eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lucía López Marco

Estudié veterinaria porque mi sueño era tener vacas, pero por el camino tropecé con las injusticias del sistema agroalimentario y con un medio rural abandonado. Me refugio en Mallata.com.

Gracias, Cantabria

Parece mentira lo rápido que pasan los meses, el verano, el otoño, el invierno... Los días de playa, y los de nieve. La colección de recuerdos que se pueden acumular en la memoria. Parece ayer cuando, sin llevar ni siquiera 24 horas en Cantabria, me planté en una merienda que organizaban los, entonces, amigos de un amigo de un amigo, y que, por supuesto, acabaron siendo amigos (parece una canción, pero es así). En los primeros cinco minutos ya advirtieron que no era cántabra, "¿Se me nota mucho el acento?", pregunté inocentemente; a lo que me contestaron que no: "Es que eres muy simpática".

Primero pensé que eran unos exagerados, aunque no tardé en cambiar de idea, tras darme cuenta de que los comerciantes no me atendían así porque me confundieran con alguien que se había ido sin pagar, sino que se comportan así, como si les debieras algo, siempre.

Seguir leyendo »

Libertad para los ríos

Las pasadas navidades me tocó pasar la noche de reyes lejos de mi familia. Así que mis amigos vinieron a cenar a casa y pusimos en un mueble de la entrada todos los regalos del amigo invisible. A mí me regalaron un puñado de preciosas y enormes conchas arrastradas por el agua del mar hasta la playa de El Sardinero y que mi amigo recogió para mí. También iba dentro del paquete un ejemplar de 'Brañaflor', libro de relatos y leyendas de Cantabria escrito por Manuel Llano: un eco de la cultura que resiste a morir, como las olas que aúllan desde las caracolas.

En el libro una de las historias que aparecen es la de las Mozas del Agua, que "tenían en la frente una estrella del color de las nubes cuando el sol se va", iban descalzas y vestían con capas de hilos de plata y de oro. Todas las mañanas, las Mozas salían de los ríos y de las fuentes, y al pisar la tierra, nacían flores. Cuando salía el sol, volvían a su refugio bajo el agua.

Seguir leyendo »

Un mundo sin abejas

Siempre me han gustado los prados plagados de flores, y también los que no tienen flores, pero sí tienen hierba. Los campos de cereales… Y me paro a pensarlo y muchos de los campos que veía en mi infancia son hoy edificios, polígonos o simplemente están abandonados… La tierra no tiene ya el valor que tenía antes, porque ahora es el dinero el que da de comer. A menudo me pregunto qué pasaría si de repente no pudiésemos comprar comida. ¿apreciaríamos entonces el valor que tiene la tierra?

Aunque, en realidad, no es solo la tierra la que nos proporciona alimento: se necesita agua, semillas y, entre otras cosas, abejas. Todo el mundo ha oído alguna vez aquella frase que se le atribuye a Einstein que dice que el día que desaparezcan las abejas, a los humanos nos quedarán cuatro años de vida. Y es que las abejas, con su pequeño tamaño, alimentan al mundo, pues es gracias al intercambio de polen, que los insectos trasladan desde las anteras de una flor hasta los estigmas de una misma planta o de otras, que las especies vegetales producen semillas y frutos.

Seguir leyendo »

Vida Rural 2.0

La semana pasada me comentaba un amigo ganadero que su vida era mucho más cómoda desde que se lanzó a hacer compras por internet. De repente, no solo se evita el tener que coger el coche para desplazarse a la ciudad y padecer el estrés de los ires y venires de la gente moviéndose en todos los sentidos dentro de un centro comercial, sino que, además, recibe el pedido al día siguiente, y, por si fuera poco, puede devolverlo si no le satisface.

Parece que la magia de internet ha llegado, también, al medio rural. El problema es que en los pueblos la velocidad de conexión es más lenta, tanto en los hogares como en la red móvil, y el recién llegado 4G no existe en núcleos de población de menos de 70.000 habitantes. En realidad, en muchos municipios solo hay conexión 2G y en algunos solo G. De hecho, en el V Foro de Desarrollo Rural, celebrado esta semana en Zaragoza en el marco de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA), y cuya temática giraba en torno a cómo afrotar los retos de los jóvenes agricultores, se ha constatado que uno de los principales problemas de la agricultura junto al dificil acceso a la tierra, el envejecimiento o la invisibilidad de la mujer, es la falta de una buena conexión de internet.

Seguir leyendo »

El secreto está en el queso

Acabo de abrir el Facebook y lo primero con lo que me encuentro es un post en el que aparece la fotografía de una carta enviada por una industria que fabrica queso para una conocida cadena de pizzerías. En la carta, la empresa láctea anuncia a sus proveedores que para el nuevo periodo (que comienza el 1 de abril de este año y finaliza el 31 de marzo de 2017), pagarán la leche a "un precio base de 0.25 €/litro", y además, añaden, "el compromiso de volumen será el mismo que el contratado en la campaña 2015/2016".

La carta continúa, y la empresa justifica la bajada del precio de compra alegando que el queso que producen "es fabricado también por otros competidores en el norte de Europa, donde los precios de la leche son mucho más bajos que en España, por tanto nos vemos forzados a actualizar nuestros precios de compra para poder ser más competitivos siempre intentando dar prioridad a nuestros proveedores de confianza".

Seguir leyendo »

Cuando las tradiciones curan

A principios de año, Marcos Pereda sugería en este diario, como propósito para este 2016, que fuésemos conservadores, y nos animaba a conservar nuestro patrimonio inmaterial, nuestra cultura, las palabras, los caminos, los árboles… Yo he decidido aceptar su invitación e intentar ser un poco más conservadora, y a la vez que hago los deberes, compartirlos para que más gente pueda sumarse. Así que hoy utilizaré estas líneas para hablar de plantas, de tradiciones y de cómo los saberes ancestrales pueden ser nuestra salvación en un futuro.

Durante siglos, los conocimientos sobre remedios naturales se han ido transmitiendo de generación en generación, teniendo una gran influencia en la medicina moderna, que a lo largo del tiempo ha ido asimilando los saberes del campesinado. Sin embargo, de un tiempo a esta parte estos conocimientos han ido cayendo en el olvido en beneficio de las grandes farmacéuticas, y a pesar de que la ciudadanía cada vez está más concienciada sobre el uso responsable de los fármacos de síntesis, hay muy pocos estudios relacionados con la materia.

Seguir leyendo »

Los cuernos de la tudanca

Hubo un tiempo en el que en los prados de Cantabria no había vacas pintas, sino unas vacas rojas con cuya leche se hicieron los primeros sobaos y quesadas pasiegas. Esas vacas, popularmente conocidas como rojinas, aunque oficialmente denominadas vacas pasiegas, se encargaron en el siglo XIX de satisfacer la creciente demanda de leche en todo el Estado español, de hecho, las gentes de los Valles Pasiegos se desplazaron con sus vacas hasta ciudades como Madrid o Bilbao para abastecer de lácteos a estas urbes.

Por desgracia, alguien decidió que aquellas vacas rústicas no eran lo suficientemente productivas y fueron cayendo en el olvido mientras se sustituían por vacas frisonas, originarias de Holanda y Alemania y cuya selección para la producción de leche llevaba ventaja a la pasiega.

Seguir leyendo »

Qué verde era mi valle

"Pero, ¿cómo han podido hacer esto?, ¡con lo verde que era mi valle y ahora míralo! ¡No queda nada! ¿Quién ha hecho esto? ¿Por qué?", se pregunta desde el desconsuelo, la indignación y la incomprensión quien se ha criado feliz en un patrimonio que recibió gracias a que sus antepasados, y los antepasados de los antepasados que ya lo recibieron de sus antepasados, decidieron cuidar y conservar, porque, aunque nadie les había explicado la fotosíntesis, ni la simbiosis que practican algunas especies, sus antepasados sabían algo que han olvidado sus contemporáneos: que la tierra no es de nadie aunque tenga dueño, y que hay que cuidarla, respetarla y escucharla para que las siguientes generaciones puedan seguir obteniendo alimento y oxígeno de ella.

No entiende nada, pero es que no tiene entendimiento. ¿Cómo puede alguien quemar el entorno de Los Tojos en el impresionante Valle de Cabuérniga para acabar con toda la vida que habita en él? ¿Cómo puede alguien anteponer sus intereses al bien de las generaciones futuras?

Seguir leyendo »

¡Que viene el lobo!

Una vez un ganadero de La Vall de Boí (Lérida) me contó que lo habían invitado a un debate de la televisión catalana sobre la reintroducción del oso. En un momento dado él dijo: "¿Queréis oso en los Pirineos? Pues yo tiburón blanco en La Barceloneta".

Reconozco que siempre he defendido la biodiversidad, porque no entiendo la cadena si falta uno de los eslabones, y, por lo tanto, defiendo la reintroducción (bien hecha) del oso y la presencia de otras especies de fauna salvaje como el lobo. Pero también he de confesar que aquella conversación, hace ya varios años, me abrió los ojos y me hizo ver que hay otros factores que afectan a esa pareja en eterna crisis que forman la ganadería y la fauna salvaje.

Seguir leyendo »

Ser mujer rural y sobrevivir en el intento

Son las 5.00 cuando suena el despertador. Desayuna y, con la radio de fondo, se pone la ropa para ir a trabajar. El ordeño empieza a las 6.00, pero antes hay que mover a las vacas para que vayan a la sala. No son muchas, pero las instalaciones están viejas y les cuesta entrar. Cuando termina vuelve a casa, despierta a los críos, les da el desayuno, los viste y los lleva a la escuela. Entonces vuelve a la granja… a seguir trabajando. Hasta que llega el mediodía, que prepara la comida, va a buscar a sus hijos, los vuelve a llevar al colegio, hacen el ordeño de la tarde, y, al acabar, vuelta a por los niños para llevarlos a casa y estar con ellos, hasta que se agotan y consigue que se duerman. A veces piensa que le gustaría cambiar de vida, dedicarse a otro trabajo, menos esclavo y que sea más suyo.

La protagonista de esta historia no tiene un nombre, sino que tiene muchos nombres, porque no es una sola mujer, sino que es la rutina de muchas mujeres que trabajan en el campo, como sus parejas, pero que no gozan de las mismas oportunidades que ellos. En España, a pesar de la importancia del trabajo de las mujeres en las explotaciones agrarias, el 67,31% de los titulares de las mismas son hombres, mientras que las mujeres aparecen generalmente como cónyuges en la categoría de "ayuda familiar", con la desigualdad que ello implica.

Seguir leyendo »