eldiario.es

Menú

La Caja Negra La Caja Negra

El flamenco y el fútbol se cuelan en la Feria del Belén de Sevilla

- PUBLICIDAD -
El flamenco y el fútbol se cuelan en la Feria del Belén de Sevilla

El flamenco y el fútbol se cuelan en la Feria del Belén de Sevilla

El flamenco, el fútbol y la Semana Santa o la romería de El Rocío se han colado en la Feria del Belén de Sevilla, en la que se puede ver a san José con la equipación sevillista o bética, la virgen María con traje de gitana o catavinos en portales que son casetas de la Feria de Abril.

Artesanos provenientes de varias zonas de España traen consigo las tradiciones típicas de sus regiones, aunque también está presente el lado más folclórico, surrealista y futbolero en los portales de Belén.

Ubicada en un espacio privilegiado de la ciudad, entre la catedral y el Archivo de Indias, la Feria del Belén es uno de los reclamos de la Navidad para los sevillanos y los turistas, que pueden aprovechar para completar sus adornos navideños o para llevarse una figurita única.

La pasión por la Semana Santa en Sevilla no para ni en Navidad, y se puede optar por un portal de Belén en versión cofrade, en la que María está vestida como una Piedad, con corona incluida.

Otra de las pasiones en Sevilla, el fútbol, tiene su hueco en el evento, ya que también existen Nacimientos en los que los portales son porterías de fútbol y san José está vestido de futbolista en las dos versiones en las que está dividida la ciudad: del Betis y del Sevilla.

La versión más folclórica de los portales de Belén se deja ver a modo de casetas de feria, en el que el catavino y botellas de manzanilla comparten espacio con la mula y el buey.

La romería del Rocío también tiene su protagonismo con belenes en los que mujeres vestidas de rocieras y hombres vestidos de corto bailan sevillanas frente a la ermita almonteña, mientras el niño Jesús es arropado por sus padres.

Pero no todo en esta feria es folclore y fútbol, también hay lugar para una artesanía clásica y minuciosa que consigue recrear fielmente el pescado de Sanlúcar de Barrameda, el pan recién horneado o las verduras de la huerta.

Los artesanos se adaptan a las nuevas modas, por lo que se puede ver un nacimiento realizado con lana o en una calabaza abierta que se cierra cuando pasan las fiestas navideñas y sirve como elemento decorativo para la casa.

Algunos de los artesanos han explicado a Efe que dedican gran parte del año a crear nuevas figuras y adornos, por lo que esta feria es un gran escaparate para labrarse un nombre en el mundo de la artesanía y poder así continuar vendiendo otras figuras y tallas durante el resto del año.

El origen de esta tradición de los belenes se fecha a comienzos del siglo XIX, cuando la orden franciscana los introduce en los hogares, ya que antes solo se podían contemplar los misterios en conventos e iglesias.

Juan Carlos Jiménez Palacios

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha