eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Grup Pròleg

El Grup Pròleg es un colectivo formado intelectuales de izquierda de Barcelona como Jordi Amat, Marga Arboix, Laia Bonet, Joan Botella, Victòria Camps, Joan Coscubiela, Jordi Font, Mercedes García-Aran, Gemma Lienas, Pilar Malla, Oriol Nel·lo, Raimon Obiols, Lluís Rabell, Joan Subirats, Marina Subirats y Josep Maria Vallès.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 36

Independentismo y sociedad civil

Catalunya ha vivido, vive aún, un periodo de alta tensión, de esperanzas y enfrentamientos, de desafíos y conflictos. Como todo tiempo de revisión profunda de la vida social, hay una especie de efervescencia, una pasión en los debates, que no es habitual entre nosotros, pero que ahora se ha impuesto con gran fuerza. El proceso independentista es tan apasionado que prácticamente ha monopolizado la atención pública durante los últimos siete años; ha absorbido gran parte de la energía social que habitualmente se dedica a la evolución y mejora de diversos aspectos de la vida pública y ha polarizado las opiniones hasta convertirse en el gran tema único o muy predominante en nuestra vida colectiva.

Nos encontramos en un momento delicado a nivel mundial: estamos asistiendo a liderazgos europeos en los que se reutilizan viejas ideas de la extrema derecha, y ello exige que nos preguntemos que es lo que está pasando, como están evolucionando los panoramas políticos y como ello nos afecta, en una Catalunya que ha abordado este tiempo con una agenda propia, diferente de la mayoría de países.

Seguir leyendo »

Un año después en Catalunya: por la liberación de los presos, el diálogo y la cohesión social

Hace un año, el Grupo PRÒLEG publicó una declaración reclamando a los partidos y formaciones políticas la supresión de la aplicación del artículo 155, la retirada de las actuaciones penales contra dirigentes políticos y representantes de entidades ciudadanas y, finalmente, la convocatoria de un referéndum pactado que permitiera a la sociedad catalana manifestar sus preferencias sobre las futuras relaciones entre Cataluña y el Estado.

Pensábamos que si se cumplían dichas condiciones se iniciaría una nueva etapa que contribuiría al progreso social, económico y cultural del país. Ha transcurrido un año. Ha cesado la aplicación del 155, han cambiado los gobiernos del Estado y de la Generalitat y se han restablecido los contactos regulares entre los dos Ejecutivos.

Seguir leyendo »

Catalunya: confrontación política y unidad civil

Entre septiembre y diciembre de 2017, se manifestó con toda su crudeza la incapacidad del sistema político español para gestionar el conflicto territorial que venimos arrastrando. Un año después y en plena fiebre conmemorativa, siguen sin ser reparados los daños producidos y no se ha recuperado el funcionamiento regular de las instituciones. Lo hemos comprobado de manera más que evidente en las recientes peripecias parlamentarias.

Estamos todavía en los preámbulos de una posible salida a la crisis. No se define aún el camino para conseguir la gestión sosegada de las graves diferencias existentes. Porque las condiciones para entrar en materia no existen todavía. Entrar en materia e iniciar una negociación requeriría rebajar emociones -que no suprimirlas-, avanzar propuestas -y no solo proclamas- y examinarlas luego con atención y con voluntad de encontrar la base común para un acuerdo temporal de mínimos. Porque conviene ir descartando la idea de una solución definitiva y eterna.

Seguir leyendo »

La gestión del clima y los gestos: Prólogo para rebajar la temperatura

De golpe, cuando parecía que todo continuaría indefinidamente empantanado, el éxito de la moción de censura y el cambio de gobierno en España han producido una misma sensación: pasa un poco de aire en una habitación cerrada durante mucho tiempo. Ahora parece menos difícil respirar en nuestra atmósfera política. Incluso se empieza a notar algún cambio en la temperatura ambiente, aunque las causas del conflicto continúen activas. Donde antes dominaban las voces que pretendían mantener la tensión, ahora también se escuchan declaraciones y actuaciones cuya voluntad es destensar el conflicto y favorecer la convivencia.

Eso se revela, por ejemplo, en la condena mayoritaria del encarcelamiento de los dirigentes políticos y sociales. Nos hemos alegrado de su acercamiento a Catalunya. Por lo que representa para ellos y para sus familias. Y también por lo que tiene de síntoma del cambio. Pero ya hemos dicho y seguimos pensando que su liberación es imperativa. Por razones jurídicas y humanitarias, pero también políticas. Una negociación política efectiva precisa que todos los dirigentes políticos y sociales estén en igualdad de condiciones para ejercer sus funciones.   

Seguir leyendo »