La portada de mañana
Acceder
Un cambio de Pfizer y la falta de previsión ponen en riesgo miles de vacunas
Cifuentes se sienta en el banquillo con una agenda desaparecida dos años
Opinión - Entre lo urgente y lo importante, por Esther Palomera

El vicepresidente del Cabildo de Fuerteventura, Alejandro Jorge: “No seré yo quien ponga en jaque el Pacto de las Flores"

Sede del Cabildo de Fuerteventura

Agencias

0

El presidente de Nueva Canarias en Fuerteventura y vicepresidente del Cabildo majorero, Alejandro Jorge, ha asegurado este jueves que no dimitirá como consejero en la corporación para facilitar una moción de censura a Blas Acosta, presidente del Cabildo, y ha insistido en que no será él quien “ponga en jaque el Pacto de las Flores en el Gobierno de Canarias”.

Jorge ha aclarado de esta forma que no favorecerá con su voto ni con su dimisión una moción de censura contra el presidente del Cabildo, Blas Acosta, del PSOE, que desde el pasado 22 de diciembre gobierna en minoría tras cesar a los consejeros Marcelino Cerdeña, de Unidos por Betancuria (UPB), y Sergio Lloret, de Asambleas Municipales de Fuerteventura (AMF), por no presentarse al pleno cuando se votaban los presupuestos.

La ausencia de los dos consejeros impidió al grupo de gobierno sacar adelante las cuentas para 2021 y abrió la puerta a una crisis de gobierno que, llegado el caso, podría acabar en una moción de censura contra Acosta con los apoyos del Partido Popular, Coalición Canaria y AMF.

En los últimos días, fuentes de Nueva Canarias han confirmado que AMF, partido con el que concurrió a las últimas elecciones, ha presionado a la organización nacionalista para obligar a Alejando Jorge a dimitir en el Cabildo majorero.

Por su parte, la diputada Sandra Domínguez, a su vez presidenta insular de AMF, ha abandonado el grupo parlamentario del partido de Román Rodríguez para pasar al grupo mixto, un movimiento que permitiría promover una hipotética moción de censura contra el Gobierno que preside Ángel Víctor Torres.

De acuerdo con el reglamento de Canarias, Domínguez Hormiga pasa a ser diputada no adscrita y mantendrá esa condición durante el resto de la legislatura, a no ser que decida reincorporarse al mismo grupo parlamentario que ha abandonado y este lo acepte.

Como diputada no adscrita, Sandra Domínguez mantiene sus derechos individuales como parlamentaria y podrá pertenecer a la comisión que determine la Mesa de la Cámara.

En cuanto a sus retribuciones, tendrá derecho exclusivamente a las percepciones económicas individuales, si bien la Mesa podrá asignarle los medios materiales que considere adecuados para el cumplimiento de sus funciones.

Tras la salida de Sandra Domínguez, el grupo de Nueva Canarias se queda con cuatro de sus cinco componentes iniciales: Román Rodríguez (también vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias), Luis Campos, Esther González y Carmen Hernández.

Si Alejandro Jorge dimitiera “estaría rompiendo" el llamado Pacto de las Flores y "faltando a su palabra”, ha apuntado el vicepresidente del Cabildo majorero durante una rueda de prensa en la que ha hecho balance de la ejecución presupuestaria de 2020.

Jorge ha insistido en que “nadie cuente con su participación para ir en contra del presidente del Cabildo majorero”.

La posición de Alejandro Jorge obstaculiza la presentación de una moción de censura contra Blas Acosta, puesto que AMF aspira en la negociación con Coalición Canaria y Partido Popular a ostentar la Presidencia del Cabildo de Fuerteventura a través del consejero Sergio Lloret, número dos en la plancha electoral de la alianza AMF-NC.

El vicepresidente primero de la institución majorera ha recalcado que “Alejandro Jorge y Nueva Canarias tienen un compromiso con los majoreros y no se van a mover del Cabildo de Fuerteventura”.

Jorge ha insistido en que “Fuerteventura necesita transparencia” y ha matizado que los miembros de la institución, ya sea oposición o gobierno, “deben ser claros y, sobre todo, responsables con la situación que vivimos y lo mal que lo están viviendo los que están fuera de estas paredes”.

Alejandro Jorge ha dejado claro que la situación en la que se encuentra la institución insular, sin haber podido aprobar las cuentas de 2021, se debe a la actitud de Sergio Lloret y Marcelino Cerdeña.

De esta manera, ha acusado a Lloret del retraso de la entrega de los presupuestos a los grupos de la oposición, pues “estuvo más de un mes para entregar su propuesta de presupuestos al Cabildo”, a la vez que ha señalado que el consejero de Promoción Económica, Manuel Hernández, estuvo un mes esperando poder reunirse con él.

Por su parte, el vicepresidente segundo, Andrés Briansó, de Podemos, grupo al que todas las quinielas dejan fuera de un posible nuevo gobierno en el Cabildo majorero, ha manifestado que la formación morada solo estaría en el gobierno de la isla “con la actual configuración, de corte progresista, y no con conservadores y conservadores nacionalistas”.

El también responsable insular de Cultura y Patrimonio Histórico ha mostrado su “desesperanza” al ver que “ciertas personas se acercan a la política más por intereses personales que por interés común”.

Etiquetas
Publicado el
14 de enero de 2021 - 15:32 h

Descubre nuestras apps

stats