Incendio en Tenerife
El Cabildo de Tenerife inicia el proceso para declarar como zona catastrófica la parte afectada por el incendio

Árboles en llamas por el incendio forestal de Tenerife el pasado 16 de agosto de 2023

EFE

0

El Consejo de Gobierno del Cabildo de Tenerife ha aprobado este miércoles la propuesta de declaración de la isla como zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, a consecuencia del incendio forestal que se inició el pasado 15 de agosto.

Rosa Dávila ha alabado la labor de todos los medios y equipos que han trabajado “en un incendio devastador que se combate con el mejor equipo técnico que ha dirigido la estrategia de planificación contra este incendio”. La presidenta del Cabildo ha subrayado que la crisis sigue vigente, pero aún así han querido celebrar este consejo porque, a pesar de no haber afectado a viviendas y personas, “sí que ha devorado una parte muy importante de nuestros montes, afectando a más de 10.000 hectáreas de la corona forestal y 2.300 del Parque Nacional del Teide”.

La regidora tinerfeña ha informado de que junto a este nuevo acuerdo, se sumará la convocatoria del patronato del Parque Nacional, así como de otros medios naturales, y la constitución de una comisión de seguimiento y evaluación de los daños provocados por este incendio una vez culmine la fase de emergencia actual.

Estas labores de evaluación y seguimiento de daños se llevarán a cabo en coordinación con el resto de áreas del Cabildo y los ayuntamientos, que juntos valorarán el impacto económico de las pérdidas. Este procedimiento que ha comenzado este miércoles en Consejo de Gobierno se hace de acuerdo con la Ley de Protección Civil del Estado de 2015, en el que se prevén ayudas económicas por daños a particulares (cuartos de aperos, instalaciones ganaderas o explotaciones apícolas), corporaciones locales, personas físicas o jurídicas que han colaborado en la gestión de la emergencia, y otras actividades mercantiles o de servicios con actividad en la corona forestal y en el parque nacional, así como los daños en infraestructuras insulares.

Desde el Consejo de Gobierno del Cabildo se derivará el proceso a la Consejería de Seguridad y Emergencias para que, en coordinación con el resto de áreas insulares, valoren los daños producidos en sectores como el comercio, bienestar animal o movilidad.

Además, ha anunciado que tras la situación de emergencia se mantendrá una reunión con la FECAI para el análisis de propuestas en materia de extinción de incendios. La presidenta ha anunciado que propondrá al Estado activar directamente a la Unidad Militar de Emergencias (UME) “desde un nivel 1 o 1 plus, sin la necesidad de llegar al nivel 2”, con el objetivo de agilizar la recepción de medios, como los hidroaviones.

Ha hecho una mención especial a la lucha que, hace dos días, los medios y efectivos han hecho en defensa de infraestructuras estratégicas en el Parque Nacional del Teide, como el Observatorio de Metereología y el del Instituto de Astrofísica de Canarias.

La presidenta también ha agradecido el trabajo de las brigadas forestales así como de la UME, “por su esfuerzo en custodiar y proteger un importante patrimonio nacional, como el jardín botánico del Teide”. En cuanto a las especies endémicas, ha alabado la resistencia del pino canario, que “con toda seguridad volverá a recubrir nuestros montes y relucir con su verde”. Sí que ha lamentado la tardía recuperación de la retama, cuyo proceso de recuperación se prolonga a los 25 años, y cuya pérdida es “incalculable y no se mide con dinero”.

“Tenerife no se ha rendido. No hemos bajado los brazos en ningún solo momento”, ha agregado la presidenta, que ha recalcado que en los últimos 40 años no ha existido un incendio tan devastador. A pesar de ello, ha valorado la satisfacción y alegría que le produce a la institución que “miles de familias podían volver a sus viviendas en la tarde de ayer”.

La presidenta no ha querido olvidar la labor del equipo de gobierno del Cabildo de Tenerife, así como sus directores insulares, entidades privadas, asociaciones no gubernamentales y voluntarios, “que han hecho posible la correcta evacuación y mantenimiento de la emergencia”.

El vicepresidente del Cabildo, Lope Afonso, ha destacado la “necesidad de que el cabildo esté a la altura de las circunstancias” y ha instado a los ayuntamientos y al Gobierno de Canarias a colaborar con este proceso, una vez se evalúen los daños y acabe la fase actual de emergencia. El consejero de presidencia, José Miguel Ruano, ha dicho que, a pesar de que con los datos actuales pueden comenzar algunas evaluaciones de daños, será cuando finalice la alerta el periodo exacto en el que comiencen los análisis.

El fuego declarado hace siete días ocupa una superficie de 14.751 hectáreas, pero su contención por los equipos de extinción ha permitido que ayer pudieran volver a sus casas 8.355 personas de los municipios de La Victoria y Los Realejos, así como la mayoría de los vecinos de El Rosario, El Sauzal, La Matanza, Santa Úrsula y La Orotava mientras que permanecen evacuadas 3.109 personas. 

Etiquetas
stats