Turquía bloquea el ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

0

Ya está hecho, pero el camino está siendo más complicado de lo previsto. Finlandia y Suecia han entregado en mano la carta en la que expresan formalmente su solicitud de formar parte de la OTAN. Así lo han hecho este miércoles por la mañana los embajadores de sendos países ante la OTAN, el finlandés Klaus Korhonen y el sueco Axel Wernhoff, en una reunión con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en los cuarteles generales de la Alianza Atlántica, en Bruselas.

Y, horas después, en la primera reunión de los miembros de la OTAN, la de los embajadores permanentes, Turquía está presentando su veto, según informa Financial Times. ¿Por qué? Porque acusa a ambos países de colaborar con las milicias kurdas calificadas de terroristas por Ankara.

Los 30 Estados miembros de la OTAN tienen que ratificar las solicitudes de Finlandia y Suecia, pero ese proceso solo comienza una vez que la alianza de defensa emite un protocolo de adhesión e invita formalmente a los dos países a unirse. Durante una intervención en el Parlamento el miércoles, el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, atacó a los aliados occidentales por no respetar la “sensibilidad” de Ankara sobre el terrorismo y acusó a Suecia y Finlandia de negarse a extraditar a 30 personas acusadas de cargos relacionados con el terrorismo en su país. “Pedimos 30 terroristas. Dijeron: 'no los vamos a entregar. No entregas a los terroristas pero quieres unirte a la OTAN. No podemos decir sí a una organización de seguridad que carece de seguridad”.

¿“Conclusiones rápidas”?

“Es un momento histórico”, ha dicho el noruego Stoltenberg tras recibir las cartas: “Es un buen día en un momento crítico para nuestra seguridad. Cada nación tiene el derecho de elegir su camino, vosotros habéis elegido vuestro camino a través de un proceso democrático. Sois nuestros socios más cercanos, y vuestro ingreso incrementará nuestra seguridad compartida. Las solicitudes son un paso histórico, los aliados evaluarán ahora los pasos a seguir. Estamos determinados para llegar a conclusiones rápidas”.

No obstante, después de los movimientos de Erdogan, esperan intensas sesiones diplomáticas a varias bandas para llegar a un acuerdo con Turquía.

“La OTAN ya está alerta en la región del mar Báltico”, ha dicho Stoltenberg: “La OTAN y las fuerzas aliadas continuarán adaptándose según sea necesario. Todos coincidimos en la importancia de la ampliación de la OTAN. Todos estamos de acuerdo en que debemos permanecer unidos y todos estamos de acuerdo en que este es un momento histórico que debemos aprovechar”.

El ex primer ministro finlandés Alex Stubb explica en una entrevista con elDiario.es: “Creo que la decisión de que Finlandia sea miembro de la OTAN se tomó de facto a las 5:00 de la mañana del 24 de febrero, cuando Putin atacó Ucrania. Y este fue en gran medida un proceso liderado por la sociedad en general. Y luego las élites políticas se adaptaron. El tren salió de la estación el 24 de febrero, era solo una cuestión de cómo lo llevas a la sede en Bruselas en el menor tiempo posible. Hacerlo en menos de tres meses es un muy buen logro del Gobierno y del presidente”.

Resistencias turcas

El presidente Tayyip Erdogan ha dicho este el miércoles que Suecia no debería esperar que Turquía apruebe su candidatura a la OTAN sin que regresen los “terroristas” que ha pedido extraditar a su país, y rechazó que las delegaciones sueca y finlandesa viajaran a Turquía para convencerle de que respalde sus candidaturas, informa Reuters, en un mensaje que se puede traducir en un freno al ingreso exprés que querían tanto los solicitantes como del propio Stoltenberg.

“Somos muy sensibles con la protección de nuestras fronteras de los ataques de organizaciones terroristas”, dijo Erdogan en el Parlamento, y añadió que los aliados de la OTAN nunca habían apoyado a Turquía en su lucha contra las milicias kurdas, incluido el YPG: “La expansión de la OTAN solo es importante para nosotros en función del respeto que se muestre a nuestras sensibilidades”.

Ankara dice que Suecia y Finlandia albergan a personas que, según dice, están vinculadas a grupos que considera terroristas, como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y seguidores de Fethullah Gulen, a quien Ankara acusa de orquestar un intento de golpe de estado en 2016.

La emisora ​​estatal turca TRT-Haber dijo el lunes que Suecia y Finlandia no habían aprobado la repatriación de 33 personas que solicitó Turquía.

La OTAN y Estados Unidos han dicho que confiaban en que Turquía no retrasara la adhesión de Finlandia y Suecia.

El procedimiento para entrar en la OTAN

El proceso de adhesión se articula a través de las siguientes etapas. En primer lugar, es la solicitud formal de un país aspirante, de acuerdo con sus procedimientos y reglamentos, para convertirse en miembro de la OTAN. Esa solicitud, generalmente entregada en una carta al secretario general, es lo que se ha producido este miércoles en Bruselas.

A continuación, el Consejo de Embajadores de la OTAN (el Consejo del Atlántico Norte, el órgano de toma de decisiones de la OTAN) se reúne para evaluar la solicitud y decidir sí o no para proceder con ella. La decisión se toma por unanimidad (por consenso), como todas las decisiones en el Consejo del Atlántico Norte.

Posteriormente se produce la invitación oficial del Consejo del Atlántico Norte para iniciar negociaciones de adhesión con el país aspirante, para luego producirse las conversaciones de adhesión entre el país aspirante y un equipo de la OTAN dirigido por el secretario general adjunto de Asuntos Políticos y Política de Seguridad.

Más tarde, llega la decisión del Consejo del Atlántico Norte de iniciar la firma del Protocolo de Adhesión, que se produce posteriormente por todos los Estados miembros de la OTAN.

El último paso es la ratificación del Protocolo de Adhesión firmado por todos los Estados miembros de la OTAN, de acuerdo con sus requisitos y procedimientos nacionales, que varían de un país a otro.

Ya está hecho, pero el camino está siendo más complicado de lo previsto. Finlandia y Suecia han entregado en mano la carta en la que expresan formalmente su solicitud de formar parte de la OTAN. Así lo han hecho este miércoles por la mañana los embajadores de sendos países ante la OTAN, el finlandés Klaus Korhonen y el sueco Axel Wernhoff, en una reunión con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en los cuarteles generales de la Alianza Atlántica, en Bruselas.

Y, horas después, en la primera reunión de los miembros de la OTAN, la de los embajadores permanentes, Turquía está presentando su veto, según informa Financial Times. ¿Por qué? Porque acusa a ambos países de colaborar con las milicias kurdas calificadas de terroristas por Ankara.

Los 30 Estados miembros de la OTAN tienen que ratificar las solicitudes de Finlandia y Suecia, pero ese proceso solo comienza una vez que la alianza de defensa emite un protocolo de adhesión e invita formalmente a los dos países a unirse. Durante una intervención en el Parlamento el miércoles, el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, atacó a los aliados occidentales por no respetar la “sensibilidad” de Ankara sobre el terrorismo y acusó a Suecia y Finlandia de negarse a extraditar a 30 personas acusadas de cargos relacionados con el terrorismo en su país. “Pedimos 30 terroristas. Dijeron: 'no los vamos a entregar. No entregas a los terroristas pero quieres unirte a la OTAN. No podemos decir sí a una organización de seguridad que carece de seguridad”.

¿“Conclusiones rápidas”?

“Es un momento histórico”, ha dicho el noruego Stoltenberg tras recibir las cartas: “Es un buen día en un momento crítico para nuestra seguridad. Cada nación tiene el derecho de elegir su camino, vosotros habéis elegido vuestro camino a través de un proceso democrático. Sois nuestros socios más cercanos, y vuestro ingreso incrementará nuestra seguridad compartida. Las solicitudes son un paso histórico, los aliados evaluarán ahora los pasos a seguir. Estamos determinados para llegar a conclusiones rápidas”.

No obstante, después de los movimientos de Erdogan, esperan intensas sesiones diplomáticas a varias bandas para llegar a un acuerdo con Turquía.

“La OTAN ya está alerta en la región del mar Báltico”, ha dicho Stoltenberg: “La OTAN y las fuerzas aliadas continuarán adaptándose según sea necesario. Todos coincidimos en la importancia de la ampliación de la OTAN. Todos estamos de acuerdo en que debemos permanecer unidos y todos estamos de acuerdo en que este es un momento histórico que debemos aprovechar”.

El ex primer ministro finlandés Alex Stubb explica en una entrevista con elDiario.es: “Creo que la decisión de que Finlandia sea miembro de la OTAN se tomó de facto a las 5:00 de la mañana del 24 de febrero, cuando Putin atacó Ucrania. Y este fue en gran medida un proceso liderado por la sociedad en general. Y luego las élites políticas se adaptaron. El tren salió de la estación el 24 de febrero, era solo una cuestión de cómo lo llevas a la sede en Bruselas en el menor tiempo posible. Hacerlo en menos de tres meses es un muy buen logro del Gobierno y del presidente”.

Resistencias turcas

El presidente Tayyip Erdogan ha dicho este el miércoles que Suecia no debería esperar que Turquía apruebe su candidatura a la OTAN sin que regresen los “terroristas” que ha pedido extraditar a su país, y rechazó que las delegaciones sueca y finlandesa viajaran a Turquía para convencerle de que respalde sus candidaturas, informa Reuters, en un mensaje que se puede traducir en un freno al ingreso exprés que querían tanto los solicitantes como del propio Stoltenberg.

“Somos muy sensibles con la protección de nuestras fronteras de los ataques de organizaciones terroristas”, dijo Erdogan en el Parlamento, y añadió que los aliados de la OTAN nunca habían apoyado a Turquía en su lucha contra las milicias kurdas, incluido el YPG: “La expansión de la OTAN solo es importante para nosotros en función del respeto que se muestre a nuestras sensibilidades”.

Ankara dice que Suecia y Finlandia albergan a personas que, según dice, están vinculadas a grupos que considera terroristas, como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y seguidores de Fethullah Gulen, a quien Ankara acusa de orquestar un intento de golpe de estado en 2016.

La emisora ​​estatal turca TRT-Haber dijo el lunes que Suecia y Finlandia no habían aprobado la repatriación de 33 personas que solicitó Turquía.

La OTAN y Estados Unidos han dicho que confiaban en que Turquía no retrasara la adhesión de Finlandia y Suecia.

El procedimiento para entrar en la OTAN

El proceso de adhesión se articula a través de las siguientes etapas. En primer lugar, es la solicitud formal de un país aspirante, de acuerdo con sus procedimientos y reglamentos, para convertirse en miembro de la OTAN. Esa solicitud, generalmente entregada en una carta al secretario general, es lo que se ha producido este miércoles en Bruselas.

A continuación, el Consejo de Embajadores de la OTAN (el Consejo del Atlántico Norte, el órgano de toma de decisiones de la OTAN) se reúne para evaluar la solicitud y decidir sí o no para proceder con ella. La decisión se toma por unanimidad (por consenso), como todas las decisiones en el Consejo del Atlántico Norte.

Posteriormente se produce la invitación oficial del Consejo del Atlántico Norte para iniciar negociaciones de adhesión con el país aspirante, para luego producirse las conversaciones de adhesión entre el país aspirante y un equipo de la OTAN dirigido por el secretario general adjunto de Asuntos Políticos y Política de Seguridad.

Más tarde, llega la decisión del Consejo del Atlántico Norte de iniciar la firma del Protocolo de Adhesión, que se produce posteriormente por todos los Estados miembros de la OTAN.

El último paso es la ratificación del Protocolo de Adhesión firmado por todos los Estados miembros de la OTAN, de acuerdo con sus requisitos y procedimientos nacionales, que varían de un país a otro.

Ya está hecho, pero el camino está siendo más complicado de lo previsto. Finlandia y Suecia han entregado en mano la carta en la que expresan formalmente su solicitud de formar parte de la OTAN. Así lo han hecho este miércoles por la mañana los embajadores de sendos países ante la OTAN, el finlandés Klaus Korhonen y el sueco Axel Wernhoff, en una reunión con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en los cuarteles generales de la Alianza Atlántica, en Bruselas.

Y, horas después, en la primera reunión de los miembros de la OTAN, la de los embajadores permanentes, Turquía está presentando su veto, según informa Financial Times. ¿Por qué? Porque acusa a ambos países de colaborar con las milicias kurdas calificadas de terroristas por Ankara.