El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, aplazado hasta junio por el coronavirus

Coso Apoteosis del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife./ EFE

El gobierno de Santa Cruz de Tenerife ha acordado este lunes aplazar el Carnaval de la ciudad para este mes de junio debido al empeoramiento de la pandemia. En un comunicado, el alcalde José Manuel Bermúdez (Coalición Canaria) ha dicho que “llegados a esta situación, resulta aventurado trabajar en la planificación de actividades, sobre todo a corto y medio plazo, al menos en tanto el panorama sanitario no arroje más certezas”.

Bermúdez y los principales organizadores de las fiestas, entre ellos Enrique Camacho, director de las diferentes galas, y Guillermo Martínez, gerente de Fiestas, han llegado a la conclusión de posponer el Carnaval de 2022. Los motivos también se deben a una clara incertidumbre entre las agrupaciones que dan vida a los eventos programados, que aglutinan a unas 9.000 personas, y que llevan semanas viendo lastradas su actividad por las medidas de protección contra la pandemia.

“Todo parece indicar que, con el paso de los meses, las condiciones pueden resultar mucho más propicias para la celebración de actividades con el perfil del Carnaval, favoreciendo una preparación más adecuada para mantener el nivel de esplendor como Fiesta de Interés Turístico Internacional”, añadió Bermúdez. “Este cambio de fechas no tiene precedente en la historia de nuestra Fiesta, pero la experiencia de otras manifestaciones populares de este calado, como las Fallas de Valencia, el pasado año, o este año el Carnaval de Cádiz, que ya ha anunciado para el mismo mes de junio, invita a considerar su viabilidad”.

Tenerife se encuentra actualmente en el nivel 4 de alerta, según el acuerdo adoptado por el Consejo de Gobierno de Canarias el pasado día 7 de enero, ante la evolución de sus indicadores epidemiológicos. Al mismo tiempo, los datos actuales de la epidemia “hacen considerar que la situación se antoja más complicada cuando se trata de actividades relacionadas con un volumen importante de población, como es el caso de los Carnavales de nuestra ciudad, programados originalmente para la segunda quincena del mes de febrero”, argumentó Bermúdez.

Por su parte, el concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, destacó que “resulta apremiante adoptar decisiones en cuanto a las instalaciones necesarias para la realización de actividades, con los correspondientes procedimientos de contratación de equipos e infraestructuras”, y añadió que “por ello, el OAFAR convocará a los colectivos vinculados al Carnaval a las reuniones que tendrán lugar este jueves y viernes, en el Recinto Ferial, de manera presencial, con la finalidad de resolver cuantas dudas surjan, para escucharnos, intercambiar impresiones y trabajar en pro de esa convocatoria”.

“En nuestro caso”, enfatizó Cabello“, por directrices específicas del alcalde, nos hemos reunido previamente con los representantes de todos los grupos de manera telemática, ya que entendemos que es imprescindible, antes de comunicarlo públicamente a la ciudadanía, testar con quienes realmente hacen posible cada edición las nuevas fechas propuestas” y concluye afirmando que “nuestro Carnaval, con un impacto económico en la ciudad de más de 32 millones de euros, precisa de una valoración minuciosa, ya que estamos hablando, en la mayoría de los casos, de la economía de muchas familias”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats