Bruselas responde al PP de Feijóo que “puede ser más útil dar apoyos a las familias y empresas que bajar el IVA”

Andrés Gil

0

El PP insiste en bajar impuestos. Pero en Bruselas lo tienen tan claro como Alberto Núñez Feijóo, Isabel Díaz Ayuso o Juan Manuel Moreno Bonilla. Si hace unos días la Comisión Europea alertaba de que los ingresos de los impuestos “son muy necesarios” en plena carrera del PP por bajarlos, este lunes el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, ha respondido a las preguntas de la eurodiputada Isabel Benjumea en la comisión de Economía del Parlamento Europeo.

Bruselas advierte de que los ingresos de los impuestos "son muy necesarios" en plena carrera del PP por bajarlos

Saber más

Benjumea ha buscado la complicidad de la Comisión Europea en su pugna fiscal con el Gobierno español. Pero no ha recibido las buenas palabras que esperaba, hasta el punto de que ha repreguntado tres veces al comisario socialista italiano. La eurodiputada del PP ha intentado que Bruselas respalde “rebajas fiscales, bajadas del IRPF, incentivos” en supuestas enmiendas a los planes de recuperación, acordados y aprobados con Bruselas en la primavera de 2021.

“Como norma”, ha dicho Gentiloni, “mi respuesta es que los Estados deben aplicar lo que fue acordado en el plan de recuperación. Se llegó a un acuerdo en su momento y eso es la base del instrumento de recuperación y resiliencia. Luego, hay una serie de Estados que han visto aumentada o disminuida su asignación [en España, aumentó en más de 7.000 millones por el agudo golpe de la pandemia] y que están viendo cómo ajustar sus planes con una adenda. Si eso conllevara medidas fiscales, estudiaríamos que haya sostenibilidad, porque la Comisión las estudia no sólo desde el punto de vista de que sea legítimo intervenir a nivel fiscal, sino que también las contemplamos desde el punto de vista de la sostebilidad”.

En efecto, Gentiloni recordaba a la nueva secretaria de Fondos Europeos del PP que la sostenibilidad fiscal tiene que ver tanto con lo que se gasta como con lo que se ingresa. “En el contexto actual, los recursos fiscales son muy necesarios, necesitamos ingresos”, explican fuentes comunitarias: “España está recibiendo ahora mucho dinero de los fondos de recuperación y resiliencia y, por decisión propia, ha decidido canalizar buena parte de ese dinero a través de las comunidades autónomas. Pero ese dinero se acabará [en 2026]”.

Benjumea también ha insistido en buscar apoyo a las bajadas del IVA que defiende el PP. Este lunes el presidente de su partido, Núñez Feijóo ha pedido bajar el IVA a alimentos básicos. “En general”, ha dicho Gentiloni, “tenemos unas reglas muy claras sobre las posibilidades de reducir el IVA o los impuestos al consumo, y unas orientaciones muy claras sobre lo que se puede o no se puede que decidimos en abril pasado, no hace tanto tiempo. Esto es algo que respetar, no se puede reducir más allá de terminados límites”.

Gentiloni, además, le ha dicho a la eurodiputada del PP: “En un contexto de emergencia, hay que tener cuidado con la reducción de los impuestos al consumo, porque hay que apoyar la transición energética, la transición climática, y puede ser más útil apoyar a las familias y empresas vulnerables que reducir el IVA o los impuestos al consumo. Pedimos que no reduzcan solo el IVA, porque podemos apoyar de forma diferente sin socavar la transición climática”. 

El comisario italiano ha explicado también a Benjumea que “la Comisión Europea lleva años comprometida con reducir las diferencias de impuestos dentro de la UE, cuando son resultado de planificación fiscal agresiva y pone en peligro el mercado único y las condiciones equitativas. Es un objetivo general en las recomendaciones por países. La Comisión no tiene intención de igualar las políticas fiscales de los Estados miembro, las diferencias existen, pero intentamos evitar la planificación fiscal agresiva y una aplicación del acuerdo global del 15% de impuesto de sociedades mínimo para las multinacionales. Más allá de eso, la discusión dentro de los Estados miembro es legítima, no es algo en lo que quiera inmiscuirse la Comisión Europea”. 

Calviño: “El PP ha puesto en marcha un proceso para desmontar el Estado del bienestar”

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha pasado el lunes en Bruselas con varias reuniones con comisarios europeos para hablar de la marcha del plan de recuperación español y de los planes para la presidencia española del Consejo de la UE, que tendrá lugar en el segundo semestre de 2023.

A su salida de la Comisión Europea, Calviño ha respondido sobre la última propuesta del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, para bajar el IVA, así como por la carrera de dirigentes regionales popiulares para recortar impuestos a los ricos, como es el caso de Madrid y Andalucía. 

“En general me da la sensación de que el Partido Popular está intentando lanzar una cortina de humo para que no hablemos de esa carrera a la baja de los líderes de determinadas comunidades autónomas que han puesto en marcha un proceso para desmontar el estado del bienestar empezando por la rebaja al impuesto a las grandes fortunas, el impuesto de patrimonio”, ha afirmado Calviño.  

“Creo que este tipo de anuncios constantes que estamos viendo tratan de arrojar una cortina de humo para que no hablemos de lo que de verdad está haciendo el Partido Popular en aquellas comunidades autónomas en las que gobierna, que es ir desmontando el Estado del Bienestar”, ha asegurado Calviño.

En relación con el contexto actual, con una recesión que amenaza con asomarse, la vicepresidenta ha señalado: “Estamos en una situación de gran incertidumbre con respecto a la evolución de las economías europeas, especialmente aquellas que tienen una mayor exposición y una mayor dependencia con respecto al suministro del gas ruso. Las previsiones económicas son claras con respecto a una ralentización del crecimiento económico, pero también con respecto al fuerte crecimiento que se ha registrado en España el año pasado y también en lo que llevamos de 2022. Todos los organismos siguen previendo que la economía española crezca por encima de la media de la Unión Europea, de la media de la OCDE y por encima de los grandes países de la zona del euro y de la Unión Europea”.

En cuanto al desarrollo del plan de recuperación, Calviño ha asegurado que en la Comisión Europea “hay una valoración muy positiva del despliegue del Plan en España, se constata ese impacto tan positivo de algunas reformas emblemáticas como, por ejemplo, la reforma del mercado de trabajo. Hemos empezado a intercambiar elementos de la adenda del plan de recuperación que esperamos presentar en el curso del otoño [para pedir la parte de los préstamos correspondientes a España, otros 70.000 millones]”.

En relación con el impacto de la victoria de la extrema derecha en Italia, Calviño ha respondido: “No es nuestra función valorar los resultados electorales en otro país. Desde el punto de vista de España tenemos el interés por tener las mejores relaciones con un socio tan importante como es Italia. Yo confío en que siga teniendo una actitud constructiva y proeuropea”.

Por último, la vicepresidenta ha hablado de la subida de tipos por parte del BCE: “La competencia en materia de lucha contra la inflación es del Banco Central Europeo y en el caso de nuestro país, el gobernador del Banco de España, que es quien participa en su consejo de gobierno del BCE. Y yo estoy segura de que en todos esas debates y en toda la toma de decisiones se tiene en cuenta la necesidad de atajar la inflación, sin por ello poner en riesgo la fuerte recuperación económica y el crecimiento y la creación de empleo en toda Europa, muy especialmente en nuestro país”.

El PP insiste en bajar impuestos. Pero en Bruselas lo tienen tan claro como Alberto Núñez Feijóo, Isabel Díaz Ayuso o Juan Manuel Moreno Bonilla. Si hace unos días la Comisión Europea alertaba de que los ingresos de los impuestos “son muy necesarios” en plena carrera del PP por bajarlos, este lunes el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, ha respondido a las preguntas de la eurodiputada Isabel Benjumea en la comisión de Economía del Parlamento Europeo.

Bruselas advierte de que los ingresos de los impuestos "son muy necesarios" en plena carrera del PP por bajarlos

Saber más

Benjumea ha buscado la complicidad de la Comisión Europea en su pugna fiscal con el Gobierno español. Pero no ha recibido las buenas palabras que esperaba, hasta el punto de que ha repreguntado tres veces al comisario socialista italiano. La eurodiputada del PP ha intentado que Bruselas respalde “rebajas fiscales, bajadas del IRPF, incentivos” en supuestas enmiendas a los planes de recuperación, acordados y aprobados con Bruselas en la primavera de 2021.

“Como norma”, ha dicho Gentiloni, “mi respuesta es que los Estados deben aplicar lo que fue acordado en el plan de recuperación. Se llegó a un acuerdo en su momento y eso es la base del instrumento de recuperación y resiliencia. Luego, hay una serie de Estados que han visto aumentada o disminuida su asignación [en España, aumentó en más de 7.000 millones por el agudo golpe de la pandemia] y que están viendo cómo ajustar sus planes con una adenda. Si eso conllevara medidas fiscales, estudiaríamos que haya sostenibilidad, porque la Comisión las estudia no sólo desde el punto de vista de que sea legítimo intervenir a nivel fiscal, sino que también las contemplamos desde el punto de vista de la sostebilidad”.

En efecto, Gentiloni recordaba a la nueva secretaria de Fondos Europeos del PP que la sostenibilidad fiscal tiene que ver tanto con lo que se gasta como con lo que se ingresa. “En el contexto actual, los recursos fiscales son muy necesarios, necesitamos ingresos”, explican fuentes comunitarias: “España está recibiendo ahora mucho dinero de los fondos de recuperación y resiliencia y, por decisión propia, ha decidido canalizar buena parte de ese dinero a través de las comunidades autónomas. Pero ese dinero se acabará [en 2026]”.

Benjumea también ha insistido en buscar apoyo a las bajadas del IVA que defiende el PP. Este lunes el presidente de su partido, Núñez Feijóo ha pedido bajar el IVA a alimentos básicos. “En general”, ha dicho Gentiloni, “tenemos unas reglas muy claras sobre las posibilidades de reducir el IVA o los impuestos al consumo, y unas orientaciones muy claras sobre lo que se puede o no se puede que decidimos en abril pasado, no hace tanto tiempo. Esto es algo que respetar, no se puede reducir más allá de terminados límites”.

Gentiloni, además, le ha dicho a la eurodiputada del PP: “En un contexto de emergencia, hay que tener cuidado con la reducción de los impuestos al consumo, porque hay que apoyar la transición energética, la transición climática, y puede ser más útil apoyar a las familias y empresas vulnerables que reducir el IVA o los impuestos al consumo. Pedimos que no reduzcan solo el IVA, porque podemos apoyar de forma diferente sin socavar la transición climática”. 

El comisario italiano ha explicado también a Benjumea que “la Comisión Europea lleva años comprometida con reducir las diferencias de impuestos dentro de la UE, cuando son resultado de planificación fiscal agresiva y pone en peligro el mercado único y las condiciones equitativas. Es un objetivo general en las recomendaciones por países. La Comisión no tiene intención de igualar las políticas fiscales de los Estados miembro, las diferencias existen, pero intentamos evitar la planificación fiscal agresiva y una aplicación del acuerdo global del 15% de impuesto de sociedades mínimo para las multinacionales. Más allá de eso, la discusión dentro de los Estados miembro es legítima, no es algo en lo que quiera inmiscuirse la Comisión Europea”. 

Calviño: “El PP ha puesto en marcha un proceso para desmontar el Estado del bienestar”

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha pasado el lunes en Bruselas con varias reuniones con comisarios europeos para hablar de la marcha del plan de recuperación español y de los planes para la presidencia española del Consejo de la UE, que tendrá lugar en el segundo semestre de 2023.

A su salida de la Comisión Europea, Calviño ha respondido sobre la última propuesta del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, para bajar el IVA, así como por la carrera de dirigentes regionales popiulares para recortar impuestos a los ricos, como es el caso de Madrid y Andalucía. 

“En general me da la sensación de que el Partido Popular está intentando lanzar una cortina de humo para que no hablemos de esa carrera a la baja de los líderes de determinadas comunidades autónomas que han puesto en marcha un proceso para desmontar el estado del bienestar empezando por la rebaja al impuesto a las grandes fortunas, el impuesto de patrimonio”, ha afirmado Calviño.  

“Creo que este tipo de anuncios constantes que estamos viendo tratan de arrojar una cortina de humo para que no hablemos de lo que de verdad está haciendo el Partido Popular en aquellas comunidades autónomas en las que gobierna, que es ir desmontando el Estado del Bienestar”, ha asegurado Calviño.

En relación con el contexto actual, con una recesión que amenaza con asomarse, la vicepresidenta ha señalado: “Estamos en una situación de gran incertidumbre con respecto a la evolución de las economías europeas, especialmente aquellas que tienen una mayor exposición y una mayor dependencia con respecto al suministro del gas ruso. Las previsiones económicas son claras con respecto a una ralentización del crecimiento económico, pero también con respecto al fuerte crecimiento que se ha registrado en España el año pasado y también en lo que llevamos de 2022. Todos los organismos siguen previendo que la economía española crezca por encima de la media de la Unión Europea, de la media de la OCDE y por encima de los grandes países de la zona del euro y de la Unión Europea”.

En cuanto al desarrollo del plan de recuperación, Calviño ha asegurado que en la Comisión Europea “hay una valoración muy positiva del despliegue del Plan en España, se constata ese impacto tan positivo de algunas reformas emblemáticas como, por ejemplo, la reforma del mercado de trabajo. Hemos empezado a intercambiar elementos de la adenda del plan de recuperación que esperamos presentar en el curso del otoño [para pedir la parte de los préstamos correspondientes a España, otros 70.000 millones]”.

En relación con el impacto de la victoria de la extrema derecha en Italia, Calviño ha respondido: “No es nuestra función valorar los resultados electorales en otro país. Desde el punto de vista de España tenemos el interés por tener las mejores relaciones con un socio tan importante como es Italia. Yo confío en que siga teniendo una actitud constructiva y proeuropea”.

Por último, la vicepresidenta ha hablado de la subida de tipos por parte del BCE: “La competencia en materia de lucha contra la inflación es del Banco Central Europeo y en el caso de nuestro país, el gobernador del Banco de España, que es quien participa en su consejo de gobierno del BCE. Y yo estoy segura de que en todos esas debates y en toda la toma de decisiones se tiene en cuenta la necesidad de atajar la inflación, sin por ello poner en riesgo la fuerte recuperación económica y el crecimiento y la creación de empleo en toda Europa, muy especialmente en nuestro país”.

El PP insiste en bajar impuestos. Pero en Bruselas lo tienen tan claro como Alberto Núñez Feijóo, Isabel Díaz Ayuso o Juan Manuel Moreno Bonilla. Si hace unos días la Comisión Europea alertaba de que los ingresos de los impuestos “son muy necesarios” en plena carrera del PP por bajarlos, este lunes el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, ha respondido a las preguntas de la eurodiputada Isabel Benjumea en la comisión de Economía del Parlamento Europeo.

Bruselas advierte de que los ingresos de los impuestos "son muy necesarios" en plena carrera del PP por bajarlos

Saber más

Benjumea ha buscado la complicidad de la Comisión Europea en su pugna fiscal con el Gobierno español. Pero no ha recibido las buenas palabras que esperaba, hasta el punto de que ha repreguntado tres veces al comisario socialista italiano. La eurodiputada del PP ha intentado que Bruselas respalde “rebajas fiscales, bajadas del IRPF, incentivos” en supuestas enmiendas a los planes de recuperación, acordados y aprobados con Bruselas en la primavera de 2021.