La portada de mañana
Acceder
La tercera ola deja incidencias récord en una veintena de provincias
Los testigos desmontan en el juicio la versión de Cifuentes sobre su falso máster
Opinión - La libertad de expresión de los fascistas, por Rosa María Artal

Un informe concluye que Tenerife reduce su riesgo pandémico aunque preocupa la incidencia en mayores

Personal sanitario del Hospital de La Candelaria

La Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias ha presentado este viernes un informe en el que concluye que la isla de Tenerife muestra un nivel de alerta medio, aunque sigue preocupando la incidencia acumulada (número de casos positivos en los últimos siete o 14 días por cada 100.000 habitantes) en mayores de 65 años, que se mantiene en un nivel alto.

La incidencia acumulada de la isla se coloca este viernes en un 64,93 a siete días y un 132, 05 en los últimos 14 días, según la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. Estos datos son similares a los de hace una semana, cuando Sanidad decidía ampliar el semáforo rojo hasta el 4 de diciembre. En ese momento la isla se posicionaba en un 65,48 de incidencia a siete días y 133,03 a 14 días.

El informe emitido por Salud Pública resume que la situación con respecto a hace dos semanas ha mejorado, pero Tenerife continúa siendo la isla con peores indicadores de Canarias, por lo que se justifica la propuesta de mantenimiento de las medidas urgentes de carácter extraordinario y temporal que publica el Boletín Oficial de Canarias (BOC) este 27 de noviembre. Además, esta Consejería apunta a la llegada de la Navidad como "un riesgo importante".

Un nivel de transmisión medio según el semáforo de alerta del Ministerio de Sanidad

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, mantuvo este viernes una reunión con el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín; la presidenta de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), María Concepción Brito, y los alcaldes de Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna, José Manuel Bermúdez y Luis Yeray Gutiérrez, para analizar la situación pandémica en la isla, en la que desde este viernes se prolongan las medidas excepcionales de contención del virus por dos semanas más.

El consejero de Sanidad estuvo acompañado por el director general de Salud Pública, José Juan Alemán, quien constató que las medidas han funcionado en la isla aunque aún es necesario mantener las restricciones para lograr bajar definitivamente la curva de contagios. Alemán afirmó que la mayoría de indicadores que marcan el riesgo pandémico en la isla están la sitúan en un nivel de riesgo medio y no de riesgo alto.

Para asegurar que Tenerife se encuentra en una situación de riesgo medio, Alemán alude al semáforo de alerta del Ministerio de Sanidad, aprobado en la Conferencia Interterritorial a principios de octubre para alcanzar un marco común de umbrales de riesgo y conocer la evolución real del virus en el país. El Gobierno de España se ha centrado en la presión en los hospitales (pacientes COVID-19 en UCI y resto de plantas), la incidencia acumulada (14 y siete días) y la tasa de positividad (número de positivos por pruebas PCR realizadas) en un texto ratificado por todas las comunidades autónomas menos el País Vasco y Madrid. A partir de entonces se proponen cuatro niveles de riesgo: extremo, alto, medio y bajo.

De acuerdo con esta actualización, la incidencia acumulada a siete días en Tenerife, que se sitúa en torno a los 65 casos por 100.000 habitantes, supone la mejora progresiva de la situación en la isla, que al inicio de estas medidas, y según afirma Sanidad, se situaba en un 74,9. De esta manera y atendiendo a los parámetros del Ministerior de Sanidad, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud considera que esta cifra sitúa a Tenerife en un nivel de transmisión medio.

Mientras tanto, el medidor que se tuvo en cuenta por parte del Gobierno de Canarias para decidir cuál era la situación de la isla para decretar o no el semáforo rojo apuntaba que se consideran islas con un nivel alto de transmisión aquellas donde la incidencia acumulada de casos diagnosticados en los últimos siete días (IA) presente todos y cada uno de los siguientes criterios:

  1. Que la isla supere los 50 casos/100.000 habitantes.
  2. Que algún municipio de la isla supere los 100 casos/100.000 habitantes, con más de 2 casos esporádicos y presente un incremento >10% respecto a la media de las incidencias acumuladas de las dos semanas previas.

De esta manera, según este criterio, Tenerife continuaría aún bajo un nivel alto de transmisión al contar con una IA de siete días mayor a 50.

Riesgo alto de incidencia acumulada en mayores de 65 años

Por otra parte, atendiendo al indicador del Ministerio de Sanidad, en particular al que marca la incidencia en la población mayor de 65 años, la transmisión en esta franja de edad está en riesgo alto debido a que la incidencia acumulada a 7 días en mayores de 65 años se encuentra en esta semana en un nivel de 55,8 casos por 100.000 habitantes y ha bajado de 68 casos por 100.000 habitantes anterior. Aún así se sitúa por encima de los 50 casos recomendables para alcanzar un riesgo medio.

Otros medidores que determinan el nivel de riesgo

Según Trujillo, otro de los indicadores que marca la tendencia a la estabilización y bajada en Tenerife es la del porcentaje semanal de pruebas diagnósticas de infección activa (PDIA) con resultado positivo. En el caso de Tenerife este indicador es de 5,6%, casi un punto por debajo del 6,4% anterior, lo que supone un indicador de nivel de transmisión bajo.

Por otra parte, con respecto a la trazabilidad de los casos, es decir, el número de casos asociados a brotes en Tenerife, la isla ha mejorado pasando del 57% al 65,7% de los casos, por lo que se trata de un indicador de riesgo medio, notificando en la última semana 45 nuevos brotes de COVID con 296 afectados.

Otros indicadores que se establecen en riesgo medio en Tenerife son los relativos a la utilización de servicios asistenciales por COVID. En este caso, Tenerife tiene 5,7%, de las camas de agudos ocupadas por COVID, subiendo ligeramente del 5,4% anterior. En el caso de las UCI "se pasó de un 17% de la camas ocupadas por COVID a las 13,6 % actuales" sentencia Sanidad, motivo por el que se pasa de un riesgo alto a un riesgo medio en estas semanas de medidas extraordinarias.

El consejero de Sanidad agradeció a las entidades locales su implicación en el cumplimiento de las normas e insistió en la necesidad de que la ciudadanía se implique y evite las reuniones fuera de los núcleos de convivencia especialmente en espacios cerrados o mal ventilados.

Además, Trujillo destacó la colaboración de todas las administraciones y les emplazó a reuniones la próxima semana junto con las confederaciones de empresarios y sus comisiones de comercio para coordinar las medidas específicas para las fiestas navideñas a fin de evitar la propagación del virus en estas fiestas.

Etiquetas
Publicado el
27 de noviembre de 2020 - 18:21 h

Descubre nuestras apps

stats