eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

A rolex o a setas

- PUBLICIDAD -
Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez, antes del debate de primarias del PSOE.

Susana Díaz, Patxi López y Pedro Sánchez, antes del debate de primarias del PSOE. Marta Jara.

Cuando no hay nada que decir lo mejor es no decirlo. Es un sabio consejo que nos daba un viejo maestro a los novatos que velábamos nuestras primeras armas in ‘illo tempore’, cuando los periódicos se hacían sin ayuda de la Wikipedia. Desoyendo tan atinada lección, voy a hablar de las primarias del PSOE para no desentonar de los tres candidatos a presidirlo, que tampoco tienen mucho que decir, aunque eso sí, lo vociferan muy alto.

Y aunque no tenga nada que añadir a lo ya dicho por mentes tan rojas y preclaras, sí diré que a mí me da igual quién pueda ganar las primarias, ya que un servidor seguirá votando izquierda útil, en la creencia que es mucho mejor para las personas humanas aprobar asignaciones dignas para los dependientes o aumentar el salario mínimo, que iluminar cada semana una rimbombante Declaración Galáctica de los Derechos Inalienables de la Gente, que por menos no merece la pena levantarse de la cama, según piensan en Podemos. Además, me da un poco de repelús poner al mando a quienes no tienen pudor en hablar en público con los troncos o las vacas. Y además esperan con ilusión una respuesta.

Por todo ello es por lo que me atrevo a pedir a los militantes socialistas que a la hora de votar piensen no sólo en lo que quieren ellos, sino en lo que queremos también otros muchos, que es mandar a Rajoy a registrar propiedades en Santa Pola para impedir que siga registrándonos las carteras.

La venganza de don Pedro

Hablando de cansinos, el que más habla es Pedro Sánchez, que es capaz de decir una cosa y su contraria, como lo de la nación catalana o la alianza con los podemitas, que si es viernes esto es Bélgica. Además, tengo la sospecha de que tras ser emparedado como Don Mendo, lo que busca es desquitarse de todos los que le ofendieron, aun a riesgo de acabar muriendo “como un león cansado de hacer el oso”, que diría el admirado Pedro Muñoz Seca. Quiero recordar que en esta chusca historia de venganza mueren los protagonistas, casi todos los secundarios y la mitad de los figurantes. Por morir, muere hasta el apuntador.

También mi viejo maestro tenía una sentencia para cuando los jóvenes incautos nos empecinábamos en el error: “Un tonto encuentra un camino, el camino se acaba pero el tonto sigue”. Lo único positivo en una tercera derrota de Sánchez es que siempre podría el PSOE proponer a Podemos un canje de prisioneros. El ex secretario general a cambio de Iñigo Errejón, con César Luena como regalo, gratis. Y si hay que ponerle dinero encima, pues se pone.

Caña a diestra y siniestra

Quien lo tiene más claro es Susana Díaz, a la que hay que reconocerle que dice siempre lo mismo, esté vestida de faralaes o en un mitin en Calahorra. Otra cosa es que lo que diga emocione a sus votantes, que ya les digo yo que no. Parte con la ventaja de que ya sabe lo que es ganar al PP y a Podemos, a los dos a la vez, que le han hecho una bonita pinza en el Parlamento andaluz. Ventaja añadida: ya sabe cómo repartir caña a diestra y siniestra.

Ambos dos -Sánchez y Díaz- están estos días llamando al voto útil de quienes han dado su aval a Patxi López, el tercero en discordia, que va el pobre de mini mitin en mini mitin, lejos del poderío demostrado por sus contrincantes. Mirándolo bien, esto del voto útil tiene su aquel, porque a lo mejor el voto útil sería el que se depositara a su favor.

Para empezar, como buen vasco, no es de decir mucho y cuando lo dice parece que hasta es importante, aibalahostia. Además, también tiene experiencia de gobierno como lehendakari enfrentándose al PNV y a los batasunos, que quieras que no, eso te hace inmune a las tonterías, además de a las bombas. Además, no como otros, tiene las ideas muy nítidas con respecto a las cosas importantes, que son las del comer. En esto hace mucho ser casi del mismo Bilbao, recuerden si no a aquel bilbaíno que va al monte y su socio le dice que se ha encontrado un carísimo reloj. El bilbaíno, muy serio, le dice: déjate de chorradas, que o vamos a setas, o vamos a rolex. Sirva como lección a los votantes socialistas: o vamos a Rajoys o vamos a ver quién luce más.
Ya se ve el final del camino y tras él se vislumbra un profundo barranco. Recemos para que los militantes con derecho a voto se percaten de que la señal de peligro ha sido camuflada con una pancarta podemita que indica: ‘Para asaltar los cielos, siga recto’.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha