Opinión y blogs

eldiario.es

Sida en las cárceles: Zoido no está ni se le espera

Cárcel de Córdoba

La agenda social nos devuelve hoy a la conciencia uno de los problemas más graves a los que se han enfrentado nuestras sociedades en el último medio siglo. Hoy todo son lazos rojos y actos institucionales para alabar la lucha contra el VIH y el sida. Sí, son cosas distintas, pero la desinformación y el estigma también son parte de la mochila que pesa sobre esta infección.

Días como hoy evidencian una de las contradicciones de este tiempo que algunos han etiquetado como "postverdad". Sin tapujos, los mismos gobernantes que claman a los cuatro vientos sus grandes compromisos y esfuerzos en la erradicación del VIH, recortan a dos manos la financiación de las campañas de prevención y control de esta enfermedad, y sin que se les salten los colores ni nada. Desde 2011 llevamos más de un 90 % de recortes para campañas contra el VIH, lo que deja campo libre para que proliferen nuevas infecciones. De nuevo, los recortes matan.

El VIH sigue siendo considerado una epidemia en nuestro país por su alto índice de contagio, pero sobre todo por el alto porcentaje de personas que no saben que lo padecen. En España, durante el año 2015, las personas portadoras del virus suponían un 7,4 por cada 100.000 habitantes. Si esa cifra le parece alta, acompáñeme en esta vista rápida por las cárceles españolas, donde casi 6 de cada 100 reclusos son portadores del VIH y de ellos, el 87 % son portadores también del virus de la hepatitis C. Sí, esa enfermedad para la que existe cura, pero cuyos medicamentos el Ministerio de Sanidad se ha negado a pagar durante meses.

Seguir leyendo »

La crisálida

Hace unos años leí un artículo de opinión sobre la nostalgia. Un psicoanalista y psicólogo clínico hablaba sobre la perfección que rodea a nuestros recuerdos, a todo aquello que vivimos y que ha quedado suspendido en el pasado, envuelto en un halo idealizado e inmóvil que evocamos como un pasado feliz y tristemente perdido. Por eso en el artículo se hacía referencia a la nostalgia como eso, como una felicidad triste.

Creo que esa sensación es común a todas las personas. Todas dejamos cosas por el camino que recordamos con esa mezcla de sensaciones, a veces íntimas y otras muchas compartidas, aunque no siempre nos vienen a la memoria de la misma manera a quienes las vivieron juntas, y ahí iba yo para esta entrada de hoy.

Andan algunos compañeros y compañeras dentro de Izquierda Unida rememorando un tiempo pasado y a su criterio mejor. Un tiempo de gran visibilidad pública de nuestra organización, de gran influencia y fortaleza de nuestro proyecto político, de inequívoco conocimiento de nuestras propuestas y de las personas que las defendían en nuestro nombre. Lo hacen desde el hondo pesar que les provoca la pérdida de esas referencias a causa de la senda emprendida en pos  de “nuestra desaparición”.

Seguir leyendo »

Día Internacional del Niño: detrás de cada cara, hay una cifra

El pasado 17 de noviembre Save the Children publicaba su Barómetro de infancia,  una herramienta digital dónde poder consultar a golpe de clic datos claves sobre la infancia en nuestro país, centrados en cinco dimensiones: educación, salud, pobreza, violencia y migraciones.

Muchas veces escuchamos que los datos no lo son todo, que detrás de cada cifra hay una cara, una persona, una historia.

Nosotros podemos dar fe de ello, a diario trabajamos con miles de niños y niñas y sus familias en situación de extrema vulnerabilidad, lo que hace que tengamos muy claro que cada uno de esos niños es especial, único e irrepetible, y como tal, necesita una atención específica y un trabajo concienzudo que nos permita proporcionarle herramientas para que ellos mismos puedan cambiar sus vidas.

Seguir leyendo »

Una política sin odio

119 Comentarios

En el último mes he escuchado, leído e incluso sufrido más insultos de los que había conocido en mis 38 años de vida. Si toda la energía, el tiempo y el talento que muchos invierten en insultar en el estercolero que algunos pretenden convertir las redes sociales lo emplearan en hacer algo productivo, estoy convencida de que a este país le iría mucho mejor. Y es que parece que en los últimos tiempos la legítima discrepancia política y el enriquecedor debate ideológico se ha reducido al simplismo intelectual que, lejos de argumentos, se pervierte desde la descalificación y la zafiedad.

Recurrir al insulto es el más claro síntoma de no disponer de argumentos ni capacidad dialéctica suficiente para mantener un debate riguroso y sereno, propio de una democracia sana y saludable como debería ser la nuestra. La banalidad y la simpleza que algunos han hecho suya empiezan a abrirse paso para instalarse en nuestras conciencias aunque ofrezcamos resistencia.

Una democracia fuerte y sólida debe tener como uno de sus pilares el respeto al debate político profundo que posibilite argumentar los distintos posicionamientos y eso requiere de un sosiego y de una serenidad que, en este momento, cuesta trabajo encontrar.

Seguir leyendo »

Cambio de marcha en Podemos Andalucía

Parece evidente que Podemos es la herramienta más interesante y útil que se ha puesto a disposición de los sectores populares en este país en mucho tiempo. La indignación se transformó en propuestas y un consenso social propio de cambios de ciclo en un régimen, el del 76, caduco y con una crisis de legitimidad no vista antes. La actual brecha abierta en el seno del PSOE que ha cristalizado en un gobierno continuista tanto en lo económico como en lo estético no es más que una muestra de que la ventana de oportunidad existe y que una propuesta transversal podría aglutinar a amplios sectores populares para construir un nuevo país.

El ciclo electoral al que nos hemos sometido ha sido al tiempo ilusionante y desgastante. Ha habido que acelerar de 0 a 100 a veces demasiado rápida lo que nos ha hecho incluso derrapar y gastar las ruedas. Hemos llegado a las últimas citas electorales con una carga difícil de capear. Es difícil y seguramente no deseable, forzar un relato de movilización permanente en el momento actual sobre una sociedad que se debate con liquidez 'Baumaniana' entre el miedo y la ilusión frustrada de cambio. Pero con la toma de posesión del nuevo gobierno -con biblia, crucifijo y notario mayor del reino- se escenifica el momento en el que toca cambiar de marcha: restauración por arriba (con aislamiento en el rincón de la protesta de las potenciales fuerzas de cambio) o avanzar en la construcción del nuevo bloque histórico (saliendo del rincón donde nos quieren los adversarios, permeando y sumando en y con las contradicciones de la sociedad actual, conduciendo los debates internos de manera democrática al tiempo que prudente, entre otras tareas).

El adversario ha jugado fuerte sus cartas con desprestigios, injerencias forzadas y trampas -en las que en ocasiones hemos caído- en medios e instituciones. No le ha sido suficiente. La brecha abierta es profunda y el intento de restauración complicado. El bipartidismo está fracturado y no hay consenso entre las élites para conducir el terremoto. Los últimos acontecimientos apuntan a que la apuesta estratégica pasa por sacrificar, al menos momentáneamente, al PSOE con objeto de intentar salir de la coyuntura institucional dándole la hegemonía y el timón al Partido Popular con esperanzas de poder hacer una recomposición estética y cosmética a medio plazo de un nuevo consenso por arriba.

Seguir leyendo »

Cinco identidades y un epílogo para una propuesta de cambio

"Sabemos que el mundo es una esfera cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna"  (José Luis Serrano)

Cuando el pasado  15 de septiembre la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, convocó sorpresivamente la II Asamblea en Andalucía he de confesar que el primer pensamiento que me invadió fue pensar que este partido cometía  los mismos errores que habían llevado a otros a ser sombra de lo que en su día fueron. Primábamos la mirada hacia el interior del partido en vez de estar muy atentos a lo que estaba sucediendo fuera de él, asumíamos que los problemas de "Madrid" eran los problemas de la organización en Andalucía, y que la tentación de aprestarse a la disputa del liderazgo taparía el sano debate sobre la identidad, o más bien identidades políticas, de una organización que debía reinventarse.

Dicho de otro modo, nos parecíamos en demasía a aquel competidor al que queríamos sobrepasar que estaba inmerso en un debate interno sobre su definición política y cuyo epicentro se desarrollaba en Madrid. Podemos, de la noche a la mañana, sin necesidad aparente, se sometía a una suerte de espejo inverso en el que los defectos de la vieja política aparecían dibujados tras el argumento del debate necesario.

Seguir leyendo »

En Podemos pasó el tiempo de la poesía y las promesas

En pocos días tendrá lugar la II Asamblea Andaluza para elegir a los órganos internos y tengo el honor de encabezar una de las candidaturas que enfrentan este ilusionante reto: Andalucía Plaza a Plaza, una iniciativa municipalista impulsada por las bases, por más de 180 secretarios y secretarias generales municipales, concejales y portavoces de círculos que han dedicado todo su esfuerzo a la construcción de esta herramienta, tratando de acercarla a los barrios y municipios, algo vital si lo que deseábamos era estar cerca de la gente.

La nuestra es una apuesta por un Podemos que mire más al futuro que al pasado, que tenga verdadero impacto en nuestro pueblo, que proponga más que proteste. Frente a radicalidad en la discusión en las formas, en la que se encuentra cómoda Susana Díaz apostamos por poner encima de la mesa propuestas que sean radicalmente mayoritarias, ahí es donde ante las contradicciones se caen las caretas del PSOE-A, cuando tiene que elegir la senda del PP o la de Podemos.

Tanto yo, como el resto de compañeros y compañeras que constituyen Andalucía Plaza a Plaza, nos sentimos identificados con los grandes consensos que surgieron del 15M, consensos que requieren la acción política o institucional de Podemos. Si queremos saber hacia dónde vamos debemos saber de dónde venimos, y es una realidad que mucha gente, de tantos sectores y lugares diferentes, depositaron su voto y su confianza en nuestro proyecto para cambiar para mejorar sus vidas.

Seguir leyendo »

Si no creyera en lo que duele

Silvio Rodríguez en un concierto en Madrid

En 1979 el cantautor y poeta cubano Silvio Rodríguez escribió 'La Maza', un tema que se publicaría en el disco Unicornio tres años después. Yo tenía un año. Nadie puso en mi casa ese disco en aquel momento ni tarareó nunca esa canción mientras me acunaba.

Cuando mi hermano mayor se fue a la ciudad a estudiar a la Universidad, todos lo despedimos con un orgullo que no nos cabía en el pecho. Estábamos orgullosísimos y muy contentos, pero justo cuando el tren se perdió de vista en el andén y sin previo aviso, a mí se me abrió un agujero, un vacío. Mi hermano mayor, que me explicó quién era el hombre aquel en dos dimensiones que salía en las camisetas, mi hermano mayor que me había descubierto a Queen o a los Celtas Cortos se iba y yo tenía que poner algo en el vacío que había dejado. En definitiva, tenía que hacerme mayor yo también. Y yo me hice mayor con Silvio.

Un día, un sobre acolchado en el buzón, un cassette grabado, una carta de mi hermano que a 300 kilómetros me decía "escucha esto". No sabría definir esa sensación. "Si no creyera en la balanza, en la razón del equilibrio, en la esperanza, en algo puro". La voz quebradiza. Frágil. La palabra más precisa. Mi hermano me había hecho el mejor regalo que nadie me ha hecho nunca. No sé cuántas veces escuché aquel cassette aquel día y los que vinieron después. Mientras, mi pobre madre pensaría que entre Kurt Cobain y Silvio Rodríguez su hija iba camino de una etapa oscura, reflexiva y taciturna y solía repetir "quítame al triste un ratito, anda, hija".

Seguir leyendo »

Ya tenemos la propaganda, ¿para cuándo las viviendas?

Desde hace unos días han aparecido en nuestra ciudad numerosas vallas publicitarias colocadas por el Ayuntamiento de Sevilla, así como anuncios en los autobuses urbanos,  sitios web y prensa escrita, con el objeto de dar a conocer a la población sevillana la existencia de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) de EMVISESA. 

La campaña presenta a esta Oficina como lugar a donde dirigirse para resolver los problemas de vivienda. Y se explaya en sus consideraciones: " El Ayuntamiento de Sevilla considera que la vivienda es 'un derecho como una casa' y desea poner todos los medios a su alcance para darle cumplimiento". Al mismo tiempo la describe como "… un lugar al que dirigirte para recibir una atención directa e integral relacionada con tus necesidades de vivienda".

Vayamos por partes. La Oficina fue puesta en marcha a finales de mayo, hace cinco meses y su situación actual, pese a la entrega y el buen hacer de las personas que allí trabajan, es de verdadero bloqueo, porque aunque el porcentaje de personas afectadas por problemas de vivienda que ha acudido en búsqueda de soluciones es bajo frente al total existente, las que han ido no encuentran en su mayoría soluciones reales. Parece que este Ayuntamiento no quiere enterarse de que la prevención, el asesoramiento y la intermediación con buenas intenciones no bastan, ¡ese no es el meollo del problema!

Seguir leyendo »

Un reto en Podemos: ganar Andalucía

Siempre hay que darle la bienvenida al contraste de ideas y al debate en abierto, llevado a cabo con compañerismo y lealtad al proyecto común.

Construir colectivamente, aprovechando las capacidades e iniciativas de todos y todas, es una buena medicina para superar diferencias y crear síntesis.

La condición para un debate exitoso y enriquecedor pasa por no reproducir las luchas intestinas de poder, esas luchas palaciegas que estamos viendo en otros partidos, que no abordan los contenidos o proyectos sino que se inscriben en una guerra de la oligarquía de dichos partidos por el control operativo de la organización para sus fines personales o de bando.

Seguir leyendo »