El nuevo curso en Canarias sí contará con formación básica de adultos y se bajará la ratio de alumnos por orientador

La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Manuela de Armas. EFE/Ramón de la Rocha

El nuevo curso escolar en Canarias arrancará el 15 de septiembre y, aunque este jueves en el Consejo de Gobierno se decidirá si en Gran Canaria, Lanzarote o en el Hierro las clases comenzarán de forma telemática (al presentar mayor incidencia de contagios por coronavirus que en el resto de islas) algunas cuestiones que preocupaban a la comunidad educativa han sido aclaradas este miércoles en el Parlamento de Canarias. La consejera de Educación, Manuela Armas, ha subrayado en la comisión celebrada que la formación básica de adultos quedará garantizada y que es una apuesta de su gobierno para evitar el abandono escolar temprano y como alternativa para personas que tuvieron que abandonar la educación.

Actualmente, en Canarias hay un total de 219 grupos para esta formación y se ha ampliado uno más este año porque la demanda lo requería. Se trata de un área en la que trabajan unos cien profesores y una etapa en la que existía mucha incertidumbre por parte de la comunidad educativa. Las quejas sobre la posibilidad de que no se continuara con esta formación llegaron incluso a la Diputación del Común. Todos los grupos parlamentarios celebraron que se garantice su continuidad y se mostraron de acuerdo con que supone una vía fundamental para garantizar la formación.

No obstante, Armas sí aclaró que la educación en estos cursos será mixta, de manera que el alumnado acudirá unos días al centro en grupos pequeños y se les impartirá formación sobre competencias digitales para que puedan seguir el curso con normalidad.

51 orientadores y 50 educadores para el próximo curso

Otra de las claves abordadas este miércoles y que ha preocupado a varios colectivos de profesores como la plataforma OPCAN o SOS Docentes es el de la necesidad de contratar más orientadores, ya que la ratio actual se sitúa en un orientador cada 700 alumnos. La consejera ha resaltado que este es un número "excesivo" por lo que se bajará especialmente en Infantil y Primaria. Aunque la propuesta final se trasladará en unos días, en un comunicado Educación ha confirmado que pretende contratar un total de 51 orientadores y 50 educadores sociales para el próximo curso. 

Manuela Armas señaló que la atención a la diversidad y la educación inclusiva son objetivos de su área y que se ha aumentado de 180 a 201 el número de aulas en clave, es decir, 21 más. Así mismo, se han creado dos equipos provinciales para atender a alumnos con trastornos graves. De hecho, de los 51 orientadores, cuatro formarán parte de los dos equipos provinciales de atención y asesoramiento a familias, profesorado y alumnado con trastornos graves de las emociones y la conducta que este departamento autonómico ha creado con el objetivo de garantizar una respuesta inclusiva al estudiantado del Archipiélago.

La consejera hizo referencia además al incremento significativo de la prevalencia de los Trastornos del Espectro Autista en los últimos años (en la actualidad se registra un caso por cada 100 nacimientos) e indicó que con el fin de atender a esta realidad, el próximo curso escolar Educación continuará con el pilotaje de centros con alumnado TEA.

Grandes retos

La consejera de Educación recordó que hay grandes retos que siguen preocupando a su departamento, tales como la necesidad de reducir el fracaso escolar (que el alumnado titule y vaya acorde a su edad), que se facilite el acceso a los estudios postobligatorios, un punto en el que la FP Básica cobra gran importancia y que se mejore la oferta no reglada. "Nos preocupa" esas cuestiones, dijo la consejera, además de las dificultades del nuevo curso escolar en un contexto marcado por la pandemia.

Sobre la posibilidad de realizar PCR al alumnado y profesorado, señaló que es el comité de expertos el que indicará si es necesario realizar estos cribados en el aula. No obstante. señaló que requerirá de grandes movimientos a nivel logístico. La consejera de Educación también anunció que esta semana se abonará a cada centro educativo de las islas una partida de 1.500 euros para que compren material que ayude a prevenir el coronavirus como mascarillas, guantes o geles hidroalcohólicos.

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2020 - 15:17 h

Descubre nuestras apps

stats