Opinión y blogs

eldiario.es

El pacto PP-PSOE asfixia al municipalismo

Que ser valiente no salga tan caro, y que ser cobarde no valga la pena. Este podría ser un resumen y un deseo de lo vivido el martes en el Congreso de los Diputados.
El pasado fin de semana Susana Díaz, en sus aspiraciones de ascenso partidista, se reunía en Madrid con sus alcaldes y concejal@s arrogándose el municipalismo como referencia y valor propio. Sólo unos días después, l@s mismos alcaldes y concejales asistían atónitos a la traición del PSOE que los entrega cual falsa moneda en favor de su pinza con el PP y dando continuidad a una Ley que vino a vaciar de recursos y competencias a los Ayuntamientos.

Durante bastante tiempo y de forma coordinada, los Ayuntamientos y las Ciudades del Cambio han trabajado en el marco de Unidos Podemos para presentar una propuesta que sustituya parte del articulado de la LRSAL; de la famosa 'Ley Montoro'. Una Ley que  el martes pudo ser derogada transitoriamente hasta que se crease, en el plazo de nueve meses, una nueva Ley de Bases de Régimen Local. Tristemente no se pudo derogar por la complicidad existente entre PP y C´s y la bochornosa abstención del PSOE y su traición al municipalismo de este país.

El martes tuvimos la oportunidad de facilitar que los Ayuntamientos contraten a nuevos funcionarios para prestar servicios a la ciudadanía mediante el desbloqueo de las tasas de reposición. El voto en contra de PP y C´s, junto a la abstención del PSOE, imposibilitó que los Ayuntamientos puedan crear planes de empleo. La connivencia de estos tres partidos prohibió que los Ayuntamientos inviertan en competencias que no les sean propias, aunque tengan recursos económicos suficientes para ello. El martes, nuevamente el bipartidismo clásico apoyándose en la muleta de C’s dificultó la remunicipalización de servicios públicos, potenció la privatización de los mismos y facilitó el pago de la deuda frente a la prestación de servicios públicos. Gracias a PP, C’s, y PSOE, el martes fue un día negro para el municipalismo de este país.

Seguir leyendo »

Mapa del viejo urbanismo de Andalucía

Se preguntaba José Fiscal, consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Andalucía, cómo hacer para no tropezar dos veces en la misma piedra. Fue en la inauguración de las Jornadas Bases para un nuevo urbanismo en Andalucía. En vista del enfoque de dichas jornadas y de lo escuchado a la mayoría de los ponentes, tiene buenas razones el consejero para sentirse intranquilo.

De entrada, el título de las jornadas no guarda relación alguna con el contenido. En primer lugar, porque, salvo excepciones, no se habló del viejo urbanismo y sus consecuencias, lo cual parecería que debiera ser el primer paso para plantear una nueva dirección. En segundo lugar, porque, nuevamente salvo excepciones, los ponentes no ofrecieron ideas para dichas bases. El tema de discusión se limitó, salvo algunas voces críticas minoritarias, a la cuestión de cómo agilizar la legislación urbanística y su procedimiento para aprovechar los síntomas de reactivación económica y no perder inversiones de fondos internacionales. Muy preocupante, señor Fiscal.

De hecho, el precedente de las jornadas es la suscripción de un decálogo, promovido por la consejería, con medidas para agilizar la legislación urbanística para reactivar la economía y el "crecimiento sostenible". Pues bien, ese decálogo plantea dos objetivos, pero sólo desarrolla uno. El primer objetivo es "el impulso de las medidas de flexibilización y agilización de los procedimientos e instrumentos urbanísticos". El segundo es "la puesta en funcionamiento de iniciativas para un desarrollo urbano sostenible con el fin último de mejorar la calidad de vida, situando en el centro al ciudadano y desarrollando un urbanismo que aborde de la sostenibilidad y la entrada de las ciudades en la era de la información y el conocimiento".

Seguir leyendo »

Estibadores. ¡No van a por ellos, vienen a por todas!

Puerto de Algeciras (Cádiz)

Estibadores. Trabajadores que día a día, y desde hace miles y miles de años, se encargan de la carga y descarga de la mercancía de los barcos en los puertos. Herederos de una profesión milenaria. Conocedores de siglos de explotación pero también de lo que significa estar organizados sindicalmente. Portan la experiencia y conocimientos de la profesión, pero también la fuerza que les ha permitido llegar hasta hoy como uno de los pocos sectores con derechos laborales sólidos.

Estibadores. Han plantado cara a la liberalización del sector y, con la defensa de sus derechos, denuncian el constante retorno de lo mismo: un nuevo  ERE encubierto que abre la vía a nuevas contrataciones precarias, la alquimia de un nuevo modo de desregular otro sector público y estratégico, la mecánica de beneficiar siempre a los mismos, de incrementar la brecha de la desigualdad entre quienes lo tienen todo y quienes no tenemos nada.

Estibadores. ¡Enchufados! gritan quienes piden liberalizar el sector para decidir directamente las contrataciones para poder pagar menos por lo mismo. ¡Enchufados! dicen quienes intercambian puestos a través de puertas giratorias. ¡Enchufados, privilegiados y antidemocráticos! califican quienes han obtenido su riqueza por herencia y disponen de la riqueza acumulada que hemos producido otros. ¡Déspotas y enchufistas! dicen quienes quieren ostentar el privilegio de contratar libremente por algunos pocos euros! ¡Privilegiados! gritan mientras piden que los estibadores cobren un 60% menos por trabajar 334 horas más al año. ¡Antidemocráticos! Dicen quienes piden que Puertos del Estado gane menos para poder llenar unos pocos bolsillos. ¡Déspotas! Argumentan quienes solo piden más beneficios y ganancias para sí, recortando, claro, los derechos  del resto.

Seguir leyendo »

La desigualdad condena a los niños andaluces

Este martes publicamos desde Save the Children nuestro informe DESHEREDADOS: desigualdad infantil, igualdad de oportunidades y políticas públicas en el que alertamos sobre el alarmante crecimiento de la desigualdad en la infancia en nuestro país. No somos los primeros que hablamos de desigualdad en España y en Andalucía, y esperamos no ser los últimos en hacerlo, y en hacerlo alto y claro porque la realidad, por mucho que haya quien la niegue, es tozuda y sigue ahí, aunque no queramos mirarla de frente.

Alertamos en este informe de que no solo la pobreza infantil ha aumentado en España desde 2008 hasta la escandalosa cifra de tener a 2.500.000 de niños y niñas viviendo en situación de pobreza, 726.059 de ellos andaluces y andaluzas. Además de alertar sobre la pobreza, este informe se centra en analizar la desigualdad social entre los niños con más y con menos recursos, lo que no solamente significa que cada vez hay más niños en situación de pobreza en España y en Andalucía, sino que cada día son más pobres y que además están condenados a seguir siéndolo en el futuro, tanto ellos como sus futuros hijos e hijas.

Hemos tenido la oportunidad de entrevistarnos con niños para la elaboración de este informe, y una de las niñas con las que hemos hablando nos resumía perfectamente la desigualdad al hablarnos de qué supone la desigualdad en la educación. "En el colegio hay muchas diferencias entre los niños y niñas según la ropa que lleven, el material escolar, el desayuno... Hay niños y niñas que se sienten mal con eso, tristes, e incluso pueden sufrir bullying. A mí me gustaría que eso no existiera y que todos y todas sean iguales".

Seguir leyendo »

¿Qué pasó en Vistalegre II?

Pablo Iglesias en Vistalegre 2

No pasó nada y pasaron mil cosas a la vez. En virtud del sistema de votación y debate elegido en su día por las bases, el debate estaba prácticamente liquidado al inicio del sábado día 11, ya que en PODEMOS se vota online y el comienzo de dichas votaciones había comenzado cuatro días antes. Las cartas prácticamente estaban echadas.

Pero por otra parte la visualización de todo el debate de semanas anteriores, la teatralización de los temores de cientos de miles de personas ante una posible RUPTURA mil veces anunciada por los medios, más interesados en la parafernalia personalista entre Pablo e Iñigo, y por supuesto, en contar en directo el divorcio y liquidación de PODEMOS para bien del régimen del 78 y alivio de todos los lobbies de poder, no se cumplió.

La gente en masa, sin distinción de familias pablistas, errejonistas o anticapitalistas, gritó hasta la extenuación "unidad, unidad, unidad". El "sí se puede" de otras ocasiones quedó en segundo término y apagado por el riesgo de perder la herramienta más poderosa de liberación y soberanía popular que hemos sido capaces de crear desde la transición.

Seguir leyendo »

Totalitarismo tecnológico

Teléfono móvil.

Constituye una creencia generalizada que la tecnología no es buena ni mala en sí misma, sino que depende del uso que hagamos de ella.

Ahora bien, las tecnologías digitales de comunicación pudieran ser una excepción. A través de ella nos inyectan modelos de relación social basados en un imaginario capitalista e individualista extremo. No poseemos un dispositivo, su lógica nos posee y arrasa la lógica de cualquier identidad.

En una ocasión, unos chavales mayas, en plena selva yucateca, y a semejanza de los adolescentes españoles, argentinos o japoneses, miraban absortos sus smartphones sin mediar palabra entre ellos, en tanto una anciana de la comunidad comentaba: "Están perdidos en sus caminos".

Seguir leyendo »

La insoportable levedad de Albert Rivera

Albert Rivera ha encontrado sus orígenes ideológicos y quiere compartir el hallazgo con los "ciudadanos". Hace unos días declaró que "los liberales de Cádiz vuelven para gobernar España". Tal vez lo que quiso decir fue que vuelven los neoliberales de Chicago para gobernar España. Como es sabido, los diputados liberales que se reunieron en las Cortes en Cádiz en 1810 pretendían liquidar los fundamentos políticos, económicos y jurídicos en los que se asentaban la monarquía absoluta y el orden estamental. El presidente de las Cortes hablaba de abolir "los antiguos restos góticos del régimen feudal", y todos los diputados liberales coincidían en que los pilares del nuevo sistema hacendístico y del nuevo orden político debían ser la fe pública y la buena administración.

Este proceso reformista se enfrentó a fuertes reacciones y resistencias dentro y fuera del ámbito parlamentario y se truncó a la vuelta de Fernando VII, que disolvió las Cortes; restauró el absolutismo político con su vieja maquinaria y la sociedad estamental. Una sola medida legislativa, el Decreto de 4 de mayo de 1814, bastó para retroceder a las estructuras político-sociales del Antiguo Régimen de 1808. A golpe de Decreto, la Constitución de 1812 y los decretos de las Cortes fueron declarados "nulos y de ningún valor y efecto, ahora ni en tiempo alguno, como si no hubiesen pasado jamás… y se quitasen de en medio del tiempo…”. A golpe de decreto, el 21 de julio de 1814, se repuso la Inquisición. Muchos de los diputados liberales sufrieron represión y exilio al término del período constitucional.

Existe el error extendido que considera que el neoliberalismo actual es heredero del liberalismo. Solo los separa un prefijo, pero ambos están muy lejos en el tiempo y en los fundamentos. El liberalismo gaditano intentaba construir una nueva sociedad y un  nuevo estado basado en la separación de poderes y la soberanía del pueblo, era una reacción política y económica ante el ordenamiento feudal; el neoliberalismo se corresponde ideológicamente con el orden político y económico que nace en los años 70 con la ruptura de las bases del "compromiso fordista" y los profundos cambios acaecidos en el sistema capitalista. Su objetivo es sustituir un modelo de derechos sociales por otro basado en la estricta responsabilidad individual ante los riesgos sociales y la protección social de carácter meramente asistencial.

Seguir leyendo »

La OMS seguirá patologizando las identidades trans

Manifestación Orgullo LGTBI de Valencia, 2016

Las identidades trans no son un fenómeno contemporáneo. Existen desde siempre, y en todas las culturas de la humanidad, por lo que se puede afirmar que la transexualidad es una expresión de la inmensa diversidad humana. Las respuestas que las distintas sociedades han dado a esta realidad del ser humano han sido muy diversas a lo largo del tiempo y en las distintas geografías de nuestro mundo.

Algunas sociedades han manifestado diversos grados de rechazo y represión de las identidades trans, generando graves violaciones de los derechos humanos de las personas trans, para ello se han valido de la religión, la medicina y la justicia. Para la primera hemos sido un "pecado", para la segunda unos "enfermos" y para la tercera un "delito". Otras han aceptado en mayor o menor grado esta realidad y han articulado mecanismos sociales y leyes que promueven la integración de las personas transexuales en dichas sociedades.

Los manuales internacionales de enfermedades mentales DSM-IV-R y CIE-10, elaborados por la American Psychiatric Association (APA) y por la Organización Mundial de la Salud (OMS), han patologizado de forma "totalitaria" las identidades trans. Esta realidad, sin embargo ha "cambiado" por la presión internacional de las/os activistas y entidades trans por la despatologización.

Seguir leyendo »

El régimen del 78 barre unido bajo la alfombra

Hay una particularidad del sistema político español que, sobre todo en sus dos últimos libros (Por qué fracasó la democracia en España y La política en el ocaso de la clase media) señala Emmanuel Rodríguez: las élites de nuestro país no han sabido crear organismos de reproducción, al estilo de las Écoles Normales francesas, o en el Reino Unido de la London School of Economics y Oxbridge, eficaces dispositivos para la preservación del régimen, como, por cierto, analiza Owen Jones en The Establishment. 

El pacto por arriba y la domesticación social que fue la transición no logró liquidar, antes al contrario, un sistema en manos de unas pocas familias, cuyos apellidos se repiten cansinamente en las últimas décadas.

Depredar los recursos públicos ha resultado de este modo una práctica bien sencilla, toda vez que los gestores de los grandes ayuntamientos no eran sino meras extensiones de las empresas que, en especial durante los años de la especulación urbanística, consiguieron elevar los índices económicos a nuestras mayores cotas. Ni siquiera en los ejercicios inmediatamente anteriores a la crisis de 2008 esos índices se tradujeron  en un aumento de salarios ni en mayor inversión en servicios como la educación o la sanidad, siempre muy por debajo de la media de nuestro entorno.

Seguir leyendo »

Los andaluces que no votan

Hace ahora justo un año, a finales de enero de 2016, la Diputación Permanente del Parlamento de Andalucía rechazaba una petición para la celebración de un Pleno monográfico sobre la situación de la infancia y la adolescencia en Andalucía. Por decirlo de otro modo, sobre la situación de un millón seiscientos mil andaluces que no votan.

Un año después, a finales de enero de 2017, de nuevo una petición para la celebración de este Pleno Extraordinario, una nueva oportunidad de situar la realidad de la infancia andaluza en el centro del debate político y social andaluz, ha sido rechazada con los votos en contra de PSOE-A y Ciudadanos.

Sorprende que en un año, dos propuestas gemelas sean rechazadas, teniendo en cuenta que la infancia andaluza es el grupo de edad que mayores tasas de pobreza y desigualdad sufre. Probablemente, por no decir con toda seguridad, la negativa radique en el origen de la petición. En este caso, parece no importar el qué, sino el quién. 

Seguir leyendo »