eldiario.es

Focos

Iolanda Fresnillo

Per què i com volem auditar el deute de la Generalitat

Un deute de 70.000 milions d'euros no és poca cosa per a la Generalitat de Catalunya. El 2015 un de cada quatre euros i mig del pressupost es va destinar a pagar el deute i els seus interessos. Des del 2007 deute públic català s'ha multiplicat per 4,5, en un procés en espiral en el que cada any la Generalitat s'endeuta encara més per poder fer front al deute acumulat. Endeutar-se per pagar deute.

Si al pagament del deute sumem altres compromisos ineludibles com el pagament de peatges a l'ombra i altres finançaments estructurats per la construcció d'infraestructures, en el pressupost resta molt poc marge per a la realització d'un pla de xoc que afronti amb garanties la situació d'emergència social que viu bona part de la població catalana.

Seguir leyendo »

Por qué y cómo queremos auditar la deuda de la Generalitat

Una deuda de 70.000 millones de euros no es poca cosa para la Generalitat de Catalunya. En 2015 uno de cada cuatro euros y medio del presupuesto se destinó a pagar la deuda y sus intereses. Desde 2007 la deuda pública catalana se ha multiplicado por 4,5, en un proceso en espiral en el que cada año la Generalitat se endeuda aún más para poder hacer frente a la deuda acumulada. Endeudarse para pagar deuda.

Si al pago de la deuda sumamos otros compromisos ineludibles como el pago de peajes en la sombra y otras financiaciones estructuradas para la construcción de infraestructuras, en el presupuesto queda muy poco margen para la realización de un plan de choque que afronte con garantías la situación de emergencia social que vive gran parte de la población catalana.

Seguir leyendo »

Del tabú del impago a la imposibilidad del pago: alternativas a la deudocracia

Las deudas siempre se pagan, pacta sunt servanda, los contratos están para ser cumplidos. El simple planteamiento de romper con los contratos que nos atan a bancos, inversores y mercados financieros, a través de la deuda, pública o privada, es inconcebible para muchos. Los que niegan la posibilidad de un impago, total o parcial, lo hacen argumentando que, por encima de todo, debe prevalecer la seguridad jurídica. La sacrosanta seguridad jurídica. Una prevalencia de lo firmado que no defienden con el mismo entusiasmo cuando se trata de respetar los derechos humanos o los derechos económicos, sociales y culturales.

Ante la simple mención de la posibilidad de un impago promovido por el deudor, los defensores de la prevalencia de la ley, despliegan una serie de amenazas y panoramas catastróficos para aquél que ose desobedecer. El cierre de los mercados financieros (quién prestará a aquél que desafíe a los acreedores), el aislamiento económico y comercial (quién se fiará de aquél que se crea por encima de las leyes de los mercados), y la subsecuente escasez de recursos energéticos u otros suministros estratégicos (quién venderá a aquél que no tenga quien le fíe). Nos llaman irresponsables i demagogas, nos tildan de radicales de extrema izquierda que no saben de lo que hablan.

Seguir leyendo »

Del tabú de l'impagament a la impossibilitat del pagament: alternatives a la deutecràcia

Els deutes sempre es paguen, pacta sunt servanda, els contractes estan per ser complerts. El simple plantejament de trencar amb els contractes que ens lliguen a bancs, inversors i mercats financers, a través del deute, públic o privat, és inconcebible per a molts. Els que neguen la possibilitat d'un impagament, total o parcial, ho fan argumentant que, per sobre de tot, ha de prevaldre la seguretat jurídica. La sacrosanta seguretat jurídica. Una prevalença del signat que no defensen amb el mateix entusiasme quan es tracta de respectar els drets humans o els drets econòmics, socials i culturals.

Davant la simple menció de la possibilitat d'un impagament promogut pel deutor, els defensors de la prevalença de la llei, despleguen una sèrie d'amenaces i panorames catastròfics per a aquell que gosi desobeir. El tancament dels mercats financers (qui prestarà a aquell que desafiï als creditors), l'aïllament econòmic i comercial (qui es fiarà d'aquell que es creu per sobre de les lleis dels mercats), i la subseqüent escassetat de recursos energètics o altres subministraments estratègics (qui vendrà a aquell que no tingui qui li fiï). Ens diuen irresponsables i demagogues, ens titllen de radicals d'extrema esquerra que no saben del que parlen.

Seguir leyendo »

Los errores en la ayuda tras el terremoto de Haití que no deberían repetirse en Nepal

Los paralelismos entre lo que hoy sucede en Nepal y lo que aconteció hace cinco años en Haití, con un terremoto devastador, son inevitables. Por ello es bueno echar la vista atrás y preguntarnos si no hay algo que podamos aprender de lo que pasó en Haití para aplicar esos aprendizajes al seísmo que ha sacudido ahora el país asiático.

Una de los principales consecuencias que dejó Haití es tener claro que el proceso de reconstrucción en Nepal será largo, y las prisas, uno de los principales enemigos para actuar bien. A pesar de que en estos momentos la rapidez sea de vital importancia, también lo es la planificación con vistas al futuro.

Seguir leyendo »

El doble filo del turismo en Haití: convertir el paraíso en negocio

"¿Te gusta Haití?", preguntan a menudo los haitianos. "Es un país muy bello". La respuesta les sorprende, acostumbrados a la imagen negativa que el mundo tiene de su país. Pero más allá de los tópicos sobre miseria, desastres naturales y conflictos que azotan Haití desde hace siglos, es un país que desborda belleza natural, convirtiéndolo en un activo para uno de los sectores económicos más dinámicos a nivel global pero con un doble filo: el turismo. Derribos, desplazamientos forzosos, o planes de macrocomplejos sin previo aviso son algunas de las denuncias que enturbian esta actividad.

El Gobierno haitiano se ha propuesto aprovechar el potencial turístico del país. En el marco de la estrategia " Haití, abierto a los negocios", el gobierno haitiano ha fijado la vista en el turismo como una de las estrategias principales para " estimular el crecimiento de la economía nacional", centrando los esfuerzos en la atracción de inversiones extranjeras y en transformar la imagen de Haití de un lugar al que ayudar, a un lugar al que viajar y con el que hacer negocios. Para el Ministerio de Turismo los retos son de imagen: "La mala percepción de la que es víctima el país a nivel internacional y la inconsciencia de la población haitiana de las riquezas turísticas y de la importancia del sector para la economía nacional".

Seguir leyendo »

Haití, cuatro años después del terremoto: el espejismo de la reconstrucción

Hace cuatro años la tierra tembló durante 35 segundos en Haití. Con el epicentro situado a 25 km de Puerto Príncipe, el seísmo de 7,3 grados en la escala de Richter se llevó más de 220.000 vidas por delante. El mundo se conmocionó. Pasado el tiempo, mientras más del 80% de la población sigue viviendo bajo el umbral de la pobreza y  más de 170.000 personas continúan durmiendo bajo las carpas, los ejes de la reconstrucción se han centrado en el turismo de lujo, la minería y la creación de zonas industriales.

En Haití 100.000 casas fueron totalmente destruidas y algo más de 200.000 gravemente dañadas, lo que dejó a más de un millón y medio de personas sin hogar. La reconstrucción de viviendas parecía entonces una prioridad urgente. Y a pesar de la existencia de avances,  no se ha completado con éxito .

Seguir leyendo »

Los olvidados de Haití siguen invisibles bajo las carpas

El pasado 7 de diciembre un grupo de policías municipales y hombres armados con machetes y palos se presentaron en el campo de Mozayik, en Canaan, en las afueras de Puerto Príncipe. En la operación, unas 60 familias fueron desahuciadas a la fuerza de las tiendas y débiles estructuras en las que vivían desde hace cerca de 4 años, en el último de los numerosos casos de expulsiones forzadas de los campos de desplazados que se suceden en Haití desde poco después del terremoto de 2010. Son familias que ya habían sido desahuciadas de un campo, también llamado Mozayik, en Puerto Príncipe. Se trasladaron a Canaan en busca de la tierra prometida, y de nuevo se encuentran con la negación de su derecho a la vivienda.

El 12 de enero de 2010 un terremoto dejó a más de un millón y medio de personas sin hogar en Haití. El país se enfrentaba a uno de los mayores retos de su historia, la reconstrucción de un país que, ya antes del seísmo, estaba en ruinas.

Seguir leyendo »