eldiario.es

Menú

Juan Manuel Brito, el “activista transversal” que opta a liderar Podemos en Gran Canaria

El candidato decide ampliar su participación al plano institucional, pero "no pensando que eso va a solucionarlo todo, sabemos que sigue siendo muy importante el ámbito de la movilización social y de la sociedad civil"

Brito niega tajantemente que la agrupación se haya sentado a hablar con representantes de Nueva Canarias

El hecho de que Claro que Podemos cuente con el aval del secretario general de la formación, Pablo Iglesias, no le resulta relevante

No se muestra contrario a que los miembros de la formación cuenten con una doble militancia en el ámbito local, insular y regional

- PUBLICIDAD -
El candidato de Contigo Podemos al Consejo Ciudadano Insular de Gran Canaria, Juan Manuel Brito. (Foto: Facebook de Contigo Podemos).

El candidato de Contigo Podemos al Consejo Ciudadano Insular de Gran Canaria, Juan Manuel Brito. (Foto: Facebook de Contigo Podemos).

Un breve repaso en Internet basta para saber que Juan Manuel Brito ha sido uno de los engranajes fundamentales de la reivindicación social en Canarias durante las dos últimas décadas. Ahora se presenta como candidato al Consejo Ciudadano Insular de Podemos en Gran Canaria encabezando el equipo Contigo Podemos.

Ante la solicitud de una definición personal, hace un recorrido por una trayectoria que pasa por la elaboración de su tesis doctoral sobre el impacto político del movimiento ecologista canario, sus años como profesor de historia en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, su trabajo en el campo de la integración de personas inmigrantes o en colectivos ecologistas, la época en la que participó en el sindicato de estudiantes canarios y cuando fue portavoz de la Coordinadora Canaria por la Paz. “No se qué decirte”, añade y sigue haciendo memoria. Tras un momento concluye que “soy un activista transversal, de distintos movimientos”.

En un escalón que hace las veces de grada ubicado en lo que se podría considerar como el patio interior de Acción en Red, explica a Canarias Ahora que no se presenta como candidato por dar un paso más, ni por tener la sensación de que los gobernantes hacen oídos sordos al clamor ciudadano. “Como si el paso social fuese insuficiente”, apostilla.

Asegura que la posibilidad de liderar la plancha “no partió de mí, no fue mi idea”, sino de personas vinculadas a Podemos y al ámbito de las organizaciones sociales que vieron la oportunidad de construir una opción que defendiese las ideas por las llevan luchando los últimos 20 años.

Para Brito, supone un error de planteamiento pensar que la evolución de la acción popular debe ser la entrada en las administraciones públicas, porque a su juicio se trata de dos planos distintos. “Charles Tilly, que es uno de los teóricos más importantes, dice que los movimientos sociales son una forma genuina de acción política” dice, para luego añadir que “si uno se pone a ver cómo ha impactado el ciclo de protesta que hemos vivido desde 2001 hasta la actualidad, se da cuenta de que hay un impacto sobre la vida político institucional muy grande”.

Ahora decide participar en el plano institucional, pero “no pensando que eso va a solucionarlo todo, sabemos que sigue siendo muy importante el ámbito de la movilización social y de la sociedad civil”.

Brito, que duerme lo que su hijo recién nacido le permite, dice no plantearse de momento encabezar una posible lista al Cabildo de cara a las próximas elecciones y se muestra prudente al centrar sus esfuerzos en el reto de que Podemos tome cuerpo en la isla.

Reconoce que plantear una candidatura a pocos meses de que se celebren los comicios resulta precipitado, pero se muestra tajante al afirmar que “es irrenunciable. Estamos en un momento histórico, hay una oportunidad histórica tremenda y tenemos una responsabilidad y por eso, por ejemplo, nosotros nos hemos presentado”.

Sin conversaciones con NC

El candidato de Contigo Podemos niega tajantemente que la agrupación se haya sentado a hablar con representantes de Nueva Canarias (NC) , como así han dejado entrever miembros del partido en el Archipiélago. De hecho, considera un “disparate” y califica de “ciencia ficción” que se comente que han alcanzado un pacto con la formación nacionalista a cambio de que ésta rechace la construcción del tren en Gran Canaria.

A su juicio, dicho intento de “tirar cuchillos” son una tergiversación de unas declaraciones suyas, en las que manifestaba que “no vamos a pactar ni a hablar con nadie que siga apostando por este modelo de desarrollo y eso incluye este tipo de proyectos”. Requisito que ha podido conllevar a suponer un entendimiento con NC, puntualiza.

“Si alguien conoce un poquito a Nueva Canarias, entiende que no se va a sentar a negociar con una candidatura de Podemos que está por ver si sale, eso es ciencia ficción o ganas de enredar”, insiste.

Lo que sí tiene claro es que con el Partido Popular (PP) “no hay posibilidad de entendimiento ninguno y si Contigo Podemos sale, tiene un objetivo fundamental, que hay que echar al PP del gobierno del Cabildo”. De cara a las elecciones, apuesta por la articulación de una candidatura de unidad popular y ciudadana tanto para el Administración regional, como para el Parlamento.

Iglesias no será determinante

A la hora de remarcar las diferencias de Contigo Podemos con la lista de Claro que Podemos, que también se presenta al Consejo Ciudadano Insular, Brito no hace grandes distinciones y, de hecho, manifiesta que “nosotros nunca hemos planteado un proyecto diferente a nadie, ni para diferenciarnos de nadie”.

Presentación de Contigo Podemos Gran Canaria.

Presentación de Contigo Podemos Gran Canaria.

Aunque se muestra conciliador, no puede evitar admitir que, a pesar de que ambos grupos parten de un tronco común, han ido mostrando diferencias con el paso del tiempo en “dónde ponen los acentos”.

El hecho de que Claro que Podemos cuente con el aval del secretario general de la formación, Pablo Iglesias, no le resulta a Brito ni relevante, ni determinante a la hora de pensar en el recuento de votos del proceso que comenzará el 9 de febrero y cuyos resultados no se conocerán hasta el día 14 del mismo mes. “Tenemos el apoyo de un montón de gente que nos conoce por la trayectoria social de los integrantes de nuestra plancha”, asegura.

Prevenir el “coladero”

Brito no se muestra contrario a que los miembros de la formación cuenten con una doble militancia en el ámbito local, insular y regional. Incluso cita al responsable del área de Extensión y Círculos de Podemos a nivel nacional Miguel Bermejo para afirmar que “hay un capital del que no podemos prescindir, es más, tenemos que incorporar”.

“Creo que podemos incorporar, por ejemplo, proyectos municipalistas que durante décadas llevan conociendo bien el terreno y haciendo un trabajo importantísimo”, precisa.

La posibilidad de que haya personas que aprovechen la descomposición de la coyuntura tradicional para integrarse en la formación, no se le escapa. En este punto, afirma que “tenemos que tomar nota, para que Podemos no se convierta en un coladero de gente que ha pasado por otras organizaciones, ocupando puestos de responsabilidad o no y que ahora, digamos, quiera seguir haciendo profesión en la política”. Sin embargo, no se define como “muy temeroso” de que se pueda correr este riego, ya que confía en los procesos electorales que están dando lugar a la vertebración del partido.

Seis preguntas sobre frentes abiertos

¿Hacia donde cree que debería evolucionar el modelo energético de Gran Canaria?

El modelo energético debería ser una de las bases del cambio ecosocial de la Isla y de Canarias, clarísimamente. Sabemos perfectamente el potencial que tenemos y sabemos que podemos llegar a un 60% de consumo de energías alternativas en un plazo breve de tiempo. Es una cuestión de voluntad política y, por lo tanto, hay que poner las bases para provocar ese cambio. Si no se ha hecho es porque no hay voluntad y porque determinados poderes económicos siguen mandando en la política. Es decir, multinacionales, grandes empresas que controlan el sector energético e imponen sus políticas y mandatarios.

Tiene que haber una respuesta y Podemos tiene que hacer frente a esta situación, porque se está planteando un modelo energético que favorece a unas grandes empresas, frente a uno que favorece a la mayoría social de la Isla. Esa es nuestra apuesta y es posible, no es una cuestión ideológica, sino de sentido común y voluntad política.

¿Se posiciona a favor o en contra de la instalación de una regasificadora en la Isla?

Nosotros nos oponemos, porque apostar por el gas y por el petróleo es apostar por las energías fósiles y contaminantes y Canarias tiene la potencialidad para desarrollar un modelo energético basado en el conocimiento y exportarlo, en vez de dedicarse a grandes proyectos de infraestructuras. Ese es el camino que nos ha llevado a esta situación y hay que cambiarlo radicalmente.

Moratoria turística, ¿a favor o en contra?

Creo que hay que cambiar absolutamente las bases del modelo de desarrollo turístico. Un modelo que siga consumiendo suelo, como pretende el PIO, es inaceptable. Duplicar el número de camas, es inaceptable. También es inaceptable, por mucho que Paulino Rivero se vanaglorie, que 13 millones de turistas, 3.000 millones de gasto más, no sean capaces de generar empleo en las Islas. Están destruyendo al pequeño y mediano empresario con el ‘todo incluido’. Este modelo turístico no redistribuye la riqueza, por lo que favorece a los grandes empresarios del turismo y de la construcción. Seguimos con los mismos parámetros y esto hay que cambiarlo de raíz.

La moratoria puede ser un instrumento que bien utilizado puede favorecer ese cambio. ¿Qué sigue sucediendo? Que los grandes empresarios, con el conflicto que se ha dado en Maspalomas, siguen poniendo, quitando y determinando los puestos políticos. Eso lo hemos visto con la designación de Maria Australia Navarro por parte de Soria. No se trata de una decisión de Soria, sino de los empresarios imponiendo un candidato para favorecer sus intereses en el Cabildo de Gran Canaria. Ese el problema de la política en Canarias, que se convierte en el negocio de los grandes empresarios.

¿Cree que los Cabildos deberían tener más o menos competencias?

Creo que los Cabildos están llamados a tener un nivel de competencia mayor. Ahora bien – y este matiz es tan importante como las competencias – igual que decimos más competencias, decimos más descentralización, más cercanía a la ciudadanía y más democratización de las Administraciones insulares. Los Cabildos no pueden seguir siendo, si queremos que jueguen ese papel, las instituciones menos democráticas y menos transparentes de Canarias.

Eso está sucediendo: un Cabildo que no es capaz de generar ningún tipo de vinculación con la ciudadanía, que sus informes no pueden ser consultados y en el que no podemos participar directamente. Por lo tanto descentralización y democratización de los Cabildos, sino, no nos interesa.

Hay cosas que son tremendas, por ejemplo, todos los asuntos relacionados con la información pública y las alegaciones de los ciudadanos sufren un problema de transparencia democrática. Cuando uno va a hacer una alegación se encuentra con un lenguaje, unos plazos y unos métodos que son nada más que un obstáculo a la posibilidad de que los ciudadanos podamos tener acceso a la información, que es lo básico para la participación.

Para ser transparente hay que hacer una auditoría de cuánto nos están costando las grandes obras del Cabildo. Lo que no es aceptable es que un tren que no se ha desarrollado les haya costado a los contribuyentes 22 millones de euros sin que haya un estudio de impacto todavía realizado.

¿Qué opina sobre la posibilidad de que los taxistas de Las Palmas de Gran Canaria puedan acudir al aeropuerto de Gando a través del denominado transfer?

Sobre este tema yo creo que hay que ser flexibles. No tengo mucha idea de cuál es el problema, lo he seguido por la prensa, pero creo que hay que ser flexibles. Hay que llegar a acuerdos y comprender que los primeros que tienen que beneficiarse son los que se están ganado la vida ahí, que tampoco es que se estén volviendo millonarios con esa actividad.

¿Se posiciona a favor o en contra del tren?

Absolutamente en contra. No lo digo ahora,  lo llevamos diciendo quienes estamos participando en el movimiento ecologista desde el principio. Sería una mentira por parte de algunos que formamos parte de esta candidatura y una hipocresía dudar sobre este tema. Nos opusimos desde el primer momento, mantuvimos reuniones con los representantes que lo plantearon  y expresamos públicamente nuestro rechazo.

Seguimos rechazando absolutamente este modelo de grandes infraestructuras que “nos van a salvar del asunto” y que llevan aparejadas grandes construcciones, recalificaciones de suelo y más colonización del territorio. Pensamos que es lo que nos ha llevado a esto, no es la solución.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha