La concentración parcelaria, “un pilar fundamental” del estudio para la recuperación agraria del Valle tras la erupción

Imagen de archivo de una finca de plátanos afectada por la lava  del último volcán en Cumbre Vieja (19 de septiembre-13 de diciembre de 2021. GOBIERNO DE CANARIAS

La Palma Ahora

Santa Cruz de La Palma —

0

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias ha abordado con el Cabildo de La Palma, el Comité Asesor del Plan Insular de Emergencias de La Palma (Peinpal), el Comisionado para la reconstrucción de la Isla y los ayuntamientos de El Paso, Tazacorte y Los Llanos de Aridane, las medidas y propuestas del departamento autonómico para la recuperación de la normalidad agraria en el Valle de Aridane tras la última erupción volcánica de La Palma en Cumbre Vieja (19 de septiembre-13 de diciembre de  2021).

El espacio del Cabildo La Palma Smart Island, se indica en una nota de prensa del citado departamento regional,  acogió en la mañana de este viernes viernes, 3 de febrero, “un encuentro para profundizar y analizar en conjunto cuestiones fundamentales para la recuperación del campo palmero, que tienen como denominador común el estudio de viabilidad para la reconstrucción de las fincas sepultadas por la lava, ya concluido”.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, y el director general de Agricultura, Augusto Hernández, junto a técnicos de Tragsa, se apunta en la nota, “expusieron el borrador de concentración parcelaria, que se trata de un pilar fundamental del estudio de viabilidad para rentabilizar las explotaciones agrarias existentes antes del 19 de septiembre de 2021 y afectadas por la erupción a través de una reordenación del terreno y la redistribución de la propiedad”. Este sistema, se explica en la nota, “se rige por el principio básico de compensación para lograr un equilibrio entre las fincas de procedencia y las nuevas fincas que se asignan al propietario”.

En este encuentro, añade, en el que participaron con sus propuestas el comisionado para la reconstrucción de la Isla, Héctor Izquierdo; el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de La Palma, Manuel González; el consejero de Aguas de la Administración insular, Carlos Cabrera; el consejero de Ordenación del Territorio, Gonzalo Pascual; la alcaldesa de Los Llanos de Aridane, Noelia García; el alcalde de El Paso, Sergio Rodríguez; y el alcalde de Tazacorte, David Ruíz y el teniente del alcalde del mismo municipio, Juan Miguel Rodríguez, entre otros, se valoró también la posibilidad de la reconstrucción de las fincas parcialmente sepultadas y coordinar con las administraciones los procedimientos a llevar a cabo.

Asimismo, el departamento autonómico trabaja en la resolución provisional de la medida del Programa de Desarrollo Rural (PDR) 5.2 de reconstitución del potencial agrícola dañado para la reconstrucción de las infraestructuras afectadas, además del ganado y las plantas que sufrieron las consecuencias de la erupción.

La responsable regional del área destacó que “trabajar de forma coordinada entre administraciones, y directamente con las personas afectadas, es fundamental, por lo que en este encuentro hemos puesto de relieve las principales preocupaciones de los propietarios y el estudio de viabilidad que hemos preparado sobre la zona afectada para avanzar en la oferta de reparcelación”.

Asimismo, Alicia Vanoostende espera que sea durante el mes de febrero cuando se alcancen ciertos concesos relacionados con cuestiones que plantea el borrador del decreto para poder avanzar en la reparcelación. 

Estudio de viabilidad 

Este estudio para la reposición de las plataneras afectadas por la lava, se apunta en la nota, fue encomendado por la Consejería  de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias a la empresa Tecnologías y Servicios Agrarios SA (Tragsatec) con el objetivo de marcar las líneas de actuación a seguir para la reconstrucción de la zona. El plan incluye la delimitación y caracterización de las superficies afectadas, con la identificación del grado y tipo de afectación; un análisis global de viabilidad de la reposición en la zona dañada por las coladas, con la elaboración de un mapa de la zona afectada en donde se muestra la clasificación del territorio en función de su viabilidad para la instalación de los nuevos cultivos de platanera; además de un estudio para analizar las cuestiones jurídico-administrativas que rigen en las parcelas y terrenos afectados por la erupción.

Etiquetas
stats