Opinión y blogs

eldiario.es

Caramelos de café

Ha sido inútil: no hemos conseguido encontrar ni un solo bolsillo de sus muchos abrigos, chaquetas, pantalones o bolsos sin un caramelo de café que adoraba y que ofrecía a quien tuviera por delante. Blanca Candón, alcaldesa de Cortelazor (Huelva) y concejala durante 17 años, maestra, andalucista, nunca dejó de ofrecer, de ofrecerse.

Blanca era hija del médico del pueblo en que nació y al que dedicó los últimos treinta años de su vida. Un galeno gaditano que estrenó plaza y estado civil casi al mismo tiempo; se ve que la madre de mi madre era tan engatusadora como ella misma. De la Sierra procede toda su familia, propietarios rurales que desde hace generaciones se empeñaron en dar estudios a los hijos: su tío, el primer director de la Escuela de Ingenieros Forestales de Madrid; su primo, catedrático de literatura exiliado en Costa Rica... la gran parte dedicada a las letras, la medicina y la enseñanza. Ese médico muy conservador no era un fanático y tal como ella contaba en el libro de Jorge Martínez Reverte y Socorro Thomas Hijos de la guerra,  en su pueblo no hubo represalias aunque recordara con dolor a algunas mujeres rapadas al cero, "pero eso lo hacían los de fuera". Huérfana temprana, su madre se lleva a las dos hijas a Sevilla, a la calle Mateos Gago, a escasos metros de donde otra viuda serrana, mujer del secretario de Aracena, vivía con sus cuatro vástagos. Uno de ellos, Tomás, deslumbrado por esta mujer que lo convirtió en marido, padre y, fundamentalmente, en su adorador eterno. No fue marino porque ella no quería casarse con una sombra.

Maestra, educada en alemán, lectora pertinaz y especialmente de poesía, a días de su muerte y quejándose por la pérdida de facultades era capaz de recitar de memoria una gran parte de la poesía hispana (ese libro que ha marcado tantas infancias como la de Luis García Montero sin ir máslejos, Las mil mejores poesías de la lengua castellana) a poco que le dijeras el primer verso: "En Jaén donde resido vive Don Lope de Sosa…" y de carrerilla se lanzaba desde la primera a la última estrofa, mordiéndose la lengua con enojo si olvidaba una palabra.

Seguir leyendo »

La insoportable levedad de la igualdad en las empresas

Al hilo de la sentencia hecha pública esta misma semana que condena a 7 años de cárcel al catedrático de la Universidad de Sevilla Santiago Romero, por abusar sexualmente de tres profesoras, caben muchas reflexiones. Quizás y aunque no sea lo habitual, estas debieran centrarse en el ámbito laboral, un espacio especialmente invisible.

Una de las conclusiones a las que, de una vez por todas, debiéramos llegar es que la violencia de género se extiende por todos y cada uno de los rincones de esta sociedad. Va mucho más allá de las tremendas cifras que se acumulan año tras año y que superan ya las 800 mujeres asesinadas en los últimos doce años. Detrás de esa violencia que mata hay otra que no deja vivir, permanente y cotidiana. Es más, en realidad son una sola, una misma violencia vestida con distinto disfraz. Son las insoportables miradas lascivas que te desnudan en el transporte público, o mientras haces deporte, son los comentarios soeces que sexualizan a la mujeres como si no hubiese valor alguno más allá de nuestros cuerpos, son esos intolerables chistes misóginos que nos infravaloran y nos estereotipan... Son, lamentablemente, nuestro día a día en una sociedad enferma de machismo.

Casos como el de las tres profesoras universitarias o el ocurrido también recientemente a la política andaluza Teresa Rodríguez en su visita a la Cámara de Comercio saltan a la opinión pública y nos sensibilizan mucho más. Pero sólo son el reflejo de lo que ocurre en muchos otros centros de trabajo en toda la geografía.

Seguir leyendo »

Más democracia y menos trampas

Patricia del Pozo ha pasado a integrar la Mesa de la Cámara.

Ha vuelto a suceder. Con los  antisistema en las instituciones, ocupando puestos de responsabilidad pública, tenemos garantizado los abusos y las violaciones de las normas más elementales, además de la falta de respeto a los principios básicos de convivencia en una sociedad que proclama como valores supremos de su ordenamiento la justicia y el pluralismo político.

El día 9 de enero de 2017 se ha publicado en el Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía (nº 377)  la resolución del presidente que pretende dar cumplimiento a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) 3766/2015. No es de las mejores del TC, pero es una sentencia, y por tanto es obligatorio cumplirla.

Lo primero que llama la atención es que se ha hecho realidad (se ha ejecutado) el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). No antes. La propia sentencia estableció el día de su dictado, el 28 de noviembre de 2016, esa anomalía. Cualquier abogado que haya ganado un recurso de amparo sabe que no se conoce el caso de que un tribunal haya dicho que hasta que la sentencia que lo otorga se publique en el BOE (lo que puede tardar un mes o más), el condenado debe seguir privado de libertad, por poner un ejemplo.

Seguir leyendo »

La izquierda chorra

Repaso las actuaciones publicadas de los distintos responsables de Podemos e Izquierda Unida a partir del 20 de diciembre de 2015 y pese a que no olvido que "hacer predicciones es difícil, especialmente sobre el futuro", como enseñó Niels Bohr, todo me lleva a concluir que esta izquierda chorra nunca tendrá el poder político para transformar España en beneficio de los aplastados y desahuciados económicos y laborales que padecen el cambio social de los últimos 50 años.

La aparición del amado líder acompañado de una cohorte pretoriana reclamando al PSOE  vicepresidencias y ministerios de fuerza armada, espionajes y lindezas similares antes de haber cazado al oso, ya dio el tono del concertino que se nos venía encima. El listón de salida era imposible de cruzar para los socialistas.

Consecuencia necesaria: la derecha conservadora al poder, que ya tenía. "Pero Mendo, ¿qué las das?", diría don Pedro Muñoz Seca desde su tumba madrileña. Mendo, trasmutado en Iglesias y Podemos, les había dado el poder a los conservadores al impedir gobernar a la izquierda parlamentaria. Luego Monedero y otros petimetres de barba rala y chaleco de plastrón elucubrarían en la perentoria justificación del prestigiado líder besador en hemiciclo televisivo coram populo et coram hominibus, ya que todo recurso, aún erótico, sirve a la conquista de la Moncloa.

Seguir leyendo »

Cómo afectará la decisión de la justicia europea a las cláusulas suelo

Afectados por la claúsula suelo, durante una concentración en Madrid.

Este miércoles se ha hecho público el fallo de la Sentencia del TJUE sobre la limitación a la retroactividad de las cantidades de las cláusulas suelo declaradas nulas. Nuestro Tribunal Supremo en sentencia de 25 de marzo de 2015 estableció que cuando se declare abusiva y, por ende, nula la denominada cláusula suelo inserta en un contrato de préstamo con tipo de interés variable, procederá la restitución al prestatario de los intereses que hubiese pagado en aplicación de dicha cláusula a partir de la fecha de publicación de la sentencia de 9 de mayo de 2013.

El TJUE se pronuncia ahora sobre esta limitación a la retroactividad establecida por el Tribunal Supremo y sentencia que:

"La declaración judicial del carácter abusivo de una cláusula debe tener como consecuencia el restablecimiento de la situación en la que se encontraría el consumidor de no haber existido dicha cláusula. Por consiguiente, la declaración del carácter abusivo de las cláusulas suelo debe permitir la restitución de las ventajas obtenidas indebidamente por el profesional en detrimento del consumidor".

Seguir leyendo »

Desahucios en Navidad

Un día de finales de noviembre, una joven pareja, lejos aún de los treinta, comparece ante un juez. Ella tiene los ojos enrojecidos e intenta sin éxito parar sus lágrimas y mantenerse erguida para poder dar su versión de los hechos. Ella habla del hijo que tienen, recién nacido estaba cuando hace ya más de un año tuvieron que meterse en un piso vacío que creían de un banco.

Él cuenta como podían pagar un alquiler "normal", antes de quedar en el paro, y como estaba la vivienda, abandonada, rota y llena de basura, y como con esfuerzo la arreglaron, limpiaron e hicieron de esas cuatro paredes un hogar para ellos y su hijo, con la ayuda solidaria de sus vecinos y vecinas. Y que no se niegan a irse, pero que no pueden hacerlo sin alternativa, y que lo que quieren es negociar un alquiler social de esa vivienda que en ruina estaba.

Compañeros y compañeras de la Plataforma 15M STOP DESAHUCIOS llenan la sala, aprietan los dientes y casi no respiran. El logo rojo de sus camisetas contrasta con las negras togas de los que están frente a ellos. Parecen dos equipos cara a cara, con la pareja de reos en el centro.

Seguir leyendo »

La Ley de la Dependencia: el ejemplo más cruel del feminismo para ricas

La cordobesa Manoli Gutiérrez tiene 58 años y se levanta cada mañana para cumplir con una jornada laboral de cinco horas, con un sueldo de 540 euros al mes que no la saca de las estadísticas de la pobreza. De 9 a 10 de la mañana va a una casa a cuidar a un anciano. Lo levanta de la cama, lo asea, lo prepara, le da el desayuno y le suministra su dosis diaria de medicación. Una vez que el anciano está ya atendido, Manoli deja preparadas las cosas para luego, cuando vuelva a mediodía, tardar menos en preparar la comida.

Todo eso en una hora, aunque Manoli está entre 15 y 20 minutos más cada día en esa casa porque si no el abuelo se quedaría desatendido. Y ella, por encima de todo, siente un profundo cariño por sus usuarios. A las 10.20 horas, Manoli sale pitando de la primera casa para dirigirse a otra que está alejada y para la que tiene diez minutos de reloj para llegar. No llega a tiempo ni volando.

Rezando para que los semáforos le pillen en verde, llega con la lengua fuera, sudando y pensando que le van a reñir por llegar tarde. Pasado el trámite de entrada, Manoli comienza nuevamente la tarea a toda velocidad: limpia la casa, desde los baños hasta la sala de estar, elabora la comida y asea a la anciana, una señora en silla de ruedas considerada gran dependiente.

Seguir leyendo »

Bienvenido Mr. EDUSI o la política verde por arte de magia

Vamos a repasar qué hay detrás del acrónimo de moda.

EDUSI, corresponde a las siglas de Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, y se trata de un documento que los Ayuntamientos deben redactar y presentar para poder optar al reparto en "competencia" de los 1.000 millones de euros que la Unión Europea ha destinado a España durante este año para llevar a cabo su estrategia de crecimiento y empleo Europa 2020.

Para conseguir los ambiciosos objetivos de esa estrategia, la UE establece que el "crecimiento" debe ser inteligente, sostenible e integrador y los concreta en el ámbito del empleo, el I+D+I, la educación, la integración social y la sostenibilidad, eficiencia energética, reducción de emisiones y energía renovable.

Hasta ahí, todo ok: la Unión Europea tiene como objetivo el desarrollo sostenible e integrado y pone a disposición de sus países miembros el dinero para conseguirlo a través de los Fondos FEDER.

La cosa empieza a complicarse cuando la distribución de esos fondos se hace en concurrencia competitiva, es decir, que las ciudades ( mayores de 20.000 hab) que pueden optar a esos fondos deben competir entre ellas para obtenerlos. Para ello se les exige que presenten estrategias con proyectos concretos que justifiquen el cumplimiento de los objetivos, que luego son puntuados como en un exámen, en función de cuyos resultados se repartirá el dinero.

La primera de las convocatorias, que repartió el 70% de los fondos el pasado mes de Noviembre, puso en evidencia muchos aspectos interesantes. También a muchos Alcaldes y gobernantes. Municipios como Villena, que presentaron un documento real y creíble en consonancia con los objetivos de la UE como con la línea política de su equipo de Gobierno (de ideología verde), obtuvieron la máxima puntuación y muchos millones de Euros para llevar sus proyectos a cabo. Otros como Alhaurín de la Torre, donde las políticas y el proyecto, los hechos y las palabras no tienen nada que ver entre sí y mucho menos con lo que quiere la UE, ni siquiera obtuvieron la puntuación mínima necesaria para ser considerados en el reparto de las subvenciones.

Pero la cosa no queda ahí. Como tan bien retrató el genial Berlanga en su Bienvenido Mr Marshall y con permiso de los actores Moran e Isbert, los alcaldes de nuestras ciudades están protagonizando un cutre "remake" de la película en la que travestían un pueblo para recibir las ayudas del extranjero que nunca llegaron.

Muchos de nuestros alcaldes, acaban de descubrir que esos conceptos e ideas tan raros que a veces nos escuchaban a los concejales verdes coinciden con lo que la UE exige y puntúa para el reparto de sus fondos. Eficiencia energética, empleos verdes, optimización de recursos, movilidad, inclusión y derechos, energías renovables, reducción de emisiones, desarrollo sostenible y otras palabras por el estilo que antes ignoraban o repudiaban aparecen como por arte de magia en sus discursos y propuestas gracias a Mr EDUSI.  Hasta, !Oh milagro! se están volviendo peligrosamente parecidos a esas "sospechosas" organizaciones y movimientos asamblearios y participativos,  y convocan reuniones y encuestas para escuchar a sus ciudadanos, que sólo sirven para completar el expediente y de paso cumplir otra de las exigencias de la UE para poder optar a los fondos.

Y no crean que se dejan asesorar por los técnicos municipales o por los grupos de la oposición, los proyectos que se envían para buscar fondos los encargan a consultorías y expertos de turno, sospechosas empresas reconvertidas o surgidas en cuestión de meses como las setas, especialistas en aprovechar la coyuntura y en redacción de Estrategias EDUSI , cuyo trabajo consiste en pintar de verde los proyectos que ya tienen decididos los alcaldes para que cuelen como sostenibles para la UE. Busquen la definición de Greenwashing.

Permítanme que en este punto vuelva al ejemplo de Alhaurín, donde entre la redacción de un Plan Estratégico (21.778 €) , el seguimiento del Plan Estratégico (21.538 €), la redacción del I EDUSI en Noviembre y el segundo en Diciembre (30.000 €) el Ayuntamiento lleva gastados mas de 70.000 euros en un ejercicio de greenwashing que hasta el momento no les ha funcionado. El alcalde y sus concejales no entienden por qué fuimos los únicos en votar en contra del Plan Estratégico de Alhaurín de la Torre en el mes de mayo, ni por qué esta semana no apoyamos el nuevo EDUSI que va a presentar el Ayuntamiento a la repesca de subvenciones, cuando sin embargo, hemos sido los concejales (los únicos) que mas hemos intentado aportar y participar en todo el proceso de elaboración y propuestas.

Pero el tiempo todo lo explica. Si el Plan Estratégico de mayo hubiese sido bueno, bastaría con haber extraído de él las estrategias concretas para redactar los EDUSI y optar a las subvenciones. Si se creyesen los EDUSI y actuasen en consecuencia, los hechos y las políticas serían el mejor aval para solicitar subvenciones a la UE. Si olvidasen sus macroproyectos especulativos y ladrillistas y escucharan las alternativas que otros les proponemos…

Tampoco lo entienden la mayoría de los grupos de la oposición que apoyan y aplauden estos proyectos, mirando hacia otro lado, como cuando los actores de reparto de la película de Berlanga se unen al desfile cantando lo de ". .os recibimos con alegría", haciendo el juego a los que gobiernan y acusando a los críticos con el peligroso argumento de que "no puede uno oponerse al dinero, venga de donde venga", olvidando entre otras cosas que ese dinero tambien es público, salido de nuestros impuestos.

Pues va a ser que no. Que no cuela. No somos pocos los que estamos advirtiendo que no es suficiente con pintar de verde los discursos, mencionar colectivos en riesgo o hablar en femenino. No es suficiente si no se cambian los hechos, si no cambian las políticas.

Y no es la postura mas fácil, al contrario, muchos asumimos que nos llegarán las críticas y los ataques por no hacer lo mismo que el resto. Pero es que, si fuese para hacer lo mismo que el resto, los concejales y organizaciones que defendemos la ecología política en nuestro país no estaríamos aquí. Nuestras negativas y abstenciones a los EDUSI son críticas y responsables y no significan que no apoyemos las estrategias y las ayudas hacia la transición sostenible de nuestras ciudades.

Al contrario, somos los mas críticos porque somos los que mas creemos y queremos aportar a ellas. Y aquí seguiremos proponiendo y transformando desde lo local pensando el lo global, incluso cuando acabe la moda de los EDUSI.

Seguir leyendo »

Guía orientativa de Vistalegre II para no iniciados

En Podemos estamos de lleno ante el segundo "congreso", lo que conocemos como Vistalegre II o Segunda Asamblea Ciudadana. Para un podemita poco constante que se hubiera perdido las portadas del último año y medio resultaría difícil seguir la traza a ¿por qué Pablo y Íñigo no defienden lo mismo?, ¿qué hacen los "anticapi" ahora con el oficialismo?, ¿qué papel juega IU en la interna de Podemos?, ¿no eran el pitufo gruñón?

Aunque con el trazo grueso de las escasas líneas voy a tratar de dar algunas pistas que a mi entender pueden servir para guiarse en el itinerario.

Lo primero a tener en cuenta es que en Podemos estamos ante un congreso refundacional, o lo que es lo mismo, no nos reunimos para cambiar "el conductor" como hace el PSOE o el PP en sus congresos. En Podemos estamos de acuerdo en que nos toca cambiar carrocería, mecánica y hasta la carretera por la que vamos, y después, si acaso, ya vemos si mantenemos o cambiamos de conductor o por el contrario nos ha salido un tándem o un triciclo y la cosa no aplica.

Seguir leyendo »

Verdes (y blancas) en la encrucijada andaluza

García Caparrós en el Museo de la Autonomía de Andalucía.

A comienzos de éste, nuestro siglo XXI, Andalucía y sus recursos son saqueados en función de grandes intereses y es, una vez más, frontera: de los efectos de la desigualdad creciente y del cambio climático que se hace sentir con más intensidad en nuestra tierra. Doñana y su rendición antes los intereses gasísticos son un símbolo evidente como pocos.

Y sin embargo, podríamos ser el paisaje donde convertir en oportunidad lo que se nos viene encima, una tierra de oportunidades verdes. Vivimos, como el resto del planeta, lo que en un libro de autores varios como Yayo Herrero se califica como "La Gran Encrucijada" y necesitamos hacer la transición a sistemas más democráticos, justos y sostenibles.

Reconectar con la cultura andaluza, reconectar con la tierra y con sus gentes, con la sabiduría acumulada y su memoria, con su relación con su entorno, con "la casa encalá y la sillica en la puerta", que decía de Gerald Brennan la canción de Carlos Cano, nos daría una respuesta muy sugerente y preñada de propuestas para la transformación y la resiliencia en este momento de encrucijada. La tierra del sol, del agua y del aire, de la mayor diversidad de ecosistemas de toda Europa, Mediterránea y abierta al mundo posee todas las condiciones para convertirse en tierra de futuro.

Seguir leyendo »