La portada de mañana
Acceder
'Sánchez sentencia a Ábalos para marcar la diferencia con el PP y evitar el desgaste'
Teresa Ribera: “Confío en que no habrá más sorpresas con Doñana”
OPINIÓN | 'La zona gris', por Enric González

La Palma será la isla más beneficiada del radar meteorológico de vanguardia que instalará la Aemet en Tenerife

Imagen de la borrasca Filomena. Aemet

0

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) se prepara para implementar un radar meteorológico de vanguardia. Este hito promete transformar la predicción del tiempo y fortalecer la seguridad en la provincia occidental de Canarias, especialmente en La Palma, que será la isla que se beneficie más de los resultados que obtenga este radar.

El actual radar instalado en Gran Canaria presenta una limitación sustancial: las tormentas provenientes del oeste quedan ocultas tras las islas de Tenerife y La Palma. Este ‘punto ciego’ ha derivado en advertencias tardías, pronósticos imprecisos y una preparación deficiente para eventos climáticos severos. La vulnerabilidad de La Palma y la provincia occidental de Canarias ante las tormentas atlánticas se ha convertido en un riesgo permanente.

El proyecto para abordar esta vulnerabilidad ha atravesado una historia marcada por suspensiones y cancelaciones, generando dudas sobre su viabilidad y urgencia. Sin embargo, la creciente necesidad de una observación meteorológica más precisa ha revitalizado este esfuerzo.

La solución a esta problemática se materializa en el nuevo radar, que se ubicará en el Alto de Cruz de Gala en el municipio de Buenavista del Norte. Este proyecto, respaldado por un acuerdo entre AEMET, Cabildo Insular de Tenerife y Consejo Insular de Aguas, representa un avance significativo en la capacidad de alerta temprana ante eventos climáticos adversos.

Aunque es una muy buena noticia, La Palma vuelve a perder la oportunidad de tener una instalación científica de primer nivel en la isla. No hemos estado rápidos para aprovechar esta oportunidad de traer ciencia y tecnología a la isla.

El radar está diseñado para colmar el vacío crítico existente. Proporcionará a AEMET datos en tiempo real sobre tormentas y lluvias que lleguen desde el oeste a La Palma permitiendo advertencias meteorológicas más rápidas y precisas. Este nuevo sistema no solo mejorará las predicciones del tiempo, sino que eliminará las zonas de sombra que dificultan la observación de Tenerife, La Palma y El Hierro debido a la barrera que representa el Teide. La instalación del radar no solo fortalecerá la seguridad ciudadana, sino que también mejorará significativamente la capacidad de respuesta ante emergencias extraordinarias. Canarias está al borde de despedirse de la incertidumbre meteorológica que ha persistido durante muchas décadas.

El acuerdo entre AEMET y el Cabildo de Tenerife establece un cronograma detallado para la construcción y operación del nuevo radar. La financiación, en principio, ha sido asegurada, eliminando posibles obstáculos financieros, y se planea iniciar la construcción en 2024, con el radar completamente operativo para 2025. Este proyecto no es simplemente una inversión en tecnología avanzada; representa un compromiso profundo con la seguridad y el bienestar de las personas y comunidades en la isla.

La construcción se llevará a cabo en el Parque Rural de Teno, en Cruz de Gala, Buenavista del Norte, a una altitud de 1.343 metros. Este será el segundo radar meteorológico en Canarias y desempeñará un papel crucial en anticipar la velocidad de aproximación de tormentas y prever eventos en un radio de 240 kilómetros, abarcando toda la provincia Occidental.

El radar se instalará en una torre de acero galvanizado de 5 metros de diámetro y 21 metros de altura, actualmente en construcción. La torre no solo servirá para la observación meteorológica, sino que también cumplirá funciones de vigilancia forestal, especialmente ante incendios. Este enfoque integrado demuestra la sinergia entre las necesidades de la meteorología y la protección ambiental.

Sin embargo, la construcción de esta torre y el radar asociado ha tenido continuos retrasos desde que se planteó la necesidad en el año 2000. Este proyecto, suspendido y cancelado en varias ocasiones, ha experimentado contratiempos significativos, incluyendo problemas con la empresa adjudicataria en 2019 y retrasos temporales causados por el gran incendio del pasado verano.

A pesar de los desafíos, se espera que la instalación del radar esté operativa para el próximo año. La AEMET reconoce los retrasos, pero asegura que el proyecto no se ha suspendido. La construcción de la torre y la preparación del terreno avanzan, mientras se tramita el expediente para el montaje del instrumental del radar.

Este nuevo radar no solo será una herramienta tecnológica de vanguardia, sino un paso adelante para la seguridad y preparación de La Palma y la provincia occidental de Canarias ante emergencias meteorológicas. Sin este radar, la región seguirá a ciegas ante las tormentas que llegan desde el oeste, ya que el radar de Gran Canaria está apantallado por Tenerife y La Palma. La construcción de esta infraestructura es esencial para brindar una mayor seguridad y precisión en las alertas meteorológicas en una región que ha esperado durante más de dos décadas por esta protección. Es una buena noticia, lástima que la Palma haya vuelto a perder una instalación e inversión científica.

Fuentes: Radar BOE octubre 2023

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Agencia Estatal de Meteorología

Agencia Estatal de Meteorología

Etiquetas
stats