eldiario.es

9

El necesario entendimiento entre Sánchez e Iglesias

He asistido entre triste y cabreado a las sesiones de investidura en el Congreso de los Diputados que se han desarrollado entre gritos, abucheos, interrupciones, carteles ofensivos, llamadas al transfuguismo, amenazas, invocaciones al Ejército para que dé un golpe de Estado, y la Iglesia Católica pidiendo que recemos para que ganase la coalición progresista. La triple derecha de la Coalición del Apocalipsis ha demostrado una vez más su falta de respeto por la democracia, por las más mínimas reglas del juego parlamentario. El comportamiento fascista de los diputados del Partido Popular, Vox y Cs fue especialmente virulento cuando tomó la palabra la diputada Mertxe Aizpurúa, de EH Bildu, hasta el punto de que la presidenta del Congreso tuvo que recordar que la libertad de expresión y la pluralidad ideológica son derechos constitucionales, y ni así conseguía calmar a la banda de presuntos terroristas políticos enloquecidos por lo que les venía encima, y fue muy blanda Meritxell Batet porque debió haber expulsado del hemiciclo a tres o cuatro forajidos.

Después de la victoria de la coalición progresista saludada con un emocionado “sí se puede, sí se puede” por la bancada del PSOE y de Unidas Podemos, ahora tendrán que prepararse Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para una legislatura en la cual los escándalos y abucheos serán constantes y no habrá ni un día de tregua en la ofensiva a muerte de la caverna mediática y de los poderes fácticos del Estado, incluida la Iglesia Católica, que nos mandará a rezar diez Padrenuestros y diez Ave María todos los días.

Es evidente cómo ha arrancado esta legislatura, con amenazas a los diputados que apoyan al Gobierno, con llamamientos al Ejército para que dé un golpe de Estado, con invitaciones escandalosas de la tonta del bote Inés Arrimada al transfuguismo político, con la utilización del dolor de las víctimas del terrorismo etarra, que ya no existe, y siempre la coalición del apocalipsis lo está recordando… Todo vale, recurrir a Felipe Borbón, que ahora tiene su mayor amenaza en estos fanáticos que quieren apropiarse la monarquía franquista/borbónica para su uso exclusivo, sin caer en la cuenta de que el PSOE también la defiende y, de momento, Unidas Podemos la soporta democráticamente.

El Gobierno ahora se la juega en varios frentes: en Catalunya, donde tras el 1 de octubre de 2015 los jueces han dejado un problema mayor que el que ya había; en la economía, con la desaceleración cuando todavía las clases más débiles no se han recuperado de la anterior crisis; en las políticas medioambientales, donde no hay tiempo que perder; en las políticas de igualdad; y en las expectativas de sus votantes, especialmente los de Unidas Podemos, que tendrán que asumir algunos deseos no realizados. Pero el gran punto débil del Gobierno será la relación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, porque los electores de izquierda perdonarán algunos errores, pero no una guerra interna en el Gobierno progresista, y es evidente que el entendimiento entre ambos es imprescindible. Sigo teniendo claro que este Gobierno se pudo haber conseguido en 2015, y que lo impieron el IBEX 35, el periódico El País, los poderes fácticos del Estado, como le reconoció Sánchez a Jordi Évole en La Sexta, pero ahora es cuestión de un profundo aggiornamento político.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha