Opinión y blogs

eldiario.es

Quiero "mi" médica y "mi" enfermera

La longitudinalidad en la atención significa ser atendido por la misma persona (médica, enfermera ...) para todos los problemas y necesidades de salud a lo largo de mucho tiempo: el médico "de toda la vida". Es un valor para los pacientes y mejora su salud como bien han demostrado estudios de Macinko J, Starfield B y Shi L. Estos autores afirman que la atención focalizada en la persona se basa en el conocimiento acumulado a lo largo del tiempo, punto de partida para un mejor reconocimiento de sus necesidades y problemas de salud. La relación continuada con las personas y la atención a sus diversos problemas conlleva mayor compromiso y responsabilización de los sanitarios, un mayor vínculo asistencial mutuo y una mayor confianza, factor clave en la satisfacción y en la implicación y participación de las personas en las decisiones que los afectan. También más recientemente se ha informado de mejores resultados clínicos relacionados con una larga relación con el médico, entre otros un estudio retrospectivo observacional llevado a cabo en el Reino Unido. El concepto se refiere siempre a la relación longitudinal del paciente con su profesional, no con un equipo. Los que hemos trabajado años en la atención primaria sabemos que muchas personas, cuando no nos encuentran en la consulta, esperan a que estemos para consultar sus problemas. Este hecho no es un capricho, es una expresión de la confianza y de la necesidad de ser atendido por quien más nos conoce.

En los últimos años, sin embargo, los sistemas sanitarios han dejado un poco de lado este atributo de la atención primaria para centrarse en la optimización de los procesos asistenciales y en medidas organizativas enfocadas al rendimiento interno o en la facilidad de funcionamiento de los equipos. Así, hemos visto cómo se han introducido fórmulas asistenciales centradas más en la enfermedad que en la persona, más pensadas para facilitar la organización de las tareas de los equipos que en los resultados de la atención. Un ejemplo serían las visitas domiciliarias realizadas por equipos específicos, no por los profesionales habituales, "de cabecera" (cuando más enfermos están los pacientes, cuando no pueden ni salir de casa, los obligan a cambiar de médico y de enfermera), o la distribución de las visitas de los CAP por tipología de problemas (agudos, crónicos, urgentes) o por técnicas (infiltraciones, crioterapias, cuidados...). Puede ser grave la situación que se vive en períodos de vacaciones, en los que se pueden perder los profesionales referentes durante 2 o 3 meses. También se puede hacer una mención especial a las personas desplazadas por largos periodos, no empadronadas, emigrantes y recién nacidos que todavía no tienen CIP (Código de Identificación Personal), a los que no se asigna profesional, y que cada vez son atendidas por un diferente.

Esta manera de hacer asistencia lleva a intervenciones fragmentadas, rompe la relación de confianza y resta el factor terapéutico que aporta el propio profesional sanitario. La atención con pobre longitudinalidad deviene menos comprensiva, menos comprehensiva, debilita la adherencia a los planes terapéuticos, despersonaliza la atención y disminuye la resolución de los problemas. También ocasiona repetición de consultas y mayor demanda a diversos servicios, propios o no de la atención primaria, como pueden ser los de urgencias hospitalarios, porque a menudo la persona vuelve a consultar con su referente sobre el mismo problema que ha dado un profesional de urgencias.

Seguir leyendo »

Un impuesto a las bebidas azucaradas: una medida más contra la obesidad

La imposición de un recargo económico a las bebidas azucaradas es una buena noticia. Venga de España, venga de Catalunya, venga de donde venga es una buena noticia. Ha de contemplars, sin embargo, como una medida más en la lucha contra la obesidad y no como una medida, digamos, definitiva.

Que la obesidad es hoy el problema de salud pública más prevalente no ofrece la menor duda. Es un fenómeno, de hecho, ya una enfermedad, que no respeta edad, sexo o procedencia geográfica. Es el resultado de lo que denominamos balance positivo de energía (calorías), a saber: que ingerimos más calorías de las que gastamos y esta diferencia entre entradas y salidas se almacena en nuestro organismo en forma de grasa. El por qué ingerimos más calorías de las necesarias tienen que ver con nuestros apetitos, deseos y placeres, más que con necesidades básicas. Ciertos alimentos, generalmente los más ricos desde el punto de vista calórico, proporcionan tal satisfacción que su consumo prolongado puede llegar a la adicción.

Disponemos ya de evidencia empírica obtenida en animales de experimentación que prueban que ciertos alimentos pueden activar circuitos neuronales similares a los que se activan con el consumo de drogas. Por otro lado, el del gasto calórico, los hábitos sedentarios no propician que “limpiemos” nuestros excesos de ingesta mediante ejercicio físico. En condiciones normales, tal balance positivo solo es saludable en el crecimiento o en el embarazo, por poner los dos ejemplos más claros, pero en ausencia de una buena excusa fisiológica el balance positivo de energía no anuncia nada bueno.

Seguir leyendo »

Tres grandes preguntas para un nuevo espacio

En estos momentos estamos en el proceso de construcción de un nuevo sujeto político. Encaramos un proceso de debate que sobre todo quiere ser con el conjunto de la sociedad, hacia fuera y no hacia adentro, desde abajo, para articular una propuesta de país, con vocación de gobernar y transformar, que debe servir para construir el gran proyecto al servicio de la gente, de las clases populares, trabajadoras y las clases medias catalanas.

Un proceso que nos debe permitir dar respuesta a grandes preguntas que hoy tienen los proyectos de cambio, no sólo en nuestro país sino en todo el continente y a escala internacional. Vivimos un cambio de época, una crisis sistémica, y dar las respuestas que conecten tanto racionalmente como emocionalmente con la gente hará que la salida pase por proyectos reales de cambio y no por fenómenos como Trump, Le Pen y otros que lejos de menospreciar tenemos que saber encarar y combatir.

En el Estado y en Catalunya el 15M sirvió sin duda para situar, visibilizar y responsabilizar a los verdaderos culpables de la crisis. Llegó a tiempo, en palabras de Pedro Arrojo en el marco de las jornadas ecosocialistas celebradas el pasado 18 y 19 de noviembre. En Francia Nuit Debout parece que llegó tarde para evitar que las clases populares y las clases medias empobrecidas fueran seducidas por la extrema derecha de Le Pen.

Seguir leyendo »

¿Populismo o nostalgia?

Conmocionados por el Brexit, atemorizados por Trump, angustiados por las elecciones francesas, vivimos entre la incredulidad y la estupefacción. Ante el impacto, se van proponiendo interpretaciones que nos pueden ayudar a entender lo que está sucediendo. El miedo y el rechazo a la inmigración, a las minorías progresivamente más visibles; la pérdida de soberanía hacia poderes ocultos y globales, la desafección hacia los partidos tradicionales, pueden ser algunas de las causas que ayudan a perfilar el porqué de lo que está pasando.

Pero, ¿y si analizamos también el fenómeno desde una perspectiva de historia vital, de experiencia íntima vivida por los votantes? Cuando miramos nuestras vidas, cuando nos preguntan cómo nos va, a menudo repasamos el pasado, explicamos el presente y proyectamos esperanzas para nuestro futuro y el de los nuestros. Hoy, muchos hombres y muchas mujeres tienen una sensación real de presente insatisfactorio y de miedo al futuro. Es una combinación muy intensa emocionalmente, que tendrá consecuencias también en el comportamiento electoral. Algunos no cambiarán sus fidelidades o seguirán sin participar, pero habrá otros que pueden decidir cambiar de voto, arriesgar, optar por aquello que nunca tenían previsto hacer.

Ante un duro presente y un futuro incierto, que no cumplirá las expectativas esperadas (ni las propias ni la de los más cercanos), existe un recurso seguro, sólido, balsámico: el pasado, aquello que fuimos; rescatar nuestro momento glorioso. Ante el desequilibrio vital presente, personal y colectivo, se busca un reequilibrio que devuelva la armonía pasada. Algunas ofertas electorales lo ofrecen en forma de futuro esperanzador. ¿Cómo? Recuperando la fórmula mágica del éxito, ya conocida y contrastada, por haberla vivido o porque ha sido transmitida por la familia, las películas o la escuela.

Seguir leyendo »

¿Por qué no prevenimos el suicidio en prisiones?

Raquel E.F, mujer, de 38 años, recluida en el centro penitenciario Brians, 9 meses en aislamiento. Este caso, que acompañamos desde Irídia Centro por la Defensa de los Derechos Humanos, ha supuesto un punto de inflexión en la revisión de los protocolos de salud mental que se aplican en el régimen de aislamiento. Después de varios intentos de autolesión y suicidio, Raquel E.F acabó con su vida en un contexto de invisibilidad y silenciamiento de lo que fue su paso por el régimen penitenciario de aislamiento.

Desafortunadamente, el caso de Raquel E.F no es sino uno más dentro de la tasa sobrerepresentada de suicidio en aislamiento penitenciario, tanto a nivel catalán como a nivel internacional. Repensar el aislamiento, velando por la salud mental de los reclusos y reclusas, es imprescindible para prevenir que el daño psicológico se extienda. El suicidio en régimen de aislamiento penitenciario constituye una preocupación mundial de los sistemas penitenciarios que enfrentan altos índices de suicidio comparativamente al régimen ordinario y a la población general. La autoagresión, la automutilación y el suicidio son actos reiterados que evidencian la desesperación profunda a la que se ven abocadas las personas que pasan por dicho régimen. Igualmente, el trastorno mental severo es un impacto frecuente cuando hay confinamiento solitario especialmente en largos periodos de tiempo. En este sentido el aislamiento social, la segregación como forma de castigo, sería la más seria de las sanciones que se pueden aplicar, ya que impone al recluso condiciones de vida inhumanas, degradantes y deshumanizantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce como línea preventiva del suicidio en prisiones las ideaciones suicidas, la conducta suicida o los intentos. Asimismo, las conductas que pueden llevar un interno al aislamiento, como conflictos entre reclusos, intimidación u otras infracciones disciplinarias, pueden también entenderse como factores psicosociales asociados a la conducta del suicidio. Por esto, la OMS recomienda seleccionar a personas con problemas emocionales, poco apoyo social o familiar y cierta historia disfuncional para los programas de prevención de suicidios.

Seguir leyendo »

La mano que aprieta y ahoga

Desde hace más de dos meses, las instituciones de Barcelona tienen en la mira a los chatarreros de Glòries. La Sunu Village, la última ocupación de chatarreros africanos, está siendo asediada. Primero, con un desalojo exprés en agosto, sin ruido mediático, sin una sola voz en contra, con las formas que se guardan en la ciudad. Al parecer fue una operación de limpieza más que el cumplimiento de un juicio por desahucio. Vinieron, destrozaron toda la ocupación, tapiaron las paredes de la casa ocupada, desocuparon los materiales y se marcharon. Los chatarreros reocuparon inmediatamente; habían entendido el mensaje.

Desde entonces, la tenaza día a día de la Guàrdia Urbana alrededor de la ocupación. Así llevan más de dos meses. Como los controles son continuos, los chatarreros no pueden llevar a cabo su actividad, se sienten ahogados, sus ingresos han bajado a límites cercanos a la supervivencia. Y hay que recordar que estos límites son elásticos, de no ser porque son un colectivo que tiene mecanismos de redistribución y cooperación hace tiempo hubiesen desaparecido.

La ocupación en Barcelona ha sido uno de los mecanismos políticos y materiales de auto protección que ha utilizado una parte de la comunidad africana. Como un cuento de nunca acabar, como lo muestra Ixia Mendoza en su texto Afriklando in the gueto, las ocupaciones africanas en Barcelona han sido una de las pocas herramientas exitosas para luchar contra las políticas racistas, la exclusión del mercado de trabajo y su invisibilización como actores sociales.

Seguir leyendo »

Muhammad Yunus: empresa social y cambio de sistema

En la Pariser Platz de Berlin, la plaza que quedó desierta rodeada por el muro y que hoy es uno de los símbolos de la reconciliación, escuchábamos el viernes 11 de noviembre a Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz en 2006 y uno de los principales difusores de los microcréditos y de las empresas sociales. Él también habló de muros, de los que se levantarán debido al odio, la rabia, la desesperación, la impotencia que puede llegar a generar la tendencia creciente de las desigualdades sociales.

Yunus recordó los datos preocupantes que presenta el informe de Oxfam “Una economia al Servicio del 1%”, a saber, que 62 personas poseen la misma riqueza que la mitad de la población mundial. Además, la tendencia de las últimas décadas ha sido de un incremento de la desigualdad, ampliándose la riqueza de unos y siendo más pobres los otros.

Yunus es una persona de una humildad extraordinaria, hablando de su aportación a los microcréditos, afirmaba “sólo hice aquello que surgió de mí naturalmente”, refiriéndose a su aportación de capital a una mujer de Bangladesh ahogada en la pobreza por un sistema de préstamos usureros. Lo que más preocupa a Yunus es poder solucionar problemas, en el trato personal también se ve su tendencia a la acción: escucha a los otros y da consejos; y lo hace con delicadeza, pero con determinación, sin dar órdenes, como si sugiriera las cosas.

Seguir leyendo »

Ni una muerta más

Con motivo del Día Internacional para la Eliminación de las violencias contra las Mujeres, el 25 de noviembre de 2016 el Parlament leerá una declaración, escrita desde Catalunya Sí que es Pot y firmada –no sin reticencias en algún caso– por todos los grupos parlamentarios, para condenar, desgraciadamente y una vez más, la violencia que sufren –que sufrimos– las mujeres por el hecho de serlo.

Este año, a raíz de la petición de las entidades feministas, hemos querido que el Parlament reconozca la existencia y uso de la palabra “feminicidio”, palabra que nació en la década de los setenta en Europa y se popularizó a principios del siglo XXI en México y, más especialmente en Ciudad Juárez, localidad tristemente famosa por la cantidad de mujeres que desaparecen para reaparecer más tarde sin vida.

Feminicidio es el término que sirve para designar el asesinato de seres de sexo femenino solo porque no pertenecen al sexo masculino, el privilegiado, aquel que el patriarcado ha determinado que es jerárquicamente superior. Y, si digo “seres” en vez de “mujeres”, es porque los feminicidios se dan a cualquier edad.

Seguir leyendo »

La manada, ¿misoginia organizada?

23 Comentarios

Durante las últimas fiestas de Sanfermines se contabilizaron un total de 28 casos de agresiones y abusos sexuales. La atención pública se fijó en especial sobre el caso de la violación múltiple, haciendo emerger un debate silenciado hasta ahora: el del corporativismo masculino para cometer agresiones sexuales. Gracias a las organizaciones feministas de todo el territorio se ha puesto en el centro del debate el “no es no”, la “cultura de la violación”, la necesidad de renuncia de los privilegios masculinos, la indebida responsabilización de la víctima en las agresiones sufridas, la validación social de los agresores como elemento perpetuador, la violencia sexual como acto discriminatorio y de afianzamiento de la dominación masculina, el cuerpo de la mujer como terreno de conquista…

La investigación de este caso, desveló que los investigados compartían un grupo de whatsapp titulado “manada” en el que compartían sus hazañas. El caso es paradigmático: un grupo conformado sólo por hombres, unidos por una afinidad tribal y que actúan en manada. Comparten en sus redes, con naturalidad y confianza, las distintas conductas delictivas perpetradas por unos u otros. Ninguno de ellos muestra desconcierto o expresa desacuerdo ante el hilo de mensajes en los que se narra la preparación y la comisión delictiva. El grupo apoya. Esta allí para validar y naturalizar esas muestras de autoafirmación de hombría dominadora.

El conjunto de mensajes hacer aflorar un modus operandi: tóxicos, cuerdas, armas, agresión grupal, grabación de los hechos y remisión de las imágenes. El trofeo es demostrar su masculinidad hegemónica, la violencia con la que perpetran sus agresiones, su superioridad. La misma forma de proceder que en la agresión anterior a otra mujer en la localidad de Pozoblanco que se halla siendo investigada judicialmente.

Seguir leyendo »

Un alcalde socialista, ¿al servicio del capital?

Cala del Golfet

En el Golfet, una de las calas más vírgenes que quedan en Calella de Palafrugell, se está construyendo un chalet en primera línea de mar. El origen del problema urbanístico que tiene planteado el Ayuntamiento de Palafrugell está originado por la Licencia de obras mayores concedida en abril de 2014 a la promotora Casa Calella S.L. para la construcción en la cumbre del acantilado que rodea la cala del Golfet de una “vivienda unifamiliar aislada” sobre una superficie aproximada de 918,54 metros cuadrados con un presupuesto inicial de 988.960 euros, luego elevado considerablemente.

Es público y notorio que se trata de una parcela situada en un lugar estratégico de la Costa Brava que, incomprensiblemente, estaba calificada como urbanizable. ¿Es que no era un “suelo de protección especial” dados sus “valores naturales o de conectividad ecológica”? La obra ha sido realizada, según la Generalitat, en el “paratge Mirador de la Platja del Golfet”, lugar privilegiado desde el punto de vista paisajístico.

La entidad promotora de la licencia y de la obra es propiedad de un matrimonio ruso, con residencia en Inglaterra, que adquirió la parcela por 2,5 millones de euros, parcela que se aportó como capital social de la referida sociedad. Una vivienda de más de 1.000 metros cuadrados, vulnerando abiertamente la legalidad urbanística, para quien vive en el extranjero.

Seguir leyendo »