eldiario.es

Suso de Toro

Suso de Toro Santos, licenciado en Geografía e Historia en la Universidad de Santiago de Compostela, es autor de Otra idea de España y Siete palabras, entre otras novelas. Su obra Trece campanadas ha sido llevada al cine. Ha obtenido el Premio Nacional de Narrativa en el año 2003.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 6003

Este Parlamento ya es fantasmal. Atiendan al rey

En el Parlamento se debaten estos días unos presupuestos para el próximo año, no puede haber nada más serio pues los presupuestos tratan de la vida misma de las personas: la comida, la casa, la salud, la escuela, la luz, el frío… Y sin embargo, ese debate es un juego vacío y absurdo, un brindis al sol. El año próximo transcurrirá previsiblemente con otros presupuestos y de forma radicalmente distinta a como nos lo representa Mariano Rajoy, utilizando a las Cortes como un teatro.

Hace años, con Rajoy en la oposición, predije que los políticos jóvenes que agrupó a su alrededor Rajoy caducarían antes de reinar, entonces no había fecha para que reventase Wall Street y pinchase la burbuja inmobiliaria que había creado Aznar. Me equivoqué en parte, la crisis y todos los apoyos empresariales y mediáticos llevaron al fin a Rajoy a la Moncloa y ahí están Santamaría, Moragas y otros que salen en televisión y cuyo nombre no recuerdo en este momento. Esa nueva generación llegó al Gobierno pero ya se inmola en la pira con el presidente.

Seguir leyendo »

La mitad de Catalunya no está loca (la otra mitad tampoco)

Como no vivo en Catalunya, cuando busco información u opinión me encuentro expuesto a los medios de comunicación no catalanes que estos días más que nunca no paran de hablar de los catalanes. Por supuesto, tanto los informantes como los opinadores de esos medios hablan desde un mismo lugar y, con algunos matices, desde el mismo punto de vista. Es muy difícil poder oír las opiniones de esa mitad de catalanes que no solo pretende la autodeterminación, como desean los tres cuartos, sino que pretenden directamente un Estado propio. Excluir la opinión de esa mitad de catalanes que quieren la independencia cuando se habla precisamente de ellos solo se puede explicar de dos modos, o bien se censura su opinión conculcando la democracia o bien se les desconsidera como personas alienadas, locas.

Mi opinión, basada en un muy relativo conocimiento de ese país que me resulta tan curioso y que me ha enseñado cosas, es que no: los catalanes están muy cuerdos. Tanto los tres cuartos que desean la autodeterminación, como el cuarto que no la desea; tanto la mitad que pretende tener Estado propio como la mitad que no lo pretende. Aún más, creo que son una población mucho mejor informada que el resto de la población española y, por tanto, que sus deliberaciones las hacen con mejor criterio y sin engañarse tanto. En Catalunya es posible leer, oír y ver los medios de comunicación madrileños, esos que los ignoran, y además los medios catalanes. Además, una parte de los medios catalanes están a favor de una postura y otra parte de la contraria.

Seguir leyendo »

Socorramos a las fuerzas del orden

En esta España demenciada hasta la policía pide socorro. En esta democracia delirante tiene que ser un sindicato de guardias civiles quien pida lo evidente, que sea cesado el ministro del Interior. Se suponía que serían los partidos de la oposición quienes deberían hacerlo pero, tras su última trastada, solo piden que comparezca y dé explicaciones. Siendo el personaje que es sería coherente que enviase a la Virgen del Perpetuo Socorro al Parlamento en su nombre.

Quienes citan a Churchill citando aquella cita del citado, “la democracia consiste en que cuando te llamen a la puerta de madrugada uno sabe que es el lechero”, no dicen la verdad completa pues aquella democracia 'churchilliana' sometía, explotaba, torturaba y mataba a los rebeldes en las colonias, pero aceptemos que la democracia es un régimen en el que la policía está para proteger a las personas pacíficas de las que son violentas.

Seguir leyendo »

Pablo ante Cayo y la imposible alianza de generaciones

La crisis económica precipitó una crisis del sistema político español, completamente agotado y que reventó en Catalunya, y en la izquierda una crisis que todavía está en marcha. Si era inevitable un cambio era lógico pensar que no lo podían dar los mismos que gobernaron, tenía que nacer una nueva generación política. Y, es lógico pensar también, que esa nueva generación política se fundaría sobre una nueva generación biológica con su consecuente cambio cultural.

Esa sacudida en la izquierda tuvo una dinámica propia en Euskadi, donde la izquierda soberanista digirió el fin de ETA e hizo una inflexión, y en Catalunya, donde la dialéctica con el Estado lo condiciona todo. En otros territorios del Estado también hubo una diferencia entre aquellas comunidades donde existían fuerzas políticas y dinámicas sociales propias y aquellas otras donde eso no existía, ahí todo se resumió en la irradiación de Madrid a través de los medios.

Seguir leyendo »

¡Es Cataluña, estúpidos!

Antes de nada, discúlpenme que titulase con la grosera advertencia de un asesor de Clinton, (“¡Es la economía, estúpidos!”) pero este es un momento bastante grosero y brutal.

El nombramiento de Albiol, un candidato que une la ideología de Le Pen con el franquismo ideológico, es significativo de la desenvoltura del PP en este momento: quiere decir que la batalla política que se va a desenvolver desde aquí a Noviembre está planteada como le conviene, se trata de una batalla nacionalista.

Seguir leyendo »

Metan presa a esa gente catalana y acaben de una vez

El dial de la radio es agotador, emisora tras emisora, lo mismo: cada día la ración de yogur griego sin azúcar, una lección del desastre a que conduce el pretender tener dignidad, y a continuación sacan el cañón de los denuestos y, ya directamente, los insultos contra catalanes.

La secuencia de canales de televisión es similar, supuestas informaciones con imágenes de políticos catalanes o, ya directamente, ciudadanos y ciudadanas de ese país y sobre ellas las voces de los redactores opinando. También ofrecen un espectáculo verdaderamente asombroso, tertulias de varios opinadores donde no hay una sola persona catalana o, caso de haberla, contraria al asunto del que se está hablando, el proceso soberanista catalán. Lo más ecuánime y considerado que llevo oído estas semanas es una tertulia radiofónica en la que discutían sus opiniones cinco políticos, cuatro en contra, PP, PSOE, Podemos e IU, y uno a favor, Convergència. ¿A que no saben quién ganó?

Seguir leyendo »

"Ya no quiero ser europeo"

"Ya no quiero ser europeo. Ya no quiere ser europeo…". No quiero volver a oírtelo porque atrapas, me tienes harta. ¿No querías ser europeo? Pues te jodes, porque ahora eres europeo.

Mira que no te llevo yo a ti aguantado brasa: "Tenemos que ser europeos, tenemos que ser europeos". Y total, que te mueres por la películas del Woody Allen y la música del Bob Dylan de los cojones, que ya me tiene aburrida con tanto quejido. Otro como tú. Y no le das al hip hop porque ya eres carroza, que si no. Bueno y porque esos negros son unos horteras con sus cadenas de oro y tú eres un exquisito y te encantan las camisas de lino, color crudo. Pero si te mueres por Manhattan, mucho cuento pero cuando fuimos allí bien que te comiste una hamburguesa del McDonald's y todo. Y aún decías, "hum, ésta sí que está buena. Las de allí no saben así”. Serás tonto. Pijo, que eres un pijo de mierda, coño.

Seguir leyendo »

¿Quién hizo más daño, Aznar o Rajoy?

Ahí está Aznar, ceñudo abre la boca de rictus amargo y dice alguna cosa tremenda con naturalidad o una chorrada con voz amenazadora, tanto da, e inmediatamente pensamos, “¡menudo franquista!”, “¡con qué cara de malo lo dice!”, “¡cuánto rencor en la voz!”.

No le quito mérito a Aznar porque lo tiene, pero compone un evidente personaje guiñolesco y nuestro susto al verlo y oírlo también es infantil. No es que aquel José María Aznar presidente del PP no hubiese sometido y armado a toda la derecha española con una ideología muy radical, no es que aquel Aznar presidente del Gobierno no sea responsable de cosas bien serias y espectaculares, como meternos en una guerra. Recuerdo bien la faena del “Prestige”. Aznar tiene sus buenos méritos.

Seguir leyendo »

Grecia ahora como España hace cinco años

Los ex Presidentes tienen algo de almas en pena inevitablemente, ya no están pero no acaban de irse y creen tener cosas que decirle a los mortales que los sobreviven.  Las almas en pena no cambian de personalidad y son muy parecidas a cuando estaban vivas.

Por ahí anda Felipe González entre negocios y campañas contra el gobierno venezolano, José María Aznar desde su FAES hostigando a Rajoy en la Moncloa y José Luís Rodríguez Zapatero acompañando a Sánchez y a los nuevos cargos socialistas.

Seguir leyendo »

Paco y Pedro, un papa moderno y un opositor antiguo

Hay ancianos que conservan la curiosidad y la permeabilidad y hay jóvenes que son impermeables al espíritu de su tiempo, pero quien no es capaz de actualizarse con su época perece.

No es el caso de la Iglesia Católica, un ser con gran capacidad de supervivencia. Probablemente permanezca el Vaticano cuando la humanidad se extinga. Cada ser tiene sus estrategias para sobrevivir, el Vaticano necesita hacer política para tener poder y existir.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -