El Constitucional rechaza el recurso de la revista Mongolia contra su condena a indemnizar a Ortega Cano

Alberto Pozas

0

El Tribunal Constitucional ha rechazado el recurso de la revista Mongolia contra su condena a indemnizar con 40.000 euros al torero José Ortega Cano por usar su imagen sin permiso y de forma satírica en un cartel promocional de uno de sus espectáculos. Según ha explicado la propia publicación en su página web, el tribunal de garantías ha desestimado su recurso contra la decisión del Tribunal Supremo de declarar firme su condena por la vía civil. También afirman que ahora intentará llevar el caso hasta instancias europeas al entender que la jurisprudencia de los tribunales comunitarios les ampara en su defensa de que no hicieron un uso comercial de la imagen del torero, sino un uso satírico y creativo de la misma al hacerle pasar por un extraterrestre que, borracho, había estrellado su platillo volante.

La Fiscalía alegó que la sátira de Mongolia sobre Ortega Cano era "absolutamente innecesaria para promocionar un concierto"

Más

La publicación fue llevada ante los tribunales por Ortega Cano después de que promocionaran uno de sus espectáculos en Cartagena, ciudad natal del diestro, con la presencia del torero en el cartel. Ortega Cano aparecía caracterizado como un extraterrestre que había estrellado su platillo volante rodeado de botellas vacías y el mensaje “viernes de dolores, sábados de resaca”. El torero fue condenado a dos años y medio de cárcel por conducir en dirección contraria y chocar contra el coche de un joven que iba de camino al trabajo y que murió en el acto. Los hechos ocurrieron en mayo de 2011. Según la Justicia iba a 125 kilómetros por hora en un zona de Sevilla limitada a 90 kilómetros por hora e invadió el carril contrario durante 60 metros.

El torero, que salió de la cárcel en 2015, llevó a la revista Mongolia ante los tribunales por la vía civil por el uso de su cara en este cartel promocional y el Tribunal Supremo, en última instancia, confirmó que debían pagarle 40.000 euros por usar su imagen sin permiso para promocionar un espectáculo con el que iban a ganar dinero, haciendo además una broma con su condena por homicidio imprudente. La revista ha defendido desde el principio del proceso que se trata de un uso satírico de la imagen de un personaje público.

Dijo el Tribunal Supremo en esa sentencia que la imagen del torero se utilizó “única y exclusivamente para publicitar un espectáculo musical y, por lo tanto, como mero reclamo para vender entradas y buscando el beneficio económico”. También criticaron los jueces que con ese cartel “se hizo escarnio del demandante, en su día figura del toreo”.

En un comunicado difundido este lunes, la publicación lamenta que el Constitucional haya desestimado sus alegaciones “a pesar de la solidez del recurso presentado” pero entienden que era una decisión “esperada” teniendo en cuenta que “el Alto Tribunal esquiva por sistema entrar en el fondo de las sentencias firmes del Tribunal Supremo y solo acepta la mera toma en consideración en una ínfima parte de los recursos presentados y cuando considera que el tema no ha sido jamás abordado, ni siquiera de forma genérica”.

Entiende Mongolia que este rechazo “supone el fin de la causa en España” pero que “permite arrancar el siguiente” y llevar sus reivindicaciones hasta Europa, lo que denominan “la internacionalización del conflicto”. Según su criterio, “la difusión de la viñeta satírica está muy claramente amparada por la jurisprudencia europea, que ni siquiera ha sido tomada en consideración. Como si España continuara siendo una especie de isla jurídica impermeable al espacio común europeo”, lamenta.

Según explica en un vídeo Pere Rusiñol, uno de los integrantes de la publicación, el dinero ya ha sido pagado. “Se nos ha comunicado que el Tribunal Constitucional ha rechazado el recurso que presentamos ante semejante locura, en nuestra opinión, con toda humildad. Una locura que un país no pueda difundir un fotomontaje satírico basado en hechos ciertos”.

El Tribunal Constitucional ha rechazado el recurso de la revista Mongolia contra su condena a indemnizar con 40.000 euros al torero José Ortega Cano por usar su imagen sin permiso y de forma satírica en un cartel promocional de uno de sus espectáculos. Según ha explicado la propia publicación en su página web, el tribunal de garantías ha desestimado su recurso contra la decisión del Tribunal Supremo de declarar firme su condena por la vía civil. También afirman que ahora intentará llevar el caso hasta instancias europeas al entender que la jurisprudencia de los tribunales comunitarios les ampara en su defensa de que no hicieron un uso comercial de la imagen del torero, sino un uso satírico y creativo de la misma al hacerle pasar por un extraterrestre que, borracho, había estrellado su platillo volante.

La Fiscalía alegó que la sátira de Mongolia sobre Ortega Cano era "absolutamente innecesaria para promocionar un concierto"

Más

La publicación fue llevada ante los tribunales por Ortega Cano después de que promocionaran uno de sus espectáculos en Cartagena, ciudad natal del diestro, con la presencia del torero en el cartel. Ortega Cano aparecía caracterizado como un extraterrestre que había estrellado su platillo volante rodeado de botellas vacías y el mensaje “viernes de dolores, sábados de resaca”. El torero fue condenado a dos años y medio de cárcel por conducir en dirección contraria y chocar contra el coche de un joven que iba de camino al trabajo y que murió en el acto. Los hechos ocurrieron en mayo de 2011. Según la Justicia iba a 125 kilómetros por hora en un zona de Sevilla limitada a 90 kilómetros por hora e invadió el carril contrario durante 60 metros.

El torero, que salió de la cárcel en 2015, llevó a la revista Mongolia ante los tribunales por la vía civil por el uso de su cara en este cartel promocional y el Tribunal Supremo, en última instancia, confirmó que debían pagarle 40.000 euros por usar su imagen sin permiso para promocionar un espectáculo con el que iban a ganar dinero, haciendo además una broma con su condena por homicidio imprudente. La revista ha defendido desde el principio del proceso que se trata de un uso satírico de la imagen de un personaje público.

Dijo el Tribunal Supremo en esa sentencia que la imagen del torero se utilizó “única y exclusivamente para publicitar un espectáculo musical y, por lo tanto, como mero reclamo para vender entradas y buscando el beneficio económico”. También criticaron los jueces que con ese cartel “se hizo escarnio del demandante, en su día figura del toreo”.

En un comunicado difundido este lunes, la publicación lamenta que el Constitucional haya desestimado sus alegaciones “a pesar de la solidez del recurso presentado” pero entienden que era una decisión “esperada” teniendo en cuenta que “el Alto Tribunal esquiva por sistema entrar en el fondo de las sentencias firmes del Tribunal Supremo y solo acepta la mera toma en consideración en una ínfima parte de los recursos presentados y cuando considera que el tema no ha sido jamás abordado, ni siquiera de forma genérica”.

Entiende Mongolia que este rechazo “supone el fin de la causa en España” pero que “permite arrancar el siguiente” y llevar sus reivindicaciones hasta Europa, lo que denominan “la internacionalización del conflicto”. Según su criterio, “la difusión de la viñeta satírica está muy claramente amparada por la jurisprudencia europea, que ni siquiera ha sido tomada en consideración. Como si España continuara siendo una especie de isla jurídica impermeable al espacio común europeo”, lamenta.

Según explica en un vídeo Pere Rusiñol, uno de los integrantes de la publicación, el dinero ya ha sido pagado. “Se nos ha comunicado que el Tribunal Constitucional ha rechazado el recurso que presentamos ante semejante locura, en nuestra opinión, con toda humildad. Una locura que un país no pueda difundir un fotomontaje satírico basado en hechos ciertos”.

El Tribunal Constitucional ha rechazado el recurso de la revista Mongolia contra su condena a indemnizar con 40.000 euros al torero José Ortega Cano por usar su imagen sin permiso y de forma satírica en un cartel promocional de uno de sus espectáculos. Según ha explicado la propia publicación en su página web, el tribunal de garantías ha desestimado su recurso contra la decisión del Tribunal Supremo de declarar firme su condena por la vía civil. También afirman que ahora intentará llevar el caso hasta instancias europeas al entender que la jurisprudencia de los tribunales comunitarios les ampara en su defensa de que no hicieron un uso comercial de la imagen del torero, sino un uso satírico y creativo de la misma al hacerle pasar por un extraterrestre que, borracho, había estrellado su platillo volante.

La Fiscalía alegó que la sátira de Mongolia sobre Ortega Cano era "absolutamente innecesaria para promocionar un concierto"

Más

La publicación fue llevada ante los tribunales por Ortega Cano después de que promocionaran uno de sus espectáculos en Cartagena, ciudad natal del diestro, con la presencia del torero en el cartel. Ortega Cano aparecía caracterizado como un extraterrestre que había estrellado su platillo volante rodeado de botellas vacías y el mensaje “viernes de dolores, sábados de resaca”. El torero fue condenado a dos años y medio de cárcel por conducir en dirección contraria y chocar contra el coche de un joven que iba de camino al trabajo y que murió en el acto. Los hechos ocurrieron en mayo de 2011. Según la Justicia iba a 125 kilómetros por hora en un zona de Sevilla limitada a 90 kilómetros por hora e invadió el carril contrario durante 60 metros.