eldiario.es

Menú

La política sí que es cosa nuestra

- PUBLICIDAD -

Y es que al igual que las elecciones, este tipo de "debates" siempre se salda con el mismo resultado: los correspondientes políticos actúan siguiendo un guión con el objetivo de superar el trámite argumentando toda clase de mentiras y pequeños logros, prometiendo mejorar el presente, acusando a sus oponentes políticos de todo para desviar la atención y sobre todo, procurando aparentar que representan al conjunto de la población y no a los intereses particulares de la clase dominante.

En cambio, a pie de calle en la ciudad, lo verdaderamente importante es la victoria de los trabajadores de Guaguas Municipales, que aunque no implique la deserción definitiva de los planes privatizadores de la administración de Saavedra, si que es destacable el compromiso que ganaron peleando los trabajadores al recoger las reivindicaciones generales de estos, y al menos en el presente, la ofensiva privatizadora ha sido detenida.

La unidad y determinación de los trabajadores de la empresa, así como el apoyo recibido por parte de los vecinos de la ciudad, entre otros factores, ha sido clave para la resolución favorable del conflicto.

Y tras la victoria de los guagüeros, un día después el martes 24 de marzo, en el Puerto de La Luz y de Las Palmas tuvo lugar una carga policial contra los estibadores que se manifestaban contra el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que conlleva el despido de 170 trabajadores el día 1 de abril. El resultado de la represión policial fue la de un estibador herido que tuvo que ser trasladado al hospital.

Estas dos noticias resumen de algún modo lo que se está viviendo en Canarias, esto es: despidos masivos, miedo a ser despedido, privatizaciones, abandono de los servicios públicos y represión contra los trabajadores.

Todos perciben la incapacidad de los actuales políticos que gobiernan para solucionar los problemas que nos aquejan. Mayoritariamente, el pensamiento de los canarios y las canarias es que "todos los partidos son iguales". Igual de corruptos, incompetentes y mentirosos.

Los partidos políticos que representan los intereses de la burguesía colonialista se han ganado progresivamente desde el inicio de la etapa democrático-burguesa, el total descrédito de los trabajadores. Normal después de tanta explotación, recorte de derechos y libertades y corrupción.

Con el actual modelo dependiente alcanzar el objetivo del pleno empleo es una utopía. Esperar a que nos resuelvan los problemas quienes los han provocado siguiendo las directrices fijadas por la burguesía española es un suicidio para el pueblo canario. Tenemos que cambiar el chip y tomar conciencia de clase. Asumir que es el conjunto de los trabajadores y trabajadoras quien tiene la sartén por el mango. Quien verdaderamente, si decide ser partícipe activo, puede provocar un cambio en Canarias. Una transformación revolucionaria.

* Militante del Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias (PRCC)

David Delgado

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha