eldiario.es

Focos

Oriol Bartomeus

Politólogo, profesor de Ciencia Política en la Universitat Autònoma de Barcelona y la Universitat de Barcelona. Junto a Isidre Molas ha publicado trabajos sobre la estructura de la competencia política en Cataluña y España. Colabora con el Institut de Ciències Polítiques i Socials y con la Fundació Rafael Campalans. Participa en distintos medios de comunicación, en el Cercle Gerrymandering, y mantiene también su propio blog: La Ciutat Llunyana.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 146

GRÁFICO: ¿será Ciudadanos el Podemos de centro-derecha?

Las últimas encuestas constatan la consolidación y el crecimiento de un nuevo actor en el escenario político español: Ciudadanos. El último barómetro del CIS le pronostica una clara línea ascendente, y la encuesta de Metroscopia para El País lo sitúa en la cuarta plaza por delante de su rival natural, UPyD. Parece evidente que Ciudadanos está consiguiendo hacerse un hueco, pero ¿de dónde saca su apoyo? ¿Quién o quiénes son los suministradores principales de los votos que consigue?

Seguir leyendo »

¿Por qué se habla de elecciones plebiscitarias en Catalunya?

En su alocución del pasado lunes, Artur Mas dio por finiquitada la posibilidad de realizar una consulta amparada en la ley catalana, recurrida por el gobierno central y suspendida cautelarmente por el Tribunal Constitucional, y abogó en su lugar por la realización de un proceso de participación ciudadana, que debería dar paso a un avance electoral en el que los partidarios de la independencia presenten “ candidatura y programa” conjuntos.

A partir del discurso presidencial, se ha generalizado la idea de que las próximas elecciones autonómicas serán de carácter “plebiscitario”, sin saber en muchos casos qué quiere decir exactamente el concepto. De hecho, no es la primera vez que se habla en Catalunya de elecciones plebiscitarias. Para la convocatoria avanzada de 2012 también se usó el término por parte de partidos, líderes y opinadores ( David Lizoain hizo una interesante recopilación). Entonces, como ahora, el concepto plebiscitario es usado como sinónimo de “histórico” o “transcendental”. Ahora bien, ¿qué son realmente unas elecciones plebiscitarias?, ¿puede alguien convocar unas elecciones de este tipo? Y finalmente, ¿por qué se habla de elecciones plebiscitarias?

Seguir leyendo »

UPyD y C's: ¿campanas de boda?

Las elecciones al Parlamento europeo del pasado mes de Mayo han puesto sobre la mesa el debate sobre una eventual fusión entre UPyD y Ciudadanos. Este no es un debate nuevo, puesto que ya desde el inicio de la andadura de ambas formaciones se han sucedido los intentos (a veces poco amistosos) de unirlas. El último parece que le va a costar el cargo al recientemente reelegido eurodiputado Sosa Wagner, quién ha tenido la osadía (según algún correligionario suyo) de plantear el asunto de manera abierta y directa. Lo cierto es que hay algunas razones de peso que apoyarían la fusión entre ambos partidos, de la misma forma que hay otras razones de igual peso que irían en sentido contrario. Veámoslas.

UPyD y Ciudadanos nacen prácticamente al mismo tiempo y al calor de los mismos acontecimientos: la discusión desatada a raíz de la reforma estatutaria en Cataluña y la debilidad del PP después de perder el Gobierno a manos del PSOE de Zapatero en 2004. Si bien es cierto que el origen geográfico de UPyD es el País Vasco y el de Ciudadanos Cataluña, ambos se plantean un mismo objetivo político, que es la configuración de un nuevo espacio entre PP y PSOE que tenga como referente ideológico principal la defensa de la unidad de España frente al nacionalismo periférico (sea el vasco o el catalán).

Seguir leyendo »

¿Como es el votante que ha cambiado al PSOE por Podemos?

¿Qué hace que un votante del PSOE de las generales de 2011 acabe votando a Pablo Iglesias en las europeas? Esta es LA pregunta que se hacen medios y tertulianos desde el 25 de Mayo y a la que mayoritariamente responden invocando a la radicalización de la izquierda socialista.

Gráfico 1. Autoubicación en el eje izquierda-derecha de los votantes PSOE Generales 2011 que votaron PSOE o Podemos en Europeas 2014

Seguir leyendo »

Desentrañando el "fenómeno Podemos"

Las elecciones europeas del pasado 25 de mayo depararon una sorpresa mayúscula en los cinco escaños conseguidos por Podemos, que habían pasado desapercibidos por los radares de todas las encuestas previas (que le pronosticaban a lo sumo dos eurodiputados). Desde la misma noche electoral, dos preguntas se repiten: ¿de dónde viene el apoyo a Podemos?, ¿tiene recorrido o es un fenómeno efímero?

La encuesta de Gesop publicada por El Periódico de Catalunya el pasado domingo permite dar respuesta a ambos interrogantes.

Seguir leyendo »

Las siete crisis del socialismo catalán

La situación actual del PSC no es nueva ni su análisis es sencillo, a pesar de los intentos de despacharlo en un par de titulares. Es el resultado de varias crisis en una. En parte, es un episodio más de una pugna histórica dentro del socialismo catalán y, en parte, es un capítulo periférico de fenómenos más amplios, de un alcance que supera las limitadas fronteras del debate sobre el derecho a decidir, la consulta sobre la independencia. La situación actual del PSC puede explicarse por siete fenómenos de muy diversa naturaleza, pero que inciden todos sobre el partido de los socialistas catalanes, reforzándose unos a otros, sin que sea posible averiguar las fronteras entre ellos.

En primer lugar está la crisis del modelo de democracia, conocida también como la crisis de los partidos, pero que va bastante más allá de éstos. Es la crisis del Estado democrático como defensor efectivo del interés público frente a los intereses particulares, que tiene su expresión más visible en el desmantelamiento del Estado social, pero que va más allá de eso y pone en cuestión la misma esencia de las instituciones democráticas como representantes del bien común. Es la captura de los reguladores en los mercados por parte de los poderes privados, la corrupción de las instituciones públicas, la sumisión del interés general ante el poder "real" y de rebote el repliegue de los partidos hacia adentro, la desconexión entre representantes y representados (el ya famoso "no nos representan"). Evidentemente, este no es un fenómeno exclusivamente catalán, ni tan siquiera español. Afecta a todos los regímenes democráticos y podemos encontrar sus trazas en todas partes.

Seguir leyendo »

¿Es posible recuperar el sentido de la política?

Si se observan los procesos electorales ocurridos en Europa en los últimos años, se perciben unas tendencias comunes: cambio de la mayoría gobernante, debilitamiento de los partidos centrales de todos los sistemas y aumento del apoyo a opciones que se sitúan en los márgenes, cuando no directamente fuera, de dichos sistemas. El último ejemplo lo encontramos en las recientes elecciones locales en Inglaterra y País de Gales. Los conservadores en el poder perdieron frente a los laboristas, pero los auténticos ganadores de la contienda fueron los xenófobos del UKIP. Se puede hacer un cuadro similar de los últimos procesos electorales en Italia, Grecia, Portugal, incluso Francia. Y en España se presiente en cada nueva encuesta. La intención de voto a PP y PSOE, recogida por el CIS, ha pasado del 55% en Junio de 2011 a sólo el 26% en Abril de 2013, y el debilitamiento de los dos “grandes” es una realidad allí dónde se han celebrado elecciones (Andalucía, Galicia, Euskadi o Catalunya).

Frente a esta tendencia común se dan dos explicaciones. La conservadora, que defiende que todo es culpa de la crisis económica y postula que cuando ésta se acabe (?) todo volverá a la “normalidad”, y la hipótesis alternativa, que sugiere que nos encontramos inmersos en un final de régimen y que la caída de las fuerzas del “establishment” dará paso a la regeneración democrática.

Seguir leyendo »

¿Cuál es el precio de indultar a un banquero?

Más concretamente, ¿cuánto vale el consejero delegado de la entidad financiera más importante del país, el señor Alfredo Sáenz? Deberíamos hacer un cálculo aproximado, porque lo acabamos de rescatar y aparentemente gratis total. Me explico. El consejo de ministros del pasado 12 de abril aprobó un decreto que modifica los requisitos que se exigían hasta ahora para desarrollar la dirección de una entidad financiera en España, relajándolos en el apartado que obligaba a los banqueros a no haber sido condenados judicialmente. No está mal para los tiempos que corren que un gobierno apruebe aliviar los criterios para dirigir un banco. Pero es que el decreto en cuestión no se refería a todos los banqueros en abstracto sino a uno de muy particular, precisamente Alfredo Sáenz.

Si esto mismo hubiese pasado, pongamos, en Italia con un banquero amigo de Berlusconi, los medios españoles (algunos) se habrían lanzado indignados (con razón) a criticar la medida. ¿Cómo es posible que se hagan leyes a medida para una persona concreta? Eso sólo pasa en las democracias bananeras, ¡dónde se ha visto! Pues bien, aquí pasó hace una semana y ni pio. El gobierno cambia la ley “ ad personam” y los medios lo despachan con un breve en página par.

Seguir leyendo »

La excepción española

Para muchos de los observadores internacionales, España es un caso raro. Comparada con Portugal, incluso con Grecia o Italia, la situación española es sorprendente. Por un lado, la calle hierve de manifestaciones, el paro se dispara, el descontento social es evidente. Pero por otro lado, este descontento no parece cristalizar políticamente. El bipartidismo imperfecto hispánico sigue su curso, si bien es cierto que las encuestas muestran una tendencia decreciente de los dos grandes partidos. Pero esto no es nada comparado con la debacle de la política tradicional en Grecia, incluso con el cambio operado en las recientes elecciones en Italia. ¿Cómo es posible que no surjan en España partidos en los aledaños del sistema como Syriza (o como los nazis de Aurora Dorada) o movimientos “ciudadanos” como el de Beppe Grillo? ¿Por qué el gran descontento social no se transfiere en la arena política?

Sobre ello se han dado diversas respuestas. Se ha aducido que el sistema electoral español castiga fuertemente a las terceras opciones, blindando la posición de los dos grandes partidos estatales, lo cual produce un sistema cuasi bipartidista más propio del modelo mayoritario, en el que la elección se reduce a escoger entre gobierno u oposición, obligando a los electores a elegir el mal menor. También se ha hablado de la amplitud ideológica de los partidos españoles, que impediría que surjan organizaciones en sus márgenes, lo cual explicaría tanto las limitaciones de Izquierda Unida como la no aparición de partidos de corte ultraderechista. En ambos casos los votantes potenciales de estos partidos encontrarían, mal que bien, acomodo en PSOE y PP, respectivamente.

Seguir leyendo »