eldiario.es

Menú

La resiliencia es una buena opción

#DoñanaArde #Donanasequema #IFDoñana son algunas de las etiquetas que desde el sábado vienen usándose para señalar, en las redes sociales,  la tragedia del incendio del entorno de Doñana. Se está considerando que es uno más (¿y van?) de los ataques que ha sufrido Doñana a lo largo de su historia; a la mayoría de esos ataques el territorio ha respondido superando el obstáculo en un ejercicio de resiliencia que merece la pena tenerse en cuenta.

Es realmente importante hacerlo ahora porque este incendio es una oportunidad para que, una vez más, Doñana renazca, en este caso de las cenizas en estado real.

La situación en el Espacio Natural de Doñana es trágica y tiene perfiles dantescos. Requiere de todo el esfuerzo que se viene haciendo por el INFOCA, el ejército, Policías Locales, Guardia Civil, Policía Nacional, Ayuntamientos y un buen número de personas voluntarias que han ofrecido generosamente su trabajo e incluso sus viviendas. La presencia de toda clase de autoridades del Gobierno central y el andaluz ha sido abundante y necesaria, aunque en algún caso, debería haber sido menos estridente. Todo eso es natural y lógico, pero ahora viene el día después. Los balances, los daños causados, las consecuencias, las posibles reparaciones; todo ello muy importante y fundamental para ir recuperando el aliento de cada día. Debemos confiar en que todo se hará como debe hacerse, las personas deben ser compensadas adecuadamente, los enseres, instalaciones y viviendas deben ser repuestos de manera inmediata, en la medida de lo posible el territorio debe volver a su normalidad, las personas deben recuperar sus posibilidades. Y con respecto a las causas del incendio, si ha sido intencionado,  los posibles delincuentes deben ser buscados, juzgados y detenidos, debe caer todo el peso de la ley sobre estas personas y en caso de que el origen sea de otra índole hay que entrar a fondo para prevenir esa causa.

Seguir leyendo »

Un incendio que ojalá lo cambie todo

Doñana después del fuego

Este fin de semana nos sobrecogieron las noticias del pavoroso  incendio del pinar dunar de Doñana iniciado en Moguer. La reciente tragedia vivida en Portugal sobrevoló sobre nuestras cabezas cuando dos mil personas tuvieron que ser desalojadas y otras cincuenta mil quedaron aisladas en Matalascañas. La tragedia humana se evitó, afortunadamente. Pero un trozo del alma de muchos andaluces nos ha sido arrebatada por las llamas. Mientras seguimos pendientes de los resultados de las investigaciones que determinen la causa, accidental o deliberada, ha sido inevitable que nos hiciéramos preguntas en torno al conflicto de intereses que amenazan el parque.  Junto a ellas otras como las siguientes: ¿Por qué últimamente los incendios parecen ser cada vez más abundantes, imprevisibles en su desarrollo y devastadores?¿Qué podemos hacer para reducir el riesgo y las amenazas a las que nos enfrentamos en Doñana?

Ojalá este incendio, tenga el suficiente impacto simbólico como para suponer un antes y un después, como para hacernos pensar y reaccionar antes de que sea demasiado tarde. Nos jugamos mucho más de lo que pensamos. Doñana es una de las joyas naturales de la humanidad y está en riesgo.

¿Cuáles son sus principales amenazas? ¿Qué tienen en común? ¿Qué podemos hacer para evitarlas? En los últimos años dos son las amenazas que más han captado nuestra atención. Por una parte, el proyecto de Gas Natural de convertir su entorno en un depósito de gas. Por otra el conflicto por el agua, con dos frentes, la amenaza del proyecto de Dragado en Profundidad del Guadalquivir, impulsado por el Puerto de Sevilla, que podría suponer el golpe de gracia a la vitalidad del Guadalquivir, y la expansión de la agricultura intensiva de la fresa y otras frutas rojas que está agotando el acuífero. Históricamente Doñana ha sufrido una sobreexplotación turística y urbanística, muy demandante igualmente de agua. Y no se nos borra de la memoria el golpe asestado por la rotura de la balsa minera de Aznalcollar, menos aún ahora que la Junta de Andalucía ha vuelto a autorizar la reanudación de las actividades sin que los responsables hayan asumido el menor coste por el daño que produjeron. Sin agua, de calidad, Doñana se muere. Pero nos sobrevuela otra amenaza aún mayor sobre la que no reparamos tanto: el avance del cambio climático por el calentamiento global que amenaza a toda Andalucía y particularmente a Doñana.

Seguir leyendo »

Incendio en Doñana: pensando en la recuperación

Labores de extinción del incendio en Doñana.

Este fin de semana se vivieron momentos tremendos en Doñana y su entorno.  Un incendio con varios frentes cuyo origen habrá tiempo de investigar, se alió con unos vientos anormalmente fuertes para, en poco tiempo, generar una situación extremadamente peligrosa y absolutamente descontrolada en la que nada parecía poder detener el avance de las llamas. En poco tiempo, dos poblaciones turísticas costeras, Matalascañas y Mazagón, se vieron rodeadas con probablemente más de 50.000 personas situadas entre el fuego y la playa.

A media tarde, el fuego amenazaba el centro de recepción de visitantes del Parque Nacional, conocido como Palacio del Acebuche, que hubo que evacuar de inmediato. Personas y vehículos fueron trasladados y se dio acertadamente  la inevitable orden de desalojo de uno de los cinco centros de cría en cautividad del lince ibérico situado allí. Aquellos linces que se encontraban en cercados más pequeños acompañados de sus crías fueron capturados y trasladados inmediatamente. Aquellos otros que se encontraban en cercados de mayores dimensiones y que no era literalmente posible capturarles en esa situación de emergencia, se opto por abrirles las puertas para que, en el caso de que llegase el fuego, al menos tuvieran una posibilidad de escape.

Cuando más desesperada parecía la situación, el viento cayó dando una oportunidad a los efectivos anti-incendios de todas las administraciones a efectuar de forma eficaz su trabajo. Durante la noche y gran parte del lunes, ha continuado una relativa calma en el viento que permite decir que a esta hora el incendio está controlado. Salvo cambios imprevistos, no hará más daño del que ya ha hecho. El corazón del Parque, incluyendo la Reserva Biológica del CSIC, se salvó in extremis. Las llamas llegaron a pocos kilómetros de la carretera Rocío-Matalascañas, que hubiesen saltado sin dificultad, extendiéndose imparables por todo el Parque. Afortunadamente se detuvieron a tiempo.

Seguir leyendo »

Después del humo y el fuego del incendio

Incendio de Moguer

El fuego resulta muy escandaloso, además de fotogénico, pero por desgracia su capacidad para llamar la atención no bastará para que el día después de un incendio forestal se recapacite, de una vez y para siempre, sobre lo importante. Mi trabajo me ha llevado a muchos incendios forestales en activo, parajes a los que he vuelto años después para comprobar que la naturaleza mediterránea había hecho su trabajo y la vida regresaba, el bosque volvía a respirar, pero las actitudes no cambiaban el día después.

Tras el incendio de Moguer me temo que lo relevante seguirá sobrevolando Doñana en el futuro sin que llegue a posarse en las cabezas de los alcornoques humanos, especie que tanto abunda en cualquier espacio natural.

Habrá asociaciones económicas y políticas que digan que ya resulta inexcusable desdoblar en autovía la carretera a Matalascañas. Aunque haya atascos a lo sumo durante ocho fines de semana al año. He oído a alcaldes decir en reuniones oficiales que las muertes de personas por atropello en esa carretera se deben a que no es autovía, se deben a los linces... Porque, ay, una carretera resulta algo sólido, entendible como "progreso", y muy electoral por tanto.

Seguir leyendo »

Modelo de financiación: a solas con la derecha

Diez comunidades comenzaron 2017 con sus presupuestos prorrogados

Uno de los grandes debates que ha estado presente a lo largo de esta legislatura en Andalucía ha sido el sistema de financiación autonómica (SFA). El actual SFA, de 2009, dio un paso adelante respecto al modelo del 2003 hacia una mayor autonomía, pero se ha demostrado incapaz de garantizar recursos suficientes para que las comunidades autónomas (CCAA) puedan proporcionar los servicios públicos fundamentales según sus competencias asignadas. Además, se producen profundas desigualdades de autonomía financiera y corresponsabilidad fiscal y la capacidad real de las autonomías para influir en el volumen de ingresos es muy desigual. Por su parte, los fondos de convergencia, de competitividad y cooperación, no resuelven el problema de falta de equidad, ya que atienden a objetivos diferentes y hasta contradictorios. Andalucía es la tercera comunidad, por la cola, en la financiación per cápita para el mantenimiento de los servicios públicos fundamentales.

Ante este panorama, el debate sobre la modificación del SFA se abrió en casi todas las comunidades desde marzo, previendo varias formas de colaboración y de comunicación para que todos los grupos parlamentarios pudieran participar y aportar. Hemos mostrado claramente la posición de Podemos Andalucía presentando todo un conjunto de iniciativas de control e impulso al gobierno en el parlamento autonómico. Defendemos algo básico en este momento: más recursos, más inversiones y más autonomía.

Es, por tanto, obvia la necesidad de un nuevo SFA como condición necesaria, pero no suficiente para obtener mayores recursos para las autonomías. A la reforma del SFA habría que unir la derogación de las normas Montoro de control y de limitación del gasto que ponen en riesgo la posibilidad de garantizar los servicios públicos fundamentales. Además, habría que sumar la reforma del sistema fiscal sin amnistías, ni dumping fiscales que nos van descapitalizando y menguan las arcas públicas. La reversión de las políticas de austeridad pasa por sustituir el actual techo de gasto por un suelo de ingresos para defender y garantizar la suficiencia de los servicios públicos fundamentales, es decir, de los derechos de la ciudadanía y los fundamentos de nuestro Estado de Bienestar. Esto es posible y viable si España soluciona su problema de recaudación y pone en marcha una verdadera reforma fiscal progresiva que acerque nuestro país a la media europea en términos de ingresos.

Seguir leyendo »

El metro en Málaga y el atasco institucional

La movilidad sostenible y el derecho al transporte constituyen uno de los principales retos de nuestras ciudades. La necesidad de movimiento de las personas que habitamos las urbes debe equilibrarse con la necesidad de contar con ciudades habitables, el derecho a un aire limpio, la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo. Y todo ello unido al reto que supondrá, más pronto que tarde, la escasez a nivel mundial de recursos energéticos derivados del  petróleo que hoy por hoy nos mueve.

Uno podría pensar que el período más duro de la crisis económica podría haber sido empleado para descubrir otras formas de movernos y relacionarnos con la ciudad, una vez que la capacidad de moverse en vehículo privado se vio mermada por el descenso de las capacidades económicas individuales.

Lejos de este escenario, los que circulamos por las vías de las ciudades podemos observar cómo, una  vez parece recuperarse cierto nivel de empleo (por supuesto, mucho más precario y peor pagado que antes de  la crisis), nuestras calles vuelven a llenarse de nuevo de coches, nuestras ciudades vuelven a atascarse y nuestro transporte público no ha mejorado sustantivamente.

Seguir leyendo »

Matrículas de horror en Andalucía

La Junta de Andalucía, y todos los parlamentarios andaluces, han prometido a los estudiantes de las universidades andaluzas matrícula universitaria prácticamente gratis para el mismo número de créditos que los aprobados en el curso anterior. En la práctica es una especie de matrícula de honor que se concede, no con un 10, sino con los aprobados "pelados" del curso completo.  Así, estas matrículas abandonan el honor académico para adentrarse en el "horror" presupuestario que me recuerda mucho al "cheque bebé" de Zapatero (unos 500 millones de euros) cuando su Gobierno negaba la evidencia de una crisis galopante. 

Horror presupuestario porque tiene un coste de entre 20 y 30 millones de euros que saldrán de la Junta, no de las universidades. Ello supone, primero, que en el mejor de los casos las universidades cobrarán tarde y mal (la Junta les debe 278 millones de euros), y segundo, dudar de que la Junta pueda pagar 30 millones cuando aún debe 278. La pregunta del millón es: ¿por qué la Junta los destina precisamente a matrículas cuando existen necesidades estructurales más acuciantes? Sí, más acuciantes en la medida en que las plazas universitarias públicas ya están subvencionadas en gran medida (entre un 80% y un 90% del coste real), y sin embargo las universidades públicas sufren de altísima precariedad de medios y recursos humanos (congelación de proyectos de investigación, no reposición de profesorado…). No es razonable pensar que sean las matrículas gratuitas la necesidad prioritaria de las universidades; y ello por varias razones.

En primer lugar, porque no es fiable que la iniciativa haya salido improvisadamente de la chistera sin que lo pidieran ni las universidades ni estuviera en un programa electoral.

Seguir leyendo »

Sucesión digital

¿Qué sucede con nuestro legado en la red al fallecer? ¿Podemos transmitir a nuestros herederos los discos o libros que compramos en internet? Son preguntas cuya respuesta plantea un doble desafío. Por un lado, la necesidad de que sean los parlamentos competentes los que tengan la facultad de establecer los derechos y obligaciones de las personas, tanto físicas como jurídicas. Por otro, abrir la puerta a un necesario debate social sobre el futuro de la red y el papel de la ciudadanía e instituciones en su desarrollo.

Hace un año propusimos a un grupo de estudiantes la redacción de un borrador de un proyecto de ley que regulara la sucesión en aspectos como los perfiles en redes sociales o el patrimonio que adquirimos durante nuestra vida cibernética. Los resultados parciales en forma de un manifiesto se llevaron al Parlamento de Andalucía y atrajo la atención de medios de comunicación.

El eje de la propuesta se resume en la necesaria claridad de las normas -seguridad jurídica- y la coherencia del sistema en relación a algunos acuerdos de adhesión por los que se formalizan las relaciones entre las empresas que prestan servicios y el estatuto jurídico de los particulares que los firman. En el caso de las redes sociales, se instrumentalizan derechos fundamentales como el de la propia imagen o el de la libertad de expresión.

Seguir leyendo »

Universidad pública accesible para todos

25 Comentarios

El próximo curso más de 30.000 alumnos andaluces y sus familias tendrán más fácil continuar sus estudios universitarios en los nueve campus públicos de la comunidad gracias a que el Gobierno de Andalucía bonificará hasta el 99% del coste de sus matrículas.

Una vez más, los hechos demuestran que, mientras a algunos se les llena la boca al hablar de patriotismo o de derechos para todos, otros aplican las políticas necesarias para  lograr que nadie quede relegado de alcanzar sus objetivos por culpa de su situación económica.

Fueron los gobiernos socialistas de Felipe González, en la década de los 80, los que consiguieron que la universidad pasara de estar al alcance de unos pocos a facilitar el paso a esta educación superior a todas las personas con capacidad y voluntad de seguir sus estudios universitarios.

Seguir leyendo »

El agua que suena

Veinte años no es nada nos cantaba Gardel, pero veinticinco ya sí, más las prórrogas, desde que Gestagua se hizo con este bien tan preciado, la madre de todas las concesiones: el agua.

Cómo cada vez que se tiene que otorgar o no una concesión, surge el sano y democrático debate político de cómo hacerlo, si a través de gestión directa (pública) o indirecta (privada). Esta vez (con el PP de Fuengirola en mayoría no suele ser distinto), ese debate se ha cercenado. El bisturí para esta ocasión ha sido un informe jurídico, agárrense, que viene a decir, qué digo, dice sin ningún tipo de paliativos, que es más eficaz y recomendable la gestión privada del agua. De esta forma el preámbulo, a modo de moción en pleno, deja cerrado el debate sobre el modo de gestión, para encaminarse al pliego que se está cocinando en los fogones no sabemos si del PP de Málaga o de Fuengirola. Sí, digo bien, es semipúblico que no hay consenso. Alguien podrá pensar, ¿esto no va así, verdad? Amigo mío, la cosa pública a veces se trata en los lugares más privados, y de ahí vienen estas tormentas de corruptelas y mordidas de las que el PP es conocido en los ambientes.

Pero entonces, ¿no se supone que es un concurso libre y en igualdad de condiciones para todas las empresas que quieran concurrir?

Seguir leyendo »