eldiario.es

Menú

eldiario agrícola eldiario agrícola

La calabaza de El Hierro de los 340 kilos

Existe un lugar en el norte de la Isla en el que cada temporada, tanto vecinos como visitantes, esperan la famosa calabaza gigante

“Lo primero que se hace es buscar una buena semilla y que la mata tenga, lógicamente, una buena genética”, cuenta Alfonso, el ‘padre de la criatura’

- PUBLICIDAD -
Calabaza gigante de 340 kilos. (RCI).

Calabaza gigante de 340 kilos. (RCI).

Ya en marzo de 2006 nos hacíamos eco de que la isla de El Hierro es la que mayor superficie destina a cultivos ecológicos, un total de 3.995 hectáreas hasta esa fecha. Entre esta producción ecológica se encuentran las hortalizas y una amplia variedad de árboles frutales entre lo que destaca el mango y la manzana. Precisamente, algo que se aprecia nada más mirar sus paisajes, son sus cultivos, cada uno de ellos marcado por la zona, pues el clima cálido del Valle del Golfo crea el escenario perfecto para el cultivo de la tan conocida piña tropical y de los plátanos, mientras que en las zonas más altas se puede observar el viñedo y las papas.

Y hablando de agricultura, hay un lugar en el norte de la isla en el que cada temporada, tanto vecinos como visitantes esperan la famosa calabaza gigante, superándose cada vez más en cuanto a kilos se refiere. Una verdura que no pasa desapercibida para nadie y que durante semanas, Alfonso Barrera, el agricultor que la cosecha, la expone a las puertas de su establecimiento, donde muchos ya están acostumbrados a ver calabazas similares, pero ninguna de ellas tan grande como la última que cultivó.

Es en el pueblo de El Mocanal de donde sale esta hortaliza con unas proporciones inimaginables. No es lo común encontrar una fruta o verdura con tales dimensiones y que incluso se pueda compartir con todo un pueblo. ¿Quién dijo que esto sólo existe en las películas de Halloween o de Disney cuando la carroza de la princesa se convierte en calabaza? pues en la isla de El Hierro, se produce esta enorme hortaliza.

Alfonso, ¿Qué más se requiere para obtener una calabaza con este tamaño y llamativa, tanto para grandes como para pequeños?

Lo primero de todo es que te guste lo que haces y a su vez mucho cariño y cuidados. Cada año las recojo de mayor tamaño, cada temporada vas aprendiendo algo más sobre cual es el momento perfecto para recogerla o bien para plantarla. cuando llega su época. Además de esto, siempre es fundamental la tierra, independientemente del vegetal que se trate.

Alfonso posa orgulloso junto a su ‘criatura’. (RCI).

Alfonso posa orgulloso junto a su ‘criatura’. (RCI).

  ¿Cuál es el secreto para que en tu finca se produzca una verdura con tal dimensión, que incluso para trasladarla necesites a varias personas y una pequeña pala?

La verdad es que no es tan fácil, pues se requiere mucho trabajo y sacrificio, lo primero que se hace es buscar una buena semilla y que la mata tenga, lógicamente, una buena genética. Una vez que se planta hay que abonar, sin olvidar que hay que tener mucho cuidado con las enfermedades, pues en cualquier momento pueden perjudicar nuestros cultivos. Lo cierto es que no tengo mucho tiempo para dedicarle, pero de hacerlo saldrían más grandes todavía.

Está claro que en una cosecha esto no es lo normal ¿Has pensado en presentarse a algún tipo de concurso?

Hace unas semanas estuve en un concurso en Valtierra donde la calabaza ganadora pesaba 850 kilos, era realmente impresionante. En los últimos meses me he planteado llevar alguna de las mías, pero el nivel en este tipo de pruebas es muy alto. Espero superar el año que viene los 340 kilos de calabaza y así poder acudir, ya que hay que pasar de los 600 e intentar conseguir algún patrocinador para el tema del transporte, porque si no es muy complicado. Tanta importancia ha adquirido esto de las hortalizas de gran tamaño, que en este lugar de Navarra se celebra la feria de calabazas gigantes y es muy llamativo porque acudimos agricultores de todas partes. Este año fui para ver como era todo. Mi idea es poder participar en los próximos años. El único inconveniente será transportarla hasta allí, porque ya de por sí es complicado dentro del pueblo, pues algo más a la Península.

¿Qué tienes pensado hacer con tantos kilos de calabaza?

En otras ocasiones la he repartido entre los vecinos y para las distintas residencias de la isla, pero no sé si quieren más calabaza o ya están algo cansados de comer potaje y crema de verduras (ríe). Te diré que incluso ya hay algunos que me ven aparecer por la puerta y me dicen que no quieren más calabaza. Me gustaría también decir que se trata de una calabaza con el mismo sabor que una pequeña, porque en ocasiones se cree que por su tamaño se pierde gusto y frescura, pero nada tiene que ver, es el mismo.

¿Estás acostumbrado a ir hasta la finca y ver que algunas de tus hortalizas destacan sobre el resto por su tamaño?

Con este tamaño de 340 kilos es la primera que obtengo, pero ya anteriormente he recogido de 80 a 160 kilos. Por el momento he cultivado cinco que sobresalen del tamaño habitual, pero tan inmensa como esta, la verdad es que ninguna. Incluso, hay quien no se cree que sea de verdad o que por dentro puede estar hueca, por lo que paran, me preguntan cuanto pesa y la tocan para comprobar que no tiene trampa ni cartón. De hecho, hay algunos que la aprieta tanto que le hacen pequeños huecos.

Vistas del pueblo El Mocanal. (RCI).

Vistas del pueblo El Mocanal. (RCI).

Nunca sabes el tamaño que puede adquirir una hortaliza, porque en toda la producción aplicas el mismo tratamiento y cuidado, solo cuando van pasando las semanas, observas las dimensiones que va tomando.

Se trata de la calabaza perfecta para las conocidas fiestas de Halloween…

Aahh sí, se está convirtiendo desde hace unos años en toda una tradición el adornar las casas con calabazas, pero no sé si la mía aguantará intacta hasta esas fiestas, porque desde que la corto suele permanecer expuesta alrededor de un mes y a partir de ahí comienza a secarse, por lo que la tengo que repartir entre la familia y los vecinos.

¿Consideras que se trata de un reto el obtener un hortaliza cada temporada con mayor peso?

En lugar de reto, lo llamaría motivación. No me dedico profesionalmente a esto, lo tengo como un hobby, una forma de distraerme y venir a mi finca para ver los resultados de lo que planto. No siempre se tiene la misma suerte, puede llegar viento o falta de lluvia y es algo con lo que se debe contar.

Yo seguiré como hasta ahora, plantando cositas para el consumo de la casa y a ver si el próximo año puedo acudir con una calabaza mayor que esta, porque una de mis ilusiones es ir hasta Navarra y concursar en este certamen, con el que yo al menos también aprendo de lo que me pueden comentar otros participantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha