumen el 8 de marzo brasileño, día en el que el feminismo tropieza contra la ultraderecha y el evangelismo. La diputada Maria do Rosário (Partido de los Trabajadores) donará los 10.000 reales (2.325€) que le debe Bolsonaro: "Distribuiré cada céntimo entre entidades que protegen a mujeres víctimas de violencia".

Seguir leyendo »

Carnaval anti Bolsonaro: los sambódromos se llenan de todo lo que odia el nuevo gobierno de Brasil

A las cuatro y cuarto de la madrugada del martes apareció en la pista del sambódromo de la avenida Marqués de Sapucaí el desfile más esperado en muchos años de Carnaval en Río: "Historia para acunar adultos". Era el punto culminante de un ambiente general marcado por la respuesta social y la rebeldía alegre en el arranque del primer carnaval de la era Bolsonaro. Las pasarelas de Río de Janeiro y São Paulo se llenaron de espectáculos inspirados en ideas y conceptos que el líder de la extrema derecha y sus seguidores menosprecian.

El Brasil representado en el carnaval de Río por la Estação Primeira de Mangueira se llama Dandara, como la esclava que se convirtió en guerrera, y ya desde lejos se veía llegar un indio gigante presidiendo uno de los carros alegóricos. El rostro del país se describe en este samba como el de un indio cariri. Con 3.500 integrantes en acción, la agrupación etiquetó de invasión lo que siempre se ha vendido como descubrimiento, y honró a los que fueron de acero en los años de plomo de la dictadura militar.

Seguir leyendo »

El estado brasileño que hace frontera con Venezuela declara una emergencia sanitaria

Más de la mitad de las camas de los hospitales del estado brasileño de Roraima están acogiendo hoy en día a ciudadanos venezolanos y hay mil ochocientos kilómetros de frontera –cerrada por uno de los lados– que hay que atender, pero esto solo es la cúspide de los efectos secundarios de la crisis entre Brasil y Venezuela.

Roraima viene renqueando durante los últimos años, hasta que la frágil coyuntura política, social y humanitaria del país vecino lo ha llevado al límite. Primero se vio superado por la llegada de decenas de miles refugiados venezolanos; luego fue objeto de una intervención federal por parte del gobierno de Michel Temer, y ahora su gobernador ha declarado oficialmente la emergencia sanitaria.

Seguir leyendo »

El entorno de Marielle Franco rechaza la versión policial de su asesinato: "Debe de haber alguien muy influyente al mando"

A punto de cumplirse un año del asesinato de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco y su chófer, Anderson Pedro Gomes, la familia y sus compañeros de trabajo niegan con rotundidad el móvil oficial sugerido por la investigación. Temen que los "agentes del Estado" implicados, como aseguró en su día Raúl Jungmann, exministro de Seguridad Pública, estén en un escalón tan alto que sea imposible resolver el caso.

Desde que se conocieron los primeros datos del rumbo de la investigación, el móvil de los asesinatos ha sido la labor de Marielle Franco en zonas reprimidas al oeste de la ciudad, donde podría haber entrado en conflicto con las milicias paramilitares, que controlan la región y cuya actividad delictiva incluye la falsificación de títulos de propiedad de tierra.

Seguir leyendo »

Desprotección y riesgo ante la menstruación en la miseria de las calles de Río de Janeiro

Una intensa convivencia profesional con pacientes esquizofrénicos fue el punto de partida. La actriz Fernanda Maia, creadora del proyecto 'Rua Vermelha' (Calle Roja), compartió muchas horas con personas sin hogar golpeadas por brotes psicóticos y aprendió a escuchar la violencia que narran. "Imaginé que debería ser todavía más difícil para una mujer, debido a las especificidades de género, como menstruar, por ejemplo". Nadie tiene en cuenta lo que duelen los cólicos y las piernas cuando estás sin rumbo por el centro de Río de Janeiro o lo contaminada que puede llegar a estar el agua con la que esas mujeres se lavan la vulva.

Con las primeras conversaciones, Maia comprendió que en Brasil no hay ni rastro de "políticas públicas que se preocupen por necesidades tan básicas como estas", y preparó la estructura de un documental que evidencia esta marginación. Entonces apareció Carmen, que hace trece años se echó a la calle siguiendo a su hijo porque el barrio donde vivían cambió de dueños y él pertenecía al comando narcotraficante derrocado. Le intentaron matar y se refugió en el anonimato del centro de la ciudad. Su madre fue tras él. Duermen donde pueden.

Seguir leyendo »

El Ejército brasileño intenta calmar el deseo de Bolsonaro de endurecer la posición sobre Venezuela

La tensión dialéctica entre el Brasil de Bolsonaro y la Venezuela de Maduro ha ido ganando amperios con el paso de los meses, y fue parte fundamental de la campaña electoral del nuevo presidente brasileño. En el momento de la verdad, con la crisis venezolana entrando en un punto de no retorno, ha tenido que ser el Ejército brasileño el que ha salido a contener su deseo de endurecer posturas.

En Brasil, también Venezuela ha sido utilizada como arma política arrojadiza. Bolsonaro lo ha usado durante años para golpear al Partido de los Trabajadores, siempre cercano al chavismo, y fundador del Foro de São Paulo, el espacio de pensamiento de la izquierda latinoamericana, que según él es la amenaza comunista para la región, así como cuna de criminalidad.

Seguir leyendo »

Doce millones de metros cúbicos de lodo tóxico: todo vale en el negocio minero de Brasil

La destrucción que a su paso están dejando los más de doce millones de metros cúbicos de lodo tóxico de residuos de hierro, sílice, amoniaco y aluminio procedentes de la fractura de la balsa de residuos mineros Córrego do Feijão (Brumadinho, Minas Gerais) dará que hablar durante décadas, igual que nunca ha dejado de estar en boca de todos la compañía minera Vale, con sede en Río de Janeiro, responsable de los hechos.

Por el momento se ha confirmado el fallecimiento de 110 personas, y se estima el número de desaparecidos en 238 desaparecidos. Tras una semana de búsqueda exhaustiva por supervivientes, evitar que esos dos guarismos se fundan en uno solo es casi una utopía. Poco más de tres años después de los cincuenta millones de metros cúbicos de la tragedia de Mariana, también en Minas Gerais –y que alcanzó el estado de Espírito Santo–, arrastrando hasta el río Doce aludes de arsénico, plomo y mercurio, con un saldo de 19 muertos, el nuevo drama dispara las conjeturas: la compañía Samarco, administradora de aquella explotación, pertenece a Vale y BHP Billiton (Australia-Reino Unido) a partes iguales.

Seguir leyendo »

Jair Bolsonaro, más de quince años defendiendo y legitimando a las milicias paramilitares

La primera vez fue el 12 de agosto de 2003. Al menos la primera vez en público, como diputado federal y en sede parlamentaria. Parecía un llamamiento. "Mientras el Estado no tenga el coraje de adoptar la pena de muerte, el crimen de exterminio, a mi entender, será muy bienvenido", discursaba Jair Bolsonaro en la Cámara de los Diputados. El estado de Bahía estaba siendo golpeado en aquellos tiempos por comandos semejantes a los narcotraficantes, con el mismo nivel de extorsión y de violencia, plantando cara a estos e implicando a agentes del Estado. "Si no hubiera espacio para ello en Bahía, pueden ir a Río de Janeiro. Si de mí depende, tendrán todo mi apoyo".

Las milicias paramilitares existen en Brasil casi desde que existen los comandos de narcotraficantes –años 70–, pero comenzaron a organizarse mejor y a ganar popularidad a mediados de los 90. El estallido de Bahía en 2003 provocó que la problemática aterrizará en el Congreso Nacional. En Río de Janeiro la palabra "milicia" empezó a formar parte de las pautas de seguridad pública y de las portadas de los periódicos en 2004, meses después de aquel discurso de Bolsonaro.

Seguir leyendo »