eldiario.es

Rafael Reig

Soy profesor y enseño ahora en Hotel Kafka, hace años que vivo sobre todo de mi Olivetti, publicando artículos donde me dejen (y paguen algo). En Público escribí a diario desde su fundación y ahora, sobre libros, en el cultural de ABC. He publicado varias novelas, incluso por entregas en el diario 20minutos (Hazañas del capitán Carpeto), y otras como ‘Todo está perdonado’, ‘Sangre a borbotones’ o ‘Manual de Literatura para caníbales’. Vivo en Cercedilla, en la sierra de Guadarrama, y tengo una hija, Anusca, que evita leer nada escrito mí, ni siquiera mi blog personal.

A Ignacio Escolar

He leído con tanto interés como siempre tu artículo sobre las elecciones griegas. Que tu análisis sea agudo y bien informado no puede sorprender a nadie. En él enumeras  los primeros compromisos a los que Syriza, una vez en el poder, tiene que hacer frente: “prohibir el embargo de la primera vivienda, restablecer la paga de Navidad para los pensionistas que cobren menos de 700 euros mensuales, garantizar el suministro eléctrico para aquellos hogares pobres que no pueden pagarlo y subir el salario mínimo hasta los 750 euros”. Como bien dices, que esto sea “revolucionario” es como si ir sin corbata o llevar la falda por encima de la rodilla fuera un atrevimiento. Da que pensar y también mucha pena.

Comparas (tu quoque) a Syripas con Podemos. No acabo de verlo.

Seguir leyendo »

A Sarayu Caulfield

No salgo de mi asombro al leer este elogio de la capacidad de realizar varias tareas simultáneamente que dicen que tienen unos tipos a los que llaman “nativos digitales”. No me queda claro si, al hacer dos cosas a la vez, ¿hacen alguna de las dos mejor? ¿O al menos una de ellas? Tampoco sé si se trata de tareas mecánicas o de tareas como, por ejemplo, la lectura de Hegel.

A lo mejor, como dice uno de los comentaristas, estamos hablando de que estos chicos tienen mucha facilidad para dispersarse.

Seguir leyendo »

A Paula Corroto

Querida Paula, he leído con mucho interés tu artículo sobre Mark Zuckerberg y su decisión de leer un libro cada dos semanas. Me parece estupendo tu punto de vista: qué gran noticia que alguien que puede hacer algo (o más bien mucho) lo haga.

Quizá el mejor espaldarazo que pueda recibir la lectura ha sido éste. Que en lugar de adoptar un régimen para adelgazar, muchas personas este año se hayan puesto a plan con el “método Zuckerberg” me parece una de esas noticias buenas a las que tan alérgicos sois los periodistas. En mi pueblo somos muchos los que estamos siguiendo el “plan Zuckerberg”, pero por nuestra cuenta: los libros no los elige ese tipo, sino nosotros.

Seguir leyendo »

A los lectores

Una cosa es predicar y otra dar trigo, ya lo sabemos. A mí, francamente, que Podemos sea un partido político (o movimiento nacional) machista me parece mal, pero no tan grave como la constatación de que prometen lo que sea y hacen luego lo que les da la gana. ¿Paridad? ¿Igualdad de sexos? ¿Listas cremallera? En las 25 localidades más pobladas, tan sólo hay cuatro mujeres elegidas para dirigir Podemos a escala municipal. Esto supone un porcentaje del 16%.

Están sólo un poco por encima de cualquier consejo de administración de una empresa.

Seguir leyendo »

A Manuel Vicent, Juan Cruz, etc.

Lamento mucho la muerte del dibujante Máximo y no me parece el momento apropiado para dar mi opinión sobre él. Me dirijo a usted, señor Vicent, señor Cruz, y tantos otros, para hacerles una pregunta: ¿es necesario olvidarlo todo? Bien está que le dediquen ditirambos y elogios del tamaño que les parezca oportuno, pero ¿había que callarse el resto?

Hace muchos años, hablando con un gran periodista, surgió el nombre Máximo. Me dijo: bueno, con Máximo ya sabes, siempre estuvo donde convenía, desde muy joven, con la campaña de Franco. Le pregunté de qué campaña me hablaba.

Seguir leyendo »

A las pornógrafas

He leído este artículo en contra de las limitaciones a la pornografía y, como a muchos comentaristas, me ha llamado la atención esta frase: “ Si recibiesen una educación sexual adaptada a su edad, deberían saber diferenciar algo que, sinceramente, mucha población adulta tampoco distingue: que el porno es ficción”.

Ficción son muchas cosas. El amor, por ejemplo. Siempre he pensado que es un malentendido que prolongamos porque nos interesa. Ficción es la contabilidad de la mayoría de las empresas, un género narrativo cercano a la literatura fantástica o de terror. Ficción es la maternidad (y la paternidad), un relato en el que nos encontramos a gusto y con la mejor posibilidad de nosotros mismos, pero no por ello más verdadero. Ficción es la patria. Ficción somos cada uno de nosotros, que nos contamos a los demás bajo el punto de vista más favorecedor.

Seguir leyendo »

Al ministro del Interior

Su salida de pata de banco, al pedir a quien critique sus expulsiones en caliente de inmigrantes que le dé su dirección y se los envía, ya ha sido con razón criticada. Debería dimitir, porque esa sandez de patio de colegio no es tolerable en un adulto, ni siquiera con el margen extra de tolerancia a la estupidez que es necesario conceder a los ministros. Es usted el responsable, no quien le critica. Hasta los novelistas, pese a nuestra merecida fama de fatuos y engreídos, nos sonrojaríamos si respondiéramos a una crítica diciendo: pues escribe tú la novela, a ver qué tal, ya que tanto criticas.

Puestos a responder como un crío, quizá habría quedado más airoso con el que me imagino que sería su plan B: a mí eso tú no me lo dices en la calle.

Seguir leyendo »

A Antón Losada

Por higiene, siempre he intentado apartar de mí la tentación de creer que sé lo que quiere "la gente". Cada vez que alguien afirma: lo que quiere, o espera, o desea, o necesita… la gente, amartillo mi pistola, porque no me creo ni una palabra. De joven (¿como todos los jóvenes?) también pensaba que todo el mundo, la gente, quería (esperaba, deseaba, necesitaba) lo mismo que yo, aunque en voz alta o incluso a gritos dijeran lo contrario.

Descubrir que hay gente distinta a mí ha sido, en mi vida gris y hogareña, una aventura; aprender a quererla, una epopeya. Hay un hecho curioso en la novela de Cervantes: que don Quijote y Sancho Panza se pasan cientos de páginas charlando. Ésa es quizá la novedad más radical de la obra, porque a principios del XVII, ¿quién iba a pensar que un hidalguillo y un destripaterrones tendrían tantas cosas que decirse? Juntos no descubrieron paisajes nuevos ni reinos encantados, sino la sorpresa mayúscula de descubrirse el uno al otro, de ser capaces de escucharse.

Seguir leyendo »

A Rafael Mayoral

Apenas doy crédito a lo que he leído que ha dicho: “Se está poniendo en cuestión nuestro proyecto. Queremos que la gente exprese su apoyo al proyecto Podemos”.

Por consiguiente convocan una manifestación o, en palabras de este diario: “una demostración de fuerza en la calle”.

Seguir leyendo »

Al subversivo Wert

Que imponga usted una asignatura llamada Iniciación a la Actividad Emprendedora es una desvergüenza casi delictiva. Que quiera que se hagan cargo de ella los profesores de Filosofía quizá sea la única esperanza de corregir semejante disparate. Le propongo que lo hagan también los de Matemáticas.

Al parecer usted cree que España debe ser un país de emprendedores, o en otras palabras, de capitalistas y empresarios. Allá usted. El artículo primero de la Constitución Española de 1931 decía: “España es una República democrática de trabajadores de toda clase”. Usted prefiere una monarquía (corrupta) de emprendedores de toda clase. Según dice, eso crearía riqueza y empleo.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -