eldiario.es

Suso de Toro

Suso de Toro Santos, licenciado en Geografía e Historia en la Universidad de Santiago de Compostela, es autor de Otra idea de España y Siete palabras, entre otras novelas. Su obra Trece campanadas ha sido llevada al cine. Ha obtenido el Premio Nacional de Narrativa en el año 2003.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 5257

Grecia ahora como España hace cinco años

Los ex Presidentes tienen algo de almas en pena inevitablemente, ya no están pero no acaban de irse y creen tener cosas que decirle a los mortales que los sobreviven.  Las almas en pena no cambian de personalidad y son muy parecidas a cuando estaban vivas.

Por ahí anda Felipe González entre negocios y campañas contra el gobierno venezolano, José María Aznar desde su FAES hostigando a Rajoy en la Moncloa y José Luís Rodríguez Zapatero acompañando a Sánchez y a los nuevos cargos socialistas.

Seguir leyendo »

Paco y Pedro, un papa moderno y un opositor antiguo

Hay ancianos que conservan la curiosidad y la permeabilidad y hay jóvenes que son impermeables al espíritu de su tiempo, pero quien no es capaz de actualizarse con su época perece.

No es el caso de la Iglesia Católica, un ser con gran capacidad de supervivencia. Probablemente permanezca el Vaticano cuando la humanidad se extinga. Cada ser tiene sus estrategias para sobrevivir, el Vaticano necesita hacer política para tener poder y existir.

Seguir leyendo »

Los nuevos puritanos

Fue una crisis económica, claro, pero acabó desencadenando una crisis moral y de ahí viene la crisis política que es lo que se nos aparece delante. La llegada de esas candidaturas a algunas ciudades evidencia que una parte de la sociedad quiere hacer una purga moral.

Muchas personas no comprenden que medidas drásticas como la de la nueva alcaldesa de Barcelona de bajarse el sueldo al nivel de un funcionario jubilado sean razonables, pues ven que una ciudad con tal población, intereses e importancia pide una dedicación exhaustiva y unos gastos de desplazamiento y de todo tipo que prácticamente se tragarían el salario. Habría que discutir que cosa es “lo razonable”, pero probablemente acierten en que no es eficaz ni práctico ni practicable, ya se verá, y desde luego ese carácter ejemplarizante va a atraer las miradas de sus enemigos, que no le perdonarán el mínimo desvío de esa vía del voto de pobreza. Buena es la derecha española para el perdón y la aniquilación. Pero lo que caracteriza a la figura de Ada Colau es una autoridad moral que viene de los que padecen la desposesión, los oprimidos, los apartados.

Seguir leyendo »

Lo nuevo, que está naciendo, y lo que no lo es, pero también existe

Es evidente que las pasadas elecciones se ventilaba una lucha genérica entre "lo viejo" y "lo nuevo", y aunque es discutible quien ganó sin duda entró "lo nuevo": Podemos, Ciudadanos, candidaturas locales abiertas... Candidaturas que le disputaron el espacio al PP y al PSOE y se llevaron su cacho. Y que hicieron estallar las contradicciones internas primero y prácticamente se tragaron a UPyD y a IU despues. Naturalmente, como esas candidaturas no nacen de la nada también traen elementos de la cultura social y política tradicional pero sin duda trajeron cosas nuevas que eran muy necesarias.

Cuando todo y todos van con prisa, no sé si tiene sentido recordar y poner en valor cosas que están cuestionadas y que parecen condenadas a ser olvidadas. Pienso en la izquierda histórica en general, de un modo particular en IU, que está pagando su edad, sus errores y la progresiva distancia con la sociedad. Los partidos históricos si viven su crisis es porque era necesaria, puede que a alguno lo regenere y que a otros los liquide, pero tienen también una experiencia política que no se puede perder y que debe transmitirse a las nuevas generaciones. Porque de eso se trata, de la llegada de una nueva generación política y biológica, pero que no puede empezar de cero y necesita experiencia y memoria.

Seguir leyendo »

El pito y el sereno

Van unos catalanes y unos vascos a ver un partido de fútbol presidido por el rey y cuando suena la Marcha Real, el himno nacional español, se ponen a pitar. Entonces, va el Gobierno y decide llamar a los guardias. En fin, parece un chiste. Y realmente lo es pero el Gobierno aprovechó para ponerse grave, solemne y amenazador. Les encanta.

Este Gobierno cuando las cosas no le van bien suele acordarse de que hay monos, piratas e ingleses en Gibraltar o de que tiene vascos y catalanes al norte. O, como hizo el ministro del Interior cuando les imputaron a otros cuantos de los suyos en vísperas de las elecciones, recuerda que aún queda en Francia algún zulo de ETA. Cortinas de humo.

Seguir leyendo »

No fueron elecciones municipales, fue un referéndum. Y lo perdió

Seguramente hubo algunas personas que acudieron a votar creyendo que únicamente elegían concejales y diputados provinciales pero la mayoría sabía perfectamente que se trataba de un referéndum. Porque Rajoy, aunque no le gustan, acabó teniendo su referéndum. El referéndum al que fue sometido Rajoy por la ciudadanía fue muy completo tenía cuatro preguntas y Rajoy perdió las cuatro.

La primera pregunta era si al electorado le había gustado como habían gobernado y la respuesta mayoritaria fue un "no" rotundo y redondo. La segunda pedía elegir entre izquierda y derecha y el electorado eligió izquierda. La tercera era si quería mayorías absolutas o "el caos" y el electorado, juiciosamente, eligió la locura y el caos. Y la cuarta era decidir si era legal y había derecho a la existencia de partidos nuevos o si los existentes eran únicos y eternos para que no se cayese el techo, y el electorado prefirió que hubiese variedad y novedad y que una nueva generación política se sentase también a la mesa.

Seguir leyendo »

Tanto ruido, tan míseras nueces

Es cierto, "ya nadie habla del paro en España". Eso lo dice, y con orgullo, la persona que preside el Gobierno de todos ustedes. Búsquenle alguna explicación, porque hay que buscarla. Las palabras de un Presidente de Gobierno, sobre todo cuando las pronuncia en público ante un auditorio y las repite, es evidente que tienen intención e importancia.

Yo encuentro varias posibles. Una, que el Presidente del Gobierno esté enajenado y viva en una realidad particular aparte. Dos, que solo considere dignas de atención y plenamente seres humanos a las "personas normales", las que se parezcan a él, y que considere insignificantes a las que conforman la mayor parte de la población, la que no está forrada. Tres, que, efectivamente, él tiene comprada o controlada a la práctica totalidad de las grandes empresas de comunicación, las que lo auparon a la presidencia y que ahora dejan en sombra o distraen de los verdaderos problemas sociales y económicos. Aún me cabe una cuarta explicación, que el paro se haya visto reducido a un nivel tolerable y en consecuencia la pobreza que afecta a una parte importante de la población, infancia incluida, se ha visto reducida al mínimo. Pero esta última explicación no es real. En consecuencia, creo que tiene que ser una de las tres primeras y ello me lleva a pensar que desde hace tiempo estamos gobernados por irresponsables y desalmados. Si esto es así, ¿no es lógico esperar una reacción de la sociedad?

Seguir leyendo »

El oficio de matar

La Sexta, y Jordi Évole en particular, ya nos han dado algunas cosas que todos necesitábamos. En particular la entrevista a un militante o soldado de ETA, Iñaki Rekarte, es una de las más valiosas.

Nunca habíamos podido ver y oír una entrevista así y nos impresiona. Hay muchas cosas en esa entrevista, merecería escribirse un verdadero ensayo sobre ella. En primer plano aparece la miseria de la militancia en una secta organizada para amedrentar y asesinar en nombre de una idea, miseria a medio camino entre el absurdo, la estupidez y la abyección. Todos asistimos a ese desnudamiento y decimos, "menudo criminal, menudo idiota".

Seguir leyendo »

Votar al PP, ¿no es inmoral? ¿Y no es pecado?

Lo único interesante de este artículo es el título y las respuestas a las preguntas creo que son obvias pero, ya que mi compromiso es escribir un artículo semanal, va lo que sigue.

El voto no es obligatorio en el Reino de España, de modo que, en principio, es un acto libre. Matizo "en principio", porque es cierto que en algunos lugares  un poder político asfixiante obliga a las personas más débiles a votar e incluso a hacerlo con la papeleta del amo, la mayor burla a la democracia. Quitados esos casos, votar es un acto muy consciente, una elección entre varias posibilidades meditada con tiempo. Los votantes podemos decir posteriormente "me equivoqué", pero no estaría mal que lo hiciésemos delante de un espejo.

Seguir leyendo »

La corrupción engorda, a algunos

Por una vez no vamos a andar con repasos históricos, sociológicos y demás, al final todo se reduce a que tras cuarenta años todo acabó en que Mariano Rajoy está en la Presidencia del Gobierno y lo demás es marear la perdiz.

Hace cuarenta años Rajoy y un servidor estudiaban carrera universitaria en el mismo edificio, él en la planta baja y servidor en la planta alta. Uno se movía entre estudiantes franquistas y otro en una organización antifranquista, uno gastaba zapatos "Apache" y loden verde y otro botas y anorak con capucha. No puedo reprocharle a Rajoy que no haya cambiado apenas desde entonces pues tampoco yo cambié mucho y es que las personas somos muy arquetípicas.  Para mí esas décadas, esa época histórica, se resume en que Rajoy  está ahora en la Moncloa y, por mi parte, aquí estoy en ratos libres escribiéndoles estas filípicas sin que nadie me lo pida.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -