eldiario.es

Menú

Malas expectativas para el emprendimiento en las aulas

Como colectivo de profesores implicados en la docencia de las materias de emprendimiento, nos dirigimos al Consejero de Educación, Marcial Marín, para tratar paliar los desarreglos que la nueva Ley de Educación, LOMCE, traerá a la comunidad educativa, especialmente alumnos y profesorado.

- PUBLICIDAD -
Foto: EFE

Señor Consejero de Educación:

En verano de 2012 la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha implantó dos materias novedosas en algunos cursos de secundaria, las materias de Iniciación a la Actividad Emprendedora y Empresarial y, que ponían el emprendimiento como una herramienta con la que concienciar a toda la comunidad educativa de su importancia como parte de la formación de nuestros alumnos, y formar a aquellos que un día se incorporarían al mercado laboral, trabajando para una empresa, o creando la suya propia.

Ha sido una herramienta de gran trascendencia y que ha permitido que por ejemplo, al terminar el curso 2013/14, se encontrasen matriculados 10.290 alumnos de los cuales 2289 cursaron “Iniciación a la actividad emprendedora y empresarial” en Bachillerato, 4375 “Taller de iniciación a la actividad emprendedora y empresarial” de ESO  y, por último, 3.626 en los Programas de cualificación Profesional Inicial (PCPI). Estos espectaculares datos eran argumentados por el Consejero de Educación, Marcial Marín en el sentido de que “toda capacidad creativa y emprendedora contribuye a la prosperidad económica, y al bienestar social”. Y estamos de acuerdo. Este año podrían ser más de 20.000 los alumnos ya implicados.

Pues bien, la entrada en vigor de la LOMCE en Secundaria prevista para el próximo curso, hace un flaco favor a los alumnos emprendedores y provoca la  frustación de las expectativas que la comunidad educativa había puesto en el fomento de la iniciativa emprendedora. Actualmente, se están negociando los horarios de las distintas materias de ESO y Bachillerato, y vemos con perplejidad  cómo en tercero de la ESO, desaparece el Taller de iniciativa emprendedora y empresarial  implantado por esta Consejería de forma pionera  y no existe opción a formación en el emprendimiento en dicho curso. Vemos cómo en cuarto de la ESO, según las materias que se elijan en las opciones de enseñanzas académicas o aplicadas, desaparece el emprendimiento como materia. 

Vemos cómo  desaparece la materia sobre emprendimiento que esta Consejería también implantó de forma novedosa en primero de bachillerato. Vemos cómo la materia de segundo de Bachillerato que ofrecía herramientas necesarias también para el emprendimiento y el  proyecto empresarial, Fundamentos de Administración y Gestión, queda relegada a la modalidad de Humanidades y Ciencias sociales, sin dar opción a los alumnos del resto de modalidades a que la puedan elegir.

De modo que, Sr. Consejero, nos dirigimos a usted para evitar que cometa este grave error, dado que aún se está a tiempo de arreglar el horario referido a estas materias e incluir nuevamente aquellas que desaparecen, algunas de las cuales han supuesto en estos dos años un auténtico impulso a la formación del alumnado, que sin duda será un valor seguro que contribuirá a la salida de la crisis y a la mejora de los datos del desempleo.

Las materias de emprendimiento deben ser materias transversales, que estén presentes en todas las etapas educativas y que supongan una formación continua sin interrupciones. Castilla La Mancha puede seguir siendo un referente en emprendimiento respecto a otras comunidades autónomas o bien permitir que se vaya apagando una formación encaminada a cambiar la situación económica actual desde las aulas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha