eldiario.es

Menú

El arte rupestre de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, patrimonio de la humanidad por Carlos Julián García

- PUBLICIDAD -

Desgraciadamente, nunca, salvo contadas excepciones (entre las que, en estas líneas, destacaremos alguna) se ha sabido, en estas islas nuestras, valorar adecuadamente, en su justa vertiente multidimensional, el patrimonio arqueológico. Sin embargo, y esta es una de las excepciones a las que antes me refería, quiero destacar la labor tenaz del arqueólogo Julio Cuenca Sanabria, sin duda un personaje clave (dentro y fuera de las islas) para conocer, en el período finisecular y en este arranque del S. XXI, la arqueología y la prehistoria de las islas; Julio, también con gran protagonismo en la gestión pública, con sus luces y sus sombras, como nos ocurre a todos, ha apostado por la difusión del patrimonio arqueológico canario, por revelar su importancia y relevancia como el que más. Con toda seguridad, esa insistencia ha influido en que varios representantes de las administraciones públicas se hayan desplazado hasta Barranco Hondo (Artenara), en la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria (RBGC), para visitar un yacimiento arqueológico que cobra un especial interés en la interpretación del "mundo aborigen" y, sobre todo y eso espero, en lo que concierne al diseño de nuevas pautas que marquen la gestión del Patrimonio Arqueológico insular.

La visita del presidente del Cabildo, acompañado por varios consejeros y representantes locales, también puede ser motivo de alegría. Es cierto que desde los años sesenta, en época de los canariológos, sinceramente apoyados por el presidente Díaz Bertrana -en su "empeño" por divulgar la "arqueología canaria"-, no encontramos ?salvo las visitas protocolarias del Sr. Soria a la Cueva Pintada de Gáldar- un contacto serio de quiénes han gobernado la institución insular -que, no nos olvidemos, tiene desde hace más de una década competencias plenas en la materia- con un yacimiento de los antiguos canarios.

Tengo la suerte de conocer el Risco Caído desde hace unos años. La última vez que estuve allí fue acompañando a Julio Cuenca, el 21 de junio de 2010. También estaban el profesor Claudio Moreno, el geógrafo y fotógrafo Javier Gil ?quiénes, por cierto, hicieron un magnífico reportaje fotográfico- y mi hija Carla. Ese día ellos vieron el fenómeno que nosotros conocimos un año antes, el que ayer pudo presenciar la más alta representación del gobierno insular y quiénes le acompañaban, incluidos diversos medios de comunicación. Todos vieron, como ha venido ocurriendo desde hace cientos de años, -la ciencia, supongo que en su momento, ya indicará aproximadamente cuantos- un fenómeno lumínico único. Bien es verdad, y eso lo demuestra que ese día Stonehenge fuera, posiblemente, uno de los "trending topic" en las redes sociales; mostrándonos este ejemplo que hay otros lugares donde se observan situaciones que vinculan a la prehistoria y al sol y que, en estos tiempos que corren, al parecer, producen un gran impacto en las personas que tienen la oportunidad de tener este tipo de experiencias.

Parece, por la información que tenemos, que algo similar debieron sentir quiénes acompañaban al presidente Bravo de Laguna en su visita, y también este debió quedar impresionado, pues no dudó en apuntar que hay que declarar el yacimiento como Patrimonio de la Humanidad. Sinceramente, conociendo lo que allí sucede ?por ello la glosa a mi estancia en la cueva- y lo que él pudo observar, no me extraña ese arranque de espontaneidad ya que lo que allí encontramos, que es lo que vieron los representantes públicos y los medios, es fantástico. En pocas ocasiones podemos descubrir en un lugar cerrado, ensamblado al risco, una concepción arquitectónica y/o ingenieril, -en un contexto troglodítico, arcaico- la proyección en su interior de la luz solar, en unos períodos y momentos determinados, y que supuestamente indican ideas, quizás claves, para el devenir de aquella sociedad. En el ámbito arquitectónico de los antiguos canarios, en el que no hay constancia de cuevas artificiales abovedadas, las cuevas artificiales del Risco Caído son un ejemplo único.

A más a más, nos encontramos probablemente ante un descubrimiento (para los representantes públicos, para los medios, para la ciudadanía) de gran relevancia, y no hay quien duda en darle una magnitud de interés mundial. Ciertamente, aquí podemos tener la oportunidad de observar el mismo fenómeno mágico que podían contemplar otras personas hace cientos de años, individuos de otra cultura, de otro tiempo. Realmente este yacimiento se nos descubre como un elemento cultural fascinante que puede (debe) aportar múltiples opciones para las ciencias históricas, para la interpretación y educación ambiental, para el desarrollo local, para la oferta complementaria turística, para su contemplación por el ciudadano universal, ?; realmente el "yacimiento" cuenta con un "plus" que ha podido constatar in situ el propio presidente del Cabildo, que como decíamos le ha hecho proclamar su intención de articular una propuesta para su candidatura como Patrimonio de la Humanidad. En ello, casualmente (?), coincide con estudiosos, como el propio Sr. Cuenca, o con la Asociación La Trasierra, de la que tenemos constancia que desde hace unos años, desde la legislatura anterior, viene promoviendo la declaración del arte rupestre de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria (en la que se encuentra el Risco Caído, pero también con análogo valor, la Cueva de los Candiles, la Cueva de las Estrellas, en Rosiana y en Acusa, Cueva Caballero, El Cagarrutal, en el Risco Chapín, la de Majada Alta, etc, que suponen más del 80% de los yacimientos de arte rupestre de la isla), como Patrimonio de la Humanidad.

Esta confluencia en los objetivos de profesionales y de la sociedad civil organizada con la administración insular debe favorecer una nueva manera de hacer en lo que se refiere a las políticas de protección y difusión del patrimonio cultural, y que debe plantearse como alternativa a aquellas otras políticas exclusivamente declaracionistas. Para mí esta coincidencia ? vista a toro pasado- confirma que la población de la RBGC conoce cuáles son los valores que aquí se encuentran y sé que muchas de las personas afectadas por la declaración de la RBGC apuestan decididamente, antes que los gestores públicos, por la defensa y puesta en uso sostenible del patrimonio cultural y natural. Sirva esta anotación para indicar la escasa representación que la población local tiene en los órganos administrativos de la RBGC, que por otra parte ha tenido una gestión lamentable, o según otros simplemente una no gestión.

No sé, objetivamente, la sensación, el impacto, que conocieron las personas que asistieron al evento que comento, pero estoy convencido que si va a haber ?como creo que lo habrá- un antes y un después de Risco Caído. Ojalá la UNESCO declare todo el arte rupestre de la RBGC como Patrimonio Cultural de la Humanidad ?y otros yacimientos de la Isla, como la Cueva Pintada, sin duda-, eso hará que muchos miremos el espejo y reflexionemos cómo ha sido y cómo debe ser la gestión del Patrimonio Cultural [ergo, del Patrimonio Natural] en la isla. Hay que aprovechar y desterrar las políticas cortoplacistas, pues aquí, en concreto, la única que cabe -y no se ha dicho en los medios- es que el yacimiento de Risco Caído (su nombre ya nos indica algo) tiene, por su ubicación en un contexto geodinámico complejo, grandes problemas estructurales ya que el risco puede derruirse, se puede venir abajo, y urgentemente necesita de un proceso de consolidación y restauración, cuestión que los servicios técnicos del Cabildo deben conocer pues el propio Julio Cuenca ya apuntó en un proyecto, denominado "Inventario, documentación y propuestas de conservación y protección de las manifestaciones rupestres de Gran Canaria", (2010), cuáles eran las pautas y costes para, entre otras acciones adquirir (cuestión ya solventada), cerrar, consolidar y apuntalar las cuevas afectadas. Seguramente esto es lo primero que hay que hacer; intentar evitar ?con los medios y tecnologías que se precisen, atendiendo a las capacidades reales- que el Risco Caído se derrumbe definitivamente.

Hay que dar un giro en la gestión del patrimonio arqueológico y subrayar que el patrimonio es de todos; así pues, actúen los responsables públicos (y no maten otra vez a la gallina de los huevos de oro); opine la ciudadanía y la universidad, proponga la sociedad civil organizada y quién quiera, pero dejemos de creer que por que la Cueva Pintada ha recibido el premio Hispania Nuestra-Fundación Banco Santander, (bienvenido!), porque el Museo Canario haya abierto su web 2.0; o porque el presidente del Cabildo en su visita solsticial a Risco Caído haya aprovechado para, fascinado por el albor solar aborigen, inaugurar el verano y celebrar su primer cumpleaños al frente de la corporación insular, estamos en la línea correcta y hemos llegado al non plus ultra.

Un primer aspecto, en nuestra opinión crucial, para enfocar una nueva reflexión sobre la gestión del patrimonio arqueológico, pasa por dirigir los esfuerzos (después de los propios de la conservación urgente que reclama nuestro patrimonio y Risco Caído no es el único ejemplo) a enseñar lo que hay (que no es poco), con las metodologías pertinentes de la interpretación y educación ambiental, dirigido tanto a la ciudadanía canaria, y particularmente en primer lugar a la comunidad escolar, y, en paralelo, a los millones de visitantes que anualmente recibe la isla, eso sí de manera fidedigna. Sabemos, valga de nuevo como referencia Stonehenge y sus más de 600.000 visitantes anuales, que estamos ante una gran oportunidad, tenemos los mimbres para articular este segmento de la Industria cultural, ahora bien, ¿sabremos hacerlo?, ¿se caerá la Cueva de Risco Caído? Supongo que ya se verán las respuestas a estos interrogantes, pero, por último, lo que creo es que, en efecto, en el debate sobre el Patrimonio Arqueológico habrá un antes y un después del solsticio de verano de 2012.

* Geógrafo, vecino de la RBGC

Carlos Julián García*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha