Pensión de jubilación en 2023: la mínima subirá a 1.075 euros al mes

A pesar de que aún quedan algunos meses para decirle adiós al año 2022, ya se han lanzado las previsiones para la evolución de los precios en este año. El IPC que, tras la reforma legislativa aprobada por el Gobierno, marcará cuánto subirá la pensión de jubilación para el próximo año.

Es importante recordar que el 2023 será el segundo año en el que las pensiones y prestaciones suban conforme a los precios gracias a la ley del ministro Escrivá, que fija que el mecanismo de subida de las pensiones se establezca por el Índice de Precios al Consumo.

Para la subida de las pensiones de jubilación del próximo año 2023, se acotará el dato entre diciembre de 2021 y noviembre de 2022. Según Funcas, los precios subirán casi un 7% durante este año. Esto significa que las pensiones también tendrán una subida muy parecida.

La pensión de jubilación mínima subirá a 1.075 euros al mes

De acuerdo con las estimaciones realizadas, la pensión de jubilación, que actualmente está en 1.005 euros al mes, subirá a los 1.075 euros en el año 2023. Esto quiere decir que la pensión media de jubilación en España, que se encuentra en los 1.251 euros mensuales, debería subir más de 87 euros.

En caso de disfrutar de esta subida de las pensiones, el ingreso mensual medio se situaría en 1.338 euros en el año 2023. 

Por otra parte, la media de las pensiones, tanto en el caso de las contributivas como de las no contributivas, está en 1.087 euros. Según la subida del IPC para 2023, debería subir a los 1.163 euros el próximo año, una cantidad más que notable para poder equipararse a la subida de precios que se irá realizando de forma escalonada.

En el caso de la pensión máxima, que hoy se sitúa en 2.819 euros mensuales, se elevaría hasta los 3.016 euros.

Esta nueva información ha causado un dilema entre muchos trabajadores que cumplían con los requisitos de jubilación en 2022, ya que no saben si esperar al próximo año para solicitar la jubilación o hacerlo desde ya. 

Sea como sea, la subida se registrará para todas las personas que se encuentren adscritas al ingreso mensual de los subsidios públicos. Esto quiere decir que, quién opte por la jubilación en 2022, verá reflejada la subida el próximo año como el resto de los pensionistas españoles.

A pesar de que aún quedan algunos meses para decirle adiós al año 2022, ya se han lanzado las previsiones para la evolución de los precios en este año. El IPC que, tras la reforma legislativa aprobada por el Gobierno, marcará cuánto subirá la pensión de jubilación para el próximo año.

Es importante recordar que el 2023 será el segundo año en el que las pensiones y prestaciones suban conforme a los precios gracias a la ley del ministro Escrivá, que fija que el mecanismo de subida de las pensiones se establezca por el Índice de Precios al Consumo.

Para la subida de las pensiones de jubilación del próximo año 2023, se acotará el dato entre diciembre de 2021 y noviembre de 2022. Según Funcas, los precios subirán casi un 7% durante este año. Esto significa que las pensiones también tendrán una subida muy parecida.

La pensión de jubilación mínima subirá a 1.075 euros al mes

De acuerdo con las estimaciones realizadas, la pensión de jubilación, que actualmente está en 1.005 euros al mes, subirá a los 1.075 euros en el año 2023. Esto quiere decir que la pensión media de jubilación en España, que se encuentra en los 1.251 euros mensuales, debería subir más de 87 euros.

En caso de disfrutar de esta subida de las pensiones, el ingreso mensual medio se situaría en 1.338 euros en el año 2023. 

Por otra parte, la media de las pensiones, tanto en el caso de las contributivas como de las no contributivas, está en 1.087 euros. Según la subida del IPC para 2023, debería subir a los 1.163 euros el próximo año, una cantidad más que notable para poder equipararse a la subida de precios que se irá realizando de forma escalonada.

En el caso de la pensión máxima, que hoy se sitúa en 2.819 euros mensuales, se elevaría hasta los 3.016 euros.

Esta nueva información ha causado un dilema entre muchos trabajadores que cumplían con los requisitos de jubilación en 2022, ya que no saben si esperar al próximo año para solicitar la jubilación o hacerlo desde ya. 

Sea como sea, la subida se registrará para todas las personas que se encuentren adscritas al ingreso mensual de los subsidios públicos. Esto quiere decir que, quién opte por la jubilación en 2022, verá reflejada la subida el próximo año como el resto de los pensionistas españoles.

A pesar de que aún quedan algunos meses para decirle adiós al año 2022, ya se han lanzado las previsiones para la evolución de los precios en este año. El IPC que, tras la reforma legislativa aprobada por el Gobierno, marcará cuánto subirá la pensión de jubilación para el próximo año.

Es importante recordar que el 2023 será el segundo año en el que las pensiones y prestaciones suban conforme a los precios gracias a la ley del ministro Escrivá, que fija que el mecanismo de subida de las pensiones se establezca por el Índice de Precios al Consumo.