Canarias agradece la reapertura del turismo internacional en julio: "Que vengan aviones llenos, pero con test en origen"

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha participado esta mañana de domingo, 24 de mayo, en la undécima conferencia telemática de presidentes de las comunidades autónomas convocada por el titular del Gobierno español, Pedro Sánchez, para abordar la coordinación entre esas administraciones públicas en relación con la gestión de la pandemia COVID-19 y sus consecuencias. Se prevé mantener estas reuniones hasta finales del mes de junio.

Ángel Víctor Torres inició su intervención en esa nueva edición de la conferencia aportando datos actualizados sobre la evolución de la COVID-19 en Canarias, que sigue siendo “muy favorable, mucho mejor que hace siete días”. El titular del Ejecutivo autonómico además se refirió a los hospitalizados en UCI, que a día de hoy son 12 personas (la cifra más baja), y resumió la situación actual sobre la COVID-19 en las Islas con un “vamos muy bien”, aunque ello no implique, aclaró, que se deje de analizar “lo que va ocurriendo en todas estas jornadas para ver si los procesos de la desescalada (con toda Canarias en la fase 2 desde este lunes) se hacen con responsabilidad social y así se impide que haya un rebrote de contagios, algo que, sin duda, es el principal miedo”.

Canarias ya acumula 1.760 altas epidemiológicas, tiene 404 positivos y ha realizado más de 100.000 pruebas PCR, de las comunidades con mejor dato absoluto. Torres lamentó hoy la pérdida de 157 vidas por causa de la pandemia. El presidente de Canarias avanzó este domingo que Canarias tramitará ante el Ministerio que las islas de La Gomera, El Hierro y La Graciosa pasen a la fase 3 el lunes 1 de junio, en el plazo de una semana.

El presidente de Canarias, tras abordar las cuestiones directamente relacionadas con la pandemia y los procesos activados para el desconfinamiento en el Archipiélago, se detuvo en el análisis educativo y volvió a incidir en la necesidad de que se convoque una conferencia monográfica sobre el particular, sobre todo porque la educación “debe tener un pilar fundamental” que represente “un consenso mínimo”. “Que no se haya llegado a esto, me entristece, sobre todo tratándose de un derecho fundamental y de una pieza clave del Estado del bienestar”, recalcó Torres. Pedro Sánchez valoró positivamente la oportunidad de realizar esa reunión monográfica propuesta por el presidente canario.

El presidente de Canarias también detalló que el curso escolar en las Islas seguirá siendo telemático hasta finalizar el curso. Sin embargo, para aquellos alumnos que terminan etapa, a partir del 1 de junio, podrán tener actividad presencial en los centros de formación reglada, siempre de forma individual, con cita y voluntariamente.

Test en origen. Aviones llenos, pero seguros

El presidente autonómico abordó también las cuestiones sobre la reactivación económica, con especial relevancia en los anuncios relacionados con el inicio de la movilidad turística. Acerca de lo asegurado por el presidente Sánchez de que el turismo internacional se abrirá en julio próximo, Torres no dudó en calificar la decisión de “una buena noticia para Canarias y España”, aunque acto seguido expuso que eso “hay que hacerlo con la máxima seguridad sanitaria” de los turistas que visiten las Islas.

Para lograr ese objetivo esencial, el presidente de Canarias remarcó la necesidad de que los pasajeros que vengan a las Islas lleguen con test PCR negativos al virus de la COVID-19, o con análisis equivalentes, y siempre cumpliendo de forma estricta los protocolos internacionales sobre seguridad sanitaria para el turismo, procesos que se deben aprobar y aplicar antes del reinicio de esta actividad. A esto, añadió Torres, habrá que unir un sistema que permita controlar la trazabilidad del visitante.

Torres dijo que “es fundamental que los aviones vengan llenos, pero para eso tiene que haber test en origen” o la garantía extrema de que el pasaje se mueva con la seguridad de tener un negativo a la prueba sobre detección del virus que produce la COVID-19. Lo primero, subrayó el presidente de Canarias, es que “los aviones vengan llenos y con pasaje seguro”, y “luego tocará abrir los hoteles”, apuntó.

En este apartado Torres también celebró que el presidente Pedro Sánchez anunciara la celebración, en los próximos días, de un Consejo Interterritorial de Turismo para analizar cómo se reactivarán estos servicios en toda España a partir de junio, con clientes nacionales, y desde julio próximo, con los extranjeros.

Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias

En el plano socioeconómico, el presidente Torres avanzó que en las Islas se sigue trabajando en la definición del Pacto para la Reactivación Social y Económica con todos los grupos parlamentarios, administraciones públicas de Canarias, y agentes sociales y económicos, entre otras organizaciones e instituciones, en busca de un marco futuro de actuación que aglutine el máximo consenso. Ese pacto, que luego debe dar paso a un plan de desarrollo de medidas con sus respectivas fichas financieras, se espera poder firmar el Día de Canarias, 30 de mayo. Torres confió en que “la mayoría de agentes lo van a rubricar, aunque no sé si todos los partidos al final lo harán”.

Tras la explicación de esa iniciativa conjunta, el análisis se centró en detallar las singularidades económicas y fiscales de Canarias dentro de España, reflejadas en el Régimen Económico y Fiscal (REF) y planteadas desde entonces para acercar las Islas al resto del país (el primer modelo se aprobó en 1972 y el vigente data de octubre de 2018). Torres se apoyó en esa consideración legal básica para solicitar del Estado su defensa plena de Canarias y a su vez la mejor compensación estatal al Archipiélago por la pérdida de recursos tributarios propios tan elevada que va a ocasionar esta crisis, con una previsión de merma de ingresos de 1.500 millones de euros este 2020, reducción que también se traslada a cabildos y ayuntamientos.

Torres aludió a la posibilidad de que se plantee “una nueva pata” en el reparto de los fondos del Estado entre las comunidades autónomas, que debe ser el relacionado con las autonomías que disponen de un régimen tributario diferenciado, entre las que están Canarias, País Vasco y Navarra. El presidente de Canarias dijo que “le consta la sensibilidad del Gobierno de España con este asunto”. También solicitó que el compromiso adquirido en negociación con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para compensar la merma de recursos fiscales propios, pueda articularse en breve.

En la parte final de su intervención, el presidente Torres lamentó el rechazo que mantienen algunos países del norte de Europa al acuerdo franco-alemán sobre el destino como transferencias (a fondo perdido) de 500.000 millones de euros para los países afectados por la COVID-19 y además calificó esa cantidad “de insuficiente”. En la negociación del reparto del fondo global previsto de 1,5 billones de euros, se debe considerar la condición de RUP de Canarias, recogida en el Tratado de la Unión (derecho primario), y las partidas que se arbitren deben tener en cuenta que esta crisis socioeconómica necesitará de inyecciones de fondos públicos al menos este año, en 2020 y en 2021.

El presidente de Canarias confió en que el 27 de mayo, que hay reunión del Consejo Europeo, puedan darse buenas noticias sobre todas estas cuestiones, relacionadas con la financiación pública extra que debe llegar a los países afectados por la COVID-19 desde la Unión Europea.

Etiquetas
Publicado el
24 de mayo de 2020 - 17:58 h

Descubre nuestras apps

stats