eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Romina Cabeza Izquierdo

Licenciada en Periodismo por la Universidad del País Vasco. Máster en Análisis Político y Medios por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC). Actualmente trato de compaginar la información con la investigación sobre Neurocomunicación a través de una tesis doctoral en la  Complutense (UCM). Mi lema "Haz de tu vocación, tu afición y de ella tu trabajo". 
"Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante" Ryszard Kapuscinski.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 13

Los múltiples usos que ofrece la lana

De una forma u otra siempre ha estado vinculada a la lana, lo que no sabía es que con los años acabaría teniendo su propio taller en la isla más occidental. A partir del año 2004 decidió formarse sobre este material, se negaba a que tal tradición y con tanto valor se perdiera con el paso de los años. Durante un tiempo se dedicó a visitar los telares de El Hierro: “Quería saber más sobre el proceso, la forma en la que se trabajaba, para que se había empleado en la isla y su utilidad", afirma la hiladora y preparadora de la lana Beatriz Ballester.

En los últimos meses no solo ha dedicado tiempo a su taller, en el cual pasa una gran parte del día, rodeada de un sinfín de tipos de lanas, diseños y colores; también ha decidido transmitir sus conocimientos a los más pequeños impartiendo cursos en diferentes colegios de las islas. "Me gusta que sean ellos los que creen, así como dar a conocer las posibilidades que tiene la lana".

Seguir leyendo »

Tradiciones de La Gomera: la mejor fruta de Arure, en su 'Ramo'

Existe una tradición que se niega a desaparecer, una tradición hasta la que cada año acuden cientos de visitantes y que sus habitantes han sabido mantener y transmitir de generación en generación, es el popular Ramo de frutas que se realiza en el pueblo gomero de Arure.  La Virgen de La Salud y San Salvador son los dos santos para los cuales se prepara tal homenaje. Durante varios días Conchita Trujillo, María Rosa Ramos y Chano Santos, junto a otros vecinos, son los encargados de buscar la mejor fruta de temporada para su confección, en la que de forma instantánea se capta la perfecta combinación de colores, junto a la alegría y el entusiasmo que ellos mismos transmiten, no solo cuando lo diseñan, si no también al hablar de una costumbre tan popular, dentro como fuera de la isla.

"Conchita Trujillo, María Rosa Ramos y Chano Santos, junto a otros vecinos, son los encargados de buscar la mejor fruta"

Seguir leyendo »

El juaclo, refugio de perros herreños

E n la actualidad cuentan con alrededor de veinte perros, pero lo cierto es que la cifra puede aumentar dependiendo de la época. El cariño, la alimentación y los paseos que necesitan estos peludos se los dan a diario los voluntarios con los que cuenta el Juaclo, la única Asociación Protectora de Animales que existe en El Hierro. En el 2007 tres herreños y una alemana decidieron dar techo, pero sobre todo mucho amor a los canes abandonados en la isla, así es como nació este lugar, desde el que hoy en día se llevan a cabo multitud de iniciativas para tratar de mantener un espacio del que dependen los peluditos que allí viven.

Es raro acudir y no encontrar a alguien en sus instalaciones realizando labores de limpieza, llenando los cuencos de pienso o simplemente jugando con ellos. Aquí no importa ni el color, ni la raza, ni el tamaño, solo importa el buscar familias de acogida o bien de adopción. Precisamente, en este sentido, muchas de estos perros son adoptados tanto en El Hierro, como en el resto de islas o incluso en otros países como Alemania, lugar hasta el que llevan muchos de ellos. “Ayer fue el turno de una loba herreña, a Alemania. Colaboramos con protectoras en este país, ellos ponen las fotos de los perritos en las redes sociales y en cuanto hay alguien interesado comienza un determinado seguimiento hacia esa familia, sobre sus horarios. De esta forma nos aseguramos que realmente pueden pasar el tiempo necesario con el animal, es la única manera de garantizarle una buena vida”, nos explica la presidenta del Juaclo, Karin Kamm.

Seguir leyendo »

Un ataúd comunitario

No resulta fácil calcular los años que tiene, lo que si se sabe con total claridad es la función que tuvo en una época en la que la necesidad y los pocos recursos, marcaban el día a día. Hablamos del conocido ataúd que se encuentra en las zonas de Los Llanillos, en el municipio herreño de La Frontera. “El que no tenía suficientes medios, lo metían en esa caja y lo llevaban al cementerio. Envuelto en una manta lo colocaban en la tumba. Posteriormente el ataúd lo volvían a llevar al lugar en el que siempre ha estado y que aún continúa”, destaca Marcos Barrera, vecino del lugar.

Nunca se ha pasado más de un año fuera de su isla, El Hierro, quizás por esta razón Marcos es buen conocedor de la historia de su pueblo, recuerda una a una todas las anécdotas y hechos que escuchaba de pequeño y que le contaban tanto sus padres, como sus abuelos. Nos sentamos en el lugar en el cual ha crecido y ha pasado más de la mitad de su vida, desde donde se aprecia todo el Valle, en la zona de Joapira. Con las campanas de fondo, marcando no solo la hora de la eucaristía, sino también el ritmo de la conversación, nos habla de como fue su niñez y de como se vivía en un pasado no tan lejano. Es en esta parte cuando hace mención a esa caja de madera que durante un largo período de tiempo cumplió una triste, pero importante función en el municipio. Con apenas unas tablas, realizaron lo que fue un servicio para uso público en el siglo pasado.

Seguir leyendo »

Los estudios cardiológicos de un enfermero herreño

Quedamos en el lugar en el cual desarrolla cada día su trabajo. Hablar con él, supone hacer referencia a multitud de investigaciones, publicaciones, conferencias o congresos, y todo ello vinculado siempre a la cardiología. Javier García es enfermero del Área de Salud en El Hierro y compagina su profesión con estudios sobre electrocardiogramas, centrándose en los últimos años en núcleos familiares de la isla que padecen el llamado síndrome de Bayés, patología que se caracteriza por la presencia de arritmias, que de no tratarse a tiempo, podrían ocasionar embolias.

Nada más comenzar a hablar con Javier, es fácil detectar que no le gusta alardear de sus distinciones, aunque lo cierto es que cuenta con varias, como   Primer premio a la mejor comunicación en las Jornadas sobre Innovaciones en Enfermería  en el 2004 o el de   Maestro del Foro Iberoamericano de Arritmias en Internet por la Sociedad Interamericana de Cardiología, obtenido en el 2016.

Seguir leyendo »

El herrador en El Hierro

Aunque algunos consideren que ya está en desuso, lo cierto es que la profesión de herrador sigue realizándose en muchos de los rincones de nuestro archipiélago. Actividad que precisamente desempeña cada día Juan Luis García, más conocido en El Hierro por su segundo apellido, Caro. Desde hace veinte años acude a la isla más occidental con una finalidad, colocarle “nuevos zapatos” a los caballos, como así mismo él denomina a la acción de cambiarle las herraduras a estos animales. Un trabajo que según nos cuenta “requiere saber y tener mucho conocimiento, conocerlos previamente y que entren en confianza, para que al tratar el casco estén totalmente tranquilos”.

La primavera es una de las temporadas en la que más se solicita la revisión de los cascos, al estar próxima la conocida   Apañada, una de las fiestas ganaderas más tradicionales con las que cuenta El Hierro. Por esta razón, Juan Luis acude con su furgoneta habilitada con todo lo necesario, para llevar a cabo su trabajo, allá donde lo llamen. Ya sabe los caballos que se va a encontrar, si son mansos o por el contrario, requieren de sedación para poder colocar la herradura. Tras más de media vida dedicado a esta tarea, y la experiencia adquirida, ha conocido diversas generaciones de caballos en la isla, desde los que él llama “abuelos, pasando por los padres y hasta a los hijos, que son por lo general, los que visito actualmente”.

Seguir leyendo »

'WWOOF': viajar más por menos presupuesto

Conocer nuevos lugares, viajar, vivir de cerca sus tradiciones y su cultura, entrar en contacto con la naturaleza, convertirse en un vecino más, probablemente muchos estarán pensando en un paquete de vacaciones, pero lo cierto, es que no es necesario. Eso sí, las condiciones son claras, los WWOOFers, como así se llaman por el acrónimo en inglés de World Wide Opportunities in Organic Farming (algo así como oportunidades de voluntariado en granjas ecológicas), tendrán que cuidar de una granja, a cambio de alojamiento y comida. Y precisamente, esto es lo que ofrece Sabine Rahtjen en El Hierro, donde desde hace alrededor de siete años ha recibido más de 120 voluntarios que, atraídos por aprender tareas vinculadas al mundo rural, como el cuidado de cabras o de ovejas, además de cultivar sus propias hortalizas, viajan hasta la isla más occidental de Canarias.

Ha conocido voluntarios de todos las edades, de “casi” todas las nacionalidades y muchos de ellos, en alguna que otra ocasión, han vuelto a escoger su granja para continuar formándose sobre ganadería y agricultura, “aunque también ha habido quien se han animado a poner una puerta o pintar, la verdad que no me puedo quejar, suelen llegar con ganas de hacer cosas y ayudar”, afirma Sabine. Trabajan un total de 25 horas semanales, desde las 09.00 hasta las 14.00 horas y libran dos días, “su tiempo, lógicamente, se lo distribuyen ellos, les gusta aprovechar ya que están aquí, para hacer turismo y salir por lugares que no han estado antes. Mientras cumplan con las normas de convivencia en la granja, no les pido nada más”.

Seguir leyendo »

Bolsitas de vida para los duraznos

L a agricultura le permite desconectar, mantenerse distraído, pero sobre todo dedicar su tiempo a una actividad con la que ha crecido desde que era niño y que le apasiona. Por esta razón, se pasa temporadas en la isla de la que procede, El Hierro, le ayuda a salir de la rutina y “atender sus fincas de duraznos”, porque es donde mejor se siente, según nos cuenta sin dudar, mientras avanzamos por el terreno dedicado a este fruto que tiene en el Valle de El Golfo.

Donacio Cejas, como así se llama este buen conocedor de la fruta mencionada, nos explica la importancia que tiene para él saber lo que come, de ahí que desde hace algo más de veinte años, utilice para sus frutales distintos métodos ecológicos con los que evita que se pierda la producción a causa de la llamada mosquita de la fruta. Un hecho que llegó a ocurrir hace algunas décadas, cuando el árbol predominante en esta zona de la isla era el duraznero, pero debido a la   ceratitis capitata  se fue extinguiendo. Tal cantidad se producía, que se exportaba a La Gomera, a La Palma, a Tenerife y a Gran Canaria, “por ese entonces llegaban a salir de El Golfo más de 5000 kilos de duraznos semanales, entre los meses de mayo y agosto”.

Seguir leyendo »

La Estaca, un puerto con pasado y futuro

E l pasado año recibió un total de 10.520 cruceristas (según datos del Cabildo de El Hierro), una clara muestra del desarrollo que ha experimentado en los últimos cuarenta años el puerto de La Estaca. Un lugar que ha sido testigo de los avances tecnológicos, de los cambios y del progreso. En medio siglo ha pasado de ser el lugar por el que entraba a la isla un barco a la semana, a convertirse en el puerto elegido por muchas compañías, para hacer escala y que sus turistas puedan recorrer así los rinconcitos más característicos. Cuando hoy nos animamos a caminar por este espacio, apreciamos rápidamente que aún quedan huellas de lo que un día fue. Lo recorremos junto a uno de los vecinos que mejor conocen el lugar, Baudilio Navarro Quintero, quien nos cuenta que ha crecido con el olor a salitre “porque por mis venas corre más agua salada que sangre”, quizás por esta razón cuando habla del mar y de donde se ha criado, se le iluminan los ojos al mismo ritmo que crece su entusiasmo en la entrevista.

Comenzamos saliendo de un punto clave para entender el nombre de este puerto, del cañón situado de manera vertical y que a modo de estaca, da la bienvenida a herreños y a visitantes. A su lado, encontramos diversos noráis, algo desgastados por el paso del tiempo, se niegan a morir, y ahí continúan, para recordarnos, que durante muchos años cumplieron un papel fundamental en el “muelle viejo”, como así lo llama este veterano marinero.

Seguir leyendo »

El aloe que florece al norte de La Gomera

Existe un factor clave para un pueblo, sus plantaciones. Nada más entrar en Hermigua, municipio del norte de La Gomera, encontramos una pintoresca variedad de tonalidades, la que siempre ha caracterizado este lugar (aunque cada día con menos presencia), las fincas de plátanos, junto a la opción por la que algunos han optado en los últimos años, el aloe. La realidad es que el peso económico de dicho lugar ha dado un giro considerable, de vivir y centrarse en la exportación de la primera fruta, al abandono de terrenos por múltiples razones, como la salida a otras islas de los más jóvenes, etc.

Este cambio en la economía del valle ha dado lugar a buscar nuevas vías económicas y alternativas de negocio. Entre ellas se encuentra precisamente, el aloe. Sus propiedades y su fácil adaptación al medio, junto a la alta demanda, han dado lugar a que se dediquen determinadas extensiones de terreño a esta especie. Cabe destacar, que en los últimos años se ha incrementado la protección de este cultivo natural que tan bien se da de forma generalizada en todas las islas y que es sinónimo de calidad, tanto por la planta en sí, como por todos los productos derivados de la misma. De ahí, que cada día acudan a este centro de Hermigua especializado en aloe turistas de multitud de nacionalidades, como holandeses, ingleses, polacos, alemanes o rusos, entre otros. No hay que explicarles demasiado cuales son los beneficios, ya que muchos vienen con la lección aprendida y no solo buscan llevarse a sus países la planta, sino determinados productos que se elaboran de ella, como así nos ha contado Kathi Jónas.

Seguir leyendo »