Antonio Morales defiende que la compra de las fincas de la familia de Román Rodríguez ha sido “escruplosamente legal”

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (d), junto al director gerente de la Autoridad Única del Transporte de Gran Canaria, Miguel Ángel Pérez, durante la presentación de quince nuevos vehículos de la empresa Global. EFE/Ángel Medina G.

Efe

Las Palmas de Gran Canaria —

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, se ha reafirmado este lunes en que la operación por la que la corporación insular ha comprado fincas de la familia de Román Rodríguez, líder de su partido, NC, "cumple escrupulosamente con la legalidad".

Antonio Morales asegura que desconocía que el Cabildo de Gran Canaria compraba una finca a familiares de Roman Rodríguez

Antonio Morales asegura que desconocía que el Cabildo de Gran Canaria compraba una finca a familiares de Roman Rodríguez

Morales ha salido, así, al paso de las declaraciones de los grupos políticos que han cuestionado la iniciativa aduciendo un supuesto propósito de favorecer a Rodríguez con dinero público.

El presidente del Cabildo lo ha rechazado tajantemente, afirmando: "detrás de todo esto, quiero ser muy claro, existe una burda manipulación".

Como prueba de ello, el presidente insular ha aludido tanto a que la iniciativa comenzó a gestarse antes de llegar él al Cabildo, en 2014, como a que quienes le acusan de presunta corrupción han sostenido que la familia del máximo dirigente de Nueva Canarias percibirá por esa operación 4 millones de euros y eso "no es cierto".

Puesto que esos 4 millones de euros son una partida destinada a adquirir un conjunto de cinco fincas, tres que sí son de los parientes de Román Rodríguez pero dos que pertenecen a otros propietarios, ha expuesto.

Y ha insistido en que, en cualquier caso, "el expediente para la compra de todas las fincas, de estas tres más las otras dos, que en estos momentos estamos tramitando, es un expediente que cumple escrupulosamente con la legalidad, como no podía ser menos".

Su conclusión ha sido, por ello, que "todo son manipulaciones de las cifras" que se han llevado a cabo desde un planteamiento que, "desde luego, no tiene nada que ver con la realidad". 

Antonio Morales, que ha hecho estas declaraciones al término de un acto de presentación de nuevas guaguas de la empresa de transporte público Global a preguntas de periodistas. 

Una maniobra política

El presidente de NC, Román Rodríguez, ha opinado este lunes que las informaciones y comentarios que lo vinculan a la compra por el Cabildo de suelos rústicos en la cumbre de Gran Canaria a la familia de su esposa buscan "desacreditarlo" tanto a él como a su partido político.

"Lo que queda al final es el intento de desprestigiar y generar dudas sobre personas que nos dedicamos la vida a la política voluntariamente y que no tenemos nada que ocultar ni nadie nos puede reprochar nada que no sea pelear por el interés general desde nuestra percepción de la realidad", ha subrayado Rodríguez, en declaraciones a Onda Cero.

El dirigente nacionalista ha insistido en que desconocía el expediente por el cual el Cabildo, gobernado por su formación, compró tres fincas a su familia política en el macizo de Amurga y ha reiterado si alguien se siente perjudicado por esta operación puede recurrirla ante los tribunales.

Rodríguez ha dicho que está "triste, impactado y preocupado por las cosas colaterales de la política, que tanto daño hacen a lo que uno más aprecia, que es el entorno personal y familiar, fundamentalmente por mis hijos". "Sin embargo, esta actividad tiene tantos riesgos que produce malas noticias como esta que no tienen sustento, al menos de reprobación ética o legal", ha subrayado.

Román Rodríguez ha reconocido que su familia política tiene un conjunto de propiedades heredades que él no conoce, ni controla ni tiene "arte ni parte", y ha alegado que los dueños, en base a sus propios intereses, trataban de venderla al mercado privado o público desde hace años.

"Ya intentaron vender la finca al Cabildo cuando yo estaba en la oposición en la institución, con Bravo de Laguna (PP) de presidente, y ahora los familiares se han presentado a un concurso en el que han reunido los requisitos y, al parecer, el Consejo de Gobierno les da la opción de comprarla", ha añadido el líder de NC.

Según Rodríguez, él ni controla ni sigue cuál es el destino de esos terrenos de Amurga, ni le corresponde hacerlo, porque su "único vínculo" con este expediente es que uno de los 22 propietarios de esas fincas es su mujer desde hace 32 años.

El presidente de Nueva Canarias también ha defendido la gestión de su compañero Antonio Morales en la corporación insular. "Como presidente del Cabildo, Morales es una persona intachable, como todo el mundo sabe, y son sus servicios técnicos los que en un proceso de concurrencia pública, por primera vez en la historia, han seleccionado una finca que supuestamente reúne los requisitos", ha señalado.

El líder de Nueva Canarias ha indicado que quien tenga cosas que decir sobre este tema "tiene derecho a la información y el Cabildo tiene la obligación de darla", y que todo aquel que se sienta perjudicado "debe ir a los tribunales". Rodríguez si avanza que "nadie podrá demostrar ninguna intervención" por su parte en un asunto que atañe a bienes privativos de su familia política, en el que "ni entra ni sale".

Román Rodríguez ha añadido que acepta que, en política, "todo puede ser evaluado, fiscalizado o interpretarlo" y que él está sometido a ese control y a una "absoluta transparencia". "Eso es una cosa y otra es insinuar que se hace porque mi mujer forma parte de los propietarios y que Antonio Morales toma esta decisión por esa razón", ha concluido. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats