eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

CATALUNYA

Interior podría levantar las medidas cautelares a los mossos del caso del Raval

El conseller Ramon Espadaler abre la puerta a retirar la suspensión de empleo y sueldo a los agentes según como avance la instrucción judicial, ya que considera "improbable" que se les mantenga a todos imputados.

Espadaler insiste durante su comparecencia parlamentaria en la "agresividad" de la víctima, y advierte que aunque fueran ciertas las acusaciones, sería un caso "puntual y aislado".

- PUBLICIDAD -
El conseller Espadaler podría levantar las medidas cautelares a los mossos

Imagen de los agentes imputados, acompañados por algunos compañeros, ayer en la Ciudad de la Justicia.

El conseller de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, ha afirmado este jueves que confía en la justicia pero también en la "buena fe y la buena práctica" de los agentes imputados por la muerte del empresario Juan Andrés Benítez, por lo que ha abierto la puerta a levantarles las medidas cautelares que les ha impuesto. En su comparecencia en la Comisión de Interior del Parlament, el conseller ha aventurado que es "improbable" que la juez mantenga todas las imputaciones que acordó en los términos en que lo hizo, por lo que el departamento de Interior tendrá en cuenta la evolución de la instrucción judicial para modificar o levantar las medidas impuestas a los mossos, que han sido apartados del cuerpo cautelarmente.

Espadaler ha empezado su intervención haciendo una radiografía del barrio del Raval, para demostrar el marco complejo en el que actúan los agentes de la comisaría de Ciutat Vella. Sobre el barrio ha destacado su alta densidad -casi tres veces más que la del conjunto de Barcelona-, así como el alto nivel de inmigración y de desempleo. También ha admitido que los agentes que operan en la zona llevan de media menos de seis años en activo. Pero con todo, ha destacado que los delitos y faltas se han reducido en un 17% en los últimos cuatro años.

Una vez más, Espadaler ha querido admitir "la gravedad" de los hechos que se denuncian, pero ha defendido que, aun siendo ciertas las acusaciones por parte de la juez -de atentado contra la vida pero también de coacción y obstrucción a la justicia-, sería un caso "condenable" pero "puntual y aislado, que no se puede elevar al rango de categoría".

También se ha referido el conseller al estado de la víctima, que esta semana se demostró que no actuaba bajo los efectos de ninguna droga, según el informe toxicológico. Aún así, Espadaler ha querido insistir en la "agresividad" que demostraba, además de estar sangrando "en abundancia", y ha asegurado que tiró del pelo y mordió a una agente y que, ya en el suelo, presentó mucha resistencia.

Los agentes negaron golpes en la cabeza y dijeron que gritaba de rabia

La juez que investiga la muerte de Juan Andrés Benítez impuso ayer a los ocho mossos d'esquadra imputados la obligación de comparecer cada quince días en el juzgado. En su declaración ante la juez que investiga el fallecimiento de Benítez a raíz de los hechos en el barrio del Raval de Barcelona, un agente admitió haber golpeado en los brazos y en el costado de la víctima, pero no en la cabeza, un matiz decisivo, ya que la autopsia reveló que la causa de la muerte fue un fallo cardíaco provocado por varios traumatismos craneo-faciales.

Al contrario, el agente declararó que Benítez se lesionó dándose cabezazos contra el suelo mientras se resistía a ser inmovilizado. Así, todos los agentes defendieron que su actuación se ajustó al protocolo. Otro de los ocho imputados dijo incluso que los gritos que profería Benítez, bien evidentes en los vídeos gravados por los vecinos, eran de rabia y no de dolor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha