eldiario.es

Focos

Amparo González Ferrer

Amparo González Ferrer es socióloga y trabaja como demógrafa en el Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC. Estudia cuestiones relacionadas con las migraciones internacionales, las políticas que las regulan y sus consecuencias sociales.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 175

‘Póntelo, Pónselo’: anticonceptivos y desigualdad

Hace apenas una semana tuve la suerte de asistir a la conferencia del Consorcio Europeo de Investigación Sociológica, que celebraba en esta ocasión su 30 aniversario. En una de las lecciones magistrales seleccionadas para la celebración, Megan Sweeney de la Universidad de Los Ángeles trató un tema del que nunca había leído una palabra: los métodos contraceptivos y su diferente uso en función del estatus socio-económico de los individuos, tanto hombres como mujeres. Su exposición reveló datos que me resultaron sorprendentes y de gran interés, tanto por las preguntas que plantean como por el significado y las consecuencias para las personas, en especial de las mujeres. En este post pretendo simplemente compartir con ustedes lo que allí escuché y lo que he leído al respecto desde entonces.

En el gráfico 1 pueden ver cuáles son los métodos anticonceptivos usados en 10 países de baja fecundidad, a los que he añadido los datos de España adaptando y completando los ya publicados aquí y aquí.

Seguir leyendo »

Sanidad, inmigración y opinión pública

Los españoles mantenemos, en general, opiniones bastante positivas en torno al fenómeno de la inmigración, en especial cuando nos comparamos con lo que indican para otros países europeos diferentes encuestas de opinión. De hecho, los partidos que hacen del discurso anti-inmigración un punto central de su programa o que se manifiestan abiertamente xenófobos han obtenido, por el momento, un éxito electoral muy limitado en España. Y a pesar de que la crisis económica, el aumento del desempleo y los recortes en ayudas sociales constituyen en muchos otros países un excelente caldo de cultivo para el fortalecimiento de estas formaciones, la politización de la inmigración en España sigue manteniéndose en niveles bajos en términos comparados.

Una excepción a esta tónica general de escasa politización ha sido el asunto del acceso de los extranjeros al sistema público de salud. Ya en el año 2000, recién aprobada la primera gran reforma de nuestra ley de extranjería con el respaldo de un amplio consenso parlamentario (Ley 4/2000), el Partido Popular decidió usar el asunto del acceso de los extranjeros a la sistema público de salud como la gran excusa que justificaba una reforma inmediata de una ley que apenas había entrado en vigor. Y decimos excusa porque aunque el Partido Popular efectivamente procedió a la reforma de la Ley 4/2000, el nuevo texto legal (Ley 8/2000) dejó intactos los preceptos relativos al acceso a la sanidad, que supuestamente motivaban la necesidad de reforma. De este modo, el acceso universal que consagraba la Ley 4/2000 se mantuvo. Muchos expertos en la materia de toda Europa consideraron la aproximación española al asunto como una buena práctica: el acceso a la sanidad era universal para todos los residentes en el país que se registraran en el Padrón Municipal, algo que no estaba limitado sólo a los residentes regulares.

Seguir leyendo »

Nada nuevo bajo el sol. Brexit, inmigración y las ayudas por hijos

El último informe de la OCDE sobre Migración Internacional indicaba que, durante la crisis, la inmigración de naturaleza laboral se ha reducido sustancialmente, y la vinculada a la reagrupación familiar lo ha hecho también, aunque de modo más suavizado. En cambio, los flujos relacionados con la libre circulación de trabajadores en el seno de la UE son los únicos que han aumentado desde 2009, antes de que se dispararan en algunos países las solicitudes de asilo.

Las fuentes británicas indican que desde 2010 han llegado al Reino Unido entre 1 y 2 millones de ciudadanos de la UE. Por tanto, no es de extrañar que gran parte de las discusiones mantenidas las últimas semanas en Bruselas con la intención de evitar que los británicos abandonen la Unión Europea se hayan centrado en las posibles restricciones a la inmigración de trabajadores procedentes de otros Estados Miembros y, sobre todo, su acceso a algunas de las prestaciones sociales que se ofrecen a los trabajadores británicos, incluidas las ayudas por hijos.

Seguir leyendo »

El voto catalán desde el exterior en el 27S: especulaciones y cifras

Pasada la resaca de las elecciones catalanas, recuperamos algo de sosiego para analizar cómo ha funcionado en esta convocatoria electoral el voto desde el exterior.

La coalición Junts pel Sí se quedó a tan solo un escaño de superar por sí sola, sin ayuda de las CUP, el número de escaños de los no explícitamente independentistas. Y esto, como siempre que el resultado final es muy ajustado y podría haber variado de forma significativa con un pequeño número de votos más a favor de alguna opción, acentuó el interés por el voto exterior, cuyo cómputo se retrasa algunos días tras el fin de la jornada electoral.

Seguir leyendo »

La nueva estrategia migratoria de la UE: ¿Valiente y audaz?

Hace dos días la Comisión Europea presentó su Agenda de Migración, anunciada bombo y platillo desde el comienzo del mandato Juncker, y ansiada desde la Cumbre Extraordinaria del 21 de Abril que se celebró tras la muerte de otras 1.300 personas cerca de Lampedusa. Desde el seno de la UE se ha calificado a este nuevo plan estratégico de valiente y audaz. Y el representante de Naciones Unidas para Migración y Desarrollo emitió un  comunicado en el que acogía con satisfacción las ‘visionarias’ reformas del sistema de asilo europeo incluidas en él. Merece la pena por tanto entender en qué consisten dichas propuestas.

En primer lugar, la Comisión propone triplicar el presupuesto de Tritón y Poseidón (operaciones FRONTEX de vigilancia y protección fronteriza), lo que supondría simplemente igualar el presupuesto que Italia, por sí sola, destinó a la Operación Mare Nostrum en vigor entre Octubre de 2013 y Noviembre de 2014. Además, Mare Nostrum fue una operación de rescate y salvamento desplegada sobre las costas italianas, mientras que Tritón y Poseidón no lo son; se trata de operaciones de vigilancia fronteriza. Obviamente para los barcos y buques de Frontex también rige la legislación del mar y, por ello, sin ser operaciones de rescate, están obligados a socorrer a las barcazas en apuros que encuentren. Sin embargo, como demostró The Migrants Files, el concepto de ‘vida salvada’ en este tipo de operaciones se concreta en la identificación y devolución al país de partida de los integrantes de cualquier barco o patera, lo que junto a la obligación de cubrir un espacio marítimo mucho más amplio del abarcado por Mare Nostrum, debilita sustancilamente el esfuerzo efectivo de salvamento.

Seguir leyendo »

El tiempo de nuestros adolescentes

Según el Censo de 2011 aproximadamente dos millones de personas son hijos directos de la inmigración recibida en los últimos quince años en nuestro país, y más de la mitad eran todavía entonces menores de edad. Ellos constituyen, sin duda alguna, el gran reto en la gestión de la inmigración del presente y futuro inmediato, aunque la atención mediática -con ayuda del Gobierno y el de CNI si fuese menester- siga presa de la obsesión fronteriza que lastra nuestro debate público en este asunto desde casi el origen de los tiempos.

Lamentablemente sabemos muy poco sobre la vida cotidiana de estos niños y adolescentes, de cómo organizan su tiempo y sus relaciones sociales, y de cuáles son sus deseos y planes para el futuro; y este desconocimiento nos impide una primera evaluación de cómo marcha el proceso de integración para los más jóvenes y los retos que se nos avecinan. Precisamente por ello, el estudio Chances entrevistó a casi 3.000 adolescentes que cursaban 3º y 4º de la ESO en el municipio de Madrid en 2011, y les preguntó por muchas de estas cuestiones. En esta ocasión vamos a echar una mirada rápida a cómo organizan sus días y en qué emplean su tiempo, algo que puede ofrecernos una primera idea sobre cuán diferente resulta en realidad la vida cotidiana de nuestros adolescentes, y hasta qué punto su origen inmigrante está asociado a tales diferencias, o no. Las entrevistas se realizaron en colegios públicos y concertados (se excluyeron los privados) con un porcentaje de alumnado inmigrante que variaba según los casos entre el 4 y el 80 por ciento del total matriculado.

Seguir leyendo »

Regular la participación ciudadana más allá de la Consulta

A pocas semanas de la fecha prevista para la consulta sobre la independencia de Cataluña el próximo 9 de Noviembre, son bastantes los asuntos prácticos aún por dilucidar para su efectiva celebración. Entre ellos figuraba la propia delimitación de las personas legitimadas para participar en dicha consulta. Pero a mediados de julio el Parlament aprobó con apoyo de todos los grupos salvo Ciutadans y el PP el texto de la ley que resuelve esta y otras cuestiones. Se trata de la  Proposició de llei de consultes populars no referendàries i participación ciutadana que regula los derechos de participación no sólo en la Consulta del 9 de Noviembre sino en todas las demás consultas ciudadanas no refrendarias que se celebren en Cataluña, comarcas y municipios a partir de ahora. Dicho de otro modo, la nueva ley no es una ley que regula la Consulta del 9N sino una Ley de Consultas Ciudadanas que se aplicará con carácter general, a todas; también, en caso de celebrarse, a la del 9 de Noviembre.

El matiz es importante puesto que estamos hablando de un instrumento que regula derechos de participación ciudadana con alcance general. Pues bien, según el texto de la ponencia, pendiente de aprobación definitiva en pleno, podrán participar en dichas consultas no refrendarias:

Seguir leyendo »

El revuelo del padrón y el éxodo de los extranjeros ricos

El revuelo habitual que suscitan últimamente las notas de prensa del INE cuando publican nuevos datos sobre población tuvo anteayer, seguramente, uno de sus días estrella. Se publicaron las cifras provisionales del Padrón Municipal de Habitantes a 1 de enero de 2014.  Las alarmas y, en algunos casos, por qué no decirlo, también el entusiasmo, se dispararon con la frase “el número de extranjeros inscritos baja en 545.980 y el número de españoles aumenta en 141.361”. Y es normal, tengan ustedes en cuenta que, como nunca me canso de repetir, el INE nunca miente (que yo sepa) y además casi nunca se equivoca. Pero esta vez sin mentir y sin equivocarse creo que no ha presentado las cifras ni el comentario de su nota de prensa (siempre escueto) de la forma adecuada por dos motivos:

1) En primer lugar, opta por destacar en sus titulares cambios por nacionalidad y no por país de nacimiento. La variable nacionalidad resulta insuficiente y hasta engañosa para ilustrar cambios demográficos por origen en una sociedad como la nuestra, cada vez más diversa debido entre otros motivos al creciente número de naturalizaciones de las que ya hemos hablado aquí. De hecho, si utilizamos los datos por lugar de nacimiento que el propio INE publicaba anteayer podemos comprobar que entre la población nacida en el extranjero y residente en España a 1 de enero el número de nacionales españoles aumentó de 2013 a 2014 en 165.455 personas. Obviamente algunos pueden ser hijos de españoles que nacieron fuera y han regresado, pero comparando los datos del Ministerio de Justicia sobre concesiones de nacionalidad española a extranjeros en los años anteriores y la comentada cifra del Padrón, esos individuos no relacionados con la inmigración extranjera apenas representarían ni un 10 por ciento. De hecho, a lo largo de 2012 se concedieron más de 115.000 naturalizaciones, y el número correspondiente a 2013 puede que haya sido aún mayor (no se dispone de las cifras todavía). Por tanto, no parece exagerado afirmar que casi el 30 por ciento de los extranjeros que ‘desaparecen’ del Padrón en 2013 lo hacen porque han pasado a ser españoles. Dicho de otro modo, han cambiado de columna pero no se han ido (aunque puede que algunos lo hagan en breve, sobre todo teniendo en cuenta que ser español te permite ya circular sin las cortapisas de un visado y las renovaciones de las autorizaciones de residencia).

Seguir leyendo »

Nuestro horario, ¿culpable de que eduquemos menos a los niños?

Hace unos días analizamos aquí cómo el desfase entre la hora solar y la hora que marcan nuestros relojes explica parte de las diferencias en la hora de acostarse y, sobre todo, de levantarse entre habitantes de las distintas Comunidades Autónomas dentro de España. Hoy vamos a examinar cómo afecta el particular horario español (donde amanece y anochece casi más tarde que en cualquier lugar del mundo) al modo en que los españoles organizamos nuestras actividades a lo largo del día. Para ello, examinamos si los españoles que se levantan más temprano por estar más el Este hacen cosas diferentes a lo largo del día que los que se encuentran más al Oeste.

Sabemos que la jornada laboral en España se extiende más horas durante la tarde que en países de nuestro entorno. Y por ello, es muy probable también que otras actividades diarias tiendan a postergarse: los españoles cenamos más tarde, y nuestras horas de ocio también se retrasan significativamente. Si todo lo pudiesemos mover a unas horas después, el desfase horario español sería quizás irrelevante. Sin embargo, sucede que hay actividades difícilmente postergables: o lo haces cuando toca, o no lo harás nunca. Parece interesante comprobar si los españoles que viven en zonas más al Oeste, donde amanece más tarde, sacrifican esas actividades difícilmente postergables más que los situados en la costa mediterránea.

Seguir leyendo »

¿Se madruga más cuando amanece más temprano?

Como casi ninguno habrá olvidado aún, la noche del sábado al domingo, como cada año, volvimos a cambiar ajustar nuestros relojes para pasar al ‘horario de verano’. Y con ello, volvimos a situarnos como uno de los lugares del mundo donde mayor desfase existe entre la hora solar y la hora legal. ¿Qué implicaciones tiene dicho desfase sobre nuestros hábitos laborales, sociales y familiares? En este post y en el que publicaremos mañana explotamos los datos de la Encuesta de Empleo del Tiempo llevada a cabo por el Instituto Nacional de Estadística en 2009-2010 para lanzar algunas hipótesis sobre lo que ocurriría si cambiáramos de huso horario al que nos correspondería por nuestra posición geográfica, es decir, al británico (el meridiano de Greenwich deja al Oeste a la inmensa mayoría de la península). Advertimos que esta es la primera vez que trabajamos sobre esta cuestión y que manejamos estos datos, por lo cual nuestras conclusiones deben tomarse con doble cautela.

La  estrategia elegida para explorar cómo afectaría un cambio horario a nuestros hábitos es relativamente sencilla, y se basa en explotar el hecho de que dentro de España el sol sale y se pone a horas muy diferentes según el lugar en que nos situemos. Dicho de otra forma, dado que entre el Este y el Oeste del país hay más de 11 grados de diferencia de longitud, podemos estudiar en qué medida esas diferencias de facto entre la hora oficial y la hora solar en diferentes lugares del país se relacionan o no con diferentes formas de organización del tiempo.

Seguir leyendo »