Una mañana en la cola de la Seguridad Social de Las Palmas: “Es imposible conseguir cita y se nos agotan los plazos”

Colas a las puertas del Centro de Atención e Información de la Seguridad Social de Pérez del Toro, en Las Palmas de Gran Canria.

Son las 9.00 de la mañana y ya se aprecia una cola de más de treinta personas, con mascarillas, tratando de mantener la distancia de seguridad y sin poder ocultar su angustia. Es la estampa que se repite cada día a las puertas de las oficinas de atención del Instituto Nacional de la Seguridad Social de Las Palmas. Tramitar de forma presencial el permiso de maternidad, una prestación por incapacidad o una jubilación, entre otros, continúa siendo una odisea en esta provincia, que arrastra una situación caótica desde hace más de un año. En el centro ubicado en la calle Pérez del Toro, en la capital grancanaria, cada vez que el personal de seguridad abre parcialmente la puerta, una avalancha de personas se atropellan tratando de formular preguntas. “No podemos contestar a sus dudas, solo llamamos a las personas con cita”, lamentan. “¡Pero es imposible conseguir hora!”, gritan los allí presentes. 

Un matrimonio cuenta desesperado que lleva días tratando de conseguir cita, pero no lo ha logrado. “Ni por la página web, ni tampoco cogen el teléfono”, afirma una afectada, que asegura que su marido lo que pretende es que le gestionen su baja laboral: “Necesito tramitar mi prestación para poder cobrar este mes”, matiza él. “Yo necesito un informe médico para un juicio que tengo el próximo mes”, explica otra de las afectadas. Uno de los principales miedos es que se agoten los plazos que existen para realizar las gestiones. Cada caso es muy personal y en algunos las personas que allí se concentran están viviendo una situación económica complicada, por lo que prefieren no dar sus nombres. Y es que, a los trámites habituales se le suma que desde el pasado 15 de junio la Seguridad Social tramita el Ingreso Mínimo Vital, que según los últimos datos del organismo público, en las Islas lo habían solicitado más de 30.000 personas solo en los 10 primeros días. 

“Sufrí un infarto y no puedo seguir trabajando durante un tiempo ante la imposibilidad de hacer esfuerzos”, explica otro usuario en la cola de la oficina de Arucas, un centro por el que sindicatos y el grupo de gobierno de la ciudad han luchado para que no se cierre, ya que da cobertura a las población de municipios como Teror, Firgas o Moya. A sus puertas también se aprecian concentraciones cada día. Quienes disponen de cita previa explican que no ha sido tarea fácil. “Llevo un mes intentando tramitar la prestación por incapacidad temporal”, subraya el afectado, que considera que no todas las personas están familiarizadas con las nuevas tecnologías y que hay trámites que no da seguridad utilizarlos por la web, que también se colapsa. “Yo tardé tres días en presentar el Ingreso Mínimo Vital”, aclara otra de las ciudadanas que hace cola. Asegura que el proceso no es tan complicado para quien sepa utilizar un ordenador, pero hay quienes no saben adjuntar un documento, por ejemplo. Señala que lo solicitó desde el 23 de junio y ahora le toca esperar a que estudien su caso. 

Carencias denunciadas desde hace años

En esa oficina también es la vigilante de seguridad quien se acerca con amabilidad a las personas que allí se concentran para explicarles cómo pedir cita. “A las 9.00 en punto parece que el sistema está menos bloqueado y hay posibilidad, pero llamo y llamo y nada”, señala otra mujer, que aguarda en la puerta de la oficina a que le cojan el teléfono y no perder el día. “Yo ayer lo intenté con tres teléfonos diferentes sin parar hasta que pude”, señala otra ciudadana. Y es que, al introducir el código postal de cualquier municipio de la provincia, el mensaje siempre es el mismo: “Lo sentimos, no existe disponibilidad en los próximos días para el servicio solicitado”. 

Los problemas para lograr cita previa se remontan a hace años. Los sindicatos UGT y CCOO han reclamado que se abra un período más amplio para disponer de una hora de atención presencial. Desde la Secretaría de Estado de la Seguridad Social y Pensiones afirman, sin embargo, que se ha comprobado que es “más eficiente no abrir un periodo largo de asignación de citas porque favorece la no presentación de los ciudadanos a las citas lejanas en el tiempo”. No obstante, fuentes del departamento matizan que se está analizando “pormenorizadamente la forma de prestar el mejor servicio posible”.

Desde el organismo público subrayan que el cierre de oficinas durante la pandemia ha provocado cierta inquietud entre los usuarios, y son “conscientes” de esta situación. Por ello, se han puesto en marcha diferentes canales como un asistente virtual en la página web, preguntas frecuentes para informar sobre cómo solicitar prestaciones durante el coronavirus, información específica en redes sociales, en la revista de la Seguridad Social, vídeos de Youtube… Así mismo, apuntan que existe un número específico de teléfono para atender consultas sobre el Ingreso Mínimo.

No obstante, los problemas de la seguridad social de Las Palmas se arrastran, al menos, desde 2018. El año pasado se llegó a traer refuerzos de Madrid para agilizar trámites después de que se alegara falta de personal y cómo estaba repercutiendo. La Seguridad Social de esa provincia llegó a ser una de las que más quejas registró el año pasado. Gustavo Martín, secretario general de la Federación de empleados de Servicios Públicos de UGT, asegura que la ciudadanía tiene la posibilidad de presentar quejas y reclamaciones en Delegación del Gobierno con el objetivo de que quede constancia del mal funcionamiento del servicio de citas. De hecho, otro de los problemas detectados por los usuarios ha sido la imposibilidad de reclamar en el registro de estas oficinas, por lo que han tenido que desplazarse a Delegación. 

En cuanto a la falta de personal, es una queja que también realizan desde la provincia de Santa Cruz de Tenerife, donde solo se cuenta con cien efectivos reales, es decir, para realizar trámites burocráticos, aunque no existen, de momento, grandes problemas para conseguir cita previa, fuentes sindicales sí que hablan de que está a punto de que colapse el servicio. La Secretaría de Estado de la Seguridad Social afirma que se ha efectuado un convenio con la empresa Tragsa para ayudar en la grabación de los datos de las solicitudes y petición de documentación a los ciudadanos. También se le ha encargado a esa empresa reforzar la atención telefónica con un número gratuito exclusivo para resolver cuestiones del Ingreso Mínimo Vital. No obstante, el personal de la Seguridad Social recuerda que es su plantilla la que se encarga de estudiar esas solicitudes, a lo que se suman las gestiones que ya venían tramitando. 

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2020 - 22:50 h

Descubre nuestras apps

stats