eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

Suso de Toro

Suso de Toro Santos, licenciado en Geografía e Historia en la Universidad de Santiago de Compostela, es autor de Otra idea de España y Siete palabras, entre otras novelas. Su obra Trece campanadas ha sido llevada al cine. Ha obtenido el Premio Nacional de Narrativa en el año 2003.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 3448

Queremos hablar de la realidad, ¿qué cosa es la realidad?

33 Comentarios

El próximo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

¿Es el "tratado comercial", un tratado de esclavitud para la ciudadanía europea, que está pactando la UE con los EE.UU., unas multinacionales con otras? ¿Es la visita de unos nuevos reyes (¿se acuerdan de que tenemos reyes que andan por ahí?) a un país que ocupó el "protectorado" español sobre el Sahara? ¿Es la nueva carnicería que comete Israel en un campo de refugiados a los que previamente encerró allí? ¿Son los sindicalistas que, como en el franquismo, vuelven entrar a prisión? ¿Es un nuevo manifiesto de intelectuales afines al PP y UpyD a favor de "la unidad de destino en lo universal" con todas sus consecuencias para quienes no estén a favor? ¿Es el fallo del Constitucional, presidido por un hombre del PP que diseñó la reforma laboral, sancionando el despido libre sin indemnización? ¿Es la entrevista que Rajoy le concede a Mas avisándole de que no servirá de nada y que será pública?

Es importante identificar qué cosa es la realidad para no volverse locos. Estos días los medios de comunicación oficiales nos dicen que una parte de "la realidad" es un ciudadano llamado Pedro Sánchez Pérez-Castejón, Pedro Sánchez, conocido en su casa y entre sus amistades, pero no por el resto de los mortales hasta hace unos meses, cuando tampoco conocíamos a otra ciudadana llamada Susana Díaz. Según los medios, y según la imagen que él representa en los medios, es alguien importante que efectúa ademanes de hombre poderoso.

¿Será cierto, se trata de algo real? No hace falta tener muchos años, basta con tener memoria de los últimos doce años en el PSOE, desde González, Almunia, Borrell, Bono, Rosa Díez, Zapatero, Chacón, Madina..., para saber que no sabemos nada al respecto. La política quema personajes y en el caso del partido socialista lo hace vertiginosamente.

Seguir leyendo »

El trance del PSOE

29 Comentarios

Qué se puede decir de las primarias del Partido Socialista que no sean cosas tristes. No es imposible que alrededor de alguno de esos tres candidatos fructifique un equipo que ofrezca capacidad y esperanza a la sociedad española y hay que desearlo, por ellos y por el bien de todos, pero lo que ahora representan es lo contrario de aquello para lo que se pensaron las primarias, una confrontación entre candidatos que encarnasen caminos distintos.

En parte es consecuencia de la hostilidad, más que falta de entusiasmo, con que el aparato enfrentó y boicoteó en su momento aquella propuesta de Zapatero. Las aplazaron, las discutieron, las marearon y al final quedó ese escenario sin interés para la sociedad. Porque se debería de tratar de ofrecer un debate y caminos a la sociedad, mientras que, al no haber abierto las primarias a su base social, los candidatos tienen que dirigirse a los afiliados, a las agrupaciones locales y eso en un partido que es una máquina de administrar poder significa "el aparato". O sea, atenerse a las directrices para no quedar descolocado. Por otro lado el espectáculo en la trastienda en torno de la dirigente andaluza y todos los manejos de los aparatos territoriales niega que se trate de que se expresen realmente los militantes en libertad. Todo triste y viejo.

Curiosamente, de los tres candidatos el "más antiguo", Pérez Tapias, fue el más moderno. Ofreció algunas posturas claras y que supondrían un cambio significativo en algún tema, tanto un referéndum consultivo en el caso catalán como someter a referéndum la opción monarquía república. Los otros dos candidatos, uno de los cuales parece que ganará la secretaría lo hará precisamente porque no dicen nada nuevo. En cambio encarnan la renovación biológica, tienen menos años que el otro. Naturalmente hay matices que los diferencian y que se apreciarán desde dentro del partido pero desde fuera sólo se aprecia más de lo mismo, retórica ambigua por vacía, generalidades en un tono de políticos profesionales.

Seguir leyendo »

Sobre la ideología de Podemos

106 Comentarios

Pablo Iglesias se define como "candidato del sur" para el cambio político en la UE. \ Efe

Si algo atestigua los consensos del sistema político español es la unanimidad en los ataques destructivos a Podemos. Se deben a que es una formulación política que cuestiona esta democracia limitada nacida de la Transición y señala que ha llegado a su fin. Como nadie quiere perecer, los partidos, los intelectuales y todos los poderes establecidos reaccionan y defienden su existencia tal como llegaron hasta aquí.

Las infamias lanzadas desde el PP contra ese nuevo partido son ataques típicos de políticos sin escrúpulos en cualquier país, pero en ese caso tienen un fundamento en su propia cultura política, fundada por el ministro de la propaganda del Caudillo (recuérdense sus actuaciones al respecto de la huelga minera de Asturias del año 1962 y de la tortura y fusilamiento de Julián Grimau en el 63, por poner ejemplos). Y ese fue su modo de actuar en el pasado reciente, utilizaron los atentados de ETA y el atentado en los ferrocarriles de Madrid para atacar a Zapatero, utilizan sistemáticamente el terrorismo para criminalizar la protesta social, hace un mes acusaban a Stop Desahucios y al BNG de amparar el terrorismo, ahora lo hacen con Podemos. No falla, el terrorismo ha sido su gran arma de ataque y su alimento político.

Pero también hubo críticas desde sectores recelosos de la izquierda que se han visto afectados en sus intereses y también de sectores del nuevo españolismo laico que ha ido cristalizando en torno de Rosa Díez en medios de comunicación madrileños. Hay críticas que merecen atención, una de las más demoradas la hizo Antonio Elorza en El País, pero junto a observaciones que piden ser tomadas en cuenta, se mezclan heridas por ofensas personales apenas veladas con acusaciones que no están fundadas y son injustas. La crítica de conjunto que se le hace a Podemos es ser la creación de un equipo de perversos manipuladores y basarse en la seducción, la demagogia, el autoritarismo y la violencia para imponerse; su ideología se reduciría al populismo y el totalitarismo. Si miramos a nuestro alrededor y vemos lo que está ocurriendo en la sociedad, si vemos la política que nos gobierna, ¿es posible que sea Podemos quien merezca un ataque tan virulento? Me parece que es ver el mundo al revés y que ese discurso nace bien de un punto de vista interesado o bien de un subjetivismo desesperado.

Seguir leyendo »

Va a pasar algo, veremos el qué

86 Comentarios

Va a pasar algo o está pasando. Y cuando pasa algo, normalmente una apisonadora, lo hace por encima de los que estamos abajo.

Tras la tramoya de la Monarquía. Somos bastante tontos e ignoramos lo que ha ocurrido y está ocurriendo tras los pesados cortinajes pero es evidente que ha habido trapisonda y movimientos de muebles alrededor de la Casa Real. Para buscar una salida a la historia que nos cuentan, a esta obra teatral que tiene el escenario lleno de miseria, corrupción y estrangulamiento de la democracia nos han ofrecido, como un “Deus ex machina”, el advenimiento de un nuevo rey.

Lo que nos cuentan no puede ser más mítico: el nuevo rey es un elegido que arrancará la espada de la piedra, removerá los obstáculos que tiene su pueblo ante si e inaugurará una nueva era de harmonía y abundancia. El resultado es ridículo porque los espectadores en este momento ya no están dispuestos a creerse un cuento así (si bien lo habrían comprado de gusto hace pocos años cuando las cosas parecían marchar).

Más interesante que el nuevo acto de “La España mágica”, que parece protagonizada por figuras de purpurina, son los manejos de las sombras grotescas escapadas de los espejos del Callejón del Gato valleinclaniano. En el calor del enredo algunas figuras salen de bambalinas y se acercan al proscenio para hablarnos explicarnos el sentido de la pieza teatral, otras en cambio sólo podemos atisbarlas a lo lejos como sombras chinescas.

Los que se mantienen entre sombras son los representantes del IBEX 35. Aunque se han dejado ver y retratar en las vísperas del magno evento, metiendo sus manos en harina política y ayudando al amasado de la empanada que nos presentan. Los más conspicuos, como Botín, suelen aparecer respaldando las políticas y el optimismo del Gobierno, pero en esta ocasión todos han entendido que había que mancharse un poco las manos.

Y las figuras que se muestran y nos hablan desde el proscenio, actuando como intelectuales orgánicos del sistema económico y político y como portavoces de la maniobra en marcha, son un miembro de un consejo de administración y también político que parecía jubilado pero está muy activo, Felipe González, y un periodista que preside una importante empresa de comunicación, Juan Luis Cebrián. Un día y otro argumentan tanto la Monarquía como la necesidad de que el nuevo rey intervenga en la vida política.

Es evidente que si los poderes económicos y sus intelectuales optan por ese camino, debido principalmente al fracaso del PP, es porque creen que la situación es muy seria.

Rajoy ejecuta fielmente las políticas económicas y sociales que le piden, los recortes democráticos y la represión nadie se lo pide y ya corren por cuenta suya, pero es un verdadero desastre como político: no se mueve de su posición cuando todo a su alrededor y, sobre todo, debajo de él está cambiando. Su propia gente lo califica de “Don Tancredo”.

Y efectivamente él, que es quien tiene que manejar la circulación, puede provocar un choque de trenes con el convoy que ya está en marcha y baja de Catalunya hacia Madrid. En eso hay que reconocer que Rajoy es un personaje de principios, fue educado en la “Una, grande y libre” y es fiel a si mismo, él y su partido son la peor elección posible para gestionar desde el estado el proceso político catalán. Cómo le pueden pedir que cambie ahora cuando han llegado al Gobierno atizando el nacionalismo españolista, tanto alimentándolo con el terrorismo y sus víctimas como con acusaciones hacia los catalanes.

Por otra parte, la otra pata del sistema político, el PSOE, se encuentra sumida en una crisis profunda. A los poderes económicos tampoco les inspiran confianza los candidatos a dirigir el partido, no saben si pueden confiar plenamente en ellos ni si tendrán capacidad para liderar a una parte de la sociedad que debe ser conducida dócilmente sin que rompa con el sistema político vigente.

El PSOE se muestra como un partido atrapado por su pasado. Sus gobiernos, junto con los del PP, son corresponsables de la configuración actual del estado y del sistema financiero y económico tal como ahora es. Hasta aquí se ha llegado por una serie de decisiones, desde el caso Rumasa y Mario Conde hasta el desastre de las cajas, particularmente Caja Madrid /Bankia, pasando por la privatización de las empresas públicas, un verdadero saqueo al estado.

Tampoco aciertan a imaginar una política económica y social distinta a la que ha practicado. El pacto en el parlamento europeo entre “populares” y socialdemócratas en torno a un mismo candidato, Junker, y una misma política económica es como firmar lo que mucha gente cree hoy, que son las dos caras de lo mismo.

Podemos es un fenómeno político que merece una atención en si mismo, pero muestra la desafección y el resentimiento de una parte de la sociedad hacia el régimen político. Y ahora que se ha abierto ese canal de expresión solamente va a crecer. La aparición de ese cuestionamiento del sistema político ha añadido incertidumbre y ansiedad en los pechos de los “próceres”.

Estos ven lo mismo que ve la sociedad, que el sistema político basado en los dos grandes partidos estatales se ha descompuesto y ha llegado a su término, es una crisis del Régimen. Y ello en medio de una crisis económica y social que todavía tiene recorrido, a pesar de lo que predique este Gobierno por sus conveniencias electorales.

Desde luego que los amos de España no confían en los españoles (la democracia es una cosa demasiado importante como para dejársela a la ciudadanía”, piensan) pero tampoco confían ya en esos dos partidos, “son unos incapaces”, y han decidido actuar. Se trata de volver a soluciones extraordinarias, de apartar a los políticos votados en las urnas y poner a otras personas. Una situación que tiene parentesco con la vivida en el último gobierno de Suárez.

Recordemos evidencias, en esta Europa un estado como Grecia ha sido atacado económicamente con brutalidad y su soberanía fue secuestrada y a un estado como Italia le han quitado y puesto presidente de gobierno. Pero en este caso español es una operación política nacida desde dentro del país para someter al estado y la ciudadanía.

Constatamos dos realidades que deben preocupar. Por un lado, los medios de comunicación de ámbito estatal han mostrado de modo unánime su implicación en la operación política en marcha, la abdicación y la proclamación del nuevo rey. Lo cual pone en cuestión que en España exista verdadera libertad de expresión. Y, por otro lado, ya tenemos de ministro de Economía a Luis de Guindos, un hombre de Lehman Brothers y con decir eso basta. Habría que añadir la constante represión de la ciudadanía que se defiende de una política injusta y que exige el mantenimiento de la democracia. Hoy por hoy ya estamos viviendo una situación de anormalidad democrática.

Después de tanto cacharrear, el plato que nos están preparando de postre sólo puede ser, tras tenernos sujetos y apretados, un gobierno de excepción. Bien nacido de una coalición entre los dos grandes partidos estatales, posibilidad hoy difícil porque sería un suicidio político de los socialistas, o bien uno  formado por técnicos económicos con el consenso de los dos grandes partidos. ¿Y quien pretenden que haga de “maître” y nos aconseje el plato con los mejores modales? El nuevo rey. Se trataría de que Felipe reine y también forme gobierno. Esto se completa con la pretensión de que haga lo que no puede ni quiere hacer Rajoy, ofrecer una salida a Mas y a una parte de la sociedad catalana para evitar una ruptura.

En realidad, ahora que lo pienso, sigo teniéndole miedo a España. Cada sociedad tiene sus características y su historia que pesa y condiciona, lo que en el país de las trapacerías, Italia, se resuelve con la complicidad de todos y entre burlas públicas, en el país de las tragedias, España, se resuelve siempre de otra manera.

No sé como será vivir en otros lugares con otros pasados pero a mí me sigue pareciendo siniestro que, con motivo de la proclamación del nuevo rey, desfilen tropas por delante del Parlamento. O que, en estas circunstancias, Rajoy les diga a quinientos militares “España es una patria común por la que merece la pena sacrificarse”. Creo que están jugando con nuestros miedos. La ya débil confianza en la democracia española se me escurre entre los dedos.

Seguir leyendo »

Ni república ni monarquía, proceso constituyente

31 Comentarios

Repiten la jugada, estamos contemplando una operación política semejante a la Transición. La continuación del franquismo sin más no era una posibilidad real, las posibilidades reales eran dos: Ruptura con el Régimen y un proceso constituyente en libertad o bien Reforma, una evolución democrática del estado bajo la tutela del Ejército y EE.UU. controlada por el sucesor del Generalísimo. Dada la correlación de fuerzas entre antifranquistas y franquistas, triunfó la Reforma y, a cambio de aceptar el pasado y la herencia franquista, se legalizaron sindicatos, asociaciones y partidos y se redactó una constitución con los límites que señaló la Junta de Jefes de Estado Mayor. El cambio político no afectó en lo más mínimo a la estructura de la propiedad y del capital, aunque el dinero llegado de la Unión Europea dio alegría a la economía e hizo que olvidásemos esos pequeños detalles.

El truco funcionó bien, la sociedad española tras la cirugía y remodelación efectuada por el Régimen no estaba para mucho más,  ahora se trata de repetir algo parecido. Que la estructura del estado y el régimen político siga igual no es una posibilidad real, la que sí es posible y está realizándose es una remodelación del régimen político conducida desde dentro de un modo firme por los poderes que realmente deciden hoy.  Lo que no parece posible ahora, no sabemos dentro de un año o dos, es que triunfe otra vía verdaderamente democrática: un nuevo proceso constituyente en el que se puedan debatir y pactar nuevos acuerdos de convivencia. No se trata solamente de Monarquía o República, están rotos los pactos nacionales y la constitución está completamente vaciada de garantías para la ciudadanía.

Pero se nos corona un príncipe ante nuestros ojos y algo habrá que decir. Antes de nada, que las ceremonias de coronación en si mismas nacen ya envueltas en represión antidemocrática: la prohibición de manifestaciones republicanas es un verdadero delito contra la libertad de expresión por parte del Gobierno que debe ser denunciado.  Deseamos que nadie sea molestado por manifestar sus simpatías republicanas y tememos que el Gobierno detenga y procese (es que también son dueños de la justicia) a los mejores ciudadanos, aquellos que se arriesgan para defender la libertad para todos. Lo tememos porque vivimos bajo un Gobierno que tiene encerrados a presos políticos, sindicalistas y activistas democráticos. Esto es terrible, pero es literalmente cierto en la España de Rajoy.

Seguir leyendo »

Artur, Pablo, los dueños de España quieren vuestras cabelleras

46 Comentarios

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, a su llegada a la reunión semanal del Govern. / Efe

La vida política es lucha y en ocasiones toma forma de persecución para cobrarse la cabellera de un rival.

Si algo dejó claro lo ocurrido alrededor de la abdicación de Juan Carlos I fue que existía una operación perfectamente planificada y ejecutada en la que participaron los dueños de España. Lo que apareció negro sobre blanco estos días es el retrato del poder establecido: alrededor de la monarquía, dos partidos, las empresas del IBEX-35 y el oligopolio de la comunicación.

Y nos mostró cómo ese poder no sólo dicta o condiciona la política de los gobiernos sino que también interviene directamente en los momentos decisivos, como era este proceso en el que se transmitía la corona de padre a hijo. Fue todo un espectáculo comprobar que un cambio en la jefatura del Estado, que afecta de modo tan importante a un país, era conocido por un pequeño grupo de personas a espaldas de la ciudadanía, a quien se le presentó por sorpresa. Ésa es la democracia madura y etc. de la que nos hablan estos días.

Seguir leyendo »

Dejen de decir mentiras, no trajo la democracia

102 Comentarios

La propaganda oficial ha distorsionado el papel del rey en la Transición.

La abdicación del rey pareció inicialmente una improvisación que se habría debido al resultado de las elecciones europeas, perjudicial para los dos partidos que sostienen el sistema político. Sin embargo claramente es una operación política muy calculada y en la que participan directamente todos los poderes además de la Casa Real: desde la banca y las grandes empresas hasta esos dos partidos y las grandes empresas de comunicación. Realmente todo el sistema económico y político español está conjurado en una misma operación para este tránsito entre padre e hijo.

Es lógico, todo animal que muda la camisa o el caparazón es muy vulnerable en ese trance, y la abdicación en el príncipe Felipe se está dando, no hubo más remedio, en medio de una crisis profunda del Estado. Se puede estar a favor de esta Monarquía o de una República, de la continuidad del rey o de su abdicación; entiendo que hay razones para argumentar que sea conveniente la coronación del príncipe y que va a ser muy provechoso para todos, pero el modo en que se está desarrollando esa operación política es perverso por dos motivos.

Primero, porque está ejecutando como un plan militar de guerra relámpago muy preciso, para que el adversario no tenga tiempo a reaccionar. En este caso las armas no son la aviación y los carros de combate sino los medios de comunicación, implicados en una asfixiante campaña publicitaria del rey que abdicó y del heredero. Pero aquí el adversario no es un enemigo exterior sino la opinión pública, la propia ciudadanía, por lo que es profundamente antidemocrático en origen. Si no hay nada que ocultar a la ciudadanía, si no hay nada innoble en ello, no se puede realizar ese acto tan trascendente de ese modo porque demuestra una desconfianza absoluta en una población a la que se considera súbditos sin capacidad ni responsabilidad.

Seguir leyendo »

La monarquía no puede, esto es la historia

Pensaba escribir un día sobre la monarquía, pero está visto que ya no estamos en tiempo de sentarse a pensar y hasta la Casa Real lo comprendió y fue más rápida. Aun así se pasó de tiempo, llega tarde. No hay duda de que todas las dudas que tuviese el rey se le aclararon tras el resultado de las elecciones europeas del domingo.

El gran fracaso de la política española, la frustración social, la liquidación progresiva de la protección del Estado sobre las personas y todo el malestar y la rabia por la corrupción se expresaron en unas elecciones en las que el gran ganador moral fue Podemos, un partido que hizo una crítica política y también moral a todo el sistema. La abdicación de Juan Carlos I de Borbón es una maniobra calculada y pactada con los dos grandes partidos estatales hace meses y consecuencia, también, de las elecciones del 25M. Es la verdad.

En estos momentos una organización que aún está naciendo tiene la iniciativa política. Ni la TVE ni las cabeceras de prensa tuvieron tiempo de tragar eso y asimilarlo, no tuvieron tiempo de molestarse en dedicar una entrevista a sus líderes y resulta que la historia les pasó por encima. Y así están, aún no reconocieron la aparición de una nueva forma de hacer política y ya están en lo suyo, sacudiendo el botafumeiro ante el príncipe. De nuevo se criticará la "demagogia" y la "irresponsabilidad" y se invocará la "gobernabilidad", "el interés de Estado", "el sentido común" y "la estabilidad". No es impensable, en ese contexto, que surjan provocaciones y algaradas violentas que estimulen ese miedo. Porque de eso se trata, de que tengamos miedo para que todo siga su curso previsto.

Seguir leyendo »

Se ha roto un hechizo (cae el palacio analógico asaltado por guerreros digitales)

28 Comentarios

Llevábamos ya un par de años como profetas aventureros anunciando el agotamiento del sistema político, era un poco cansado, y al fin llegó este domingo: se acabó todo eso. Se acabaron aquellos enjuagues espesos y grimosos que llamaban "el Consenso", creo que por mucho que sigan conspirando los "señores del IBEX" con los dirigentes de los llamados "dos grandes partidos" y los empresarios de la comunicación, las próximas elecciones darán paso a unas cortes constituyentes.

Quizá lo más indicativo de que hemos pasado página y estamos en otra etapa sea lo "noqueado" que quedó el gran brujo Arriola: "todos los frikis acaban planeando sobre Madrid", dijo refiriéndose a Podemos y "ha habido bipartidismo desde 1977 [...] y volverá a haber bipartidismo". "Los grandes partidos están muy aceptados". Me parece que esas apreciaciones son gratuitas (o no, cobra por hacerlas y son las que quieren oír quienes se las compran).

En el debate de estos días nos envuelve el ruido de comentaristas y partidos, olvidamos que hay quien contempla todo en silencio: los señores del IBEX, la Casa Real y nuestros amos del Departamento de Estado norteamericano. Pero dejemos eso, lo importante, para algún otro día y sigamos hoy con lo urgente.

Seguir leyendo »

La batalla de Madrid

27 Comentarios

Si se confirma la tendencia que refleja una encuesta reciente, que el PP pierde su mayoría absoluta en la comunidad de Madrid, algo importante puede ocurrir en la vida social y la política española. Madrid no tiene solamente una dimensión local, la que afecta a sus vecinos, sino que tiene una dimensión estatal, hoy por hoy a muchísimos efectos Madrid es España y España es Madrid.

Desde los años ochenta percibí que Madrid protagonizaría la nueva época tras la restauración democrática y preocupaba el modo en que afectaría a la construcción en marcha del Estado y como soy osado y pesado, para qué vamos a negarlo, es un tema sobre el que escribí a lo largo de tres décadas. Constato que hoy por hoy prácticamente todo el poder financiero, mediático y, lógicamente, político reside ahí y que los intereses de esos poderes definen las políticas económicas y sociales en marcha. Y es evidente que los dos partidos estatales mayoritarios gobernaron con distintos matices en distintas épocas pero, visto que el proceso de acumulación de poder ha sido un proceso regular y constante desde los años ochenta, parece evidente también que ambos partidos coincidieron de fondo en la visión del Estado y el papel de la capital.

Madrid es una ciudad que creció vertiginosamente, sextuplicó su población a lo largo del siglo XX, con un fuerte estirón en su segunda mitad, y por ser tan joven es frágil y compleja. La ciudad corte original la retrataron muy bien Galdós y Valle pero es en L de Baroja, La colmena de Cela, El Jarama de Ferlosio, Tiempo de silencio de Fernández Santos, La caída de Madrid de Rafael Chirbes, Romanticismo de Manuel Longares..., donde encuentro un retrato verídico de una ciudad llena de ansiedad, de dolor y con una clase dirigente increíblemente reaccionaria e inculta.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- Blogs asociados -

- PUBLICIDAD -