eldiario.es

9

El Hierro Ahora El Hierro Ahora

El Hierro entra en la Fase 2 con la mirada puesta en un nuevo modelo: "No podemos volver a los empleos precarios de un turismo esclavizante"

El agricultor y portavoz de la asociación ecologista Ossinissa, Samuel Acosta, advierte que "si por el entusiasmo de reabrir la Isla al turismo hay un brote de coronavirus, será como un incendio en un pastizal" 

El Centro Etnográfico y Lagartario del poblado de Guinea, en La Frontera, abrió hoy sus puertas al público en el primer día de El Hierro en la Fase 2.

El Centro Etnográfico y Lagartario del poblado de Guinea, en La Frontera, abrió hoy sus puertas al público en el primer día de El Hierro en la Fase 2. EFE/ Gelmert Finol

Aunque para el resto de los habitantes de El Hierro este lunes es diferente a los anteriores por el comienzo de la Fase 2 de la desescalada, para Samuel Acosta es un día normal. Además de ser el portavoz de la asociación ecologista Ossinissa, es agricultor, por lo que incluso durante el confinamiento su rutina ha permanecido intacta ya que ha podido desplazarse a pie hasta sus cosechas en El Mocanal para cuidar sus tierras y su ganado. Para él, el campo es la alternativa al modelo turístico que ha sustentado hasta el momento la economía canaria en general y la herreña en particular. "Pueden seguir viniendo visitantes, pero en menor cantidad, con más calidad y de forma más sostenible. No podemos volver a los empleos precarios de un turismo que será cada vez más esclavizante", asevera. 

En los núcleos poblacionales de El Hierro, que ha servido de avanzadilla del desconfinamiento junto a La Graciosa, La Gomera y Formentera, algunos comercios se deciden a abrir. A partir de esta semana, no solo podrán habilitar el 50% de sus  terrazas, sino que también podrán prestar servicios en mesa en su interior. Sin embargo, la actividad económica resurge poco a poco ante la ausencia de conexiones con el exterior y, por tanto, de turismo. Solo un vuelo diario conecta a la Isla con el aeropuerto de Tenerife Norte. 

Los centros turísticos, según ha informado Efe, como el Lagartario, el Poblado de Guinea, el centro de interpretación del Árbol Garoé o el Mirador de La Peña han reabierto hoy... "aunque de momento sea con la voluntad de que los herreños conozcan mejor su Isla". 

Acosta ha explicado a esta redacción que la actitud de la población está dividida. Por una parte, los mayores, que después de más de dos meses encerrados en casa viven un día a día marcado por el miedo al virus, el estrés y la incertidumbre. "Salen poco a poco a pasear acompañados por familiares que cuidan que no nadie se les acerque", explica el agricultor. En el otro lado de la balanza se encuentran los habitantes que se han "relajado" con la posibilidad de salir y que no cumplen "ni de lejos" con las distancias de seguridad. 

El envejecimiento de la población herreña sumado a las carencias sanitarias son, desde el punto de vista de Samuel Acosta, debilidades que ponen al territorio en riesgo de despoblación: "Si cometemos ese error y por nuestro entusiasmo de reabrir la Isla al turismo sufrimos un brote de coronavirus, será como un incendio en un pastizal". 

En este contexto y tras este parón de la economía, el territorio se topa con una oportunidad de renovar el modelo, pero para Acosta este cambio no se dará: "El Gobierno de Canarias está en una huida hacia delante, empecinado en retomar el turismo. Es lo que pasa si cuando se sientan en la mesa solo tienen al otro lado a grandes empresarios hoteleros".

Desprestigio del campo

El agricultor lamenta que, en un territorio con grandes oportunidades para la soberanía alimentaria y la sostenibilidad como es El Hierro, el campo haya sufrido un desprestigio constante. "Trabajar la tierra se ve como algo negativo, pero realmente es lo único que en circunstancias como esta crisis sanitaria te puede garantizar que no te faltará comida". 

Para él, esto conduce a altos índices de malnutrición y de pobreza. "Toda la comida que recibimos viene de fuera", señala. En el caso de las familias en situación de vulnerabilidad que dependen de ayudas sociales, se ven abocadas a "mendigar por una bolsa de comida basura", viendo golpeado tanto su estado de salud como su autoestima. 

Apoya a Canarias Ahora

Necesitamos tu apoyo para poder seguir informándote. La crisis del coronavirus ha supuesto un duro golpe para todos los medios de comunicación, incluido este. Pretendemos evitar cualquier tipo de recorte que suponga una merma en la calidad de la información que nos demandas. Pero para eso, necesitamos tu respaldo.

Apoya a Canarias Ahora

Síguenos en Telegram para no perderte las últimas novedades de la crisis del coronavirus

Suscríbete a nuestro boletín para estar al día de lo que pasa

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha