La portada de mañana
Acceder
El vicealcalde de Murcia denuncia por corrupción a su propio equipo de Gobierno
El primer mapa de mortalidad por COVID muestra el fuerte impacto de la pandemia
Opinión - Villarejo, tercera temporada, por Esther Palomera

Guía de Marruecos

Callejones azules y chilabas de lana en la medina de Chefchauen. Martina Abba

Marruecos es uno de nuestros destinos preferidos. La cercanía de este país fascinante y las enormes posibilidades para hacer turismo low cost nos permitió hacer las primeras escapadas hace ya muchos años. Y desde entonces (hablamos de más de dos décadas), sus ciudades imperiales e imponentes regiones han sido blanco recurrente de pequeños y grandes viajes que nos han permitido recorrer buena parte de su enorme y variada geografía: este suplemento se inauguró, precisamente, con una batería de reportajes sobre la ciudad de Marrakech, una de las grandes referencias del país para los viajeros y viajeras desde hace siglos. En esta guía iremos incluyendo las guías, los reportajes y las notas que se han publicado y se publicarán sobre Marruecos. Un recurso que incluye mapas, consejos y la información útil para preparar tu viaje.

LAS CIUDADES IMPERIALES.- Las ciudades de Fez, Mekínez, Rabat y Marrakech forman el cuarteto de los grandes centros monumentales e históricos del país alauita. Sus grandes medinas están cuajadas de palacios, viejas madrasas (escuelas coránicas) y mezquitas que forman conjunto monumentales dignos del Patrimonio Mundial de la UNESCO. En los siguientes enlaces podrás descubrir los lugares más importantes de cada una de estas ciudades y rutas propuestas para ver todo lo que importa en pocos días.

LA CIUDAD IMPERIAL DE RABAT.- La capital administrativa de Marruecos es una ciudad pujante que rivaliza con su vecina del sur, Casablanca. Para el viajero, Rabat tiene como principales atractivos su antigua medina medieval que esconde joyas como la Kasbah Udaya, una preciosa ciudadela fortificada a orillas del mar con callejuelas, mezquitas y viejos palacios o la Torre de Hasan, uno de los tres grandes minaretes almohades que se convirtieron, junto a la Giralda sevillana y la torre Koutubia de Marrakech. Otra de las ventajas de la ciudad es el acceso a las playas del Atlántico y a la vecina ciudad de Salé, antiguo puerto de piratas berberiscos.

FEZ, LA CIUDAD SANTA.- Su medina se cuenta entre las más importantes del norte de África y es famosa en todo el mundo musulmán por su prestigiosa universidad del siglo IX. Fez es una de las mejores opciones para iniciarse como viajero en Marruecos. Es una ciudad monumental, muy bien comunicada con Europa y muy cerca de otros destinos interesantes como Mekínez o la Cordillera del Rif, en el norte del país. En los siguientes reportajes y guías podrás desgranar todos los atractivos de esta ciudad fascinante.

DOS DÍAS EN FEZ

LAS CURTIDURÍAS DE DERB CHOUARA

UN PASEO POR EL BARRIO JUDÍO DE FEZ

GUÍA BREVE DE LA CIUDAD DE MEKÍNEZ.- Mequínez (o Meknés) suele quedar fuera de los circuitos viajeros pese a estar a medio camino entre las ciudades Rabat y Fez. Aunque es la menor de las cuatro grandes capitales históricas del país, su medina guarda grandes tesoros artísticos como la Ciudad Palaciega de Moulay Ismael o la Madrasa de Bou Inania.  Desde aquí se pueden visitar otros lugares como la ciudad romana de Volubilis, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del país o el Parque Natural de Ifran, con sus bosques de cedros centenarios.

MARRAKECH.- Una de las grandes joyas de la corona. La ciudad rosa es famosa en el mundo entero por su bullicosa Jemaa el Fna, la plaza más sorprendente e insólita del norte de África y sus zocos. Durante siglos fue el principal punto de  contacto con los pueblos al sur de la Cordillera del Atlas, lo que la convirtió en punto de llegada y salida de las grandes caravanas c5omerciales que atravesaban en Desierto del Sáhara.

GUÍA UTIL DE MARRAKECH

PERDIDOS EN MARRAKECH; CLAVES PARA ENTENDER EL LABERINTO ROSA

SUR DE MARRUECOS.- La Cordillera del Atlas sirve de frontera entre los valles agrícolas que ocupan el centro y el norte del país y el ya cercano desierto. Es la región de las famosas kasbahs, pueblos fortaleza construidos con adobe que fueron, hasta no hace mucho tiempo, el símbolo del poder de las familias bereberes que controlaban los escasos valles agrícolas de una zona que ya deja sentir la cercanía del Sáhara. Esta es la región del país que de manera más patente evoca la idea del viaje en el sentido más clásico del término.

UNA RUTA POR EL ALTO ATLAS.- La Cordillera del Atlas recorre el país de suroeste a noreste creando una división clara entre el Marruecos agrícola y el que antecede las arenas saharianas. Esta cadena de picos que, en el área del mítico Jbel Toubkal superan los 4.000 metros de altitud. Valles cuajados de terrazas de cultivo, pueblos de adobe y la potente cultura bereber son los principales atractivos de este paraíso natural.

CONSEJOS PARA SUBIR AL JBEL TOUBKAL.- El techo de la Cordillera del Atlas es una de las montañas más codiciadas por los montañeros pese a ser un reto que no requiere de grandes alardes técnicos. Eso sí, hay que superar los 4.000 metros de altitud a través de uno de los caminos más espectaculares de la Cordillera del Atlas.

LA RUTA DE LAS KASBAHS.- La cara sur del Atlas está surcada de profundos valles por los que desaguan las nieves que caen en las zonas altas de la cordillera. Estas grietas verdes son el marco de las Kasbahs, las antiguas fortalezas de barro. La ciudad de Ouarzazate es la llave que da acceso al sur a través de valles repletos de palmeras que mueren a los pies de las primeras dunas del desierto.

GUÍA DE ESSAOUIRA.- A pocos kilómetros de Marrakech, esta pequeña ciudad del litoral atlántico se ha convertido en unas de las mecas del surf del país. Su pequeña medina es encantadora y también es una buena base para explorar la costa sur marroquí, condición que la ha convertido en una pieza codiciada por los mochileros europeos.

NORTE DE MARRUECOS.-

GUÍA DE CHEFCHAUEN, LA CIUDAD AZUL.- Esta ciudad es una de las joyas de las montañas del Rif. Sus casas azules son su principal seña de identidad y crean un conjunto de gran belleza.

TÁNGER, LA PUERTA DE ENTRADA A MARRUECOS.- En pleno Estrecho de Gibraltar, esta ciudad aúna un poco de las dos orillas del Mediterráneo: tiene un algo de española que se manifiesta aún de manera potente en su ciudad colonial, pero su medina nos recuerda de qué parte del mapa estamos. Antigua ciudad internacional y escenario de correrías de espías, escritores y vividores, Tánger es una de las más atrayentes urbes del norte de Marruecos.

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2020 - 22:40 h

Descubre nuestras apps

stats