El espacio que une desde el canarismo de NC al independentismo de ERC y defiende la “Europa de los pueblos”

La presidenta de la Alianza Libre Europea, Lorena López (d), y el líder de Nueva Canarias, Román Rodríguez (i).EFE/Quique Curbelo

Una visión de Europa que trasciende a los Estados y que aglutina a organizaciones políticas cuyo centro de decisión se encuentra en otros territorios como autonomías, regiones… bajo el lema de una “Europa de los pueblos”. Es lo que defiende la Alianza Libre Europea (ALE), constituida como partido político que agrupa un total de 49 formaciones “de índole nacionalista, regionalistas y autonomistas de Europa, representando naciones sin Estado, nuevos Estados emergentes y minorías tradicionales europeas” y que celebra esta semana su asamblea anual en Gran Canaria. Nueva Canarias es miembro de este espacio junto a otros partidos como Compromís, el Bloque Nacionalista Gallego o Esquerra Republicana (ERC) y a quienes les une además de esa visión descentralizada de lo que es Europa valores como “la libertad, la democracia, el respeto a los derechos humanos y a las libertades individuales”. 

La Alianza Libre Europea, el primer partido político de la UE que celebra la Asamblea General en Canarias

La Alianza Libre Europea, el primer partido político de la UE que celebra la Asamblea General en Canarias

El portavoz de Nueva Canarias y diputado en el Parlamento, Luis Campos, remarca la importancia de que ALE celebre en el Archipiélago su asamblea anual. Hasta Gran Canaria se han desplazado miembros de los diferentes partidos políticos que la conforman y debatirán en las ponencias sobre el pueblo saharaui, el transporte sostenible o las migraciones. “Para nosotros es una oportunidad porque organizaciones políticas que además tienen su ámbito de actuación en el seno de la UE conocerán nuestra realidad, nuestra idiosincrasia y lo que significa vivir en nuestro territorio”, destaca. 

Para Campos, es esencial entender Europa no “desde una visión exclusivamente estatalista, de partidos centralistas sino de organizaciones políticas cuyo centro de decisión está en los distintos territorios; en autonomías, regiones… en definitiva esa visión más descentralizada del Estado de cada uno de los territorios en el marco de la construcción europea y de los derechos y singularidades de esos territorios. Por eso para nosotros es importantísimo, máxime como región ultraperiférica”, remarca. De hecho, Canarias es la única región de estas características con representación en dicho movimiento y el dirigente de NC recuerda que históricamente (aunque cree que en la UE en menor medida que en el seno del Estado español) “hay que hacer un ejercicio de defensa de lo que supone vivir en un territorio muy alejado del continente europeo”. 

En este punto, remarca la importancia de tejer estas alianzas estratégicas. NC comenzó a formar parte de ALE como partido observador y ahora ya forma parte del mismo. Campos remarca que hace unos meses el compañero de partido Valentín Correa participó en una reunión que se celebró en Bruselas y llevó una propuesta de resolución sobre el volcán de La Palma que fue aprobada por unanimidad y en la que se comprometían a hacer un procedimiento o pregunta sobre las ayudas de emergencia configuradas en el presupuesto de la UE para estos casos. 

La autodeterminación de los pueblos

Uno de los puntos defendidos por ALE es precisamente el derecho a la autodeterminación para todos los pueblos. Sobre esta cuestión, Campos defiende que cada uno de los partidos lo plantea de una manera diferente y con unos principios muy definidos teniendo en cuenta cada uno de los territorios. No obstante, sí existe una cuestión en este aspecto defendida por los 49 miembros que es el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, una de las señas de identidad precisamente de NC y una de las cuestiones por las que Campos recordó en el Debate del Estado de la Nacionalidad de Canarias entró en el mundo de la política. 

Este jueves está previsto, de hecho, que empiece la Asamblea General de la Alianza Libre Europea en Las Palmas de Gran Canaria con una conferencia sobre el Sáhara para la cuál se contará con la participación de Fatma Mehdi, ministra de Cooperación del Gobierno saharaui; Alien Kentaoui Ali, embajador de la RASD en Suecia; el ministro regional de Cooperación Institucional y Solidaridad Internacional de Gran Canaria, el eurodiputado Pernando Barrena, y la activista saharaui de los territorios ocupados El Ghalia Djimi y la activista y abogada saharaui Loueila Sid Ahmed Ndiaye.

El tema de apertura ha sido propuesto por Nueva Canarias, debido “a la gran importancia que la acogida de personas refugiadas procedentes del Sáhara occidental tiene en las Canarias”. El objetivo es tratar el fenómeno desde una perspectiva europea conjuntamente con los 49 partidos que hasta el sábado participarán en dicha Asamblea. “En el apoyo al pueblo saharaui coinciden todos los grupos con independencia del concepto de autodeterminación que cada uno de ellos tenga para su propio territorio”, insiste Luis Campos. 

 El canarismo progresista

El último congreso de Nueva Canarias refrendó la ponencia política en la que se defendía avanzar hacia un “canarismo progresista”, refundando así el “nacionalismo del siglo XXI”. El concepto entraña el objetivo de tender hacia “la construcción de la nación canaria desde más y mejor autogobierno y ganando en soberanías, en capacidad real de decisión en los ámbitos políticos, económicos, alimentarios o energéticos”. Para Campos este concepto caza perfectamente con los valores de ALE y añade que “cuando hablamos de canarismo lo hacemos como espacio político de encuentro desde los autodeterministas (si los hubiera) hasta los nacionalistas, organizaciones insulares municipalistas y desde los que coinciden en los territorios con una visión más autonomista o federalista”, apunta. 

El diputado señala que ALE es la expresión de que “ese espacio no es nuevo sino que existe”. El espacio canarista sostiene que está abierto a todas aquellas fuerzas cuyo espacio de decisión y su centro de actuación está en Canarias al igual que ocurre con las fuerzas que conforman ALE, como un espacio europeísta con una visión más territorial. Así mismo, sostiene que “estamos hablando de un espacio progresista en torno a unos valores esenciales que compartimos como la justicia social a la hora de construir los derechos y libertades”. Un aspecto que considera de especial relevancia ahora que hay quienes conciben Europa de un modo distinto, como limitadora de los Derechos Humanos y en un momento en el que se están viendo políticas reaccionarias en el ámbito de la UE. Por ello defiende su importancia. 

Sobre la construcción de frentes amplios de izquierda, como el que se pretende llegar de la mano de Yolanda Díaz, señala que NC está dispuesta a dialogar con quienes comparten la concepción de los espacios de progreso y defensa de los Derechos Humanos, “pero al final hay un elemento más complejo que no son fuerzas nacionalistas o canaristas definidas, sino con centros de decisión en el ámbito estatal” y Nueva Canarias ya ha definido su espacio. No obstante, no descarta llegar a acuerdos puntuales. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats