eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Suso de Toro

Suso de Toro Santos, licenciado en Geografía e Historia en la Universidad de Santiago de Compostela, es autor de Otra idea de España y Siete palabras, entre otras novelas. Su obra Trece campanadas ha sido llevada al cine. Ha obtenido el Premio Nacional de Narrativa en el año 2003.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 9559

La derrota de la soberbia. Hay partido

Si hace dos días la imagen en la política española era otra vez la Puerta del Sol ocupada por personas convocadas por Unidos Podemos bajo el llamamiento a apoyar su moción de censura, hoy y en los próximos días la imagen es la victoria de Pedro Sánchez dentro de su partido. Si hubiese perdido, la imagen que prevalecería es aquella de la Puerta del Sol, lo que demostraría que el único lugar hacia donde mirar muchos ciudadanos para un cambio político sería Unidos Podemos.

El PSOE demostró que no estaba muerto, que estaba de parranda. Estaba vivo y, sobre todo, que no estaba completamente atado. Solo la ceguera más ciega o el sectarismo más enconado puede negar que cualquier cambio político en España tiene que contar de forma cualitativa con el PSOE, aunque también este tiene que aceptar la evidencia, que también solo puede negar ceguera o sectarismo, que tiene que reconocer la evidencia de UP.

Seguir leyendo »

Tiempo de impunidad

Envejecer tiene bastantes desventajas. A cambio, el tiempo nos enseña, incluso a los menos inteligentes, a reconocer puntos de giro, momentos de crisis que abren una nueva etapa histórica.

Tras morir Franco, comenzó a desarrollarse un proceso de continuidad política que este había pactado con los Estados Unidos, restablecer la monarquía de la casa de Borbón bajo forma parlamentaria. Aquellos planes de reforma chocaron con la realidad social y política y, obligados por la presión de partidos y corrientes que pretendían mantener ilegalizados, hubo que reformar la reforma. El rey apartó a Arias Navarro para poner a un Suárez que abrió un proceso constituyente y unos pactos vigilados y tutelados por los militares parieron esta Constitución.

Seguir leyendo »

No hay ingenuidad, es política

Hace poco más de una semana vivíamos en la normalidad. La normalidad era que el Gobierno de Rajoy estuviese negociando los presupuestos con Ciudadanos, el PNV y, tras las cortinas, el PSOE. El PNV, preparado para firmar y el PSOE, pidiendo tiempo, un aplazamiento de su tramitación. Mariano Rajoy en pantalón corto correteaba por algún camino bucólico.

Fue entonces cuando de repente reapareció el pasado, fue citado a declarar como principal responsable durante décadas de un partido financiado con dinero negro y se conocieron las conspiraciones de su Gobierno para ocultar pruebas y apartar jueces y fiscales. Resulta que Rajoy es el presidente de un partido completamente corrupto y de un Gobierno con políticas antisociales y antidemocráticas y que se sostiene destruyendo a las mismas instituciones del Estado, como la Justicia. Mecachis. A ver qué hacemos ahora con los presupuestos.

Seguir leyendo »

Carme Chacón, el PSOE que no fue

El ruido impide la reflexión e incluso hacer la comprensión de lo que acontece. En torno al sobresalto por la muerte de Carme Chacón se hizo mucho ruido y buena parte fue ruido interesado para que no recordemos siquiera quién era la propia Carme.

Carme fue una mujer que se conservó joven e impetuosa. Hay personas que tienen una energía peculiar que cede poco con el paso del tiempo porque es su propia naturaleza. Esa afirmación de su vida la desplegó en la política, siendo una política valiente que dio las batallas que creyó que debía y podía dar. Unas las ganó y otras las perdió. Mientras uno está vivo, la vida decide y siempre caben las novedades. Pero en el momento de su muerte, Carme Chacón era una política que se encontraba en un camino con un futuro confuso.

Seguir leyendo »

Lo que ya hemos perdido

Habrá quien crea que el PP está muy preocupado porque el presidente de la autonomía murciana tenga que dimitir, pero si yo fuese Rajoy me mearía de la risa contemplando cómo cada día todos los medios de comunicación se dedican a hacer filología de la política murciana. Que si corrupción poca o mucha, cuando tenemos el Gobierno más corrupto desde Arias Navarro con la política más salvaje, con el ataque a las libertades, policía política incluida. Si soy Rajoy daría la orden a todos los medios domesticados: "¡Murcia a tope!".

"Murcia a tope" en la proa y "Gibraltar español" en la popa ("A España mostró el camino de la verdá/ por eso le estoy cantando a su libertáaa", de Los Tres Sudamericanos). A eso se reduce el debate político en este reino donde el dominio ideológico de la derecha es tan absoluto que hasta impone los titulares de las noticias.

Seguir leyendo »

Las novelas y el poder

La literatura de autor expresa el teatro íntimo de la imaginación de quien escribe. La literatura de autor, cuando lo es, siempre es verdad y sincera. No tiene sentido discutirle al autor su ficción, pues es su verdad particular e indiscutible.

Los relatos de ficción pueden representar cifras abstractas de la realidad pero la novela es por su naturaleza sociológica e histórica. Un novelista no puede ignorar que sus ficciones encajan, matizan o chocan con la ficción establecida, creada por los poderes dominantes.

Seguir leyendo »

Democracia en España: referéndum catalán

Lo que haga un Estado es principalmente responsabilidad de los gobernantes elegidos democráticamente pero una parte recae en cada uno de los ciudadanos y ciudadanas. Y creo que recae ahora en nosotros la responsabilidad de defender la vida democrática; es necesaria una movilización democrática dentro de un sistema político degradado y que se cae a pedazos, como es el vigente en el Reino de España.

El sistema político nacido de la Transición se agotó hace tiempo, ahora son unas ruinas administradas perversamente por enemigos de la democracia de siempre. Esta democracia está seriamente dañada o vaciada, el Partido Popular se ha apoderado completamente del Estado y usa de manera partidista las instituciones identificándose con el Estado mismo. Su política ha conducido finalmente a un verdadero dilema: aceptar y asumir la inevitabilidad de sus políticas o rebelarse contra el Estado.

Seguir leyendo »

No veo líderes

Es difícil decir si al final habrá sido más peligroso socialmente Aznar o Rajoy, pero siendo del mismo partido y defendiendo los mismos intereses son políticos distintos. Guste o no, Aznar fue un líder y Rajoy es otra cosa. Aznar reorganizó la derecha posfranquista española, no hay otra, y la dirigió a un objetivo, hacerse hegemónica, que su ideología sea la que el conjunto de la sociedad española acepta como suya, como la ideología nacional, y apoderarse completamente del Estado. Rajoy, en cambio, es un político que no sabe conquistar poder, pero sabe gestionarlo y retenerlo. Lo de gobernar le aburre.

Pero, qué más da, la derecha española no necesita líderes. Hemos comprobado que, gracias al legado político del franquismo y que redefinió Aznar, hay un electorado que vota siempre a cualquier candidato que le presente el PP. Aunque le pongan delante a un pederasta enloquecido, un asesino en serie o un condenado por corrupción, lo votan igualmente. Quienes crean la política de la derecha son personas inteligentes pero no son visionarias, simplemente dictan normas para proteger sus privilegios y favorecer sus intereses.

Seguir leyendo »

La España excluyente. El Premio Cervantes, por ejemplo

Los escritores cargan con las responsabilidades derivadas de sus obras, que pueden ser una carga tan pesada como su arrogancia; sin embargo, en la medida en que aceptamos los premios, también aceptamos su argumento, su carga ideológica. La institución otorga un reconocimiento a la figura premiada y, a su vez, la figura premiada reconoce y otorga credibilidad a la institución. Es por ello que hay quienes rechazan un premio u otro por venir de un Estado o una institución que repudian o no reconocen. Es parte de las muchas relaciones entre literatura y poder y entre escritores y política y, aunque queramos, no podemos escapar completamente a asumirlas.

Pero, como toda institución política, un premio que otorga un Estado también puede ser cuestionado por cualquier ciudadano de ese Estado aunque no opte a él, permitan que diga que el Premio Cervantes expresa perfectamente a un Estado con una cultura nacional excluyente, el Estado español. El "Cervantes", el Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes, claramente el premio de mayor rango institucional que otorga el Reino de España desde 1976, responde a una política de la lengua y de Estado que tiene lógica, pretende rentabilizar simbólicamente el dominio de España sobre la lengua "castellana" o "española" que es también la de otros Estados americanos.

Seguir leyendo »

Algo tiene Cuba

En una ocasión le oí a Mario Onaindía un comentario sobre un país americano en guerra civil, "Ahí no hay solución, porque están los jesuitas". Aunque Mario sabía más de eso que los que no estudiamos en colegios de la Compañía, ni coincidí ni coincido completamente con ese punto de vista pero comprendo a lo que se refiere. De hecho, creo que no se entiende la figura de Fidel Castro si no se piensa en la orden de Ignacio de Loyola.

Tanto la educación de la voluntad como la capacidad de análisis y de focalizar objetivos a conseguir fueron recursos que les dieron los jesuitas a aquel adolescente listo, bravucón y brillante. Podría decirse que lo que acabó resultando la revolución cubana fue la realización de una utopía jesuita realizada por un comunista de un país católico. Y desde el punto de vista histórico la revolución cubana fue una venganza de la España expulsada de Cuba por los yankis y Fidel Castro un vengador del ejército español derrotado. Tan es así que eso está en la misma biografía de Fidel y Raúl, su padre, el gallego de Lugo, había pertenecido a esas tropas que habían regresado vencidas a la Península. Luego volvió para ganarse una vida y si pretendía vengarse lo hizo muy bien a través de sus dos hijos, de hecho hay anécdotas que muestran su hostilidad hacia los nuevos amos norteamericanos del país. Podríamos decir que el padre perdió aquella guerra pero los hijos la ganaron. La historia se refleja en las vidas de las personas, y viceversa.

Seguir leyendo »