eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un festival para la Cañada "Real"

Las noticias sobre la Cañada vienen casi siempre ligadas a redadas policiales y delincuencia, pero la mayoría de sus vecinos se niegan a que se les equipare con los clanes de la droga que ocupa tan sólo 1.5 kilómetros del total de los 16 que tiene la zona habitada

- PUBLICIDAD -
festivalkm16

A 14 kilómetros de la Puerta del Sol encontramos una antigua vía pecuaria habitada por más de 7.000 personas. La Cañada Real empezó a poblarse de forma irregular a partir de los años 50. Los más veteranos cuentan que llegaron de Andalucía, La Mancha o Extremadura, en busca de un futuro mejor. Década tras década, campesinos, inmigrantes procedentes de Marruecos, Rumanía y otros países fueron poblando esta antigua vía pecuaria, creándose el mayor asentamiento informal de Europa. A muchos les fue bien en la España del boom económico, invirtieron sus ahorros en sus casas y conformaron un barrio variopinto, al igual que sus pobladores.   

Más tarde, la escalada del precio de la vivienda hizo que la ciudad de Madrid expulsara a muchas personas que no podían costearse un alojamiento digno. Se formaron núcleos chabolistas y, hace dos décadas, con el desmantelamiento del poblado de las Barranquillas, llegó la droga. Desde entonces, las noticias sobre la Cañada vienen casi siempre ligadas a redadas policiales y delincuencia. Pero la mayoría de sus vecinos y vecinas se niegan a que se les equipare con los clanes de la droga que ocupa tan sólo 1.5 kilómetros del total de los 16 kilómetros que tiene la zona habitada de la Cañada. Los otros, los que viven en los 14.5 kilómetros restantes, quieren alzar la voz, quieren contarnos sus realidades, tan variopintas y complejas como lo es la propia Cañada. 

Así surge 16 Kilómetros, el Festival Internacional de Cine de la Cañada Real: un grupo de vecinas y vecinos hartos de que se les criminalice y se les excluya; una ONG, la Fundación Voces, que enseña música, teatro y audiovisual a niños, niñas y mujeres de Cañada desde 2011; una administración pública, el Ayuntamiento de Madrid, que desde su área de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social se enamoró del proyecto y lo apoyó desde el minuto uno ¿El objetivo? Crear, en torno a la cultura, espacios de encuentro entre los vecinos y vecinas de la Cañada y los de fuera y, sobre todo, acabar con el estigma asociado a la Cañada y a sus habitantes.

El Festival, que este año cumple su tercera edición, quiere ser un altavoz. Sus responsables no se cansan de invitar a los ciudadanos de Madrid y alrededores a que vengan a conocer la Cañada "Real", no la que suele aparecer en los noticieros. Es la Cañada de familias que se levantan para trabajar o para buscar trabajo todos los días, de niños y niñas que van a los colegios de Rivas, Vallecas o Vicálvaro, de jóvenes que no ponen en su currículum dónde viven por miedo a que no les den un empleo, de personas humildes que viven con dignidad.

En esta edición se propone un amplio programa, que este año ha contado con más de 50 películas y cortometrajes, más de 30 bandas y orquestas musicales de distintos estilos, debates y la visita de artistas como Paco Collado "El Aberroncho", Juan Muñoz (ex Cruz y Raya) o los actores José Carabias y Eva Isanta. Todo ello fruto de un proceso participativo con vecinos, vecinas y entidades sociales que durante todo el año se reúnen para visionar películas, proponer actividades e incluso ofrecer sus propias casas, como es el caso de Ramón, cuyo patio ha sido este año una de las sedes del festival. 

Para los responsables de 16 Kilómetros el momento es el propicio. En 2017 se firmó el Pacto Regional para la Cañada Real. En él, las administraciones implicadas, Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid, Rivas y Coslada, se comprometen a dar una solución definitiva para la Cañada. El proceso será largo y complejo. Contempla la consolidación como zona urbana del tramo de la Cañada que pasa por Coslada, pero es previsible que la mayoría de los habitantes del resto de Cañada tengan que marcharse o ser realojados. El festival pone foco en dicho proceso, para que se haga con el máximo respeto a los derechos de los vecinos y para que la reorganización del territorio se traduzca en oportunidades reales de integración de la población. Y para ello, lo primero es acabar con el estigma, evitar que cuando los vecinos de Cañada vayan a vivir a otros lugares de Madrid sean señalados por haber vivido en este barrio.

Hoy finaliza el festival, con una jornada dedicada al arte urbano que hará vibrar al barrio a ritmo de Hip Hop, un concierto que cuenta con la participación de más de 15 bandas y artistas, entre ellos Victor Rutty y DJ Kun. El festival apaga sus luces, pero la vitalidad cultural de la Cañada seguirá creciendo gracias a los talleres de arte de la Fundación Voces, que, financiados por el Ayuntamiento de Madrid, se llevan a cabo durante todo el año con los niños, niñas y mujeres. Ellos tienen mucho que contar, los demás solo debemos escuchar.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha