eldiario.es

9
Menú

El caos del kaos exige dimisiones

- PUBLICIDAD -

El ayuntamiento de Telde en enero, y el de Las Palmas en septiembre de 2016, aprobaron mociones, sin votos negativos, contra los “circos con animales”. Se hacían así eco de los nuevos tiempos que exigen respeto para la naturaleza, animales y plantas.

Sorprendió por ello que Cirkus Kaos trajera a escondidas a tres tigres, un león y una pantera. Al principio lo negó, llegando a afirmar que eran “de peluche”. Cuando se descubrió la mentira, Inma Medina, concejala concernida y responsable de adaptar la Ordenanza Municipal a la moción votada por unanimidad, reconoció que al no haberse aprobado aún, no podía impedirse la instalación en el municipio del circo con animales, a pesar de prohibirlo expresamente la moción votada el 30S.

A muchos nos pareció una muestra de desidia o ineptitud, e incluso corrieron sospechas de que se había actuado, a sabiendas, para permitir la venida del circo representado por el conocido militante del PSOE Sergio Peñate. Este socialista siempre ha estado detrás del veto del PSOE a legislar conforme a lo que se está haciendo en todo el mundo civilizado. Sorprende también el empeño de Augusto Hidalgo en considerar que un zoo marino pueda ser la “joya de la corona” que abra la ciudad al siglo XXI… cuando occidente está cerrando acuarios y circos por principios éticos y porque ya no son rentables. Aquí los consideramos el colmo de la modernidad. ¡El colmo!

Lo que ya no sorprende, sino escandaliza, es que se ha repetido la operación en Telde, con el agravante de que ha transcurrido más de un año sin desarrollarse la moción. Nos encontramos así con el esperpento de que la concejala responsable, Gloria Cabrera (CC) “ruega” al Kaos que “no saquen muchos animales”, lo que no deja de ser patético.

¿Por qué no se han desarrollado las Ordenanzas? ¿Son “papel mojado” las mociones municipales? ¿Son tontos nuestros concejales o nos toman por tontos?

Quiero ser bien pensado y desechar la idea de que todo ha estado bien planteado para contentar a la vez a los animalistas y a los empresarios que siguen haciendo negocios de la explotación animal. Pero las alfombras rojas que les ponen en la isla a los Kiessling pueden hacer pensar lo contrario… Si hubo desidia o ineptitud en el proceso de aprobación de la ordenanzas, malo; si hubo otra cosa, peor. Si los supuestos “Ayuntamientos del Cambio” quieren conservar la poca credibilidad progresista que les queda, alguien debería dimitir inmediatamente. La concejala de Telde, recién llegada, no debe ser culpada de algo que es responsabilidad de la alcaldesa Carmen Hernandez. Cosa que no ocurre con Medina. Ambas deben irse.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha