eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Suso de Toro

Suso de Toro Santos, licenciado en Geografía e Historia en la Universidad de Santiago de Compostela, es autor de Otra idea de España y Siete palabras, entre otras novelas. Su obra Trece campanadas ha sido llevada al cine. Ha obtenido el Premio Nacional de Narrativa en el año 2003.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 9738

Sánchez: cambiar a todos para que nada cambie

El PSOE es un partido muy importante para sus afiliados y simpatizantes, para la mayoría no solamente es una seña de identidad personal, a veces familiar, sino también el lugar para estar en la vida. Eso hay que comprenderlo. También fue una agencia de colocación y de ascenso social enorme que permitió desde los años ochenta que hijos e hijas de familias de clase media y trabajadora tocaran cargos y poder público. Lógicamente para esas personas también es un partido muy importante.

Pero es, además, decisivo en la historia de España desde 1975, aquella España que se llamaba a si misma “Estado Español”, con un Régimen tutelado y protegido por los EEUU. Fue esa misma potencia imperialista dueña del país quien actuó muy directamente en aquellos años. Primero gestionó la entrega a la dinastía alauí del protectorado del Sahara y la traición a su población por parte de la potencia colonial, el Estado Español, e inmediatamente condujo, ya de la mano de Juan Carlos I de la casa de Borbón, el tránsito del Régimen al Reino de España.

Seguir leyendo »

La moción de censura, ¿valió la pena?

Una moción de censura, ¿era necesaria? ¿Correspondía hacerla? ¿Merecía Rajoy una moción de censura a su presidencia? Empiezo por la última pregunta y ya ni la contesto. Rajoy no merecía una moción de censura a su presidencia, no merecía la presidencia y merecía que sus actos como presidente de su partido tuviesen consecuencias penales. Así que no merecía una moción de censura, sino otras cosas.

¿Era necesaria y correspondía hacerla? Aquí entra el plano moral y el plano político. Quienes pretenden justificar el statu quo le niegan espacio a la moral en la vida pública y nos avisan de que no debemos ser morales sino políticos y que la política no tiene que ser moral. Ellos saben muy bien por qué defienden la inmoralidad reinante, porque son parte de ella, porque se benefician. Porque son inmorales. Ya que en el Reino de España reina la inmoralidad y la población está tragando y firmando lo intragable.

Seguir leyendo »

La responsabilidad de las bases del PSOE

Si están ocupados siguiendo las andanzas del fiscal, del fiscal jefe del fiscal, del jefe del fiscal del fiscal o del jefe del jefe del fiscal del fiscal, les recomiendo que no se cansen porque lo que pretenden es, efectivamente, cansarnos a todos. Distraernos.

Todo ese rollo estrambótico es un enredo más dentro del disparate salvaje que es la etapa del Gobierno de Mariano Rajoy. Rajoy es un político que, desde el Prestige, la guerra contra Irak y luego una oposición sosteniendo la siniestra teoría de que el atentado en los trenes de Madrid era una conspiración interna, hizo una política innoble que lo debería haber enviado al olvido. Y, llegado al Gobierno a hombros de todos los poderes económicos y del Estado, cuando su partido fue acusado e investigado por financiación irregular, tener una caja B y repartir sobresueldos en negro durante años, debería haber dimitido inmediatamente. Que siga gobernando es algo para lo que no se me ocurren calificativos, que cada quien se los ponga.

Seguir leyendo »

La derrota de la soberbia. Hay partido

Si hace dos días la imagen en la política española era otra vez la Puerta del Sol ocupada por personas convocadas por Unidos Podemos bajo el llamamiento a apoyar su moción de censura, hoy y en los próximos días la imagen es la victoria de Pedro Sánchez dentro de su partido. Si hubiese perdido, la imagen que prevalecería es aquella de la Puerta del Sol, lo que demostraría que el único lugar hacia donde mirar muchos ciudadanos para un cambio político sería Unidos Podemos.

El PSOE demostró que no estaba muerto, que estaba de parranda. Estaba vivo y, sobre todo, que no estaba completamente atado. Solo la ceguera más ciega o el sectarismo más enconado puede negar que cualquier cambio político en España tiene que contar de forma cualitativa con el PSOE, aunque también este tiene que aceptar la evidencia, que también solo puede negar ceguera o sectarismo, que tiene que reconocer la evidencia de UP.

Seguir leyendo »

Tiempo de impunidad

Envejecer tiene bastantes desventajas. A cambio, el tiempo nos enseña, incluso a los menos inteligentes, a reconocer puntos de giro, momentos de crisis que abren una nueva etapa histórica.

Tras morir Franco, comenzó a desarrollarse un proceso de continuidad política que este había pactado con los Estados Unidos, restablecer la monarquía de la casa de Borbón bajo forma parlamentaria. Aquellos planes de reforma chocaron con la realidad social y política y, obligados por la presión de partidos y corrientes que pretendían mantener ilegalizados, hubo que reformar la reforma. El rey apartó a Arias Navarro para poner a un Suárez que abrió un proceso constituyente y unos pactos vigilados y tutelados por los militares parieron esta Constitución.

Seguir leyendo »

No hay ingenuidad, es política

Hace poco más de una semana vivíamos en la normalidad. La normalidad era que el Gobierno de Rajoy estuviese negociando los presupuestos con Ciudadanos, el PNV y, tras las cortinas, el PSOE. El PNV, preparado para firmar y el PSOE, pidiendo tiempo, un aplazamiento de su tramitación. Mariano Rajoy en pantalón corto correteaba por algún camino bucólico.

Fue entonces cuando de repente reapareció el pasado, fue citado a declarar como principal responsable durante décadas de un partido financiado con dinero negro y se conocieron las conspiraciones de su Gobierno para ocultar pruebas y apartar jueces y fiscales. Resulta que Rajoy es el presidente de un partido completamente corrupto y de un Gobierno con políticas antisociales y antidemocráticas y que se sostiene destruyendo a las mismas instituciones del Estado, como la Justicia. Mecachis. A ver qué hacemos ahora con los presupuestos.

Seguir leyendo »

Carme Chacón, el PSOE que no fue

El ruido impide la reflexión e incluso hacer la comprensión de lo que acontece. En torno al sobresalto por la muerte de Carme Chacón se hizo mucho ruido y buena parte fue ruido interesado para que no recordemos siquiera quién era la propia Carme.

Carme fue una mujer que se conservó joven e impetuosa. Hay personas que tienen una energía peculiar que cede poco con el paso del tiempo porque es su propia naturaleza. Esa afirmación de su vida la desplegó en la política, siendo una política valiente que dio las batallas que creyó que debía y podía dar. Unas las ganó y otras las perdió. Mientras uno está vivo, la vida decide y siempre caben las novedades. Pero en el momento de su muerte, Carme Chacón era una política que se encontraba en un camino con un futuro confuso.

Seguir leyendo »

Lo que ya hemos perdido

Habrá quien crea que el PP está muy preocupado porque el presidente de la autonomía murciana tenga que dimitir, pero si yo fuese Rajoy me mearía de la risa contemplando cómo cada día todos los medios de comunicación se dedican a hacer filología de la política murciana. Que si corrupción poca o mucha, cuando tenemos el Gobierno más corrupto desde Arias Navarro con la política más salvaje, con el ataque a las libertades, policía política incluida. Si soy Rajoy daría la orden a todos los medios domesticados: "¡Murcia a tope!".

"Murcia a tope" en la proa y "Gibraltar español" en la popa ("A España mostró el camino de la verdá/ por eso le estoy cantando a su libertáaa", de Los Tres Sudamericanos). A eso se reduce el debate político en este reino donde el dominio ideológico de la derecha es tan absoluto que hasta impone los titulares de las noticias.

Seguir leyendo »

Las novelas y el poder

La literatura de autor expresa el teatro íntimo de la imaginación de quien escribe. La literatura de autor, cuando lo es, siempre es verdad y sincera. No tiene sentido discutirle al autor su ficción, pues es su verdad particular e indiscutible.

Los relatos de ficción pueden representar cifras abstractas de la realidad pero la novela es por su naturaleza sociológica e histórica. Un novelista no puede ignorar que sus ficciones encajan, matizan o chocan con la ficción establecida, creada por los poderes dominantes.

Seguir leyendo »

Democracia en España: referéndum catalán

Lo que haga un Estado es principalmente responsabilidad de los gobernantes elegidos democráticamente pero una parte recae en cada uno de los ciudadanos y ciudadanas. Y creo que recae ahora en nosotros la responsabilidad de defender la vida democrática; es necesaria una movilización democrática dentro de un sistema político degradado y que se cae a pedazos, como es el vigente en el Reino de España.

El sistema político nacido de la Transición se agotó hace tiempo, ahora son unas ruinas administradas perversamente por enemigos de la democracia de siempre. Esta democracia está seriamente dañada o vaciada, el Partido Popular se ha apoderado completamente del Estado y usa de manera partidista las instituciones identificándose con el Estado mismo. Su política ha conducido finalmente a un verdadero dilema: aceptar y asumir la inevitabilidad de sus políticas o rebelarse contra el Estado.

Seguir leyendo »