Santa Cruz de La Palma rinde un homenaje a las personas voluntarias que se han volcado en la atención a las afectadas por la erupción

Acto, celebrado en la Plaza de España de Santa Cruz de La  Palma, en el que se ha leído un manifiesto conjunto por el Día Internacional del Voluntariado

La Plaza de España de Santa Cruz de La Palma ha acogido hoy jueves un acto conjunto de las asociaciones y entidades del tercer sector de la Isla y el Ayuntamiento capitalino para rendir un emotivo homenaje a las personas que, durante más de dos meses y medio, se han volcado para ayudar a los vecinos y vecinas de las zonas afectadas por la erupción volcánica y que, permanentemente, destinan su tiempo a trabajar para y por la ciudadanía. La pedagoga de la Asociación AFEM Salud Mental, Nuria Vanessa Hernández Arrocha, fue la encargada de leer el manifiesto conjunto de las organizaciones presentes en la Isla con motivo del próximo Día Internacional del Voluntariado, un sentido reconocimiento que pronunció una de las víctimas de esta catástrofe.

Nuria no solo ha perdido su hogar por la lava, es una de las personas realojadas en un hotel y, durante todo este tiempo, ha continuado ayudando y colaborando con todas las personas que están sufriendo el impacto de esta tragedia y que continúan padeciendo las consecuencias psicosociales de la pandemia.

En este manifiesto, las organizaciones destacan que esta “catástrofe natural nos ha afectado a todos y a todas, directa o indirectamente”, no solo a “las personas que han perdido sus viviendas y sus enseres, sus años de trabajo y dedicación para construir un refugio para su familia. Cada palmero y palmera hemos perdido un pedacito de nuestro corazón, porque si algo se ha demostrado es que somos un pueblo unido, que vela por sus vecinos y vecinas, solidario y voluntario”.

Además de destacar la labor de todas las personas voluntarias que se han desplazado a la Isla a ayudar y de “las entidades sociales que siempre están ahí, aplaudimos también a todas las personas que han vaciado su armario para hacer llegar ropa, que han vaciado su despensa para ofrecer un plato sobre la mesa, que han acudido a los pabellones a recibir con los brazos bien abiertos a todas las personas que no tienen nada, nada material, porque un hogar es aquel donde se reúne la familia, donde te arropan y te ofrecen consuelo cuando lo necesitas. Y este año, más que nunca, palmeros y palmeras sabemos lo que es el voluntariado, ser benéficos, trabajar en equipo y estar unidos. Este año las palmeras y palmeros nos hemos convertido en una familia”.

La Concejalía de Bienestar Social de Santa Cruz de La Palma y los colectivos y asociaciones de la Isla acordaron conjuntamente conmemorar el Día Internacional solo con la tradicional lectura del manifiesto y aplazar la Feria del Voluntariado de la capital insular, por segundo año consecutivo y tras más de dos décadas de historia, ante la actual situación que vive la Isla y el gran esfuerzo que están desarrollando las entidades en estos momentos.

Asistieron a este encuentro el Grupo de Gobierno municipal y representantes de Cruz Roja, Cáritas Diocesana, Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Radio ECCA, AFEM, Fundación Canaria para las Personas con Sordera y sus familias (Funcasor), Fundación Isonorte, Parkinson La Palma, Asociación de Discapacitados Físicos de La Palma (Adfilpa), Protección Civil, Policía Nacional, Policía Local, Bomberos de La Palma y Reserva de la Biosfera.

El concejal de Bienestar Social, Jesús Nuño, destacó que “en el municipio y en la Isla contamos con una red muy amplia de colectivos, que reúnen a centenares de personas voluntarias y que trabajan diariamente en la mejora de la calidad de vida de sus vecinos y vecinas. Durante toda la pandemia y ahora, con la erupción, hemos comprobado la importancia del voluntariado y cómo, en situaciones de crisis, las redes comunitarias se refuerzan, se colocan en primera línea y su colaboración con las instituciones se vuelve esencial para mejorar la situación de muchas personas”.

Nuño recordó que “esta feria ha celebrado 22 ediciones consecutivas, llenando la calle Real de expositores, vehículos, medios humanos y materiales que utilizan las ONG y el voluntariado en general para desarrollar su trabajo. Cuando el año pasado decidimos aplazarla por la situación pandémica, no podíamos imaginar que nuestra realidad podría empeorar. En una reunión el pasado 12 de noviembre, decidimos conjuntamente hacer solo la lectura del manifiesto, pero esperamos que el volcán se apague pronto para intentar poner en marcha un gran acto de reconocimiento especial a todo el voluntariado de la Isla y sin necesidad de tener que esperar a diciembre de 2022”.

Etiquetas
Publicado el
2 de diciembre de 2021 - 14:32 h

Descubre nuestras apps

stats