La portada de mañana
Acceder
La celebración en el chat militar tras la carta el rey
Los expertos piden concienciar sobre los riesgos de las cenas de Navidad
Opinión - La "dictadura" contra la que merece la pena dar la vida, por Ignacio Escolar

El Gobierno de Canarias tiene un Plan

0

Canarias sí lo hizo. Mientras Madrid o Cataluña ponen la zancadilla a sus propios ciudadanos, Canarias pactó el pasado día 23 de octubre un acuerdo para mantener el barco a flote durante los próximos meses.

El Parlamento de Canarias aprobaba el Plan de Reactivación Social y Económica de Canarias, prácticamente con apoyo de todo el pleno. Hubo un partido que no lo apoyó y fue el Partido Popular. En Canarias tenemos un Partido Popular sin rumbo, que sólo abarca cierto poder en La Palma y Lanzarote, careciendo de liderazgo más allá de la sombra de un Asier Antona más pendiente del Senado que del Parlamento de Canarias.

El consenso en pandemia se hace lógico y llevadero, por una simple razón; son tantas las cuestiones que nos igualan, las prioridades que nos persiguen de la misma manera, que a los partidos les cuesta mucho plantear opciones diferenciadoras que pongan el acento a sus propuestas. Ciudadanos insiste en que llegue ya el complemento al cese de actividad de marzo a todos los autónomos, mientras Podemos ha conseguido asegurar un mayor esfuerzo en las prestaciones sociales asociadas a la Consejería de Derechos Sociales.  

El que quiera diferenciarse hoy está dentro de una lógica absurda y contraproducente. Ahora los problemas son siempre los mismos, no sirve de nada querer diferenciarse. Estamos en una pandemia. Todos tenemos el mismo problema y su solución está enfocada a soluciones muy claras que mitiguen los efectos que está dejado nuestra vida a medio hacer durante ya varios meses.

Estamos en una situación única, que precisa del apoyo y colaboración de todas las fuerzas políticas para sacar adelante el proyecto de reactivación con enfoque social del Gobierno de Canarias. Hoy, es prioritario, independientemente del color político, arropar al gobierno de Ángel Víctor Torres en esta tarea.

En otras comunidades la crispación es la normalidad, sin embargo, en Canarias gozamos de una línea de entendimiento entre la mayoría de las organizaciones políticas representadas en el Parlamento. La verdad, da gusto verlos pactar, parecemos cualquier país europeo, mientras otras comunidades están tirándose de los pelos absurdamente.

Esta tendencia es tradicional en Canarias. Somos una comunidad que nunca ha vivido una mayoría absoluta en el Parlamento, donde las diferentes vivencias de cada uno de los territorios insulares no han sido obstáculo para encontrar puntos de acuerdo entre los distintos partidos.

El Plan Reactiva Canarias prevé una inversión para las Islas de 5.000 millones de euros, aproximadamente un 10% de todo el dinero que se mueve en el Archipiélago durante un año.

¿Qué quiere decir reactivar para el Pacto de las Flores? Para nuestro Gobierno reactivar quiere decir, primero; asegurar que mantenemos la máquina funcionando, asegurar los derechos sociales, las políticas de vivienda, la cobertura sanitaria y los servicios más básicos; y segundo, implementar políticas de innovación y mejoramiento de aquellos sectores que pueden hacer de Canarias un lugar más próspero en el futuro, hablamos de turismo, energías renovables o fomento de espacios para el empleo deslocalizado, los llamados trabajadores NOMAD, por citar algunos ejemplos.

Además, a diferencia de otras experiencias de ideas maravillosas que salen de nuestro Parlamento, este plan tiene un mecanismo de fiscalización propio, que irá dando nota de cómo se irá orientando la gestión del gasto, y cual es será el destino pormenorizado de esos 5.000 millones de euros para mantener las Islas a flote.

A este Gobierno no le falta voluntad para tratar de afrontar una pandemia que trastocaría la vida de cualquier destino turístico de primer nivel. Mis dieces. Eso sí, la pregunta que me hago, y sin vacilar un segundo, es: ¿hasta cuando creen que vamos a estar así? Canarias no da muestras de poder abrirse paso en un sistema económico que no pase por la explotación del sol, el mar y el paisaje.

¿Podremos hacerlo mejor en los años que vienen? 

Hace no mucho leía al diplomático palmero Moisés Morera sobre lo que serían fantasías en boca de cualquier paria. Comenta ilusiones, sobre tener en las Islas espacios universitarios de centros de educación superior europeos y americanos, sobre dignificar las condiciones de nuestra oferta turística, convirtiéndola en una más exigente con nuestro privilegiado entorno. También escribe abrir nuevos espacios en el mundo de las energías renovables, remarcando la necesidad de orientar la formación de nuestra gente hacia los sectores capaces de medrar en nuestro territorio. Cualquiera lleva hablando de esto durante años, pero se lo oyes decir a Moisés Morera y te lo empiezas a creer.

En conclusión, que nuestro Plan Reactiva promete mucho. Está enfocado a la necesaria colaboración el sector privado, y proporcionará desde lo público un paraguas para el sostenimiento de nuestra sociedad en las mejores condiciones posibles. Se agradece, porque hacía mucho tiempo que esta tierra no tenía un gobierno tan sensible con los cualquiera como este que vivimos.

Ya conocemos la respuesta del sector público canario a esta pandemia. Es seria y contundente. ¿Cuál será la del privado? Sin la implicación de todos los actores, la economía y la vida de este Archipiélago no va a cambiar sustancialmente. Soy de los que les gustaría que esta sociedad funcionase como órgano que nos prometía Maturana en El Árbol del Conocimiento. ¡Hagamos!

Etiquetas
Publicado el
30 de octubre de 2020 - 12:38 h

Descubre nuestras apps

stats