eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento de La Laguna tiene otro Zebenzuí

El concejal de Deportes, Agustín Hernández, de Coalición Canaria, se hace novio de una contratada y la coloca como su secretaria particular a través de una empresa proveedora del municipio

Candelaria León conoció al concejal cuando entró en el Ayuntamiento mediante un convenio con el Servicio Canario de Empleo; luego fue contratada por la empresa Especialistas en Limpieza MSM Mérida

Este sábado, a la intempestiva hora de las nueve de la mañana, se celebrará pleno municipal para reprobar a Zebenzuí González, que sigue siendo concejal después del escándalo de sus WhatsApp de alto contenido machista

- PUBLICIDAD -
El concejal de Juegos Tradicionales, Deportes y Drogopendencia de La Laguna, en la entrega de trofeos de la Liga Insular de Billar Chapolín Canario.

El concejal de Juegos Tradicionales, Deportes y Drogopendencia de La Laguna, en la entrega de trofeos de la Liga Insular de Billar Chapolín Canario.

En el Ayuntamiento de La Laguna (Tenerife) pasan más cosas que las que afloraron cuando se supo que uno de sus concejales del grupo de gobierno presumía de tener sexo con personas que contrataba como cargos de confianza para el PSOE. A raíz de que estallara el caso de Zebenzuí González,  destituido de sus funciones (pero aún concejal) al trascender los mensajes machistas que escribió en un grupo de WhatsApp, delegados y delegadas sindicales representantes de los trabajadores relatan otras relaciones surgidas en el entorno del poder con algunas trabajadoras contratadas de manera anómala que prestan sus servicios a concejales del grupo de gobierno.

Es el caso de Agustín Hernández, de Coalición Canaria, concejal de Juegos Tradicionales, Deportes y Drogodependencias, y a su vez presidente delegado del Organismo Autónomo de Deportes del Ayuntamiento de La Laguna. Hernández tiene como secretaria particular en esta última entidad a Candelaria de León, la mujer con la que entabló una relación sentimental después de que ella entrara a trabajar para el consistorio lagunero a través de un convenio con el Servicio Canario de Empleo (SCE).

En aquellos momentos, finales de 2016, el concejal de Deportes también era el responsable de la concejalía de Obras, y fue en este último departamento en el que entró a prestar sus servicios profesionales como auxiliar administrativo Candelaria de León. Agustín Hernández la destinó a su secretaría particular, un puesto que habitualmente suele recaer en personal de confianza, del que el Ayuntamiento de La Laguna ya tenía entonces cubierto el cupo de 27 personas que permite la ley, justo el número de concejales de la Corporación.

Cuando en marzo de 2017 se produce una remodelación del grupo de gobierno al cesar el concejal Sergio Eiroa -nombrado director general de Juventud del Gobierno de Canarias- el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, deja a Agustín Hernández tan solo con la cartera de Deportes y Drogodependencias, por lo que pasa a ocupar su despacho en las dependencias del Organismo Autónomo de Deportes.

Curiosamente, dos días antes de que se produjeran esos cambios, Candelaria de León ya había sido destinada a ese organismo teóricamente con funciones de refuerzo administrativo, según relataron a este periódico fuentes sindicales que han exigido anonimato para evitar represalias.

La modalidad de contratación escogida para trasladar a la trabajadora de un destino a otro ha sido confirmada a este periódico por el propio concejal: está contratada por una empresa proveedora del Organismo Autónomo de Deportes (OAD), la que se encarga de proporcionar ordenanzas a las instalaciones deportivas de la ciudad. Agustín Hernández aseguró este viernes a Canarias Ahora que en el contrato con Especialistas en Limpieza MSM Mérida, la empresa adjudicataria de ese servicio, se incluye una plaza de secretaria particular del presidente del organismo, lo que no coincide ni con el contrato actual ni con el pliego de condiciones del nuevo concurso, en estos momentos en licitación.

Como puede leerse en el perfil del contratante en la web del Ayuntamiento de La Laguna, ese contrato está diseñado para proveer al OAD de veinticuatro ordenanzas, cuyas funciones están perfectamente especificadas en los pliegos: “control de acceso, atención al público, apertura, cierre y atención al cuidado (en edificaciones, espacios y equipamientos) de las instalaciones deportivas que gestiona el Organismo Autónomo de Deportes del Excmo. Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna”. Ninguna de esas funciones incluye la de prestación del servicio de secretaría particular del concejal delegado o presidente del organismo.

Además, en los informes elaborados por los técnicos municipales en 2016 para preparar esos pliegos se hace expresa referencia al “personal de la empresa MSM Mérida” que habrá de ser asumido (por subrogación) por el nuevo contratista, y en esa relación solo aparecen veinticuatro ordenanzas. Ni rastro de personal administrativo de ningún tipo, ni de una secretaria particular.

El concejal Hernández confirmó que su secretaria particular forma parte de la plantilla de Especialistas en Limpieza MSM Mérida, S.L., una empresa que se dedica precisamente a limpieza pero que ha extendido sus servicios a los de ordenanzas de instalaciones públicas. De hecho, es el actual adjudicatario del concurso denominado “servicio de auxiliares de las instalaciones deportivas gestionadas por el Organismo Autónomo de Deportes” del Ayuntamiento de La Laguna.

Ningún sindicato ha denunciado hasta el momento esta situación laboral: una trabajadora de una empresa ajena al consistorio prestando servicios de personal de confianza sin sustento contractual. 

Catorce menciones a “los juzgados”

El concejal Agustín Fernando Hernández confirmó que su secretaria particular está adscrita a la empresa que presta los servicios de ordenanzas en las instalaciones deportivas, pero aseguró que es una cesión legal de trabajadores porque en el contrato se contempla tal prestación. Ni en el listado actual de personal adscrito a ese contrato ni en el pliego en estos momentos en licitación se hace la menor mención a ese desempeño profesional. “Ya se verá si con la nueva empresa sigue o no sigue”, explicó lacónicamente cuando se le preguntó por el nuevo concurso.

Hernández se indignó cuando fue preguntado por su relación sentimental con su secretaria particular y a partir de ese momento amenazó al periodista con acudir “a los juzgados” en catorce ocasiones si se hacía alguna mención pública a aspectos que él considera de su ámbito estrictamente privado.

“Si usted lo publica en el periódico, yo voy al juzgado; tengo la conciencia muy tranquila y sé de lo que estoy hablando. En el momento en el que ustedes atenten contra mi reputación, porque yo tengo familia, yo voy a los juzgados”, afirmó.

El concejal dijo llevar treinta años en la administración pública, “donde tengo una reputación; mi vida la conoce todo el mundo, pero puedo volver a mi empresa privada cuando yo quiera, porque estoy en excedencia”, enfatizó.

En ningún momento desmintió ni confirmó su relación sentimental con Candelaria de León, extremo que sí ha podido verificar este periódico consultando fuentes sindicales y políticas del Ayuntamiento de La Laguna.

“Desde que Candelaria llegó al organismo se supo; primero nos dijeron que venía para prestar tareas de refuerzo y enseguida estaba ejerciendo como número dos de la concejalía”, ha dicho una fuente sindical que ha reclamado el anonimato. “Cuando el concejal no está, ella es la que da las órdenes a todo el personal”, indicó.

Para ocupar la plaza de secretaria particular, el concejal tuvo que desplazar a la persona contratada como personal de confianza de Coalición Canaria que ocupaba ese puesto, Patricia Rodríguez Negrón, que fue destinada al gabinete de la alcaldía.

Este sábado, pleno de reprobación a Zebenzuí

Este sábado a la muy intempestiva hora de las nueve de la mañana se celebrará el pleno del Ayuntamiento de La Laguna que fue suspendido el pasado día 14 de septiembre al estallar el escándalo de los mensajes machistas del todavía concejal Zebenzuí González de León.

La Corporación debatirá, entre otras cosas, una moción de reprobación del autor de aquellos mensajes, que fue despojado de las áreas de gobierno que tenía asignadas por las que ha venido cobrando un sueldo bruto anual de algo más de 58.000 euros.

El PSOE asegura haberle suspendido y abierto expediente disciplinario, aunque a los pocos días de que se conocieran sus WhatsApp lo convocó a una reunión interna en la Agrupación Local de La Laguna para conocer su versión y volverle a pedir sin éxito que entregara su acta de concejal.

Si todos los partidos mantienen la postura que anunciaron el día 15, la moción de reprobación de Zebenzuí habría de aprobarse por unanimidad. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha