Los técnicos de Hacienda son reticentes a la subida del IGIC, por "regresiva"

Sede de la Agencia Tributaria Canaria en Santa Cruz de Tenerife

EFE

La asociación de técnicos de Hacienda Gestha, que celebra en Tenerife su decimosexto congreso nacional, considera que las reformas fiscales deben basarse en los impuestos directos, por ser progresivos, y no en subidas regresivas de los impuestos indirectos como el IGIC, tal y como ha previsto el Gobierno de Canarias en sus presupuestos para 2020.

El Gobierno de Canarias aprueba el presupuesto para 2020, con un aumento del 12% en políticas sociales

El Gobierno de Canarias aprueba el presupuesto para 2020, con un aumento del 12% en políticas sociales

El presidente de Gestha, Carlos Cuadrado, no quiso analizar al detalle las subidas fiscales en Canarias, pero con carácter general señaló que los técnicos de Hacienda propugnan "dar mayor protagonismo a la imposición directa", de carácter progresivo, que a la indirecta, de carácter regresivo y que afecta sobre todo a las personas con menos ingresos.

El Gobierno de Canarias ha propuesto al Parlamento subir el IGIC del 6,5% al 7%, eliminar las bonificaciones fiscales en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones a partir de 300.000 euros y aumentar los tipos marginales del IRPF en un punto a rentas superiores a 90.000 euros y en dos puntos a rentas superiores a 120.000 euros, entre otras medidas.

La subida del IGIC "podría entenderse como una acción coyuntural y a corto plazo" en un momento en el que no hay presupuestos del Estado y es preciso mantener el gasto público, dijo Cuadrado, pero añadió que los técnicos son partidarios de tocar antes la imposición directa.

En cualquier caso, los técnicos de Hacienda defienden una reforma fiscal general que garantice la suficiencia y la progresividad y que permita mantener los servicios públicos, dijo Cuadrado.

Consecuencias del Brexit

En cuanto a las posibles consecuencias de un Brexit duro en Canarias, el portavoz de Gestha en las islas, Carlos Fernández, indicó que el principal riesgo es la depreciación de la libra frente al euro, porque afectaría al turismo.

También hay peligro para las exportaciones de tomate al Reino Unido, que tras salir de la Unión Europea podría optar por otros mercados, y para la importación de papas a las islas, en el caso de que la UE pusiera trabas a las importaciones británicas.

Carlos Fernández también señaló que es preciso resolver algunos problemas aduaneros en Canarias que afectan sobre todo a las importaciones por parte de pequeñas y medianas empresas, autónomos y también a particulares, relacionados por las malas prácticas o falta de transparencia de empresas transportistas.

El portavoz de Gestha lamentó que en el caso de las exportaciones apenas se usen los mecanismos de simplificación, que solo se utilizan en un 2% de las declaraciones.

Etiquetas
Publicado el
24 de octubre de 2019 - 15:33 h

Descubre nuestras apps

stats