El Cabildo elabora un estudio socioeconómico para evaluar las consecuencias de la Covid-19 en la Isla

Terrazas de la Calle Apurón de Santa Cruz de La Palma.

El Cabildo de La Palma, a través de la Consejería de Promoción Económica, Empleo y Comercio, que dirige Raquel Díaz, trabaja en la elaboración de un informe que analice “en profundidad y cuantifique con datos objetivos el impacto socioeconómico de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 en la Isla”, informa en una nota de prensa.

Raquel Díaz apunta que el objetivo principal de este proyecto es detectar cuáles son los principales indicadores económicos y sociales de la crisis y realizar una estimación aproximada de su evolución en los próximos meses. “Esta iniciativa, unida al estudio que actualmente estamos llevando a cabo con las organizaciones empresariales, nos ayudará a establecer medidas específicas que contribuyan a paliar las consecuencias de la pandemia en La Palma, así como formular políticas orientadas a promover la reactivación económica”, explica.

El informe, que se elaborará a lo largo de los dos próximos meses,   se apunta en la nota, evaluará un amplio abanico de indicadores económicos y sociales sobre la situación actual, a través de la recopilación de recursos estadísticos, bibliográficos y trabajos de campo. Asimismo, analizará el impacto que la crisis sanitaria ha tenido en el empleo a nivel insular, por sectores de actividad y realizará una prospección en diversos escenarios de recuperación y con el máximo nivel de desagregación posible.

La consejera explica que este informe, cuyo resultados se darán a conocer públicamente, forma parte del conjunto de acciones impulsadas desde el Cabildo Insular, y más en concreto desde el área de Empleo, “para tratar de paliar los efectos negativos que está teniendo la Covid-19, tanto en el día a día de la ciudadanía como en la actividad empresarial, y contribuir en la medida de lo posible a hacer más llevadera la situación económica de la Isla en una etapa compleja, en la que la incertidumbre está a la orden del día y los empresarios necesitan el apoyo y la unidad de las administraciones para garantizar la pervivencia de sus negocios”.

“Crear frentes comunes, incentivar el consumo local y diseñar conjuntamente medidas objetivas a favor de la economía y el desarrollo insular con la dificultad añadida que van a suponer las restricciones económicas y presupuestarias que vamos a sufrir las instituciones públicas en 2021, son sin duda algunos de los retos más inmediatos a los que tendremos que hacer frente en un escenario en el que las políticas estratégicas con el empresariado son claves para revertir la situación”, concluye la consejera.

Etiquetas
Publicado el
14 de octubre de 2020 - 14:08 h

Descubre nuestras apps

stats