eldiario.es

9

La borrasca alcanza al Archipiélago y se producen cortes de luz y desprendimientos en Gran Canaria

La lluvia y el viento se hicieron sentir al caer la noche en prácticamente todas las islas

- PUBLICIDAD -
Desprendimientos en la GC-200 debido a las lluvias en Gran Canaria.

Desprendimientos en la GC-200 debido a las lluvias en Gran Canaria. @CarreterasGC

Las lluvias y el viento anunciados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) esta vez sí se hicieron sentir en varias islas del archipiélago. Con la llegada de la noche, el frente frío de la borrasca Ana, que lleva afectando a Península desde el domingo, provocó incluso cortes de luz en varios puntos de la isla de Gran Canaria, desde la ciudad capitalina hasta Gáldar o San Bartolomé de Tirajana y Tenerife, según el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del Gobierno canario.

También se registraron pequeñas inundaciones, sobre todo en la capital grancanaria, en el área metropolitana de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y en el Valle de La Orotava.

Las lluvias dejaron casi 60 litros por metro cuadrado en La Laguna (Tenerife) y 41 en Teror (Gran Canaria), según la Agencia Estatal de Meteorología.

Los 59,6 litros por metro cuadrado recogidos en el Llano de los Loros (La Laguna), figuran, de hecho, entre las mayores precipitaciones registradas en España, solo superadas por tres localidades de Huesca, una de Cáceres y otra de Cantabria, todas ellas por encima de los 65 litros por metro cuadrado.

Tras La Laguna, las mayores precipitaciones en Canarias correspondieron a Teror (Gran Canaria), con 41,6 litros/m2; La Victoria de Acentejo (Tenerife), con 40,4; Izaña (Tenerife), con 37,4; y Valleseco (Gran Canaria), con 35,4. 

La borrasca entró por el norte de las islas, alcanzando primero a La Palma y Lanzarote, y dejó chubascos intensos y moderados sobre todo el archipiélago, con más persistencia en las de mayor relieve.

Los vientos, de hasta 110 km/h en Izaña (Tenerife), obligaron incluso a desviar algunos vuelos en Lanzarote, donde se alcanzaron los 75 km/h.

En Gran Canaria, además, se produjeron desprendimientos en algunas carreteras.


La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria ha informado de la caída de un muro, de un árbol o la inundación de una calle Alicante, como las incidencias más destacadas producidas por el viento y las lluvias.


Asimismo, el Cabildo de Gran Canaria también ha informado de que, debido a los desprendimientos, ha cerrado el acceso a la finca de Tirma desde la carretera de La Aldea (GC-200), donde los operarios de Carreteras continúan con las labores de limpieza. En la misma carretera, pero en la zona del Roque Faneque, se produjo otro derrumbe que afectó a varias barreras de seguridad aunque la carretera está abierta al tráfico y señalizada.

Además, en la carretera del Cenobio de Valerón (GC-291) otros retenes trabajan en la retirada de piedras, y en la carretera del Norte (GC-2), en las inmediaciones de la granja agrícola del Cabildo en sentido Las Palmas de Gran Canaria, retiraron una enorme piedra caída en la calzada.

Vecindos de La Aldea retiran piedras de la carretera para poder pasar.

Vecindos de La Aldea retiran piedras de la carretera para poder pasar. Cedida a Canarias Ahora.



En la carretera de Guía a Moya (GC-700) ya han retirado el material que también afectó a la barrera de seguridad aunque está abierta al tráfico y señalizada.

El consejero de Obras Públicas, Ángel Víctor Torres, aclaró en la Cadena Ser que no ha habido que lamentar víctimas.

Según la AEMET Canarias seguirá este martes y el miércoles en aviso amarillo (riesgo) por precipitaciones, por probables rachas de viento y por fenómenos costeros adversos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha