eldiario.es

Suso de Toro

Suso de Toro Santos, licenciado en Geografía e Historia en la Universidad de Santiago de Compostela, es autor de Otra idea de España y Siete palabras, entre otras novelas. Su obra Trece campanadas ha sido llevada al cine. Ha obtenido el Premio Nacional de Narrativa en el año 2003.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 4853

Y si Grecia tiene razón, ¿qué hay que hacer?

Es evidente que el nuevo gobierno griego no consiguió lo que pretendía, pero también es evidente que ha conseguido mejores condiciones para poder hacer una política siquiera menos injusta. Eso le puede parecer una tontería insignificante a nuestros insaciables amos y a sus políticos pero significa comida, vivienda, cobertura sanitaria y enseñanza para muchas personas.  Así de simple.

¿Por qué no siguen ese camino los gobiernos portugués y español a pesar de los padecimientos de buena parte de sus gobernados y, por el contrario, torpedean la negociación a los griegos? Creo que por varias razones, la primera más simple y real es que esos gobernantes son los representantes directos en sus respectivos estados de la troika y los intereses especulativos. Es decir, fueron elegidos por sus connacionales pero trabajan para sus enemigos. Son exactamente lo contrario de buenos ciudadanos o, si lo prefieren, son traidores.

Seguir leyendo »

La sectarización de la opinión

Gasto correo electrónico desde hace décadas y abrí una primera página web hace diecisiete años, aun así sé perfectamente que soy un intruso analógico en este plano digital. Por ello no dejo de ver desde fuera el modo en que la Red nos cambia las vidas y nos cambia.

La semana pasada publiqué aquí una colaboración, "Podemos: adiós, moral; hola, política", y la recepción que tuvo me hizo pensar sobre el uso que se hace en España de la Red. Creo que, además de sus indudables utilidades y aspectos democratizadores, también incrementa los defectos propios de la cultura nacional española marcada por la faccionalización y el guerra civilismo.

Seguir leyendo »

Podemos: adiós, ética; hola, política

Rajoy debe estar partiéndose de risa ante el espectáculo de la izquierda madrileña metida en una Turmix. Algún día habrá que pararse a analizar la especificidad de esa ciudad para comprenderla y comprender el dominio ideológico de la derecha allí y desde allí. Y para comprender la debilidad y las contradicciones de la izquierda madrileña y española.

Allí el PSOE está en un vértigo imprevisible.  El discurso súper radical es ruidoso en la Red y parece ocupar más espacio del que realmente ocupa en la sociedad, sin embargo el partido socialista jugó un papel muy importante en la sociedad española y no va a desaparecer de la noche a la mañana. Dentro sigue habiendo personas sinceras que creen que es una herramienta para mejorar las cosas, aún puede encontrar un rumbo y una dirección. A IU le ocurre algo parecido, la crisis jubiló toda una época y se lleva muchas cosas, pero quienes llevan muchos años militando en las causas sociales sienten como una gran injusticia que se les pretenda jubilar inesperadamente. Y es que, además de cruel, es una pérdida absurda.

Seguir leyendo »

Más España que nunca y qué España

Hoy me toca escribir sobre lo que no se debe, sobre España y Madrid, así que ya me he puesto el casco. En cuanto a mis muertos, esos ya saben de sobra en que país vivo y están acostumbrados.

Es cierto que el sistema político de alternancia bipartidista está en crisis y no sabemos cómo se reformulará, pero no podemos saber hasta qué punto habrá cambios profundos, por ahora sólo hay encuestas y conjeturas, pero lo que es seguro es que la pretensión catalana de tener Estado propio es el verdadero desafío concreto y directo al Estado tal como es. Y la reacción desde el Estado al proceso catalán se ha venido dando a todos los niveles, también en el plano ideológico y político. De hecho la campaña electoral estará marcada por un motivo que van a compartir todos los partidos estatales, enarbolar el nacionalismo español. Lo harán el PP, el PSOE, UPyD, Ciudadanos y Podemos. Esperemos que no lo haga también IU.

Seguir leyendo »

La ciudadela teme a los "nuevos bárbaros"

 ¡Gran novedad! ¡Gran pacto de Estado “contra el yihaidismo”! ¡Y uno de los firmantes dice que lo firma pero que lo va a recurrir! La política reinante no soluciona problemas, los crea, pero no deja de sorprender y hay a quien le divierte.

El pacto es perfectamente innecesario para lo que se reclama, pues el estado ya tiene instrumentos para controlar ese terrorismo, otra cosa es la capacidad o falta de ella de los responsables de la seguridad, así que hay que entender que la clave está en la fotografía de Mariano Rajoy, presidente de Gobierno, con Pedro Sánchez, que ocupa el lugar de “jefe de la oposición”. En otras palabras, ese apretón de manos pretende reafirmar el bipartidismo y decir que ellos son la “España oficial”, son los que están “dentro”. Ellos son el Estado.

Seguir leyendo »

¿Tiene cura Alemania? ¡Europeos, ayudémosla!

Quienes deseamos estabilidad en nuestras vidas y si no prosperidad al menos conformidad vivimos dando por seguras cosas que pueden serlo o no. Somos europeístas y deseamos una Europa en el mundo que represente las libertades personales y cierta comprensión social, todo bien, ¿pero y si ese propósito tan razonable es un imposible? ¿Y si estamos presos de nuestra fe europeísta?

Europa es un gigante cultural y económico, con el parlamento más democrático donde están representadas la mayor diversidad de posturas, una democracia que los intereses norteamericanos quieren retratar como "la vieja Europa", sin embargo es un adolescente que no acaba de madurar. La crisis actual lo demuestra. Está atrapada entre los estados que la fundaron y un futuro posible como gran potencia, su historia y su fuerza viene de los estados pero los problemas que le causan daños internos también.

Seguir leyendo »

'En tierra extraña' y 'A 10.000 Kms'

Para comprend er cabalmente las consecuencias sociales y, sobre todo, personales de esta crisis debiera ver 'En tierra extraña' de Iciar Bollaín. La película es un ejercicio de humildad en si mismo, ponerse al servicio de las voces de otras personas, y también lo es por parte de las personas que aparecen en ella: emigrantes.

Son hombres y mujeres jóvenes, con estudios universitarios casi todos, que se han visto obligados a marchar porque en España no tenían trabajo, perspectiva y tampoco esperanza. Muy lejos de aquellas generaciones que forman parte de nuestra memoria inmediata, personas que llegaban con su desconcierto y su maleta de cartón de regiones atrasadas de Europa a las grandes capitales, sin conocer siquiera el idioma en muchos casos. Y sin embargo, con tener estudios y manejar más o menos lenguas, no dejan de ser emigrantes, p ersonas que se han marchado de su tierra contra su voluntad. La generación anterior tenía la confianza en que mejoraría, ésta tiene la amargura de haber comprobado que su país prescindía de ella.

Seguir leyendo »

De la cabecera de la manifestación a los barrios parisinos

De vivir en París, tras los atentados probablemente habría acudido a esa manifestación que surge antes de nada de la conmoción y de la necesidad tanto de expresar emociones y duelo como de reafirmar la existencia de una comunidad que se ve cuestionada. Probablemente habría acudido a esa manifestación, pero...

¿Habría podido soportar marchar tras esa cabecera de políticos, muchos de los cuales acaban de colaborar en la guerra contra Siria? Faltaron allí el presidente de EE UU y los jeques saudíes y de los emiratos. ¿Cómo pueden tener tanta cara de arrogarse la defensa de las libertades propias cuando acaban de comenzar una guerra injusta que ya ha acabado con cientos de miles de personas y destruido un país? El tal Estado Islámico se levantó inicialmente sobre parte del territorio arrebatado al régimen sirio.

Seguir leyendo »

Curas, mandarines, nuestros maestros franquistas

Es imposible no empezar el año como lo acabamos, constatando el señorío de la mentira sobre nuestras vidas. Igual que el Gobierno manipula la cifra de muertos en carretera para su propaganda también triunfan los titulares que cantan el descenso del paro, omitiendo que en esta ocasión sólo el 8% es trabajo estable.

La mentira y la policía son los instrumentos de dominio del poder totalitario, es el caso de este Gobierno de franquistas y de ideología franquista. Es lo que hay, es lo que nos ocultan los poderes beneficiados y cómplices. No es cierto el discurso cínico que sostiene a esta inmoralidad, no es cierto que todos seamos corruptos, no es cierto que todos los políticos sean iguales, no es cierto que todos los gobiernos sean iguales.

Seguir leyendo »

Cuestionamiento y nueva argumentación de esta España

El día de Nochebuena, mientras el nuevo rey se presentaba solemne a sus súbditos a través de las cadenas de televisión de alcance estatal, un cometa cruzó el cielo. ¿Era una señal, el anuncio de una epifanía? ¿Un Mesías que sacaría al atribulado pueblo español de su postración? Estoy seguro de que hay quien creerá que sí, pues es tan fácil y tan bonito creer en cosas así que le entran ganas a uno, pero me parece que no.

El rey Felipe no anunció nada que no hubiese enunciado su padre el año antes y sus palabras no tienen efectos mágicos. Aunque el Gobierno, con la colaboración de las grandes empresas de comunicación, repita su gran mentira el año próximo no saldremos de la crisis, porque es una crisis del modelo económico español y porque Alemania lo impide para proteger sus intereses. Y tampoco un rey joven, bueno, suficientemente preparado y que habla idiomas puede evitar la crisis del sistema político español, no es cierto que exista el elixir que transforme a los "zombis" en seres vivos nuevamente. Hay que aceptar morir y hay que saber parir y nacer.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
>